Comarca del Alto Gállego - Serrablo Meridional
Iglesia de los Santos Reyes Magos - Javierrelatre

La iglesia de los Santos Reyes Magos se encuentra en la población de Javierrelatre adscrito al municipio de Caldearenas en la provincia de Huesca y en la Comarca del Alto Gállego. Javierrelatre es una población que se sitúa a 709 metros de altitud. La población se encuentra en el margen derecho del río Gállego, en Tierras de Serrablo. El templo se encuentra bajo la advocación de los Santos Reyes Magos pero antes estuvo bajo la advocación del Salvador. La titularidad del templo parece ser que fue cambiada en el siglo XVIII al colocarse el actual retablo en el templo, el cual en su tabla central encontramos un lienzo de la Adoración de los Reyes. El lienzo está atribuido a las hermanas Quintana de Zaragoza.

Para nuestro estudio lo más destacable es su ábside semicircular, obra románica original del siglo XII. El resto de templo tuvo que se reconstruido en el siglo XVIII a raíz del incendio que sufrió el templo. El ábside dispone de tres vanos en aspillera enmarcados en arcos de medio punto, con arquivolta lisa moldurada que apoya en dos columnas con capiteles decorados con motivos vegetales y entrelazados también vegetales. Una segunda arquivolta enmarca la totalidad del vano y del arco. Un friso de ajedrezado jaqués recorre todo el perímetro del ábside que a la altura de los vanos comentados adoptan forma de guardapolvos.

En la reconstrucción habida en el siglo XVIII se cambió la orientación del templo, la nueva cabecera del templo se situó al Oeste dejando el antiguo ábside románico como capilla bautismal y quedando situado a los pies del templo en su nueva configuración. La nueva cabecera es de planta rectangular y testero recto, nave de crucero y sobre este un cimborrio octogonal apoyado en pechinas. Le sigue una única nave de tres tramos que finalmente desemboca en nuestro ábside románico. Se cubre la nave con bóveda de cañón apoyada en arcos fajones. Una torre de planta rectangular se situa junto a la cabecera por su lado meridional sur. La fachada situada al norte y parte de la de Sur también forma parte de la fábrica original del templo.

El ábside dispone de un alto número de canecillos que recorre el perímetro bajo el alero del tejado. Estos se encuentran decorados con una gran variedad de figuras de animales del bestiario medieval, bolas, modillones, piñas y otras formas extrañas. El interior del ábside se cubre con bóveda de cuarto de esfera precedida por un corto tramo recto que se cubre con bóveda de cañón. También por el interior del ábside corre un friso de ajedrezado jaqués que corre por el perímetro del ábside prolongándose por el tramo recto del presbiterio.

La puerta de acceso se encuentra en la fachada Sur en el segundo tramo del templo, tiene forma de medio punto sin decoración y fue abierta en el siglo XVIII en el momento de reconstruirse el templo. Se encuentra la puerta protegida por un porche o galería porticada, tan característica de las iglesias románicas de Castilla pero no tanto por tierras de Aragón. Destaca la galería porticada por el gran vano que se abre en su frente y que mediante una columna central divide el espacio en dos ventanas en arcos de medio punto.