Asilo de San Juan Bautista - c/ Tajo, 1

Diseñado por el arquitecto Francisco Mora Berenguer en 1907, el Hospital-Asilo de San Juan de Dios responde a un nueva concepción higienista que se plasma en la disposición abierta del edificio, con amplias galerías y terrazas, para aprovechar los beneficios del sol y de la brisa marina.

Se construyó en un principio para los religiosos de la Orden, dedicada tradicionalmente al cuidado de las pobres y enfermos, pero se especializó en el cuidado de niños escrofulosos e inválidos, y es hoy en día un moderno centro hospitalario, que lleva por nombre Hospital de Valencia al Mar.


La planta general del edificio adopta una disposición simétrica en forma de U, basada en un cuerpo central, de mayor altura, y dos alas laterales que surgen perpendicularmente de sus extremos. La construcción hace un uso abundante del ladrillo utilizado con criterios de austeridad, que solo se varían en la parte superior del cuerpo central en donde se formaliza un remate de corte neomudejar, con la utilización de elementos ceramicos de color verde y azul.

En el cuerpo central, en el remate superior formado por un fronton de perfil quebrado y dentro de una hornacina podemos encontrar una imagen de San Juan de Dios llevando entre sus brazos a un niño enfermo.

Las dos alas laterales están construidas como pandas de un claustro con dos alturas; el inferior formado por arcos de medio punto y el superior con vanos adintelados; en la actualidad uno de los laterales se ha cerrado para dar mayor capacidad a las salas de consultas. Destaca en el conjunto de todo el edificio la gran utilización de balaustradas de ladrillo.

En el centro del espacio que queda entre estos tres cuerpos una fuente permite una ambientación mas propia de un jardin que de un moderno hospital. La cercania del Mar Mediterraneo y el Sol junto con los avances de la medicina curan por si solos.