Comarca del Alto Gállego - Tierras de Serrablo
Iglesia de San Martín - Artó

La Iglesia de San Martín se encuentra en la población oscense de Artó, en la comarca del Alto Gállego. Construida entre los siglos XI y XII en características mozárabes, fue muy reformada durante los siglos XVI y XVII. Es tal vez una de las iglesias más antiguas del Serrablo. Declarada como el resto de sus compañeras de la comarca como Bien de Interés Cultural en 1982.

El exterior del ábside, cilíndrico, está decorado con arcuaciones ciegas situadas bastante por debajo de la cornisa. Solo se conservan dos arcadas originales, los arcos apoyan en lesenas directamente en el suelo. En el arco central hay un fino ventanal aspillerado. No tiene friso de baquetones, elemento este característico de las iglesias del Serrablo. El ábside se encuentra parcialmente destruido al haberse construido la torre campanario sobre parte del mismo.

Tiene una gran torre de planta rectangular de construcción bastante posterior a la fábrica original. A esta se accede a través de una escalera exterior, pues la puerta se sitúa en altura. La nave es de planta rectangular, finaliza en ábside semicircular que se cubre con bóveda de horno. Previo al presbiterio tenemos un corto tramo cubierto por bóveda de cañón. La nave se cubre con techumbre de madera, pero la existencia de dos arcos fajones apoyados en pilastras con los correspondientes arcos hoy reconstruidos nos habla que en su día estaba cubierta por una bóveda de cañón, probablemente del siglo XVI. En los laterales podemos encontrar tres poco profundas capillas laterales entre los contrafuertes por el lado del evangelio, mientras que en el lado de la epístola solo encontramos dos capillas, pues la tercera está ocupada por el porche de acceso al interior del templo.


El templo dispone de dos entradas, ambas abiertas en la fachada sur, la principal está protegida por un pórtico o porche con cubierta de medio cañón, la segunda situada junto a la primera, es de medio punto y desemboca directamente en la nave central. Esta última es considerada como la original del templo, mientras que la primera fue abierta en época posterior.

En los muros laterales un conjunto de vanos muy modificados en forma de óculos y medio punto permiten la iluminación de la única nave del templo.

El cementerio se adosa a esta fachada sur, se encuentra protegido por una cerca de piedra y una puerta también de piedra que se cierra por una reja.