Arte mozárabe
Iglesia de San Cipriano

Introducción

Nombre: Iglesia de San Cipriano
Ubicación: San Cebrián de Mazote (Valladolid). Comunidad Autonoma de Castilla-León
Estilo arquitectónico: mozárabe silgo X.
Primera población que reconoció a Fernando III como rey.
Lugar de retiro de Barbara Blomberg (amante de Carlos I y madre de D.Juan de Austria).
Arquitectura de repoblación o mozarabe.

En su origen se trataba de un monasterio construido en el 910 del que sólo se conserva actualmente la iglesia. Levantada por monjes cordobeses que llegaban a estas tierras huyendo del Islam.

La única referencia histórica que nos aproxima a su cronologia es la que se refiere a la estancia en él, antes del 952, de monjes cordobeses que después fundarian el monasterio de San Martin de Castañeda.

La fuentes antiguas, a través de un privilegio del año 952 a favor del monasterio de San Martín de Castañeda, en Zamora, confirman que la existencia de la comunidad mozárabe establecida en San Cebrian de Mazote fue efímera. En ese privilegio se comenta que los monjes que ahora vivian en Castañeda eran los mismos que antes habían residido, junto con su abad Martín, en Mazote y que todos ellos eran oriundos de Cordoba.

Se ha apuntado la posibilidad de que los monjes que levantaron el monasterio tuvieran como modelo la basilica cordobesa de San Acisclo.


Características

San Cebrian responde a la misma tipologia arquiectonica de Santiago de Peñalba, por cuanto repite la presencia del ábside occidental, pero con dos diferencias significativas en lo que se refiere al número de naves, que en este caso son tres, y al remate en cabecera triple, abierta a un crucero cerrado en forma semicircular en los extremos. Sin embargo en San Cebrian desconocemos la función concreta de este cuerpo occidental.

Dimensiones: 30 m.largo y 14 m.ancho (16 metros en el transepto). La altura de la nave central es 11 m. las laterales 6 m.cada una.

Separadas por columnas que sostienen arcos de herradura, las naves de San Cebrian denuncian muy claramente el reaprovechamiento de materiales y piezas anteriores. Los fustes de las columnas son de diferentes proporciones en anchura e incluso en altura. Entre ellos encontramos mármoles lisos o tambores estriados de forma torsa. Igual circunstancia se repite en los capiteles, donde se aprecian piezas romanas, hispanovisigodas y otras talladas expresamente para el edificio, que presentan similitudes, estas últimas con algunas cestas procedentes de la cercana iglesia de San Román de Hornija.

La altura de la nave central es el doble, unos once metros que las laterales, estando dotada aquella de cuatro ventanas a cada lado, lo que hace esta iglesia esté considerada como la más luminosa de la arquitectura mozárabe.

Destaca, sobre todo San Cipriano por su cabecera triconque, estando el crucero rematado por ábsides en sus brazos cortos, lo que constituye una novedad en las edificaciones del momento. Los ábsides son rectangulares al exterior y de herradura interiormente el central. A los pies de la iglesia existe otro ábside. Tradicionalmente se ha pensado que este tipo de estructura podía tener un origen africano u oriental.

Planta basilical de tres naves separadas por columnas de marmol con arcos de herradura. Techumbre de madera. Consta la iglesia de tres naves separadas por dos galerias de 5 grandes arcos de herradura. Crucero rematado con dos exedras y la capilla mayor de planta de herradura, flanqueada por otras dos de testero recto; todo ello es testimonio de la antigua liturgia hispana o mozarabe. Cabecera tripartita, absides rectangulares al exterior y de herradura en el interior, a los pies de la iglesia hay un contraabside con planta de herradura.

Coro a los pies. Espadaña de dos cuerpos y silleria

En su interior se encuentra una Anunciación de alabastro de Inocencio Berruguete, un Cristo yacente de Gregorio Fernández y una Piedad del siglo XV