Comarca del Alto Gállego - Tierras de Serrablo
Iglesia de San Bartolomé - Gavín


La iglesia de San Bartolomé se encuentra en la localidad de Gavín, perteneciente al municipio de Biescas, situado en la comarca del Alto Gállego, en la provincia de Huesca. Tierras de Serrablo. A 1089 metros de altitud. Algunos autores consideran que este templo, fue la iglesia parroquial de alguna población ya desaparecida. Construida por cristianos mozárabes a mediados del siglo X, cuando el territorio se encontraba bajo dominio musulmán. Cronológicamente es la más antigua del grupo del Serrablo; su erección se baraja en torno al año 950. Está declarada Bien de Interés Cultural desde 1982.

Nave rectangular con techumbre de madera, culmina en un ábside cuadrado hecho a base del engrosamiento del muro interior, por lo que exteriormente no se aprecia. La cabecera se cubre con una corta bóveda de cañón probablemente de fecha posterior. El presbiterio se encuentra elevado sobre tres gradas en comparación a la nave. El suelo del templo está confeccionado con cantos rodados. En el muro meridional se abren dos entradas, una abre al exterior en arco de medio punto, y la otra por el interior de la iglesia en arco de herradura da acceso al interior de la torre.

De todo el conjunto solo la torre y parte del muro meridional es original, el resto ha sido reconstruido en época reciente por la Asociación Amigos de Serrablo y por los propios habitantes del lugar. Un banco corrido de piedra recorre por el interior los lados mayores de la nave.


Lo más destacable de esta iglesia es su torre-campanario. No existe precedente alguno y es única en el Serrablo. De planta cuadrada, se adosa al muro meridional de la nave, disponiendo de un acceso en arco de herradura abierta al interior del templo. Es tal vez la torre más icónica de todo el conjunto serrablés y es original de la fábrica del templo. Actualmente se encuentra totalmente vacía. Se cierra en el exterior por una bóveda esquifada de losas de piedras a cuatro vertientes. La originalidad de esta torre se centra en el friso bajo las ventanas, decorado con dos rosetas por cara formadas a base de dovelas y con una abertura circular en el centro, estando separadas por molduras verticales y enmarcadas horizontalmente por dos listeles. También a las cuatro caras se abren ventanales triples de arcos de herradura apoyados sobre dos columnas cilíndricas y encima un friso de baquetones que no llega hasta las esquinas, apoyado en una moldura. Es este triple conjunto formado por bóveda esquifada, ventanas ajimezadas triforas y decoración de rosetas, lo que hace único a este templo gavinense.

En su lado meridional (sur), la torre ofrece un pequeño ventanal aspillerado cerrado en arco de herradura y apoyado en un dintel.

En Gavín se podía encontrar otro templo bajo la advocación de Santa María, en la Guerra Civil fue destruido y sus restos hoy día se encuentran expuestos en el Parque Municipal de Sabiñanigo.