Comarca del Alto Gállego - Tierras de Serrablo
Iglesia de San Miguel - Orna de Gállego


Iglesia de San Miguel Arcángel en Orna de Gállego. La población de Orna es una pedanía de Sabiñánigo en la comarca del Alto Gállego. El templo fue construido a instancias del señor del lugar, don Sancho Iñiguez, en estilo románico en el siglo XII. Es la única manifestación del románico-lombardo y de los pocos de la escuela jacetana dentro de la demarcación del Serrablo. El apellido Gállego que lleva la población es un añadido utilizado a partir de 1910.

Templo de una sola nave rectangular con cabecera formada por un ábside semicircular. Este se decora en la parte superior por una arquería ciega de impronta lombarda. Dos columnas adosadas completan la decoración y crean tres paños en el lienzo. Una ventana en arco de medio punto en el centro del ábside permite la iluminación interior. Dispone de una imposta de ajedrezado jaqués recorriendo el perímetro del ábside. Las columnas que descansan en zócalos, disponen de sencillos capiteles con decoración vegetal y de cabecillas humanas.


La portada de acceso se sitúa en la fachada sur y está formada por un arco de medio punto, dispone de una doble moldura a modo de guardapolvos, una decorada con ajedrezado jaqués y otra con una moldura lisa. El arco apoya en dos impostas que hacen la función de capiteles y que se encuentran adornados con formas vegetales, geométricas y de aves, todas ellas con formas muy esquematizadas. La portada se encuentra protegida por un porche o atrio de ejecución posterior y que abre al exterior a través de dos arcos de medio punto. En la dovela central del arco de entrada al porche, podemos ver una incisión en la piedra con una representación de dos llaves cruzadas. También de ejecución posterior es la torre-campanario que se sitúa a los pies sobre la propia nave del templo. A destacar que el segundo cuerpo de la torre, ya que el primero se encuentra integrado en el templo, se encuentra inclinado ostensiblemente.

El interior cubre la nave con una techumbre plana de madera, mientras que el ábside lo hace con bóveda de horno típica del románico, precedida por un corto tramo recto cubierto con bóveda de cañón. En la cabecera del templo, adosada a la fachada norte, encontramos una pequeña capilla en funciones de sacristía.