Iglesia de San Pascual Baylón c/Dr.Moliner, 8

San Pascual Baylón, de nombre Pascual Baylón Yubero nació en Torrehermosa (Zaragoza) en 1540 y falleció en Villarreal (Castellón) en 1592. Fue pastor antes que monje franciscano y a su muerte fue reconocido como santo por la Iglesia Católica. Su sepulcro se halla en la actual Basilica de San Pascual Baylón de Villarreal (Vila-Real), en el monasterio donde residió los últimos años de su vida.

La iglesia parroquial de San Pascual Baylón fue construida en 1959 (siglo XX) por el arquitecto Vicente Traver Tomás (1888-1966). Nacido en Castellón; en la ciudad de Valencia es conocido por ser el artífice del Palacio Arzobispal de Valencia, y algunas otras obras y reformas en la Catedral de Valencia realizadas después de la Guerra Civil Española. Los terrenos sobre los que se levanta el templo fueron donados por doña Leonor Donders.

La iglesia es un edificio funcional de planta rectangular y con cubierta plana. Sobre el testero una gran hornacina de poca profundidad donde se encuentra un Cristo de madera obra del imaginero Miguel Sales. A ambos lados del Crucificado sendas imágenes de San Pascual Baylón (titular del templo) y de la Virgen María, obra del escultor valenciano José María Alcacer Guzmán (1907-1994).

Sin lugar a dudas lo más interesante de la iglesia es la portada principal, ya que esta procede de la desaparecida Iglesia de San Miguel y San Dionisio que fue demolida al finalizar la Guerra Civil Española ante el abandono en que se encontraba. Solo se salvó la portada que sería colocada en esta iglesia parroquial a iniciativa del sacerdote Rafael Ferrandis Villanueva que se comprometió a su traslado. La iglesia de San Miguel se encontraba en la actual plaza de Vicente Iborra, junto a la desaparecida Casa de la Misericordia y junto a la actual iglesia de Nuestra Señora del Puig.

La portada de estilo renacentista (finales siglo XVI), se articula en dos cuerpos; el inferior formado por una puerta con arco de medio punto en cuyas enjuntas encontramos dos tondos con los bustos en relieve de San Pedro y San Pablo. Sobre las batientes de la portadas dos escudos dorados uno de ellos de la ciudad de Valencia y el otro con el emblema de la Eucaristía. A ambos lados del arco dos columnas de fuste estriado que apoyan sobre unos altos basamentos sostienen el entablamento dórico. A ambos lados de las columnas dos pequeñas hornacinas cubiertas en su interior por decoración de veneras en la actualidad vacias. Dos pilastras planas adosadas enmarcan la portada que resalta sobre el fondo del muro de ladrillo en que está construido el templo.

En el segundo cuerpo destaca la hornacina central cubierta por decoración de venera y que alberga una pequeña escultura de San Pascual Baylón en el lugar que ocupaba con anterioridad San Miguel. Figura que por no ser original de la hornacina queda un tanto pequeña para el lugar en que se encuentra. Sobre la hornacina central un frontón triangular apoyado en ménsulas. Completa la decoración algunos adornos de bolas y otros tantos elementos de inspiración barroca como son las aletas recurvadas de los lados de las hornacinas. La portada se encuentra bastante deteriorada y precisa una necesaria rehabilitación.