Palacio de los marqueses de Tremolar
c/Trinquete de Caballeros, 11 y 13

El marquesado de Tremolar es un título concedido por el rey Fernando VII en 24 de agosto de 1818 en la persona del oficial del ministerio de la marina, don Manuel Navarrete Rezábal (* 1770 † 1832) casado en 1798 con Pasquala Peris-Perdiguer Mallent. Tremolar hace referencia a una partida de terreno situada en las cercanías de la Albufera de Valencia en el término municipal de Alfafar (Valencia).

El palacio es conocido como de los marqueses de Tremolar, aunque sus últimos propietarios fueron los marqueses de Alenquer, en la persona de María José Barber Gómez-Medeviela, VIII marquesa de Alenquer. La casa, que no el título, la recibió por herencia de la familia Tremolar, María Ángeles Carbonell de la Cuadra, madre de la VII marquesa de Alenquer y abuela de la actual titular. En diciembre de 2020 el inmueble fue adquirido por la Generalitat Valenciana para usos administrativos.

La casa o palacio de los marqueses de Tremolar, es obra del arquitecto Jorge Gisbert Berenguer, realizado hacia 1862. Consta de un único bloque de viviendas rotulado con los números 11 y 13 del callejero municipal. Dispone de dos grandes accesos en cuyos dinteles encontramos en ambas puertas el escudo del marquesado de Tremolar.

Se compone de planta baja, piso entresuelo y dos pisos altos. Su primer propietario fue Manuel Navarrete Perís-Perdiguer (* 01-11-1806 † 17-01-1871), II marqués de Tremolar entre 1833 y 1871, hijo del I marqués de Tremolar.


En la fachada, una base llagueada agrupa la planta baja y entresuelo, la planta noble se significa por su mayor altura y por los grandes balcones decorados en sus dinteles por frontones curvos. Los ocho ejes de balcones se dividen mediante grandes pilastras de orden corintio. El conjunto está rematado por un fuerte acornisamiento moldurado.

Traspasada la portada situada en el número 11, accedemos a un zaguán, y en su lado izquierdo encontramos una amplia escalera protegida por una puerta acristalada que sube al piso principal o planta noble. En un bancal del zaguán encontramos una imagen de bulto redondo del Sagrado Corazón de Jesús. En el techo del hueco de la escalera podemos ver el escudo policromado del marquesado de Tremolar.

La 500 m2 de la planta noble se dividen en cuatro grandes salones, con pavimentos de cerámica decorada con motivos florales. El inmueble que suma un total de 2.000 m2 contó en otra época con una pequeña capilla u oratorio para uso privado de la familia. El palacio se encuentra abandonado y muy deteriorado. Durante la guerra civil, fue usado como cuartel del ejercito republicano.