La Foncalada

Situada en la ciudad de Oviedo, es una de las pocas edificaciones que nos han llegado que no tienen un carácter religioso, sino público o civil, se trata de La Foncalada, que no es ni mas ni menos que una fuente pública para la recogida de aguas procedente de un manantial. El nombre de Foncalada deriva de "fons incalata o calata" cuya traducción sería "fuente invocada".

Adscrita al periodo del rey Alfonso III el Magno, se trata de una pequeña construcción de sillería de planta rectangular (3 x 4 metros) y alzado con forma de edículo. Se cubre con cubierta a doble vertiente también en piedra. En interior su estructura se resuelve con bóveda de medio cañón peraltada.

En el frontis de esta construcción de la que todavía fluye agua, encontramos una representación de la Cruz de la Victoria que el rey siempre mandaba esculpir en sus construcciones. Además podemos encontrar una inscripción atribuida al rey: (Hoc signo tuetur pius) que se traduce por "con este signo es protegido el piadoso" considerado como emblema de la monarquía asturiana.

Con este signo es protegido el piadoso. Con este signo vencerás al enemigo. Señor, pon el signo de la salvación en esta fuente para que no permitas entrar al ángel golpeador.