Ruta del Románico por la Alta Ribagorça
Iglesia de Santa Eulàlia - Esglèsia de Santa Eulàlia

Situada a 1.300 metros de altitud en el municipio de Erill la Vall en la provincia de Lérida. Su traducción al castellano sería Valle de los Erill, ya que esta población estaba incluido en el señorío de los Erill dependiente de los condes de Pallars-Jussà. Declarada Monumento Histórico Artístico en 1962.

Iglesia de estilo románico (siglos XI-XII), de una sola, alargada y estrecha nave y cabecera formada por tres ábsides semicirculares que se abren en forma de trébol. Se cubre con armadura de madera y tejado de losas de pizarra. La techumbre de madera vino a sustituir a la bóveda de cañón que originalmente tuvo el edificio. Esta se sustentaba por cinco arcos fajones que apoyaban en pilares adosados al muro; parte de estos pilares todavía se conservan.

El ábside central orientado a Levante, fue derribado a principios del siglo XX y vuelto a reconstruir. La disposición de los ábsides en forma de trébol hacen que el templo adopte forma de cabecera en cruz. Los ábsides vienen precedidos por arcos presbiteriales. El ábside semicircular central fue demolido y sustituido entre 1907 y 1911 por una sacristía de planta rectangular y vuelto a reconstruir siguiendo su forma original entre 1994 y 1997. Los absidiolos laterales se abren a la nave central a través de un arco apuntado, el situado en el lado de la epístola y un arco de medio punto en el lado del evangelio.

En la fachada norte se sitúa la torre campanario, llamada la reina de las torres románicas (23 metros de altura). De planta cuadrada, seis pisos de altura y decoración de estilo lombardo con arcos ciegos, frisos de diente de sierra y lesenas angulares separando las diversas plantas. La iluminación se realiza a través de ventanas geminadas en cada uno de sus lados y en los seis pisos, menos en el piso inferior que solo dispone de una sola ventana mirando al lado norte. Las columnas parteluz que sostienen los dos arcos de las ventanas está formado por un bloque prismático y los capiteles adoptan la forma de ménsulas de rollos. El campanario de Erill la Vall está alineado con los de Sant Joan de Boí y Sant Climent de Taüll ya que como hemos podido comentar en alguna ocasión, este tipo de campanarios servía además, como elemento de comunicación y vigilancia del Valle.

La puerta de acceso se sitúa en la fachada norte, se protege por un pórtico abierto al exterior formado por cuatro arcos de medio punto sostenidos por tres pilares circulares centrales y dos rectangulares en los extremos. En dos de las enjutas de los arcos se abren dos vanos, uno de ellos circular, y el otro con una curiosa arquivolta esculpida. La puerta de entrada, en arco de medio punto es muy sencilla y sin decoración alguna, pero guarda en el intradós del arco de acceso restos de pintura mural. El cerrojo es de forja medieval. Frente al pórtico se encuentra el cementerio parroquial.

En el presbiterio encontramos el grupo escultórico del Descendimiento de la Cruz, fechado a mediados del siglo XII. El grupo es una copia ya que el original se encuentra repartido entre el Museo Episcopal de Vic y el Museo Nacional de Arte de Cataluña. El conjunto está formado por siete tallas de madera de chopo y nogal con restos de policromía, a saber y por este orden de izquierda a derecha: Dimas (El buen ladrón), la Virgen María, José de Arimatea, Cristo, Nicodemo, San Juan y Gestas (el ladrón malvado). En la actualidad está colocado sobre una viga de madera a la entrada del presbiterio, pues así se cree se encontraba en su ubicación primigenia.

También podemos encontrar una pila bautismal románica construida con obra, única conocida en Cataluña. Dispone el templo de coro elevado a los pies; en la actualidad habilitado como exposición permanente donde se explica la historia del edificio.

Como mobiliario mueble del templo podemos destacar el retablo de San Miguel del siglo XVI, la Virgen del Rosario y fragmentos de un retablo del siglo XVII y además una talla barroca de Santa Eulalia titular del templo.