Ruta del Románico por la Alta Ribagorça
Iglesia de Santa María - Església de Santa María

Se encuentra en la población leridana de Cardet a 1.193 metros de altitud y a la orilla del río Noguera de Tor. Es citada por primera vez en el año 1.096, y fue construida entre los siglos XI y XII a iniciativa del Monasterio de Santa María de Lavaix, dueño del lugar. El monasterio de Lavaix hoy en ruinas, se encuentra bajo las aguas del pantano de Escales en la cercana población de Pont de Suert.

Iglesia orientada a Levante, de una sola nave y cuatro tramos cubierta con bóveda de arista. Ábside semicircular y cripta debajo del mismo aprovechando el gran desnivel del terreno. Es uno de los ábsides más espectaculares de todo el Valle. Las bóvedas se ven reforzadas por arcos de diafragma que apean en pilares adosados al muro sin capiteles. Cubierta exterior de pizarra a doble vertiente.

La cripta semicircular dispone de una ventana aspillerada en su centro, flanqueándola una serie de hornacinas rectangulares de función desconocida. Más que una cripta en su sentido estricto, más bien podríamos decir que es una sala que sirve para salvar el desnivel del terreno y que sirve de apoyo a la cabecera del templo. La entrada a la cripta se realiza a través de una trampilla de madera en el suelo del templo.

Al exterior el ábside se decora con arquerías ciegas en su parte superior y lesenas que recorren toda la altura del ábside. En total cuatro lesenas que distribuyen el espacio en cinco paños, cada uno de los cuales se remata con tres arquillos ciegos. En el hueco de uno de los arcos ciegos podemos encontrar esculpida una cabeza humana (segundo arco ciego de la banda lombarda). Sobre la arquería ciega corre un estrecho friso con dientes de sierra.

En la fachada norte se abre una capilla de planta rectangular cubierta con bóveda de cañón, mientras que en la sur lindando con el ábside se abre la sacristía de planta poligonal.

En la fachada occidental se abre la portada de acceso, formada por un arco de medio punto que posteriormente sería reformado con un arco rebajado, haciendo de la portada una entrada en arco doblado. En el espacio resultante entre los dos arcos un bajo-relieve con un crismón inciso. Resulta interesante el cerrojo de forja medieval. Protege la entrada un pórtico con cubierta de madera a doble vertiente.

En lugar de campanario, dispone sobre la portada de una espadaña de dos niveles, el inferior abre dos vanos, mientras que en el superior un solo vano. La espadaña es fruto de una reforma barroca que experimentó el templo a lo largo del tiempo.

La decoración interior del templo es de época barroca. Encontramos coro de madera a los pies de la nave. En el Museo Nacional de Arte de Cataluña encontramos una viga de madera policromada y un frontal de altar dedicado a la Virgen María procedente de esta iglesia.

Entre los elementos muebles de su interior encontramos:

• Retablo Mayor barroco del siglo XVIII con imágenes de la Virgen María (en el centro), San Sebastián y San Antonio de Padua (a los lados).
• Retablo barroco con imagen de la Dolorosa en la capilla lateral.
• Lámpara de tipo salomón de madera policromada con trabajos de torno y talla.
• Pila de agua bendita y pila bautismal.