CASTELLÓN

ADZANETA DEL MAESTRAZGO (Atzeneta del Maestrat)

Ermita de Nuestra Señora de Loreto siglo XVII
Ermita de San Roque siglo XVIII
Ermita de San Gregorio siglo XVIII

Historia La denominación de Atzeneta proviene del nombre jefe, Zanet y de la tribu, Az-zanata, de berberiscos musulmanes que se asentaron en estos territorios. La villa musulmana, que ya entonces estaba fortificada, fue donada a Blasco de Alagón tras la conquista cristiana. En 1271 recibió la carta puebla y en 1317 pasó a depender de Culla y de la orden de Montesa. En la época feudal fue residencia de importantes familiaas, como queda patente en los numerosos escudos que coronan las puertas de algunas de sus casas mas antiguas.

Iglesia parroquial de San Bartolomé del siglo XVII. Destaca su retablo barroco en el cual Cristo y San Juan llevan aureolas con la cruz paté del temple.

Murallas y casco antiguo Un recorrido por el casco antiguo de la ciudad revela inmediatamente su pasado medieval. Numerosas casas aun esconden en su interior los restos de las antiguas torres y de las murallas que fortificaron los templarios y reformaron los caballeros de la orden de Montesa. El recorrido por la calle dedicada a ésta última orden permite comprobar la estructura amurallada que rodeaba la ciudad. Las viejas torres con sus portales de acceso, hoy convertidos en entradas a viviendas particulares, han permanecido hasta nuestros días con algunas de sus almenas, ménsulas y aspilleras.

Torre de la cárcel está ubicada en el centro de la población, junto a la iglesia parroquial. Es de planta cuadrada y está adosada al tramo amurallado de la ciudad. Su época de construcción se remonta al siglo XII.

Castillo y Ermita El castillo de Atzeneta, de origen árabe, se halla a unos tres kilometros de la población, en un desvío asfaltado a la derecha, una vez pasado el primer puente que encontramos en la carretera hacia Les Useres. De la fortificación únicamente queda la torre del homenaje, que ha sido incorporada a la zona de viviendas. La ermita, construida en 1516, está dedicada a la Virgen de la Esperanza y a los Santos Fabián y Sebastián. El templo es muy sencillo, de nave única y con una entrada de arco de medio punto.

AIN

El Calvario y La Ermita siglo XVIII
Iglesia de San Miguel siglo XVIII
El Molí de Enrique
El Molí de Baix

Historia De indudable origen islamico, Aín, que en árabe significa "fuente", fue conquistada por Jaime I en 1238. Al igual que en otras poblaciones, la villa mantuvo sus costumbres y quedó como enclave de fuerte presencia musulmana. Aín perteneció a la Baronía de Jérica y posteriormente al ducado de Segorbe, hasta que pasó a la Corona en el siglo XVI. Perdió una buena parte de su población con la expulsión de los moriscos en 1609.

Casco antiguo La estructura urbana de Aín es digna de paseo para descubrir el tortuoso entramado de calles que se articula en torno a la iglesia de San Miguel, erigida en el siglo XVIII sobre la antigua mezquita musulmana de la villa. El casco viejo ha preservado el estilo ancestral de las casas de sus entornos de manera exquisita, convirtiendo el enclave en una digna memoria de su pasado morisco.

Castillo El castillo de Aín, tambien conocido con los nombres de Benalí, Benialí y Benyalí, de origen morisco, se halla sobre un monte cercano al que se accede a pie por una senda trazada para tal fin. Desde la fortaleza se vigilaba perfectamente la población y las áreas colindantes. Las rebeliones moriscas del siglo XVI la utilizaron como refugio militar. Su estado actual es de ruina aunque aún se pueden apreciar restos de los recintos amurallados, de la torre del homenaje cilindrica y de otra que cumplia funciones vigias.

ALBOCÀSSER (Albocacer)

Comarca del Alto Maestrazgo (Alt Maestrat)
Gentilicio: bocasí
Ermita de Sant Pere Martir siglo XV y pórtico lateral
Ermita de La Esperanza siglo XV fundada por Bernardo Fort
Ermita de San Miguel siglos XV-XVIII
Palau Fuster siglo XVIII (propiedad particular)
Ayuntamiento
Torre de L'Alfasar
Torre de la Fonteta o Torre dels Blanco

Historia fotos Hasta la conquista del territorio por Jaime I, el termino de Albocàsser era una finca particular dependiente de Coves de Vinromà. El monarca cedió la propiedad a Blasco de Alagón, que decidió fundar la población actual, y la adjudicó al caballero catalán Joan de Brusca, otorgándole carta puebla en 1239.

Blasco de Alagón mantuvo el señorio en la zona hasta que, en 1242, pasó a la orden de Calatrava. Artal de Alagón se convirtió en el nuevo señor, en 1275, y construyó el fuerte y las murallas, otorgándole el titulo de villa. Con posterioridad Albocasser fue cambiando de propietarios. Del rey Jaime II pasó a la orden del Temple, que edificó un castillo (hoy desaparecido) y, tras la disolución de los templarios a la orden de Montesa hasta el siglo XIX en que desaparecieron los señoríos.

Ermita de los Santos Juanes La ermita de los Santos Juanes se edificó entre 1240 y 1250 (siglo XIII) en el nucleo primitivo y extramuros de la población, una vez reconquistada la ciudad.

El templo, de una sóla nave, sigue el modelo de las iglesias de reconquista, tiene unos grandes arcos apuntados de diafragma que apoyan en pilares de base cuadrada y que divide el interior en cinco tramos. Los mismos conservan unos pequeños restos de policromía. En su interior hay un sepulcro de piedra erigido en memoria del fundador de la villa, Joan Brusca de finales del siglo XIII. La iglesia se cubre al exterior con tejado a doble vertiente.

La entrada está formada por un arco de medio punto con grandes dovelas, encuadrada por una imposta moldurada a modo de alfiz. La imposta y las dovelas arrancan de unas impostas-capitel decoradas con motivos vegetales y geométricos. Se cree que debió de disponer de porche abierto al exterior.

En el lado del evangelio había otra puerta de acceso, pero en la actualidad está cegada por su interior.

En el Altar Mayor el retablo de los Santos Juanes (San Juan Bautista) y (San Juan Evangelista) del siglo XV, realizado por Pere Lembrí en estilo gótico entre 1410 y 1420. Formado por tres calles y predela, narra diversas escenas alusivas a los Santos Juanes. Ambos personajes presiden la calle central del retablo. En la parte superior diversos escudos nobiliarios de personajes relacionados con Albocasser.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (Església de la Nostra Senyora de l'Assumpció) fotos Construida en estilo barroco a finales del siglo XVII en sustitución de la anterior gótica del siglo XIII. Consta de tres naves, sin crucero y capillas laterales. Las naves laterales se comunican entre si a traves de arcos de medio punto. Se cubre con bóvedas de cañón con lunetos.

En su fachada principal encontramos la portada formada por dos cuerpos con pilastras adosadas y una escultura de la Asunción de Nuestra Señora. A su izquierda se encuentra el campanario de planta cuadrada, formado por dos cuerpos separados por una moldura y un tercer cuerpo donde se alojan las campanas. En la parte superior del muro donde se situa la portada principal, tenemos una pequeña espadaña de un sólo vano.

Digno de interes es el retablo gótico conocido como de Nuestra Señora de la Esperanza que se encuentra en una de las capillas laterales a los pies de la iglesia. Dispone de un pequeño Museo parroquial en la sacristía.

Ermitorio de Sant Pau (San Pablo) Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1979. La leyenda nos dice que a finales del siglo XVI San Pablo se apareció a unos hombres tullidos y enfermos que se estaban bañando en una charca infecta. Por intercesión del santo los hombres quedaron curados y las aguas limpias.

A raíz del milagro, hacia 1617 se construyó una ermita y posteriormente una hospedería. La ermita de nave única, está formada por tres tramos, sin capillas laterales y sin crucero pero con coro alto a los pies. Se cubre con bóvedas de crucería cuyos nervios apoyan en ménsulas decoradas con relieves. En 1687 la ermita fue profundamente reformada. En el presbiterio encontramos un zócalo cerámico y una pequeña cúpula sobre pechinas no visible al exterior. En él encontramos pinturas al fresco realizadas por Vicent Guilló en 1690. (Joseph Vicent Domingo Guilló Barceló (Vinaroz 1647 - Valencia 1698). En la cúpula podemos ver la apoteosis de San Pablo presidida por Dios Padre y alrededor las Virtudes. En ellas podemos leer una leyenda con la siguiente inscripción: "por ser tan hermoso el Cielo, te busco con tanto anhelo. Anno DNI 1690. Vinsentius Guillo Facibat". La ermita poseía una reliquia de San Pablo que desapareció durante la Guerra Civil y en la actualidad ha sido sustituida por otra procedente de su sepulcro.

El templo está realizado en mampostería con refuerzos de sillares en las esquinas. La fachada dispone de una portada formada por un arco de medio punto con grandes dovelas que se halla protegida por un guardapolvos que descansa en ménsulas decoradas con cabezas humanas. Remata la fachada una espadaña de construcción más moderna con remate triangular y tres vanos. En la parte superior un óculo ilumina el interior del templo. Sobre la portada una hornacina en la actualidad vacía.

La Hospedería fue levantada a finales del siglo XVII y ampliada en el siglo XVIII con dos nuevas alas con porches abiertos al exterior. La hospedería gira alrededor de un pequeño patio central cuyas galerías se cubren con techumbres de madera. La hospedería disponía de corrales, establos, habitaciones y salas para alojar a los visitantes.

Desde el patio y a través de una escalera de piedra de tradición gótica se asciende a las dependencias del piso superior que se cubren con techumbres de madera. La salas se encuentran decoradas con pinturas murales monocromas del siglo XVII obra de Vicent Guilló. Esta sala es la conocida como "sala de las pinturas o Salón de Reuniones" y representan escenas con las vida de San Pablo y de la Última Cena.

Frente a la portada de la ermita se encuentra el pozo que recoge el agua objeto del milagro de San Pablo.

Torre de la Fondeta Ubicada en la calle del mismo nombre, servía para funciones de vigilancia. Edificación de planta cuadrada, construida en mampostería y con almenas. Se halla en buen estado de conservación.

ALCALÀ DE XIVERT

Casa de la Cultura siglo XV-XVI
Ermita de San Benito siglo XVII
Ermita del Calvario siglo XVIII
Ermita de San Miguel siglo XVIII
Iglesia parroquial de San Juan Bautista y campanario barroco siglo XVIII
Torre de Cap i Corp
Torre de Ebri

Historia La ciudad de Alcalá de Xivert está ligada a la historia de su castillo y de la población musulmana adyacente, que había sido cedido anticipadamente por el abuelo de Jaime I a la Orden del Temple. El maestre Ramón Patot y sus caballeros sitiaron durante tres meses la fortaleza en 1233, hasta que finalmente se rindió. Un moro convertido al cristianismo, por nombre Abdallach, obtuvo la carta puebla del castillo y del poblado adyacente en 1234, el asentamiento en el llano (actual Alcalà de Xivert) en 1250 y el de Alcossebre en 1260. La orden de Montesa se hizo con el Señorio de Alcala al extinguirse la del Temple. En 1632, como consecuencia de la fallida repoblación tras la expulsión de los moriscos, el castillo quedó totalmente abandonado, incorporandose los pocos ciudadanos de la loma a la villa de Alcalá.

Castillo En la sierra de Irta, a cuatro kilometros de la población se encuentra el castillo de Alcalà de Xivert. El conjunto tiene dos partes bien diferenciadas, la árabe y la cristiana. La parte árabe está encerrada en el primer recinto amurallado externo, que data de los siglos X y XI. En este espacio se distinguen las estructuras de las viviendas musulmanas y la red viaria de la población que se asentaba a los pies de la fortaleza, además de varios tramos de murallas y restos de torres. En la parte superior de la montaña está la fortaleza templaria, que contaba con capilla, dependencias, aljibes, caballerizas ... así como varios torreones bastante bien conservados.

ALCORA (L'ALCORA)

Poblado iberico de Montmirá
Calvario y Ermitorio siglos XVI y XVII
Ermitorio de San Vicente siglo XVII
Iglesia de San Francisco siglo XVI
Iglesia de la Sangre siglo XVII
Ermita de San Cristobal siglo XVII
Ermita de la Foia o de San Miguel siglo XVII
Capilla de los Dolores/Oratorio de Marco siglo XVIII
Museo de ceramica de L'Alcora

Historia La presencia humana en L'Alcora se remonta a la edad de bronce con asentamientos posteriores de iberos y romanos. Sin embargo, el origen de L'Alcora es musulmán y surge en torno al castillo de Alcalatén, conquistado en 1233 por Ximen de Urrea, noble que habia participado en la toma de Burriana y al que Jaime I le concede el feudo. En 1305 es otorgada la carta puebla y a partir de entonces la villa actual inicia su expansión en detrimento de la actividad en el castillo.

Castillo de Alcalatén De origen musulmán, se halla en la ladera del monte de San Cristobal, a pocos kilometros de la población en la carretera dirección a Figueroles. Esta fortificación dominaba un extenso territorio y fue enclave estratégico. Fue conquistado por Ximen de Urrea tras las caida de Burriana en 1233. La construcción original data de los siglos X y XIII y era de planta triangular. Actualmente quedan en pie tramos de las murallas almenadas y la estructura completa de dos torres redondas.

Ermita del Salvador Ubicada a los pies del castillo, se edificó en el siglo XIII, bajo los auspicios de los Urrea. Antiguamente estaba fortificada y disponia de muralla defensiva, a la que se le añadieron nuevos elementos en el siglo XVI. La ermita estuvo abandonada y en estado de ruina hasta su restauración en 1969. El templo, que fue durante mucho tiempo la iglesia parroquial del señorio de Alcalatén, tiene una portada románica y un pórtico adosado con arcos nivales.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción Aunque la iglesia data del siglo XIV, la superposición de estilos ha desvirtuado su aspecto original, que únicamente puede ser apreciado en planta y en algunos arcos góticos cegados. El templo tiene aportaciones artísticas del siglo XVI (la remodelación renacentista), del siglo XVII (la capilla del Sagrario) y, ya más adelante, del XIX. La torre campanario fue reconstruida tras la guerra civil.

ALCUDIA DE VEO

Castillo de L'Alcudia de Veo

ALFONDEGUILLA

Castillo de Castro

ALGIMIA DE ALMONACID

Torre de la Alfàndiga

ALMAZORA (Almassora)

Puente nuevo sobre el río Mijares
Puente de Santa Quiteria

Historia A pesar de que hay constancia de núcleos de población de diversas épocas, es en la musulmana en la que Almassora adquiere relevancia y adopta su nombre actual. El propio califa Almanzor construyó un castillo, para su defensa y convirtió el enclave en plaza estratégica, que fue conquistada por las tropas de Jaime I en 1234. No se ha conseguido hallar la carta puebla y las escasas referencias documentales de la ciudad se remiten a un texto de Jaime II de 1312, por el que se cede el dominio de la población al obispo de Tortosa. San Vicente Ferrer predicó en 1412, con el objetivo de apagar una revuelta popular contra Castellón y Onda.

La Vila Los escasos restos de la antigua ciudad cristiana están ubicados en el núcleo histórico de La Villa. Una vez conquistado el castillo musulmán por Jaime I, los ciudadanos prefirieron asentarse en el llano y, en 1247, inician la construcción de la ciudad amurallada, algunos de cuyos restos se observan integrados en la estructura urbana de la villa. Los lienzos que se aprecian corresponden a los siglos XIII y XIV. Los tramos más significativos se hallan entre las calles Tremedal y Sant Blai, además de los que se aprecian en las calles Burriana y D'Arremur. En la Plaza Mayor se conservan también, los antiguos pórticos.

Castillo Del antiguo castillo musulmán, situado sobre una elevación, a la orilla del río Mijares, quedan escasos restos. Quedó despoblado en fecha muy temprana tras la reconquista y desde entonces no ha sido habitado. De su estructura permanecen algunos lienzos de muralla y ruinas de torreones.

ALMEDIJAR

Castillo del Monte de la Rodana
Castillo de Almedixer (El Castillet)

ALMENARA

Gentilicio: almenarense
La Creueta gruz gótica de término
Iglesia parroquial de los Santos Juanes siglo XVIII

Historia Los origenes de Almenara se remontan a la época de los griegos procedentes de la isla de Zacynthos, actual Zante, los mismos que fundaron Sagunto. Del año 242 antes de Cristo existen referncias de un templo dedicado a Venus sobre el que se instalaron los primeros pobladores ubicado en zona pantanosa. Fueron, sin embargo, los musulmanes los que construyerón la fortaleza y ubicaron la ciudad en el marco actual nominándola Al-manara, que en árabe significa atalaya o Torre de señales. En el siglo XI Almenara servía de frontera entre las taifas de Tortosa y Valencia y fue controlada temporalmente por el Cid en 1098.

Su conquista definitiva la llevó a cabo Jaime I en 1238, que decide adscribirla al patrimonio real. En 1292, Jaime II la vende a Francisco de Prócida, descendiente del noble siciliano que habia animado a Pedro III a conquistar el reino de Sicilia y le crea una baronia de forma inusual, ya que Almenara tenía poca extensión y población. La familia Prócida tuvo gran influencia en la Corona y en recompensa Alfonso el Magnanimo en 1447, elevó el territorio a la categoria de condado.

Castillo De problabe origen romano, el castillo de Almenara fue reconstruido por los musulmanes, habiendo ya constancia de su existencia en el siglo XI. Esta fortaleza, ligada a las gestas del Cid, se ubica en la loma que domina la población y extiende su estructura por la irregular planta de la montaña.

Consta de tres recintos, siendo las murallas de la zona alta las de mayor espesor. En la ladera norte, al otro lado de la población actual, existen vestigios de un antiguo asentamiento. En la parte superior hay un aljibe oculto por los matorrales y alguna estructura de dependencias del castillo.

Las torres que lo flanquean son de diferentes épocas. La del lado de la montaña, Bivalcadim, es más antigua que la del lado del mar, Bergamuza, de construcción posterior, utilizada en época moderna para el telégrafo óptico.

La fortaleza fue residencia de Jaime I y de su mujer, Violante de Hungria, durante los preparativos para la conquista de Valencia. El acceso al recinto es complicado a no haberse habilitado ningún tipo de senda para el ascenso.

Murallas Las antiguas murallas de Almenara formaban dos rectángulos concéntricos y fueron construidas en la segunda mitad del siglo XVI, aprovechando las de época anterior. Tenían tres puertas, la de Valencia, la de Barcelona y la de la Vall. La desaparición del recinto amurallado durante el siglo XIX desplazó el crecimiento de la ciudad hacia la parte alta de la montaña. En la actualidad sólo se conservan restos de algunos torreones y escasos lienzos de los muros.

ALTURA fotos

Gentilicio: alturanos
Comarca del Alto Palancia
Masía fortificada de Cucalón
Masía fortificada de San Juan
Recinto amurallado de Altura

Historia Son pocas las referencias históricas sobre Altura anteriores a la época musulmana. Tras la conquista, Jaime I dona la población y sus castillos en 1240 a Pedro Fernández de Azagra, señor de Albarracín. Al poco tiempo la ciudad pasaría a pertenecer al señorio de Jérica. Los núcleos urbanos de Segorbe y Altura permanecen unidos hasta 1296, fecha en la que Altura pasa a manos de Sancho Pérez de Ribavellosa.

En 1327 Altura obtiene su carta puebla, aunque la Cartuja de Vall de Crist se convierte en la referencia de la poblacion hasta la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX.

Cartuja de la Vall de Christ La orden de la Cartuja fue fundada en el año 1084 por San Bruno, personaje nacido en Colonia a principios del siglo XI que combinó en las reglas de la Orden Cartujana la tradición eremítica y la vida en común cenobítica. Los recintos cartujanos se construyeron aislados del mundo, sobre una gran extensión de terreno, del que se obtiene el sustento. La vida del cartujo es solitaria y contemplativa, dedicando buena parte de su tiempo a orar, estudiar y realizar trabajos manuales.

La planificación de una cartuja, los ocupantes, el horario, la organización entera de la vida cartujana responde adecuadamente al fin eremítico-cenobítico del fundador de la Orden San Bruno (1030-1101). Generalmente, la cartuja está formada por un gran claustro en cuyo centro hay un patio y en él habitualmente, el cementerio. Alrededor del claustro se agrupan las celdas de los monjes, presididas por la iglesia principal y rodeadas de capillas y otros lugares conventuales (sala capitular, refectorio, biblioteca etc.) Cerca de la porteria está la capilla exterior para seglares y el locutorio para las visitas.

La estancia en la que el cartujo pasa la mayor parte de su vida es un recinto con varias habitaciones y un pequeño jardín. Estas celdas dan al gran claustro en donde por un ventanillo, el hermano encargado deja la comida. El interior sirve de oratorio para el rezo, así como de lugar de estudio, de comedor y de alcoba. Tiene anejo un taller y los servicios higiénicos necesarios.

La cartuja de Valldecrist, según modelo conventual, posee sus tres ámbitos característicos:

• El cenobítico con la iglesia conventual, el claustrillo, la sacristía, el refectorio, la cocina y las capillas
• El eremítico con el claustro para la residencia de los cartujos
• El de la conrería, de los hermanos y de la procura, con la iglesia de San Martín, el claustro menor, el granero, los lagares, el lavadero de pescado y la almazara.

El conjunto está protegido por una muralla de mampostería y quedaba rodeado por arboledas, huertas y cultivos de frutales, aislada, sin relación con las poblaciones colindantes y próxima a las estribaciones de la Sierra Calderona. En el ámbito cenobítico, la iglesia mayor o de Nuestra Señora de los Ángeles es el edificio más cuidado y ornamentado de todo el conjunto monástico. Consta de una sóla nave sin capillas. Comenzada su construcción hacia 1399, su fábrica y decoración sufrieron profundas transformaciones durante el siglo XVIII. Protegido por un atrio y excavado en el muro de la iglesia sobre su portada aún puede observarse un grupo escultórico de argamasa cuyos restos mutilados aún pueden apreciarse, los personajes que aparecen representados son: San Juan Bautista, la Virgen con el Niño y San Bruno. Se considera su creación en la primera década del siglo XVI.

En buen estado se halla también la primitiva iglesia de San Martín cuya consagración se remonta al 13 de noviembre de 1401. Conforma un volumen compacto de gruesos muros sin contrafuertes, planta rectangular, ábside plano y una sola nave cubierta por bóveda de crucería. Bajo esta iglesia se encuentra un subterráneo iluminado por tragaluces en sus laterales, al cual se accede a través de una sencilla puerta con arco de medio punto.

Entre ambos edificios se situaba el claustro menor de San Jerónimo, originalmente de época gótica aunque la configuración que manifestaba a comienzos del siglo XIX se fecha a comienzos del siglo XVII. Tal como se aprecia en sus restos, las columnas son de mármol negro veteado mientras que el capitel y la basa son de mármol rosa como ocurre en el brocal del pozo, cuyo original se conserva en el núcleo urbano de Altura. Una serie de medio punto coronaba las columnas estando cubierta su galería por bóvedas de arista.

Debajo del claustrillo se halla todavía en buen estado de conservación la cisterna, cuya fecha de construcción resulta desconocida, aunque probablemente se realizó en época gótica. En el lado occidental del claustro de San Jerónimo se colocaban seis capillas dispuestas en dos hileras de tres, de construcción gótica, aunque reformadas en tiempo posterior.

Inmediato a estas estancias, en su parte posterior, se situaban las cocinas y el refectorio, acabado en 1456. Finalmente el ámbito eremítico está protagonizado por el claustro mayor y las celdas de los padres cartujos. En el extremo del paso tras la iglesia mayor cubierta con bóveda gótica de crucería, se hallaba la celda del prior, cuya situación y especial puerta instalada al final del citado corredor le permitía estar en contacto directo con el ámbito cenobítico. El claustro mayor es la construcción de la cartuja que más tiempo costó realizar, su ejecución duró alrededor de ochenta años, desde 1399 hasta finales del sigo XV. Probablemente se construyó en varias fases como sugiere la existencia de una doble arcada. La galería del claustro de la que sólo queda "in situ" los muros exteriores y los arranques de los nervios de las bóvedas de crucería tenía en su parte opuesta o interior una doble arcada de piedra.

Las celdas de Valldecrist fueron erigidas al ritmo en que se construía el claustro mayor, eran viviendas destinadas a los padres cartujos. Contaban un huerto y estaban edificadas con dos plantas. En la inferior se ubicaban todas las dependencias importantes para el cartujo y la superior se utilizaba como desván. Tenían dos puertas, una de entrada al huerto y otra de acceso a la vivienda, así como una ventanilla para recibir la comida.

Ubicado a los pies de la sierra Calderona, este conjunto religioso fue fundado personalmente por el infante don Martín (futuro rey Martín I el Humano e hijo del rey Pedro IV de Aragón) en 1385. El papa Clemente VII concede permiso para fundarla en abril de 1383, tomando posesión los primeros monjes el 8 de junio de 1385. En 1386 comienza la construcción del claustro primitivo y se coloca la primera piedra de la iglesia de San Martín.

Su interés por el proyecto es tal que encarga dependencias para sus estancias en el monasterio. La primera fase de la construcción se inicia con el claustro primitivo y la iglesia de San Martín, ésta última consagrada en 1401. A los pocos años de su coronación (1399), Martín el Humano manda edificar un nuevo claustro y una iglesia de mayores proporciones (1405), la Iglesia Mayor, dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles. Con el apoyo real Vall de Crist acaba transformándose en un importante centro cultural, religioso y político, con presencia de ilustres personajes de la orden como Bonifacio Ferrer (hermano de San Vicente Ferrer) y Luis Mercader. Martín I hace donación al monasterio cartujo de las villas de Altura y Alcublas, con todos sus derechos y pertenencias. Vall de Crist incrementa progresivamente su patrimonio con la recepción de donaciones, privilegios, gracias reales y papales, herencias y compras. La Cartuja se transforma así en un importante núcleo de poder económico, cultural, religioso y político cuya relevancia queda patente en los siglos sucesivos.

El monasterio alcanza uno de sus últimos momentos álgidos en 1785, fecha en que se constituye la Congregación Nacional de Cartujos Españoles y se elige como residencia perpetua del definitorio, la cartuja de Vall de Crist.

A principios del siglo XIX se suceden las crisis, primero la invasión francesa, la supresión de ordenes monacales en 1820 y la definitiva de Mendizábal de 1835 acaban con la definitiva expulsión de los monjes, y la subasta de los bienes, en 9 de noviembre de 1844.

A lo largo de su historia, la cartuja poseyó una buena cantidad de obras de arte religioso, algunas de las cuales se conservan en la catedral de Segorbe y en el Museo de Bellas Artes de Castellón.

La entrada al recinto se efectúa a través de una portada en arco de medio punto de piedra labrada y grandes dovelas que sirve de acceso a una gran explanada en la que topamos con la fachada de la Iglesia Mayor. Alrededor de este espacio se encuentran los restos de antiguas dependencias del monasterio (sala capitular, biblioteca), del claustro de San Jerónimo y de la iglesia de San Martín. Detrás de esta zona se hallan las ruinas del gran claustro, al cual recaían las celdas de los monjes.

La fundación real de la cartuja hizo que esta tuviera grandes donaciones y reliquias, entre las que el historiador del siglo XVI, Martí de Viciana, señalaba: nueve cabezas enteras de santas de las once mil virgenes y, en cada una de ellas, un titulo del nombre; muchos huesos de Santa Sofía; un diente de San Lorenzo; una cañilla del brazo de Santa Marina; un hueso del cuello de San Jorge; dos cabezas de los santos Protho y Jacinto; una espina de la corona de Jesucristo... A una larga lista de objetos y reliquias había que añadir además, la corona de Martín el Humano.

Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel Catalogada como Bien de Relevancia Local y Monumento de interés local. La iglesia presenta un exterior totalmente reformado con escasa calidad artística, destacando únicamente los contrafuertes exteriores por encima de las capillas laterales. La cúpula, con tejas cerámicas azules y blancas es de enormes dimensiones y la torre, en el lado de la Epístola es de planta hexagonal, formada por dos cuerpos y rematada por cupulín. Tiene dos puertas de acceso laterales en el primer tramo. En su interior se forma una planta de tres naves dividida en cuatro tramos con crucero, soportes de pilares y pilastras y arcos de medio punto. La cubierta es de bóveda de cañón con lunetos circulares en la nave central, vaídas en las laterales y cúpula ovalada (la cúpula se derrumbó en 1880, y se reconstruyó en 1884). El coro se sitúa en alto a los pies. El camarín de la Virgen de Gracia, situado tras el altar del crucero, es de reducidas dimensiones; se limita a una estructura de cuatro pilastras con su tracería de arcos como base de una cúpula sin linterna. El cupulín lleva pinturas de Luis Antonio Planes (1794) que ocupan las pechinas y los ocho compartimentos en que radialmente queda dividida la cúpula; estas pinturas desarrollan temas relativos a la Virgen María. Las pilastras se encuentran decoradas con capitel compuesto, arquitrabe con decoración de molduras y cenefas vegetales. En las pechinas se aprecian pinturas de cuatro Arcángeles y en los tramos de la bóveda pinturas al temple representando los misterios gloriosos. Bajo los lunetos se alojan ventanas rectangulares. La decoración de la capilla del Sagrario sigue los mismos esquemas que el interior de la iglesia. Destaca su órgano del siglo XVIII y el retablo de San Miguel del siglo XV.

Iglesia primitiva En el casco urbano de la ciudad,a pocos metros de la actual iglesia parroquial, está la iglesia primitiva; de estilo gótico valenciano, recientemente restaurada y habilitada como sala de exposiciones. Consta de nave única y se cubre con armadura de madera sustentada por arcos de diafragma.

Santuario de la Virgen de la Cueva Santa Es uno de los santuarios más célebres y concurridos de España. Está situado en el término de Altura, diócesis de Segorbe, provincia de Castellón de la Plana, del antiguo Reino de Valencia. Data este santuario desde principios del siglo XVI.

La imagen venerada es de yeso, permaneciendo siempre en la Cueva y, a pesar del tiempo y la continúa filtración de agua que mana de las peñas que la forman, permanece sin deshacerse. Fue obra del padre Bonifacio Ferrer, cartujo de Valdecristo, y entregada a un pastor de la comarca, éste para darle culto la colocó en el interior de la cueva llamada entonces del Latonero (almez) quedando con el tiempo abandonada. Encontrada más tarde por otro pastor, propagó su devoción por todo el contorno.

La curación del leproso Monserrate de Jérica, obtenida en 1674, lavándose con el agua que brota de la misma Cueva, fue causa del aumento de la devoción y concurrencia.

El retablo que guarda la imagen es de mármol y muy artístico, estilo renacimiento con columnas salomónicas, construido a expensas de doña Catalina de Aragón, duquesa de Segorbe en 1695.

Desde la inmediaciones del Santuario, 822 metros sobre el nivel del mar, y desde la cumbre de Montmayor se disfruta un bellísimo panorama, divisándose al Este la antigua Segóbriga con su feraz campiña y Castelnovo a la falda del gigantesco Espadan; al oeste la populosa villa de Alcublas, al norte los tres gigantes de la provincia, Peñagolosa, Santa Bárbara de Pina y Peña Escavia, con Viver, Caudiel y Benafer y al Sur la fértil y extensa llanura de Liria.

ARES DEL MAESTRE

Barranco de la Gasulla (pinturas rupestres)
Barranco de les Dogues
Barranco de los MOlinos de Ares del Maestre
Ermita de Santa Elena siglo XVIII
Font del Molí
Casco urbano
Cárcel siglo XIII

Historia La historia de Ares del Maestre va unida a la gran muela sobre la que se edifica la población. El primer castillo, edificado por los romanos, que llamaron "Arraes" al enclave, fue derribado y reconstruido por los musulmanes. Conquistada temporalmente en 1170 por Alfonso II, no sería territorio cristiano definitivamente hasta la llegada de Jaime I en 1232, que la cedió al noble aragones don Ladrón. Este otorgaría la carta puebla en 1243. Tras pasar por varios señores y regresar la propiedad a la Corona, acabaría en manos de la orden del Temple (1294). Cuando los bienes de los templarios fueron transferidos, la orden de Montesa se hizo con el castillo y constituyó la Balía de Ares.

Durante la guerra de Sucesión, Arés tomó partido a favor del archiduque Carlos. Tal fue la resistencia del castillo frente a las tropas de Felipe V, que acabaron quemando la población ante la imposibilidad de conquistar la fortaleza.

Castillo El castillo de Ares del Maestre fue la primera plaza del antiguo Reino de Valencia conquistada por Jaime I. En su estructura se superponen diversos estilos y construcciones. Debió de disponer de tres recintos amurallados.

En lo alto de la muela se halla el recinto principal, el más antiguo, hoy prácticamente en ruinas con una torre del homenaje y escasos lienzos de muralla. En la parte izquierda de la cima se halla la "piqueta dels moros", hendidura en la roca para recoger agua. En el descenso encontramos un escalón inferior "jussà", que albergaría la primitiva población y el baluarte de entrada con la torre semicircular. La muela tiene una cueva excavada en su parte inferior. "La Cova" que la atrviesa de una parte a otra y que mide 46 metros. Dispone de dos recintos y parece se usó como corral. En una de sus salidas hay un lienzo de muralla que formaría parte del primer recinto del castillo.

Porche de la antigua Lonja La antigua Lonja, clara muestra de arquitectura medieval tiene porches gótico-mudejares del siglo XIV y un bello portal que comunica la plaza Mayor con la de la iglesia. En el centro de los porches está la clave de la antigua iglesia gótica.

Ayuntamiento Construido sobre las antiguas murallas árabes del siglo X. De estilo gótico, destaca la sala capitular, donde se reunian los templarios.

Torre Bertrans o Masía fortificada Torre Beltrans La torre Bertrans de propiedad privada, se halla en el camino que comunica Albocàsser con Ares del Maestre, en el desvio a Benasal. De origen árabe, es una de las masías fortificadas más antiguas de la región, con una torre de defensa de planta cuadrada que se alza sobre la actual vivienda.

Iglesia parroquial La torre edificada en el siglo XIII, es de reducidas dimensiones en proporción al templo, reconstruido en el siglo XVIII.

ARGELITA

Iglesia de Santa Ana siglo XVIII

Historia Argelita fue en tiempos de Jaime I, una torre que perteneció a Fernando, hijo del destronado rey musulmán de Valencia Abú Zayd. El pueblo quedó habitado por moros y pasó a propiedad real en 1491. Tras su expulsión en 1609 la villa quedó practicamente desierta y tuvo que recurrir a una carta puebla en 1611.

Palacio de Abú-Zayd Los restos de la que fue residencia del rey moro de Valencia Abú-Zayd, convertido más tarde al cristianismo, estaban ubicados en la plaza principal de Argelita. La torre del homenaje que preside la explanada, de planta cuadrada, y algunos restos de la antigua muralla que la circundan exteriormente son los vestigios que han llegado hasta nuestros dias.

Torre redonda Ubicada en un lateral de la plaza principal, formaba parte de la estructura defensiva del palacio. fue construida en el siglo XII con dos alturas y coronada por almenas. En su base hay una inscripción árabe datada en 1252. El acceso se realiza a través de una puerta con arco de medio punto y en la actualidad sirve de sede del Museo Etnologico de la ciudad.

Castillo de la Mola del Bou Negre Practicamente en ruinas, el castillo de la Mola del Bou Negre, se halla entre Argelita y Ludiente. Era de origen musulmán y de grandes dimensiones. Perteneció a Abu Zayd. De su estructura han perdurado algunos lienzos de muralla y restos de las torres.

Cuentan que durante la reconquista, todos los musulmanes de la zona se refugiaron en este inexpugnable cstillo plantando batalla. Los cristianos, viendo la dificultad de la empresa idearon un ingenioso plan. Aprovechando la noche cerrada embolaron todas las cabras que habían podido recoger en el lugar y las enviaron en dirección a la fortaleza. Sus ocupantes huyeron de la fortaleza al observar el gran número de luces que se aproximaban y la facilidad con la que ascendian por la escarpada montaña.

ARTANA
la romana Arctalia
Castillo musulmán
AYODAR
Castillo
AZUEBAR
Castillo musulmán
Poblado de la peña Ajuerá
BEJÍS

Acueducto romano de los Arcos
Yacimiento iconológico de Bejís

Historia Su caracter de paso entre Aragón y Valencia y la abundancia de aguas han hecho que el asentamiento humano se remonte hasta la época rupestre. Pedro Fernández de Azagra señor de Albarracin, conquista Bejis en 1228 y en 1245 Jaime I cede el territorio a la Orden de Calatrava. Su carta puebla data de 1276. Como en muchas de las ciudades de la zona, las guerras carlistas dejaron aquí su huella.

Castillo de la Orden de Calatrava De origen romano, el castillo de Bejis se situaba en la linea de forticaciones que había en la ruta de LLiria a Aragón. Su situación estrategica lo hizo muy apreciado por los musulmanes y cristianos. Su estado es muy ruinoso. Se aprecian lienzos de la muralla, espacios interiores desde los que se divisa la ciudad y aljibes. El castillo pasó a la orden de Calatrava tras la conquista por parte de Jaime I.

BEL

Historia Perteneciente a la Setena de Benifassa y al municipio de Rosell. Con sus casas de piedra, encaladas y con balcones de forja que se alinean a lo largo de dos rectas calles que desembocan en la pequeña iglesia de traza románica.

BENAFIGÓS

Murallas de Benafigós

BENASAL

Castillo del Corbó
Murallas. Torres de Engarcés y la Presó
Parque natural "El Rivet", Rio Monlleó, Barranco de la Fos, Cuevas Etabusco y Roja
Iglesia de la Asunción (a destacar: Capilla de la Comunión)
Museo de Arte religioso
Casco antiguo
Plaza del Ayuntamiento: Mural alegórico al 750 aniversario de la Carta de la Población (autor José Gozalvo)
Casona nobiliaria de los Sanchez Cotanda
Casona nobiliaria de los Matutano
Pinturas rupestres "Racó de Nando"
Balneario Fuente En Segures
Ermita de la Magdalena siglo XIV
Ermita de San Roc siglo XVI

Historia Villa de origen árabe, reconquistada en 1234 por Blasco de Alagón al hacerse con el control del castillo de Culla, al cual pertenecía. Su carta de población es otorgada en 1239 por el propio don Blasco.

Bajo el dominio de la orden de Montesa formará parte de la Encomienda y Setena de Culla. Dicha orden rodeará la villa de murallas en el siglo XIV y la dominará hasta 1592, fecha en la que los territorios del Maestrazgo se incorporan a la Corona. La ciudad fue plaza fuerte durante las guerras de Sucesión y las carlistas.

Arc de la Mola La mola era el núcleo antiguo de la población. Un portal en arco de estilo árabe da acceso al viejo recinto urbano denominado "Els Carrerons", un entramado de calles estrechas con algunas de las edificaciones más antiguas de la ciudad, entre éstas el edificio de la Mola, del siglo XIII.

Torre de la Presó La torre de la presó, ubicada en el núcleo de la población, de gran altura y planta cuadrada, era una de las torres de defensa más importantes de Benasal.

Torre d'en Garcés La torre d'en Garcés es de caracteristicas muy similares a la torre de la presó, pero de dimensiones mas reducidas. Dos balcones modernos de la fachada sur alteran su aspecto original.

Torre redonda La torre redonda, realizada a base de mamposteria con sillares en su parte inferior, está unida a la torre d'en Garcés por un tramo de muralla original de la ciudad.

Museo arqueológico El edificio civil de la Mola, construido entre 1240 y 1250 por el primer poblador de la villa, Berenguer de Calatarra, es actualmente sede del Museu Arqueològic de l'Alta Maestrat.

Ermita de San Cristobal Sant Cristòfol. Situada en la cima del Moncátil, fue fundada en el siglo XIV y reformada en el siglo XVIII. Lugar de romería y dedicada a uno de los patronos de la ciudad, la edificación más antigua del enclave es la casa del ermitaño. Desde la ermita se contempla la impresionante vista con la ciudad de Culla al fondo.

BENICARLÓ

Antiguo convento de San Francisco
Casa Bosch (hoy Caja de Ahorros)
Casa del Marqués de Benicarló
Puig de la Nao

BENICASIM fotos

Torre de San Vicente siglo XVI
Torre del Barón (Mas de la torre del Baró)
Convento Viejo siglo XVII
Iglesia de Santo Tomás de Villanueva siglo XVIII
Monasterio del Desierto de las Palmas (monjes carmelitas)

Historia Por las piezas arqueológicas encontradas, nos podemos remontar al siglo XII para encontrar el indudable origen musulman de Benicasim, cuya etimologia es "hijo de Casim". Tras la reconquista Jaime I dona, en 1242, el castillo de Montornés y Benicassim a su escribano, Pedro Sanz. Durante cuatro siglos las respectivas baronias tuvieron distintos propietarios. La iglesia de San Viente de la Roqueta de Valencia las poseyó entre 1268 y 1287. En 1420 las compró el señor de Nules, Gilberto de Centelles. La carta puebla de la ciudad fue otorgada en 1603 por doña Yolanda de Casalduch. En 1769, el erudito Pérez Bayer fundó la iglesia, que supuso la consolidadción de Benicasim como núcleo urbano.

Castillo de Montornés En la carretera del Desierto de Las Palmas se puede coger una pequeña senda que nos conducirá a las ruinas del castillo de Montornés, antiguo sistema defensivo musulman. Conquistado primero por el Cid en 1094, después recuperado por los musulmanes, y rendido finalmente a Jaime I en 1233. Los origenes de la fortaleza se remontan al siglo X y parece ser que fue edificada sobre otra cimentación romána.

En un enclave privilegiado, desde donde se domina toda la plana y la costa de Castellón, este castillo de gran extensión se adapta a toda la superficie de la montaña. Actualmente quedan pocos restos visibles: lienzos de murallas, algunos accesos, aljibes y dependencias, así como dos de sus torres vigias. El castillo fue habitado hasta finales del siglo XV.

BOIXAR

Historia Perteneciente a la Setena de Benifassà. Boixar es una tranquila localidad situada a más de 1000 de altitud y que recibe sus nombre de los bosques de boj que antiguamente proporcionaron la madera para aperos de labranza y cubiertos. La arquitectura popular, sus vistas y el paseo bajo el tunel de arboleda que cubre la carretera hacia Coratxà, conforman matices gratificantes para la vista.

BORRIOL

La Torreta (Miliario románo) siglo III
Iglesia de San Bartolomé siglo XVI
Ermita de San Vicente Ferrer siglo XVII
Capilla del Cristo del Calvario siglo XIX
Casa Consistorial edificio del siglo XIV del que destaca un arco de estilo gótico civil

Historia Borriol, lugar de paso de la Via Augusta romána, tiene vestigios anteriores de la época prehistorica y de los iberos. Tras la época musulmana, fue reconquistado en 1233, y Jaime I le dió carta puebla en 1250. Obtendría el titulo de villa en 1336 por concesión de Pedro IV el Ceremonioso.

Castillo El castillo de Borriol se alza sobre el monte que domina la población. Su estructura es musulmana y cristiana. Tiene un sólo cuerpo que se adapta a las irregularidades del terreno. Actualmente se halla en ruinas, apreciándose sin embargo gran parte de sus murallas, torre mayor y construcciones auxiliares.

Por su estratégica posición, como lugar de control de la Via Augusta, fue muy apreciado por los cristianos que lo mantuvieron siempre en buen estado de conservación.

fue lugar de señorío, que pasó por varias titularidades, entre ellas la del obispo de Tortosa y las de las familias Boil, Tous y Casalduch.

BURRIANA

La arabe Buryana
Museo de la Naranja
Museo Arqueológico Municipal
Ex-Convento e Iglesia de la Merced (siglo XVIII reconstruido en el XIX
Templo de San José de los Carmelitas Descalzos (finales siglo XIX)

Historia Durante la época musulmana Burriana fue la ciudad más importante al norte de Valencia. Nacida en el siglo IX como reagrupación de diversas alquerias, es ya citada por el geógrafo al-Razi, a mediados del siglo X con el nombre de Medina Alhandra (Ciudad Verde), por la fecundidad de sus huertas. Tomada temporalmente por las tropas del Cid en 1087, fue Jaime I quien la coquista definitivamente en 1233. La importancia del enclave viene reflejada en la propia crónica del rey, que se extiende largamente en el relato de su asedio y conquista. La población musulmana es expulsada tras la rendición y la ciudad permanece bajo dominio del monarca, que otorga la carta de población el mismo año de la conquista. La villa se mantendrá fiel a la corona en los sucesivos conflictos históricos.

Iglesia de El Salvador Edificada en el siglo XIII, es uno de los mejores exponentes del gótico valenciano. El templo fue dedicado personalmente por Jaime I al Salvador tras la primera gran victoria que obtuvo hacia la conquista del Reino de Valencia. fue uno de los pocos no fundado a la memoria de la Virgen María, de gran devoción por parte del monarca. Las obras fueron realizadas bajo la supervisión de la Orden del Hospital. Pedro II, padre de Jaime I, les habia concedido con anterioridad las mezquitas de Burrina y los derechos de reedificación.

El templo fue usado además, con fines propagandisticos. Construido totalmente en piedra sobre el solar de la antigua mezquita, imponía su majestuosidad sobre las humildes construcciones religiosas musulmanas de la época. El ábside se construyó a finales del siglo XIII y la nave en el siglo XIV, sufriendo en el siglo XVIII una adaptación al estilo barroco todo el edificio. Durante la guerra civil de 1936 se dinamitó la torre, destruyendo el ábside de la iglesia que fue reconstruido con posterioridad.

El templo es de nave única con capillas en los contrafuertes. El ábside es un poligono abierto de siete lados sobre los que descansan cinco capillas de planta heptagonal con arcos apuntados. Una imagen labrada en piedra de Santa María con el Niño, que ocupaba el parteluz de la portada sur, está ubicada en un pequeño nicho en el exterior de la iglesia. También en el exterior, hay un sepulcro gótico del siglo XIII.

Muralla Burriana dispuso de murallas desde los tiempos de la dominación musulmana como atestigua, además, Jaime I, en el relato de su conquista. El sistema defensivo de la ciudad estaba formado por un circulo amurallado con fuertes torres y tres puertas orientadas a Onda, Tortosa y Valencia. La ciudad estaba protegida por un foso que la circundaba. El recinto se mantuvo hasta el siglo XVII, época en la que el crecimiento demografico obligó a derribarlo. De los restos existentes sólos e conservan unos pequeños tramos y dos torres cuadradas, una de ellas en la calle de San Pascual y otra en el patio de la Casa Abadia, junto a la iglesia parroquial de El Salvador. En el interior de la panaderia Portal d'Onda, en la calle Purisima se conserva un arco ojival.

Ermita de San Blas (Sant Blai). Siglo XVIII. Al parecer fue la antigua mezquita y poco antes de la conquista, por el año 1210 fue donada por el padre de Jaime I. Ubicada fuera de los muros de la ciudad, y acompañando al antiguo hospital, el edificio ha sido testigo silencioso del tiempo. Cuenta la leyenda que durante un temporal de lluvias que amenazaban con desboardar el río, los pobladores rezaron durante toda la noche y al día siguiente fueron recompensados con un día de sol. Al recorrer la zona para observar los daños causados por la riada dieron con una tabla con la imagen de San Blas, enseguida atribuyeron el milagro a este santo y decidieron levantar una iglesia en su nombre. El edificio, derrumbado en 1882 y reconstruido es obra de Salvador Forç. Realizado en piedra y sin tener un estilo bien definido destacan elementos neoclásicos como el frontón y el campanario. Destaca en su interior la tabla de la imágen del santo del siglo XV traida desde la Alfajería (Zaragoza) por los primeros pobladores cristianos.

Observa a la izquierda de la fachada principal los restos del viejo hospital que datan de la época de Jaime I, y en su interior, la belleza de la tabla del siglo XV que representa a San Blas y se encuentra en el retablo mayor.

Ermita de Santa Bárbara Siglo XIX. Una de las más populares del término de Burriana. Está ubicada en la partida de Vinarragell, importante desde el punto de vista histórico ya que se han encontrado restos de la época ibera y está junto a una vía de paso para los caminantes que se dirigian por el margen del río Mijares al interior de la peninsula.

En la conquista la zona necesitó construir una ermita para demostrar su fé cristiana. En 1320 esta zona tenía 320 casas que con el tiempo fueron abandonadas pero no así su ermita. El antiguo edificio se fue deteriorando, pero no la fé de sus feligreses, que deciden reconstruirla a finales del siglo XIX más cerca de sus casas. De la antigua ermita una de las más grandes del término de Burriana, sólo se conserva la imágen de Santa Bárbara. El edificio está rodeado por naranjos y se acompaña de un pozo, la casa del sacristán y la del cura. De estilo neogótico, es un proyecto de Godofredo Ros dels Ursins y no ha finalizdo. Posee cuatro capillas laterales. Los muros a diferencia de San Blas son de bolas, mortero y ladrillos. Se abrió al culto en 1891.

Tiene dos espadañas una en la fachada y la otra en el medio de su cubierta. Esta ermita se ha construido poco a poco con el dinero que donaban los feligreses, por ello a medida que se avanzaba en la misma se le dotaba de una espadaña para su campana sin derribar la anterior.

Ermita de Sant Gregori siglo XIX. Como otras de la tierra de Burriana, la zona de San Gregorio está ocupada desde épocas muy antiguas. Fue muy importante desde el punto de vista económico por sostener gran parte de la vida campesina. Con el tiempo las alquerias fueron abandonadas ya sea por la pirateria o por la insalubridad de las marismas (esta zona fue también productora de arroz). En el siglo XIX con el cambio de modelo agricola que abrió paso al mercado de la naranja, las antiguas alquerias volvieron a tener importancia en la ordenación del espacio rural embelleciendolas y destinando una parte de ellas a la oración. Así lo que era un pequeño altar se transformó en una capilla,la ermita de Sant Gregori (como citan Gumbau y Carda) es un fiel ejemplo de ello. El edificio que data de mediados del siglo XIX presenta dos puertas en la fachada que está orientada al sur, una que da al interior de la estancia de sus propietarios y la otra que permite la entrada a la capilla. Son muchos los detalles arquitectónicos que se pueden mencionar, como los arcos en el patio interior (no abierto al público), el lucernario, que le confiere a la vivienda un carácter de construcción defensiva y la pequeña campana oculta entre la acacia centenaria.

Más allá de la humildad de este edificio podemos destacar el lucernario que podría haber sido una pequeña torre de vigilancia que comunicara con el resto de las torres que forman el patrimonio rural de Burriana. ¿Como hacían para llamar a misa si es la única ermita que no posee espadaña?. Descubre en su fachada su pequeña campana.

Ermita de la Misericordia siglo XVIII. Oculta entre los árboles que forman el Paraje Natural Municipal "Clot de la Mare de Déu" se encuentra esta ermita consagrada a la patrona del pueblo. Cuenta la leyenda popular que unos pastores encontraron la imágen de la Misericordia dentro de una campana en el agua del Clot o estanque de la Vila como era conocido este sitio.

La ermita que data del siglo XVIII, como la mayoría de las que se encuentran en el término de Burriana, está adosada a la vivienda. De planta cuadrada posee una pequeña sacristía. Destaca en la fachada una hornacina, hoy vacía, justo debajo de la espadaña.

De la antigua decoración sólo quedan restos de pintura al fresco que ilustraban la leyenda del encuentro de la imágen. La campana colocada en el año 1942 está dedicada a la Misericordia.

Uno de los elementos de mayor belleza de esta ermita son los herrajes de su puerta que datan del siglo XVIII. Se puede observar el trabajo de forja realizado en la mirilla: es como si los hierros hubieran sido tejidos por un artesano.

Ermita del Ecce Homo siglo XVIII (1795). Una de las ermitas más visitadas de Burriana que ha dado lugar a la frase popular "los viernes al Ecce Homo", día de peregrinación y visita por parte de los feligreses en recuerdo del día en que fue encontrada la imágen.

La historia cuenta que la mañana del viernes 12 de octubre de 1787 uno de los trabajadores del señor Mayner mientras labraba la tierra encontró algo que le despertó su más absoluta sorpresa, entre la tierra encontró la imágen cocida en barro, de Cristo torturado y condenado por Pilatos con la corona de espinas.

El edificio muy humilde posee detalles en su fachada que le confieren un estilo ligeramente barroco, le acompañan un pozo destinado a calmar la sed de los peregrinos y un porche que da acceso al interior de la capilla. Dentro encontramos las tumbas al parecer del señor Mayner y su esposa en la zona de la sacristía y la sala de exvotos.

Observa en la construcción próxima a la ermita las de madera que reemplazan el antiguo calvario cerámica, obra de José Cotanda, utilizado en las procesiones de Semana Santa.

Ermita de la Sagrada Familia siglo XIX. Muy modesta en su construcción, presenta curiosamente un techo abovedado e invertido en su interior. El altar de madera es obra del artista local Piquer. Destaca la ventana neogótica y la espadaña realizada en ladrillo con el firme deseo de embellecer su fachada. Esta humilde ermita tiene una larga historia que se remonta a los tiempos donde las marjales cubrian parte de estas tierras.

Los vecinos de LLombai se trasladaron a este lugar huyendo al parecer de las enfermedades ocasionadas por los mosquitos. Uno de los hombres que buscaria un lugar mejor sería don Vicente Ferrer, que en estas tierras que pertenecian a los monjes carmelitas del Desierto de las Palmas, reconstruyó una antigua vivienda, adecuando parte de ésta a la oración. Hasta hace poco tiempo también se encontraba un pozo y una vivienda de estilo gótico, que fueron derruidos por el gran deterioro que sufrían.

CABANES

Arco románo fotos
Iglesia de San Juan Bautista siglo XVIII

Historia De época romána se han hallado en las inmediaciones de la población varias piezas y restos arqueológicos; pero, sin lugar a dudas, es el famoso arco románo, cuya construcción atribuyen al esfuerzo de una noche, el emblema de esta alquería musulmana que obtiene su carta puebla en 1243. Dependiente del castillo de Miravet, Cabanes fue creciendo paulatinamente hasta terminar anexionando, en 1575, los términos de los antiguos castillos de Albalat y Miravet.

Ayuntamiento Palacio municipal o Casa de la Villa. Construido en el siglo XV en la actual plaza de la iglesia, tiene en la fachada una ventana con arcos trilobulados.

El interior del edificio perdió buena parte de su aspecto original debido a las sucesivas remodelaciones, pero una repristinación, efectuada en 1981, permitió recuperar una parte de su aspecto gótico original.

En el porche se hallan las cárceles de hombres y en el interior de la lonja, que está debajo del mismo edificio, se encuentra la antigua cárcel de mujeres.

Castillo de Miravet El castillo, de origen musulman, se encuentra en un alto cerro al que se puede acceder por una senda que parte desde la carretera que une Cabanes y Oropesa. Las ruinas conservan una buena parte de la estructura de la fortaleza (lienzos de murallas, accesos, torre y la derruida iglesia de San Martín y San Bartolomé, que aún conserva varios arcos apuntados y de medio punto) y de las casas y dependencias de antiguo poblado. Los restos que se aprecian pertenecen al periodo cristiano ya que, en su momento, el obispo de Tortosa organizó la reconstrucción del antiguo conjunto musulmán.

El castillo constaba de dos recintos amurallados que se adaptaban a las irregularidades del terreno. También tenía un foso artificial que lo defendía en su parte más accesible. El Cid lo conquistó en 1091 y desde 1093 a 1103 lo mantuvieron varios gobernadores reales, con el fin de contener la invasión de los almorávides. El control cristiano no fue definitivo hasta la conquista de Jaime I. El castillo y el poblado fueron abandonados en 1575, cuanfo fueron anexionados a Cabanes.

Ermita de Santa Agueda y Santa Lucia Ermitorio situado en la parte del desierto de Las Palmas que recae sobre Cabanes, y en cuyo santuario se venera la patrona de la villa, Nuesra Señora del Buen Suceso, popularmente conocida como la Mare de Deu de les Santes.

Cuando en 1243, el obispo-barón concedió la carta de población a Cabanes, se estipuló que el barranco de Rixer, muy abundante en aguas, sería para los nuevos habitantes, salvo los molinos y dos huertos que retenía el señor territorial. Y fue en este lugar donde se construyó la antigua ermita, reconstruida de nuevo entre 1611 y 1617.

El edificio consta de una sola nave y su bóveda de crucería está sostenida por dos arcos torales. La entrada lateral está coronada por dos hornacinas con las imágenes de las santas.

Iglesia fortaleza de Albalat Esta iglesia fortificada se encuentra en el poblado de Albalat dels Ánecs, en el término municipal de Cabanes, y a los pies del monticulo sobre el que se levanta el antiguo castillo de la población, actualmente en ruinas, ordenado construir hacia 1280 por el obispo de Tortosa y abandonado en 1575 cuando queda incorporado a Cabanes.

La iglesia servía de defensa ante los continuos ataques de los piratas berberiscos y era, además, el templo del antiguo castillo. Dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, su construcción se sitúa hacia el siglo XIV y consta de una sola nave. Hay que destacar el ábside semicircular añadido a modo de torreón, las troneras para los ballesteros y las almenas superiores. La iglesia fue restaurada en 1981 dejando bien visibles en su exterior algunos de los elementos defensivos, como el del muro que se eleva hasta el tejado, para suprimirlo y convertirlo en una terraza almenada.

CASTELL DE CABRES

Historia Perteneciente a la Setena de Benifassà, se halla rodeado de extensos pinares que cubren casi la totalidad de su término. Fue antiguamente un centro minero del que partian los carboneros para vender su mercancia en la cercana Morella, utilizando el mismo camino que une hoy esta población con el puerto de montaña de Torre Miró, paso hacia Aragón.

CASTELLFORT fotos

En la comarca de "Els Ports"
Gentilicio: castellforti
Ermita de San José siglo XVIII
Ayuntamiento, Casa Consistorial o del Consell siglo XVIII
Casa de la Cofradia de San Antonio Abad siglo XVI
Casa del marqués de Castellfort
"Finestra del Miraor" y porches

Historia Su origen es romano, aunque tal y como lo conocemos hoy es obra de los árabes que fortificaron su casco urbano y resistieron en él como último bastión musulmán en el Maestrazgo frente a Blasco de Alagón en 1237.

Su ubicación sobre una muela rocosa, le ha conferido ventajas defensivas a lo largo de su historia. Se cree que es el Galintort que aparece en documentos antiguos.

fue dado a repoblar, como toda la comarca a Blasco de Alagón en el 1237. En 1361 el castillo fue rehabilitado y fortificado por Pedro IV. En 1406 fueron reedificadas las murallas, rodeando el pueblo una muralla con cinco puertas, estallando por aquel entonces una guerra civil en el Maestrazgo tras la muerte del rey Martin el Humano. Castellfort sufrió la contienda que enfrentó a los dos aspirantes al trono, el Conde de Urgell y Fernando de Antequera, al ser plaza codiciada por su solidez defensiva.

El pueblo era la fortaleza más pertrecha para la guerra, contando con sus caracteristicas orográficas y con cinco portales bien protegidos. En 1708 en la Guerra de Sucesión tuvo lugar una batalla entre las tropas del Archiduque y de Felipe V.

Castellfort, hasta esa fecha dependiente de Morella, alcanza su independencia como municipio en 1691. Tanto en la guerra de la independencia como en las tres guerras carlistas, sufre Castellfort las durezas del conflicto y da pie a leyendas y anecdotas.

Su industria textil de la lana hizo de esta villa una plaza importante desde el siglo XIV alcanzando una incipiente industria en el siglo XVIII y XIX cuando los comerciantes de Castellfort vendían su fajas de lana por toda la peninsula.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción nos enseña una gran portada barroca de estilo valenciano y un interior neoclásico. Se data en el siglo XVIII (1725-1734).

Ermita romanica de "Sant Pere" La ermita de Sant Pere, construida sobre un antiguo templo mozárabe, es un bello ejemplo de transición del románico al gótico (siglos XII-XIII) y una de las más antiguas de la provincia de Castellón.

Destino de peregrinaciones desde el siglo XIV, se halla a unos pocos kilometros de la población, a 1282 metros de altitud. De grandes dimensiones, planta rectangular de cuatro tramos, arcos apuntados y ábside hexagonal con contrafuertes exteriores. Los capiteles de las columnas están adornados con motivos animales y vegetales. La primtiva portada lateral románica da acceso, desde dentro de la iglesia a la hospederia (siglo XV) y a la casa del ermitaño. Como pavimento un bello suelo de cantos rodados formando dibujos.

Su campanario, que desapreció, estaba situado en el ángulo oeste.

Cuenta la tradición que una noche don Blasco de Alagón atravesaba la montaña desde Riu de Truitas (Villafranca) en dirección a Morella,cuando fue sorprendido por una fuerte nevada. Era casi imposible caminar y la situación era peligrosa. De repente, en medio de la tempestad, atisbó una pequeña luz y el sonido de una campanilla que habia colocado el asceta que vivia en la ermita. Como tantas otras noches intempestivas, éste trataba de auxiliar a los posibles viajeros perdidos en la montaña, como sucedió con Blasco de Alagón.

El noble partió al dia siguiente con sus acompañantes. Cuando oyó de nuevo el sonido de la campana, clavó su espada en el suelo señalando el lugar donde se colocaría una cruz de piedra en señal de agradecimiento, prometiendo además, que construiria un lugar de culto mayor que el que allí existía.

Ermitorio de la "Mare de Deu de la Font" Situada en un barranco, a cinco km. del pueblo, en dirección a Ares. Se trata de un conjunto de edificaciones formado por la iglesia, la hospederia y las caballerizas y cuya construcción se inició en 1476.

A partir de esa fecha se tiene constancia de la existencia de una ermita que albergaba la imagen de la Virgen que fue escondida en la época musulmana bajo el manantial allí existente. El santuario adquirió su aspecto definitivo en el siglo XVII, con los edificios colindantes a la iglesia; ésta es de una sola nave con bellos adornos de piedra. A destacar la Sala Pintada, construida en 1566 con pinturas murales referentes a la vida de Jesucristo y la Virgen María, realizadas a carbón, en blanco y negro, y restauradas recientemente. Han sido declaradas Monumento Histórico Artístico.

Ermita de Santa Lucia situada a 3 km. de Castellfort, obra del siglo XV, de fábrica pequeña, se integra en un conjunto de edificios que forman una masia habitada. Tenia unos lienzos de valor extraordinario que perecieron todos en el verano de 1936. La ermita conserva un magnifico empedrado del piso, en el atrio hay un laberinto de doce calles que serviría posiblemente como ritual de las peregrinaciones.

CASTELLON fotos

Catedral de Santa Maria

Ermita de San Jaime de Fadrell La primera noticia sobre el lugar de Fadrell es de 1178 cuando el Rey Alfonso II de Aragón concede el Castrum et Villam de Khadrell al Obispo de Tortosa Ponç de Munelles, por la consagración de aquella catedral.

La vieja alquería de Fadrell, que ya habían habitado posiblemente los romanos y los árabes, era la mayor de las localizadas junto al Caminàs. Después de la conquista del Castell de la Magdalena en 1233, el Rey Jaime I la entrega a la Orden de Calatrava y posteriormente a la de Santiago de Uclés, que readapta el edificio, construyendo una ermita dedicada a su patrón San Jaime y un cementerio aún subsistente.

Aquella primitiva ermita, actualmente Salón Gótico, aparecía presidida desde 1545 por un retablo de pintura gótica, obra del pintor Pere Pertús, conservado ahora en su lugar original. Se trata del único retablo de esas características y época en toda la ciudad.

El salón gótico fue abandonado como iglesia de la ermita de Fadrell los últimos años del siglo XVI cuando l’obrer de Vila Llorens Pellicer comienza la construcción de la actual. El recinto se encontraba fortificado y rodeado de murallas, protegido por una torre cuadrada, todavía en pie junto al patio de la ermita, aunque sensiblemente transformada.

A partir de 1696 el ermitorio y sus dependencias experimentan obras de transformación. Ignasi Vilallave construye el pórtico y la nueva puerta de acceso desde el camino y cambia las cubiertas de la iglesia. En 1704 Miquel Queral Conde reforma de nuevo el ermitorio, que quedará en su estado actual. Con posterioridad se encargan algunas pinturas y un retablo de madera para el altar mayor, en estilo rococó, también conservado en su lugar primitivo.

Las últimas reformas son de 1925 y fundamentalmente de 1983 cuando se rehabilita el conjunto bajo la dirección de Francisco Segarra y Ramón Rodríguez Culebras. En sus dependencias se instala el Museo Municipal de Etnología, inaugurado el 25 de Julio de 1985, donde se exponen los elementos más importantes de nuestra cultura material. También existe una maqueta del Castellón medieval.

CATI fotos

En la comarca del Alto Maestrazgo (L'Alt Maestrat)
Gentilicio: catinense
Declarado su conjunto histórico Bien de Interes cultural en 2004
Ermita de San Vicente Ferrer siglo XVII a 3 km.de la población
Fuente de la Masà
Fuente de San Vicente Ferrer

Historia fotos La historia de Catí está ligada a la conquista de Morella por parte de Blasco de Alagón. En 1239 obtiene la carta puebla, por la que Ramón de Bocona y otros cuarenta ciudadanos se instalan en la zona. Siempre dependiente de la jurisdicción de Morella, no se independizó, como muchas otras poblaciones, hasta 1691, habiendose comenzado el pleito entre ambas poblaciones en 1292. San Vicente Ferrer estuvo en la villa en 1410 y en su memoria se construyó una ermita con su nombre.

En una de las plazas de la población encontramos una escultura en forma de huevo, que quiere simbolizar el nacimiento de Cati como villa independiente en su tercer centenario 1691-1991. En ella podemos ver el escudo de la población.

En el escudo de armas de la villa figura un perro, simbolo de la fidelidad de la villa al rey. También fiiguran las barras de Aragón y la corona real.

Iglesia Parroquial de la Asunción (L'Assumpció de la Mare de Déu) siglos XIII al XVIII. Iglesia gótica de la que no se tienen referencias documentales sobre su fecha de construcción; pero en una visita pastoral que se realizó en 1315 ya estaba abierta al culto, por lo que se data su construcción a finales del siglo XIII.

A lo largo de los siglos XIV y XV, se van realizando diversas obras en su interior; en 1354 se construye la capilla de San Blas (la primera en ser realizada), en 1377 la capilla de San Miguel y San Pedro Apòstol; realizada por Bertomeu Duran para la familia Montserrat. En la clave de la capilla encontramos el escudo de la citada familia (una montaña y una sierra); en 1389 Jaume Sans construye la capilla de San Martín (patrón de Catí); en 1447 la capilla de los Santos Juanes (San Juan Evangelista y San Juan Bautista) costeada por la familia Sentjoan (Sanjuan). En 1448 Pedro Crespo construye la conocida como primera Capilla de la Pasión, que luego pasará a llamarse de San Pedro Mártir y San Lorenzo, realizada a expensas de la familia Espígol en 1460. En la clave de la bóveda podemos ver el escudo familiar.

En 1451 Pedro Crespo y Antonio Arbó edifican la que se conoce como segunda Capilla de la Pasión en cuyos arcos podemos ver distintos elementos de la Pasión de Cristo.

En 1503 Joan Bellmunt realiza la Capilla de las Ánimas. La Capilla del Roser se realiza en 1549 a expensas de la familia Sans i Montserrat.

Otras capillas son el Altar de San Antonio Abad (1388), el Altar de Santa Apolonia y Santa Lucia y la Capilla del Santisimo Nombre de Jesús (1640) con una imagen de la Virgen del Avellá bajo cuya advocación se encuentra actualmente.

Entre 1742 y 1744 (siglo XVIII), se construye la capilla de la Comunión, con interesantes pinturas murales de Pasqual Mespletera en su interior. Dispone de una entrada desde el exterior por la plaza de la Iglesia y por el interior del templo a través de un pasillo situado en la capilla de San Pedro Mártir. En el interior de esta capilla encontramos diversas imagenes de culto.

En el año 1757 la iglesia disponía de 17 altares o capillas. En el año 1937 fueron cortadas las cuatro capillas laterales del lado del evangelio quitandoles profundidad para poder ensanchar la calle Mayor para el paso de vehiculos a motor.

Es una iglesia de nave única (32 m. x 10,5 m.) y testero recto, dividida en tramos por arcos ojivales y con dos puertas de estilo románico, la principal que da a la plaza de la iglesia data del siglo XV y la secundaria del siglo XIII que da a la calle Mayor y tiene más valor artistico que su homologa. Por su tipologia constructiva el templo se adscribe al grupo de las conocidas como iglesias de reconquista.

Dispone de una torre-campanario de planta cuadrangular construida en 1615 por Pedro del Sol. La torre está formada por dos cuerpos, el inferior es compacto mientras que en el segundo se aloja el cuerpo de campanas y a él se abren dos vanos por cada lado. Remata la torre una pequeña terraza, y el reloj que podemos ver en ella que es de 1950 (siglo XX).

La iglesia guarda el famoso retablo del siglo XV dedicado a San Lorenzo y San Pedro de Verona o Mártir, pintado por Jacomart con una imagen bastante fidedigna de San Vicente Ferrer. Este famoso retablo se conserva en la conocida como Capilla de los Spigol (antes conocida como de la Pasión) construida en 1448.

A los pies de la iglesia bajo el coro se conserva una pila bautismal de gran tamaño realizada en piedra.

En 1671 Pedro Escrí, realiza el retablo del Altar Mayor, de estilo churrigueresco y que en 1697 Victor Montserrat doraría completamente. Este retablo desapareceria durante la Guerra Civil Española.

La Casa abadía contigua fue edificada en 1376 por el cura Pedro Duran.

En su interior también se guarda el "Prigó d'Avinyó" (cruz de término o peiró). Considerado el más antiguo de la Comunidad Valenciana. Realizado en 1374 (siglo XIV). En uno de sus laterales podemos encontrar una imagen de "Sant Jordí" y en el lado opuesto el de Santiago peregrino, ya que Catí se encuentra en la ruta del Camino de Santiago desde el Levante. En su parte frontal podemos admirar la imagen de San Pedro. Originariamente se encontraba en el cementerio pero debido al deterioro que sufría fue llevado a este lugar protegido, y en su ubicación original se ha colocado una copia.

A destacar en la portada románica que recae a la plaza, el reloj de sol pintado en su frontis. Catí guarda seguramente uno de los mejores conjuntos de relojes de sol medievales. Usado desde la antiguedad con el fin de medir el paso de las horas y los minutos, emplea la sombra arrojada por un gnomon. En nuestra portada destaca por ser además un reloj de sol zodiacal, realizado en 1683. El reloj se denomina vertical declinante y por su cálculo, trazado y construcción es único en la Comunidad Valenciana. También podemos ver otros relojes de sol en la fachada de la Capilla de la Comunión de la Iglesia, otro en la casa Miralles y otro en la torre campanario de la iglesia.

En el año 1936 la iglesia fue saqueada, cerrada al culto, quemados sus altares, retablos, imagenes y objetos de culto, el monumento del jueves santo (1661), el sagrario (1723), el órgano (1741), libros y manuscritos del archivo parroquial y municipal. La iglesia es convertida en tienda de comestibles y en salón de baile. Tan sólo se salvó el retablo de Jacomart, la sillería del coro de Jesús y los Apóstoles y la imagen de San Pedro de Castellfort.

A partir de 1938 se inicia un periodo de reconstrucción. Es colocada la imagen de la Asunción en el Altar Mayor, un nuevo Sagrario, un Cristo en la Capilla de las Ánimas. Se eliminan las pinturas de la iglesia dejando la piedra desnuda y más recientemente se colocan las vidrieras en las ventanas de la iglesia.

Casa de la Vila - Llotja Edificada en 1428 (siglo XV) bajo la dirección de Bernat Turó, natural de Traiguera, con la finalidad de buscar un espacio mayor para celebrar las reuniones del Consell (Concejo de la Ciudad). En la obra fue ayudado por sus hijos Joan y Bernat y se alargarian hasta 1437.

El edificio se compone de planta baja y Lonja abierta al exterior; y piso principal donde se reunia el Consell. La planta baja sería utilizada como carniceria comunal y almecen de trigo entre otros menesteres. Alguna de las habitaciones que dan a esta planta también sería usada como prisión. La lonja por su parte exterior tiene dos arcos góticos,y dentro y de lado tres arcos de estilo ojival. En su fachada principal podemos ver dos bellas ventanas góticas que se corresponden con la Sala del Concejo. La Lonja se cubre con una techumbre de madera en la actualidad ennegrecida por la brea y bastante deteriorada.

A ella se accede a traves de una escalera y una puerta que sube hasta el piso principal. La Sala del Concejo, de 16,72 por 10,20 metros dispone de dos ventanas adinteladas de estilo gótico con una fina columna central que se abren a la fachada principal. También en uno de los laterales se abre un óculo con traceria gótica que facilita la iluminación. El suelo de la sala se encuentra empedrado y es el original. El artesonado es de madera, en la actualidad rehabilitado. El techo se sustenta por dos columnas de fuste octogonal situadas en el centro de la habitacion.

En las paredes podemos encontrar restos de la decoración pictórica mural de que disponía la sala, y que se cree hacen referencia a algún hecho belico donde participaron los habitantes de Catí, pero sin haberse podido determinar el lugar de los hechos.

Sería en 1991 cuando se construyó el nuevo edificio del ayuntamiento, justo enfrente de la Casa de la Vila, cuando este fue abandonado y su Sala del Concejo usada como sala de cine, lugar de ensayo de la banda de música, sala de exposiciones, presentaciones de libros etc.

Casa del Delme siglo XIV. El Delme o la torre era un edificio de grandes proporciones que en sus origenes era el lugar donde se recogía el tributo del "delme" o diezmo de las cosechas por el señor de la Villa. En 1338 ya se conoce su existencia, pues consta que en esa fecha ya se reunian los consellers de la villa antes de disponer de casa propia. En otro documento de 1375 se la menciona como la Torre del pueblo.

Casa de Joan Spigol Casa de dos pisos mandada construir por el mercader Joan Spigol, que además sufragaría la capilla de la Pasión de la iglesia parroquial en 1451.

Casa de los Montserrat siglo XVIII. contigua a la casa de los Miralles, conserva unas rejas artesanales en su parte posterior y una escalera central rectangular con cúpula.

Casa de Geroni Martí siglo XVII. Su fachada fue edificada en 1630 por Geroni Martí. De origen catalan, era mercader de lanas y de textiles que se estableció en Catí. Su emblema formada por la figura de una mano está declarado Bien de Interés Cultural. Dispone también de una interesante reja en su fachada.

Casa dels Sans Edificio de grandes proporciones. Fue propiedad de la célebre y noble familia "dels Sans" que en 1667 se unió con el linaje de los "LLeons de Valencia". Sobre el dintel de la puerta encontramos su escudo nobiliario tallado en piedra.

Casa de los Miralles siglo XV fotos Primero llamada Casa de San Juan y, después, de Miralles. Está edificación de estilo gótico civil se levanta al lado de la Casa de la Vila y fue mandada construir por el mercader y notario de Catí, Ramón San Juan en 1455.

De ella hay que destacar la fachada de sillería con ventanas góticas y las arcadas interiores. Es obra del cántabro Pedro Crespo, que también trabajó para Joan Spigol y Luis Bellmunt en la capilla de la Pasión de la iglesia parroquial.

En la parte posterior de la planta baja se encuentran las antiguas caballerizas, granero y cocina, según las trazas originales. En el piso superior se encontraban las habitaciones privadas.

La fachada exterior se compone de dos cuerpos separados por una moldura. Antiguamente la portada estaba formada por un arco de medio punto con dovelaje de piedra y dos ventanas adinteladas a su lado. En la actualidad la portada ha sido transformada en una puerta de dintel recto. El piso superior se decora con dos ventanas rectangulares, con una columnilla en su centro y tracería gótica en la parte superior del vano. La ventana se resguarda por una moldura a modo de alfiz que apoya en mensulas decoradas. Remata la fachada un doble alero de madera de gran riqueza decorativa realizado en el siglo XVIII.

Antiguo Hospital Siglo XIV. fotos El edificio estaba dotado con tres camas y realizaba tanto funciones de cuidado de enfermos como de hospederia de peregrinos. La fachada disponía de una espadaña, ahora desaparecida, ya que antiguamente disponía de capilla propia. La portada está formada por un arco de medio punto realizado en sillar. En la actualidad el local es Hogar del Jubilado.

En 1739 (siglo XVIII) se bendijo la nueva capilla después de unas obras de remodelación. Nos lo recuerda una inscripción en una de sus ventanas.

Ermita de la Virgen del Pilar a 6 km.de Catí, es obra del siglo XVII. El templo tiene unas dimensiones de 13 de metros de largo x 6,60 metros de ancho y 5 metros de altura. La techumbre a doble vertiente se sustenta por dos arcadas de piedra. En la fachada podemos encontrar una espadaña. Preside el Altar Mayor, la Virgen del Pilar.

Ermita de Santa Anna De una sóla nave, se sustenta sobre tres arcos en piedra. Edificada en el siglo XV, dispone de Altar Mayor y coro a los pies. Obra del cantero de Forcall (Castellón) Arnaldo Pedro.

Santuario de la Virgen de L'Avella a 5 km. de la población. Alrededor de 1550 (siglo XVI), la Virgen se apareció a una anciana ciega y leprosa. Esta le ordenó lavarse en las aguas del manantial y al instante curó de sus males. En el lugar del milagro, se levantó primero una ermita y más tarde unos baños. En la actualidad es un Balneario de Aguas medicinales y embotella agua mineral para su venta por toda España.

CERVERA DEL MAESTRE

Ermita de San Sebastian que fue Hospital para pobres
Molí de L'Olí siglo XV hoy Museo del Aceite

Historia Fundada por los griegos focenses en el 331 ac. La población se asentó en la ladera de la montaña que corona el castillo construido por los árabes en el siglo XI. Este habia sido cedido a la orden del Hospital en 1157 por Ramón Berenguer IV, en espera de su conquista, que tuvo lugar en 1233 por las tropas cristianas al mando del maestre de la orden Hugo de Folcalquer. En 1235 se extiende la carta de población en favor de Ramón de Tivisa. En 1319 pasó a la recien creada Orden de Montesa.

Castillo El castillo de la Maestranza de Montesa era de origen islámico, pero fueron los templarios los que lo reconstruyeron, aprovechando la planta irregular de la montaña. Destruido durante la guerra de sucesión, el castillo está en ruinas y apenas se aprecian lienzos de murallas ni torres.

La superficie del recinto ha estado muy allanada por su uso como zona de cultivo en el pasado, y apenas se reconocen estructuras de dependencias o estancias. Se accede por una puerta con arco de medio punto y en su interior se aprecian los restos de un aljie, bóvedas de los antiguos hornos, y una estructura fortificada con su interior en forma de rombo, a la que no se ha podido atribuir un uso cierto. Además cerca de esta construcción, hay una roca tallada a modo de banco corrido con un sillón labrado en el centro. En su origen, el castillo tenía cuatro torreones y sus muros alcanzaban una superficie aproximada de 5000 m2. Existe una vieja leyenda de que en el castillo se esconde un tesoro que nadie ha podido localizar.

Ermita de la Mare de Déu de la Costa que conserva una talla de madera de esta misma Virgen del siglo XIV.

Iglesia parroquial de La Asunción siglo XVII. Portada de medio punto de la primitiva iglesia del siglo XV.

CINCTORRES fotos

Gentilicio: cinctorrano
Cruz de termino gótica
Ermita de Nuestra Señora de Gracia. Siglo XIX. Patrona de Cinctorres
Ermita de San Marcos siglo XVI
Ermita de San Pedro Mártir siglo XVII
Ermita de Nuestra Señora del PIlar siglo XVIII
Ermita de San Vicente Ferrer siglo XIX
Museo de la Faja en el edificio del antiguo Hospital
Escultura al fajero

Historia fotos Conquistada a los musulmanes en 1232 por Blasco de Alagón, la villa fue entregada a la familia En Torre, cuyo blasón formado por cinco torres da nombre a la población. En 1691 logra la independencia municipal de Morella a la que pertenecía.

Ayuntamiento fotos Este edificio conocido popularmente como "Casa de la Vila", tiene la misma estructura a como era en origen. Se trata de un edificio construido entre los siglos XV y XVI, localizado en la plaza Vieja de Cinctorres.

El conjunto arquitectónico es una muestra clara de la arquitectura del gótico civil. Se puede contemplar la prisión y un retablo del siglo XV dedicado a San Pedro (actualmente restaurado). Hace algunos años cuando se realizaban trabajos de restauración en el edificio aparecieron formando parte de la cubierta unos importantes azulejos del siglo XV que fueron utilizados como elementos de sustentación de la cubierta.

Entre las distintas piezas encontradas, cabe destacar un panel con la figura de San Pedro que ha sido identificado como un posible retrato del Papa Luna. Este retablo actualmente se encuentra en la sala de plenos del ayuntamiento de Cinctorres.

Casa solariega "Els Sants Joans" fotos Situada en el centro de la población en la plaza Vieja, destaca como edificio civil nobiliario el "Palau de la Casa dels Santjoans". Propiedad de la familia de Sant Joan, de donde procede el nombre de esta casa nobiliaria.

Esta casa tiene su origen en el siglo XV aunque su estructura actual es del siglo XVII. Es un palacete de estilo aragonés, que se encuentra muy bien conservado externamente. Consta de dos alturas y su fachada es de piedra, destacando su alero de madera. Tiene una torre cuadrada con cubierta a cuatro aguas en cuyo vertice se encuentra una cruz de hierro de la Orden de Malta.

Su interior conserva escudos heráldicos policromados. En uno de los salones encontramos otro escudo heráldico correspondiente a las armas de los Santjoans, personaje natal de esta población muy recordado por su lucha contra el invasor francés. En otra sala del piso superior y seguramente de lo más destacable, es el pavimento y las paredes llenas de cerámica zoomorfica. A destacar también las escaleras interiores que son de madera trabajada.

Actualmente es propiedad de la Diputación Provincial de Castellón que lo tiene cedido al Ayuntamiento con fines museisticos y para actividades culturales.

Casa de los Capellanets Edificio que cuenta con un gran alero y una portada formada por un arco de medio punto. Casa de los Ferreres desde 1840, el edificio no obstante es del siglo XVII.

Iglesia parroquial de San Pedro fotos Cinctorres ha tenido diversas iglesias parroquiales que el tiempo o las pretensiones han ido modificando. El actual templo fue comenzado en 1763 y terminado en 1782. Estilo neoclásico. Maestros de obras José Dolz y José Ayora.

La iglesia de San Pedro de Cinctorres es un templo de tres naves de igual altura e iluminación lateral. Presenta tres tramos con un crucero rematado por una alta cúpula con tambor y un presbiterio flanqueado por sendas capillas. La nave central de cuatro tramos, se cubre con bóveda de cañón y las naves laterales con bóveda de crucería.

Son curiosas las pilastras que separan las capillas laterales separandose del muro para dar una sensación de profundidad.

La fachada es especialmente interesante por su perfil mixtilineo flanqueada por dos torres de base cuadrada y campanarios octogonales. Estos campanarios, que sustituyen a la tradicional torre campanario, es una voluntad artistica de aquellos tiempos de cambios. La portada es de perfil curvo y sobre ella se puede observar una estatua de San Pedro.

En su interior se encuentran frescos, pieza de orfebreria, cruces góticas, ricos ornamentos liturgicos y dos rosarios de oro traidos desde Manila por un fraile cinctorrano en el año 1754.

La decoración interior es del siglo XIX y destaca por el uso de la azulejeria valenciana para decorar la capilla del Santisimo Sacramento. También es destacable la realización de algun retablo.

Esta iglesia puede considerarse como el modelo de mayor madurez y esplendor del barroco en la comarca "dels Ports".

Ermita de San Luis fotos Situada fuera del recinto urbano durante el periodo medieval y en l actualidad en el interior de la población, se encuentra esta ermita bajo la advocación de San Luis Bertrán, santo valenciano beatificado en 1608 y canonizado en 1671.

Sus origenes se remontan al siglo XVII, aunque se levanta sobre las ruinas de otra ermita de época medieval. La estructura de esta iglesia es de pequeñas dimensiones (13,75 x 6,10 metros) y su construcción es de mamposteria. Tiene planta rectangular, cubierta a dos aguas con tejas árabes y dos contrafuertes laterales. Presenta un amplio porche abierto a los tres frentes con arcos de medio punto. En la parte alta tiene una pequeña espadaña con un vano semicircular.

Se accede al interior por una puerta de medio punto. El interior es de dos tramos separados por pilastras con arcos de arista y un coro elevado. Es un templo de una sóla nave cubierta con bóveda de cruceria. Tiene una antigua pila bautismal.

Muy interesante son sus pinturas murales del interior, con angeles músicos junto con San Luis Bertrén y los simbolos de su santidad. Son de la primera mitad del siglo XVIII. En el altar mayor también se puede ver un relieve de mádera representando al santo, realizado en 1985.

Fue restaurada en 1984 porque sufrió graves desperfectos durante la Guerra Civil Española.

CORATXÀ

Historia Perteneciente a la Setena de Benifassà. En Coratxà, la iglesia de San Jaime, porticada, de ancho campanario y de factura románica, esconde bajo el reloj una representación en piedra de un caballero, hay quien dice que templario y junto al antiguo cementerio se guardan vetustos crismones de piedra tallada.

CUEVAS DE VINROMÁ (LES COVES DE VINROMÁ)

Ermita de San Vicente siglo XVII

Historia El origen del nombre de la villa tiene dos versiones. Una que lo adscribe a la época romána, Vicens Roma; y otra que lo situa en la época musulmana, Cide Aben-Romá. No obstante, las primeras referencias al antiguo castillo, hoy desaparecido, datan de la conquista de Jaime I que lo cedió a Blasco de Alagón en 1235. Una vez fallecido el noble, la propiedad revirtió a la corona que la traspasó a la orden de Calatrava. Tras un breve periodo en manos de Artal de Alagón, que concedió una nueva carta puebla, el rey Jaime II, en 1294, la traspasó a los templarios. La orden de Montesa la recogió una vez disuelta la del temple. Durante este último periodo Les Coves fue cabeza de la Encomienda Mayor.

Iglesia antigua De estilo gótico, con mezclas posteriores de otros estilos, data del siglo XIII. El edificio muy deteriorado, está en proceso de rehabilitación para uso público por parte del Ayuntamiento.

Castillo de Abenromá El castillo de Abenromá de origen musulman y hoy derruido, se hallaba en lo mas alto de la villa. Las murallas y torreones, integrados en las estructuras de las casas actuales, son los únicos restos percibibles de la antigua edificación.

CULLA

Murallas
La Porta Nova
Ermita de Sant Roc
Antiguo Hospital siglo XVII
Ruinas del antiguo castillo árabe
La Casa Abadía
La carrasca de Culla, declarado árbol monumental de la Comunidad Valenciana

Historia Controlada por los musulmanes hasta su conquista por Blasco de Alagón, en 1233, el enclave de Culla pasó a pertenecer a su hija, Constanza de Alagón, casada con Guillem de Anglesola, que otorgó carta de población en 1244. Aunque el padre de Jaime I, Pedro II el Católico, ya había otorgado la propiedad del castillo y sus tierras a la orden del Temple en 1213, no fue hasta 1303 cuando pasó a su control. Sin embargo, no estuvo mucho tiempo en manos de esta orden militar, ya que tras su disolución, en 1307, pasará a la de Montesa en 1317.

En 1345 se constituyó la Setena de Culla o Comunitat d'Herbatge, formada por Culla, Atzeneta, Vistabella, Benasal, la Torre d'En Besora, Benafigos y Vilar de Canes, cuyo funcionamiento perduró hasta el siglo XIX, y que se dedicó a explotar los recursos forestales y pecuarios de los territorios de la Orden de Montesa.

Durante las guerras carlistas, el castillo fue destruido y arrasado.

La leyenda medieval de Artal y Oras "Caminante, al asomarte a esta espaciosa atalaya (balcón desde el cual puedes otear una bella panorámica de nuestras tierras), y agudizando la mirada, podrás ver al fondo, la ermita de San Cristóbal de Benasal.

Quizá, los piadosos tañidos del toque de ánimas, te traigan el eco de los desgraciados amores de Artal de Asens, caballero templario destinado el castillo de Culla, y de Oras, una joven agarena de singular belleza, de gallardo y gentil talle, de bello rostro adornado con ojos oscuros, misteriosos y seductores, y hombros de blanco alabastro cubiertos con ondulados y suaves cabellos castaños.

Los avatares de su trágico idilio se desarrollaron entre los burgos medievales de Culla y Benasal, en los alrededores de la antigua ermita de Nuestra Señora de Gracia, junto al manantial y el macizo de Moncatí (Montcatil) y su tranquila alberca, y en las recogidas oquedades de la cueva de Antebrusco.

Un apasionado romance, una cruel separación, promesas de fidelidad eterna, la añoranza, el olvido, la traición, la desesperación, la muerte, el arrepentimiento y el perdón divino y humano se entrelazan en esta hermosa leyenda. Leyenda casi ignorada por nuestra literatura, al igual que sucede con muchos aspectos de la historia de nuestro pueblo, donde el tiempo se detuvo y donde las crónicas oficiales olvidaron su memoria.

Puede que con el toque de maitines, un lunes de Pascua de Pentecostés, sientas el deseo de depositar un ramillete de flores amarillas, sobre la tumba sin nombre, en el terruño que un día acogió los restos de estas desdichadas criaturas. O puede que, al igual que el santo ermitaño de San Cristóbal o las habitaciones de Culla, quieras subir hasta su alta tierra, llevar unas humildes retamas florecidas, dejarlas junto a la capilla y rezar una oración por el eterno descanso de sus almas atormentadas ...

DOMINE Deus Omnipotens, Rex regum et Dominus dominantium, in cuius manu ... "

Arturo Esteve Comes

El carrer Pla La calle LLana era la vía principal de Culla en la época medieval. Al inicio de la calle se situaba la plaza del Mercado, donde existía una puerta de entrada al recinto amurallado: El Portellàs. La calle unía la plaza del Mercado con el centro del pueblo, donde estaba el Ayuntamiento y la Iglesia.

En esta calle todavía podemos ver casas que conservan sus antiguas puertas divididas en horizontal, así como anillas donde ataban a los matxos (mulos) cuando los preparaban para la carga. También se puede observar el color azul con el que están pintadas algunas ventanas, al que se le atribuye dos cometidos: evitar la entrada de insectos o espantar a los malos espíritus.

Iglesia parroquial de El Salvador La iglesia parroquial del Salvador está levantada sobre la reconstrucción y ampliación del templo medieval, que fue construido en el último cuarto del siglo XIV. El nuevo templo fue acabado a principios del siglo XVIII y consagrado en el año 1712. El campanario fue levantado en fecha posterior.

Se trata de una iglesia de aspecto robusto con trazas arquitectónicas de líneas sencillas. Construida en piedra sillar, tiene cubierta a dos aguas de teja árabe. Tiene dos accesos: el principal a los pies del edificio es adintelado, con una ventana enmarcada con pilastras y rematado en un frontón curvo del siglo XVIII con aparejo de sillería. La secundaria del siglo XVIII en el lado de la epístola, semicircular con una línea de imposta de la que parten amplias dovelas de sillería. A los pies, una torre campanario de dos cuerpos separados por una cornisa; el inferior de mampostería y el superior de sillería, abierta por cuatro arcos de medio punto entre pilastras que alojan las campanas.

El interior del templo se organiza en una sóla nave dividida en tres tramos, con capillas laterales y crucero. Los soportes son pilastras, arcos de medio punto y arco triunfal en la nave. Se cubre todo el edificio con una bóveda de cañón, excepto en la sacristía que es plana. El coro, en alto y con barandilla de madera. El interior de la iglesia está decorada con capiteles y una cornisa corrida por todo el templo.

Conserva una interesante colección de orfebrería, escultura y ornamentos litúrgicos, datos entre los siglos XIV y XX. Interesantes son los restos de un antiguo retablo en piedra, del siglo XV, con la imagen del Salvador, patrón de la villa y perteneciente a la antigua iglesia.

Destaca también en su interior un retablo renacentista dedicado a San Vicente Ferrer, San Francisco y la Sagrada Familia. Corresponde a un tríptico de madera que constituye una magnifica muestra de la pintura del siglo XVI. Primitivamente se encontraba en la ermita de San Roque. Esta iglesia conserva un importante archivo parroquial desde el año 1537.

Las campanas del campanario de Culla son tres: la pequeña se llama Santa Bárbara y data de 1921, pesa 102 kg. y tiene 56 cm. de diámetro, la mitjana (pequeña) data del año 1732, pesa 244 kg. y tiene 75 cm. de diámetro, la grossa (gorda) es del año 1404, tiene 436 kg. de peso y 91 cm. de diámetro. Es una campana gótica y de las más antiguas de la Comunidad Valenciana.

Granero del Comandador Este antiguo granero conocido actualmente como "La Presó" por haber sido utilizado como prisión durantes las guerras carlistas (siglos XIII y XIV).

Els Perxes Los porches datan del siglo XVII. Se trata de una antigua lonja del Mustassaf de Culla (inspector de los mercados, juez del peso, medidas y del comercio). En cierta época, aquí también se sitúo el Ayuntamiento.

Ermita de Sant Cristòfol del siglo XVIII. Junto a ella, la torre vigia de Sant Cristòfol, construida entre los siglos XII y XIII.

Lápida medieval de la calle Font Sobre el portal de la casa número 16 encontramos una lápida medieval con la siguiente inscripción latina: IUDICIUM DURISSIMUM HIS QUI REGUNT O MARIA SUSPIRANT MORTUI A TE PIA (Aquellos que gobiernan tendrán, un juicio implacable. Oh María, los difuntos suspiran por ti compasiva). Al parecer, en esta zona se ubicaba el cementerio medieval. Siguiendo una tradición inmemorial, la procesión de rogativas de Culla a Sant Joan de Penyagolosa, al regresar al pueblo, sube por el carrer de la Font y se detiene poco antes de llegar a este punto para cantar un responso a los difuntos. La romería, cuyo origen se remonta al siglo XIV, todavía se sigue celebrando el viernes y sábado de la semana del Corpus Christi.

La Picota "El Pelleric" era el lugar de escarmiento para los ladrones con hurtos menores o malhechores en la Edad Media. Se trata de una piedra cilindrica en la que se introducia un palo donde se ataba a los condenados, quedando expuestos a la burla y humillación de la gente del pueblo.

EL BELLESTAR

Historia Perteneciente a la Setena de Benifassà. Las casas de El Bellestar se insertan en un recoleto entramado de callejas en las que se respira paz y es interesante su iglesia del siglo XIII.

ESLIDA

Iglesia del Salvador siglo XVII
Ermita del Calvario siglo XVIII

Historia Aunque existe constancia de antiguos asentamientos humanos en la zona, Eslida tuvo importancia urbana bajo la dominación musulmana. Conquistado el territorio por Jaime I en 1237, obtuvo su primera carta puebla en 1247, manteniendo su religión, costumbres y organización social. En 1258 el castillo y su población fueron donados a Galceran de Mocada. La alta densidad de población morisca contribuyó a que la villa fuese especialmente sensible a los distintos focos de rebelión que históricamente se alzaron contra el gobierno de los cristianos, especialmente los acaecidos en época de Jaime I y protagonizados por Al-Azraq. La expulsión de los moriscos en 1609 produjo un descenso notable de población y la villa tuvo que recurrir a una nueva carta puebla en 1612.

Casco antiguo Como la mayoría de las poblaciones de la Sierra de Espadan, Eslida tuvo una importante presencia de musulmanes que vivieron bajo la protección real durante un tiempo. Su cultura ha permanecido tanto en las costumbres como en su hábitat. Un recorrido por las empinadas y tortuosas calles de la villa nos ofrece un claro ejemplo de la tendencia de la época a asentar los núcleos urbanos en la ladera donde se establecía el castillo, a pesar de los inconvenientes orograficos. Calles como San Isidro, El Salvador, San Ramón, L'Arrendador, la del Porxat o la Dels Teixidors evovcan el recuerdo de las medinas árabes.

Castillo El castillo, de origen árabe, totalmente en ruinas y cubierto de vegetación, se situa en lo alto de la loma que domina la villa. Conserva un tramo de sus murallas y los restos de su torre del homenaje de planta triangular, una estructura inusual en los castillos valencianos.

L'Arc de la Rambla Acueducto sobre el rio Anna con varios arcos de medio punto

FORCALL fotos

Casa solariega de los Fort
Casa solariega de los Berga
Centro de interpretación de la naturaleza del Bergantes, ubicado en la antigua Tejería

Historia Los primeros asentamientos de población se dan en la ciudad iberoromana de LESERA (cerca de la actual Forcall), se trata del yacimiento arqueológico más importante de la provincia de Castellón y probablemente la única ciudad romana entre Sagunto y Tortosa. Ubicada en la Moleta dels Frares o Moleta de Liborio, fue descubierta de forma anecdótica en 1876 por el doctor Nicolás Ferrer Julve. El lugar ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

Forcall tiene su actual origen en unas alquerías árabes, conquistadas en 1235 por las tropas de Gil de Azagra y Benito de Torres, oficiales de Blasco de Alagón. En 1246, el infante don Pedro de Portugal, en nombre de Jaime I otorga la carta puebla, bajo la jurisdicción de Morella.

En 1361, Pedro IV ordenó fortificar la ciudad en el conflicto con Pedro de Castilla. Tras la muerte de Martín el Humano, la ciudad apoyó al conde de Urgell, que se refugió en Forcall hasta que fue derrotado por Fernando de Antequera.

Forcall participa activamente en todas las guerras, intentando así ganar favores para conseguir la independencia. Del periodo de las guerras carlistas surge la figura histórica de El Groc, guerrillero local que lucho como colaborador al lado del general Cabrera. En 1691 llega la independencia de Morella gracias a una orden del rey Carlos II que concedía a Forcall el privilegio y categoría de Villa Real.

Palacio de los Osset-Miró Construido en el siglo XVI por la familia Miró, fue durante un tiempo la casa solariega de la familia. Fue vendida a los Osset de Cantavieja a mediados del siglo XVIII, y cedido a la villa a principios del siglo XX. El edificio situado en la Plaza Mayor, fue rehabilitado y actualmente es usado como hotel. Hay que destacar el elegante alero de talla de madera y los treinta y seis arcos de la última planta. Se adscribe como palacio típico del renacimiento aragonés. Arquitectura de piedra noble, donde destaca su bello y artístico doble alero de talla de madera y los 36 arcos de su piso alto. Sobre el portalón de la fachada lateral figura el escudo de los Miró.

Casa de la Villa - Palacio de les Escaletes (Ayuntamiento) Edificio de los siglos XVI-XVII que domina la Plaza Mayor. Está declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico. En los bajos se halla un restaurante con arcos góticos. De este edificio formaba parte la iglesia de San Miguel. También se le conoce como Casa de les Escaletes, por las dos grandes escaleras que dan acceso a su interior.

Es un edificio gótico con fachada con doble escalera voladiza, sobre arco de medio punto, única en la Comunidad Valenciana, con escudo de 1608 y espadaña de reloj de 1893. Ha tenido diferentes funciones a lo largo de su historia, en la actualidad se encuentra dividido en tres estancias bien diferenciadas: en los bajos el mesón, en la primera planta, museo y salón de actos y en el lateral de su planta baja el Ayuntamiento que antes albergaba, la antigua Iglesia de San Miguel del siglo XV.

Plaza Mayor La plaza mayor es un conjunto de grandes proporciones (3500 m2), cuyos arcos y soportales de medio punto y sus estructuras porticadas la hicieron adoptar su fisonomía actual en los siglos XVI-XVII. La plaza está rodeada de edificios singulares como la Casa de la Villa, en cuya planta baja estaba la antigua Iglesia de San Miguel (siglo XV), y el actual Mesón de la Villa, además del Palacio Osset-Miró, al otro lado de la plaza.

Horno de la Villa Horno medieval del siglo XIII, recientemente restaurado, siendo el más antiguo de Europa que aun sigue en funcionamiento. Datado en 1246, mantiene la misma estructura original que su primitivo medieval, de carácter comunal, de planta baja y donde en uno de sus muros se abren dos aberturas con dos arcos, uno de medio punto y otro apuntado, donde están ubicados los dos hornos de leña, uno de ellos no se encuentra en uso pero el otro ha mantenido su funcionamiento hasta la actualidad. Es uno de los tres hornos medievales que quedan en pie en la comarca de Els Ports.

La Nevera De 1638, la nieve almacenada y transformada en hielo, tuvo gran importancia por su uso para fines medicinales y culinarios por lo que su utilización estaba estrictamente regulada. La nevera de planta rectangular de dimensiones considerables con casi 6 metros de altura y con piedra calcárea de mampostería fue restaurada a finales de los años 90.

Retablos cerámicos y Capillas de Santos A mediados del siglo XIX, era costumbre colocar en las fachadas de casas, capillas y retablos cerámicos dedicados a santos y vírgenes con gran devoción por parte de la población. De formato rectangular, con capillita de protección para la lluvia y formado por azulejos pintados, de dimensiones desde las 15 a las 40 piezas.

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción La primitiva iglesia gótica, con origen en el siglo XIII fue destruida por un incendio provocado por la guerra carlista y de ella tan solo se conserva en su exterior, elementos como el ábside, ventanales, gárgolas y un magnífico rosetón y en su interior un presbiterio con un original templete y falsa girola por detrás. La actual iglesia del siglo XIX es de nave renacentista y fachada austera. En su interior conserva interesantes pinturas al fresco del morellano Juan Francisco Cruella. Destacan también diversos ornamentos, casulla del siglo XVII, capa con bordados valencianos del siglo XVI y una talla de madera del siglo XVI. Mención merece un espacio dedicado a la capilla de San Victor, donde descansan sus reliquias. De la sobriedad del exterior, su elemento más significativo es su torre-campanario de línea barroca y datado en 1760 y que con sus 55 metros ostenta el título del de mayor altura de la comarca. Construido por José Aloya, es una torre distribuida en tres cuerpos y un altísimo remate. La coronan cinco campanas, cada una con su nombre y que producen característicos toques para las diferentes celebraciones o actividades.

Conjunto de la Ermita de San José y el Calvario Formado por la ermita, el jardín-mirador del río Caldes y el Calvario. El ermitorio barroco construido en el año 1682, tiene un pórtico cubierto con arcos de medio punto que da acceso a la capilla. Presidía el altar un cuadro-retablo de la Sagrada Familia y adornaban las paredes laterales unas pinturas que representaban al pueblo de Forcall. En los jardines, sobre un pedestal, se encuentra la estatua de San José. El calvario, cuenta con las estaciones del Vía Crucis y fue construido en 1886, para conmemorar el II Centenario de la llegada de las reliquias de San Victor. En 1936 fue destruido, siendo reconstruido en 1969.

Ermita de la Virgen de la Consolación Antiguedad: siglo XVIII (1783). A pocos metros de la población y a través de un camino de cipreses, accederemos a la ermita de nuestra patrona. Desde su ubicación puede observarse el transcurso de los ríos y el valle donde se encuentra la localidad. El lugar está compuesto por una espaciosa ermita de estilo renacentista, la casa del ermitaño y un espacio con fuente. Desde 1624 hasta 1936, existía un ermitaño que acogía al visitante, cuidaba del culto y atendía el mantenimiento del edificio. Se trata de un lugar de gran importancia para la población donde acuden diversos días al año.

Ex-convento de los dominicos Fundado por don Blay Berga en 1609. Se planificó para que tuviera capacidad para 10 sacerdotes y sus legos. La iglesia tiene aproximadamente 27 metros de longitud y 6 de ancho y el campanario una altura de 22 metros. En el año 1612 ya estaba en funcionamiento, debiendo los dominicos además de enseñar, desplazarse por la comarca para celebrar misas. La orden de los dominicos dejó Forcall en el año 1835. El año 1936 fue destruido a causa de la guerra civil y actualmente se encuentra en lamentable estado de conservación.

Colección museográfica permanente A través de diferentes secciones, la colección tiene como objetivo dar a conocer su pasado. La sección de arqueología; corresponde en su mayor parte a los materiales encontrados en la ciudad iberoromana de Lesera. También lo forman parte, restos del Forcall medieval, como la destacada piedra de los pájaros, cruces de tumbas, etc. La sección de paleontología, consta de un amplio volumen de piezas de la colección de fósIles del Reverendo Santiago Casanova, algunas de ellas exclusivas de las tierras forcallanas.

Museo de la alpargata Espacio donde, gracias a paneles, fotografías, vitrinas y figuras, se documenta el oficio tradicional de la alpargatería. Muy importante en la historia local, ya que durante muchas décadas fue la forma de subsistencia de la población. Podrán ver, todo el proceso de elaboración de la alpargata de cáñamo desde la materia prima hasta el producto elaborado.

Yacimiento romano de la Moleta dels Frares La Moleta dels Frares es, sin duda, el yacimiento arqueológico más importante de la provincia de Castellón y, probablemente, el único núcleo habitado permanentemente entre las antiguas ciudades de Saguntum (Sagunto) y Dertosa (Tortosa). Se le ha identificado como la ciudad romana de Lesera.

FREDES

Historia Perteneciente a la Setena de Benifassà, está situado a 1000 metros de altitud y pasa por ser el núcleo de población más septentrional de la Comunidad Valenciana. El pueblo, cuya iglesia está dedicada a los santos Abdón y Senén, se rodea de un paisaje extraordinario en el que destaca la frondosidad de los bosques.

GATOVA fotos
HERBES
Palacio del Barón de Herbés
Casco urbano (casonas y casas con interesantes aleros de madera)
Santuario de la Mare de Déu del Sargar siglo XVII
JÉRICA

Historia Los asentamientos humanos de Jérica se remontan a la época de los iberos. La dominación romána ha sido, también atestiguada en algunas lápidas de esa época encontradas por los alrededores del municipio.

Sin embargo, es con la presencia musulmana, cuando Jérica adquiere la posición estratégica en la via de comunicación que une Aragón con Valencia.

Tras la creación de los reinos de Taifas, la ciudad pasa a depender de la Cora de Valencia y es conquistada por el Cid en 1098. Recuperada por los musulmanes tras la muerte del castellano, el lugar aparece de nuevo en primer plano con Jaime I. En su tránsito hacia Burriana, evita la confrontación por ser plaza valerosa y dificil de conquistar.

El 5 de febrero de 1235 la villa es tomada definitivamente por las tropas cristianas capitaneadas por el sacristán de Gerona, Guillem de Montgriu, con posterioridad azobispo de Tarragona. Este religioso tuvo que hacer frente a una enconada resistencia de sus habitantes que sólo cayeron abatidos por la desnutrición, tras un largo aislamiento y asedio.

Jaime I dió carta de población en 1249 y en 1255 cedió el castillo y sus posesiones a su esposa morganática Teresa Gil de Vidaure y a su hijo Jaime, primer señor de Jérica. Ese mismo año, el rey otorga el privilegio por que el Camino Real que una Aragón con Valencia pase por la villa, no pudiendo tomar los viajeros otra ruta so pena de quedar embargadas sus propiedades.

El señorio de Jérica se extingue en 1369 cuando el último noble de la dinastía, Juan Alfonso, muere sin descendencia y Pedro IV el Ceremonioso recupera la posesión para la corona.

Castillo El castillo se eleva sobre Peña Tajada, el monte que domina la ciudad y que sortea el rio Palancia. fue construido por los musulmanes, que lo conviertieron en lugar estratégico en la vía de acceso de Teruel a Valencia. Problablemente se hizo sobre alguna antigua edificación romána. El Castillo disponia de un primer recinto amurallado que bordea la actual ermita de San Roque. Cuentan los historiadores que sus moradores tenían labrada una escalera en la peña, que les permitía acceder al río y abastecerse de agua, así como un pasadizo que atravesaba subterraneamente la villa desde el recinto fortificado.

Torre del homenaje Denominada "la Torreta" es una torre fortaleza con muros de un metro y medio. El acceso a su interior se realiza a través de una entrada de arco de medio punto en el que se aprecian tres niveles. Durante la guerra civil se derruyó el coronamiento de la torre. Es una de las partes mejor conservadas del castillo.

Ermita de San Roque La ermita de San Roque, antigua Iglesia de Santa Águeda, está situada en la parte baja del castillo. Su edificacion se inicia en el siglo XIII con arcos fajones apuntados. Abandonada la obra, al construirse la nueva iglesia en la parte baja de la población, se cubre el templo con techumbre de madera para impedir la ruina de lo ya construido. Es de planta irregular y su cuerpo principal está construido según el canon de las iglesias de reconquista.

Murallas Además del recinto amurallado del castillo, que encerraba la ermita de San Roque, Jérica dispuso de dos perimetros más de fortificación. Un primero, llamado recinto medio, que disponía de varias entradas y torreones (algunos de éstos conservados como los portales de la Sala, del Reloj y de San Roque), reforzados en el siglo XIV para las guerras entre Pedro de Castilla y Pedro IV el Ceremonioso de Aragón; y un segundo, exterior, que discurría por la línea del antiguo camino real, actualmente calle del rey don Jaime (de la que se han conservado algunos tramos, adosados a edificaciones, el portal de San Joaquin y Santa Ana y el arco del Hospital). Algunos tramos de las murallas medievales fueron reparados y fortificados en el siglo XIX, durante la primera guerra carlista.

Portal de la Sala Este portal de acceso a la ciudad, de arco apuntado y construido en sillería, data del siglo XIV. La parte superior de la torre derribada en el siglo XX, ha tenido diversos usos a lo largo de su historia: como zona de defensa en el camino de ronda de la muralla en la época medieval, como capilla en el siglo XVII y como vivienda privada del siglo pasado.

Portillo de San Roque Ubicado en la explanada de la calle San Roque, este portal de acceso se sitúa en una zona de confluencia de los distintos recintos amurallados de la ciudad. En un torreón de planta rectangular se abre este pequeño portal que cumplía la función de puerta falsa de la ciudad.

Torre del reloj Tambien llamada portal de San Juan, por dar acceso a la calle del mismo nombre, está flanqueada por un torreón circular, la Torre del Reloj, llamado así por albergar un campanario del siglo XVI. La puerta situada en una zona de pendiente, es de arco apuntado con dóvelas.

Museo Municipal Los contenidos del museo abarcan desde el neolitico hasta la época actual. Del periodo cristiano se conserva el pendón que la tradición popular señala como el que se enarboló tras la Reconquista por las tropas cristianas y el retablo de San Jorge, del siglo XV, procedente de la actual iglesia del Cristo de la Sangre, así como el sepulcro de Roque Ceverio y su esposa Isabel Valero, señores del Hostalejo y que antaño ocupaba el Altar Mayor del Convento del Socós.

LA JANA

La farga del Pou del Mas, un olivo de 1182 años de antiguedad plantado en época de Abderramán II
Iglesia parroquial de San Bartolomé siglo XVII

LA POBLA DE BENIFASSÀ

En la comarca del Baix Maestrat
Del árabe Beni-Hassan o Beni-Hazá
Pinturas rupestres: Cova dels Rosegadors

Historia Ubicada en uno de los parajes más emblemáticos de la Comunidad Valenciana, La Tinença o Setena de Benifassà (hoy formada por siete localidades: El Bellestar, Bel, Boixar, Castell de Cabres, Coratxà, Fredes y la Pobla de Benifassà, que alberga la sede del municipio) estuvo ligada al monasterio de la Orden de los Cartujos mandado construir por Jaime I en el mismo lugar donde estaba el castillo árabe de Beni-Haza.

Es el municipio referente de la comarca en el que se pueden adivinar las huellas de la vida en siglos pasados, con sus casas de piedra orientadas a la solana, y las pequeñas calles que ascienden hasta la iglesia, del siglo XIII y con portada lateral de traza románica, que corona el pueblo con su esbelto campanario.

La Pobla de Benifassà fue fundada por el abad Berenguer de Concavella en 1261 (siglo XIII).

Iglesia de San Pedro La iglesia de San Pedro corona la parte alta de la población. Fue construida sobre los restos de la anterior del siglo XIII; su entrada principal y las laterales son románicas, y el campanario y el altar mayor de estilo barroco.

Monasterio de Santa Maria de Benifassà Fundado por el rey don Jaime I el Conquistador en el año 1233 (siglo XIV). Se trata del primer monasterio cisterciense del antiguo Reino de Valencia. En 1959 es habitado por monjas cartujas, siendo la unica cartuja femenina de España en la actualidad.

El monasterio fue construido sobre el castillo musulmán de Beni-Haza, ubicado sobre el monte de Santa Escolastica a 800 metros de altitud. Conquistado por Alfonso II de Aragón en 1195 (siglo XII) y donado al obispo de Tortosa. Sin embargo, Pedro II (1196-1213), padre de Jaime I, donó los territorios al noble catalán Guillém de Cervera que una vez viudo, había tomado los hábitos del Cister y cedido los derechos de su territorio a su orden en 1229.

El conflicto de intereses entre la diócesis de Tortosa y el Monasterio de Poblet, centro al que fue a parar la donación, fue resuelta gracias a la intervención de Jaime I, que decidió la creación del monasterio en 1233, el primero de la orden en tierras valencianas. Se puso bajo la advocación de Santa Maria.

Los primeros monjes llegaron en 1234 y ocuparon el castillo, levantando una capilla en su interior y comenzando la edificación del monasterio y sus dependencias.

Este primer monasterio cambió en 1250 su antiguo emplazamiento en el castillo al actual. De esta época son la muralla y la torre central. El resto se construyó entre 1264 y 1276. Es por tanto un cenobio principalmente de estilo gótico.

El monasterio vivió su época de mayor esplendor desde el siglo XIV hasta el siglo XVIII. En 1810, la orden fue disuelta por José Bonaparte, el monasterio quedó vacio y fue saqueado (perdiendose el primer manuscrito de Els Furs que allí se conservaba). Con la llegada de Fernando VII, en 1814, los monjes volvieron a ocuparlo. En 1835 el monasterio es nuevamente abandonado con la desamortización y durante las guerras carlistas el general carlista Cabrera lo utilizó como cárcel y hospital.

El monasterio cuenta con un recinto amurallado en cuyo interior se albergan las distintas dependencias construidas en diversas épocas y con reformas que no han alterado sustancialmente su fabrica de origen.

El monasterio llegó a contar con iglesia, claustro, cocina, refectorio y celdas, posada y casa capitular, hospital, farmacia y herrería. De hecho, Benifassà se habia diseñado siguiendo el modelo del Monasterio de Poblet.

El Palacio del Abad y el claustro se construyó entre 1316 y 1347, la sala capitular y las dos sacristias, una junto al altar Mayor y otra junto al claustro son de finales del siglo XIV.

Tiene el conjunto elementos del románico tardío en algunas portadas, algunos arcos de la iglesia y en elementos decorativos de los capiteles de las columnas, el resto son elementos del gótico tradicional.

En el ala de acceso, orientada hacia el sur, se encuentra la Puerta Real, flanqueada por la zona residencial de los abades, la de los reyes, la hospederia y la capilla. Junto a la actual entrada hay un pequeño claustro en el que se encuentra una especie de torre cuadrada, de dos cuerpos que parece ser era el templete de la fuente.

A la derecha de la entrada se encuentra el conjunto monástico que se desarrolla en torno al claustro mayor con columnas pareadas alternadas con pilares sobre los que se apoyan arcos apuntados y capiteles decorados con motivos vegetales, figuraciones y de animales. En un ala del claustro se situan la cocina, el refectorio y otras dependencias. En otra, la sacristia vieja y la sala capitular, levantada a principios del siglo XIV, con planta rectangular y cubierta con bóveda de crucería.

Antes de entrar en la iglesia, en el muro exterior del crucero, aún puede verse un relieve embutido en el que parece representarse a un toro sacándose una espina y a unos ángeles que transportan un alma hacia el cielo. Esta imagen se asocia con la leyenda según la cual Jaime I mandó cortar la lengua del obispo de Gerona y, en señal de arrepentimiento, dota al monasterio de tierras y privilegios para recibir así la absolución papal y ganar la salvación de su alma.

La iglesia se alza paralela al claustro, se comienza en 1264 es de una sóla nave de cuatro tramos, con crucero y ábside poligonal, alzados entre 1264 y 1276. La nave fue terminada totalmente en 1460. La cubierta es de bóveda de crucería en la nave, el crucero y en los brazos del mismo, mientras que en la cabecera es una bóveda nervada. La plementeria en la nave es de ladrillo y la del crucero de piedra.

La parte mejor conservada es, sin duda, el ábside que mantiene los ventanales con fina tracería realizados problablemente a finales del siglo XIII. Los capiteles estan decorados con motivos vegetales. La iluminación en el interior de la iglesia es muy débil, siguiendo el estilo de las edificaciones del Cister. Junto al ábside en el lado de la epistola, se situa el campanario, finalizado ya en el siglo XVII.

El monasterio de Santa María de Benifassà está ocupado actualmente y desde 1959 por monjas de clausura de la Orden de San Bruno (cartujas) y tiene limitaciones de horarios y días de visita.

Declarado en 1931 monumento histórico artístico, se encuentra a unos pocos kilometros al norte de la Pobla de Benifassà.

LA SALZADELLA
Casco urbano
Iglesia parroquial
Puertas recinto amurallado
LUCENA DEL CID

Castell y Ermita de les Torrocelles

Historia La historia de Lucena está ligada a Ximen de Urrea y a su conquista del castillo de Alcaláten en 1233. A partir de este momento la nueva población cristiana dependerá del señorío del mismo nombre. En 1798. al morir el último de los Urrea, pasó a la casa ducal de Hijar, a la que perteneció hasta el segundo tercio del siglo XIX.

Iglesia Arcipestral de la Asunción de Nuestra Señora Epoca: s. XVIII, estilo barroco, amplia fachada con tres puertas, coronadas en cada una de ellas por una hornacina en las que se encuentran las imágenes de los patronos de la población a los lados (S. Miguel y S. Hermolao) y en la hornacina central Ntra Sra. De la Asunción, en su interior y situado en una cripta, que se construyó aprovechando el desnivel en el que se sitúa la Iglesia, se encuentra el Museo Parroquial con numerosas piezas de orfebrería.

Destaca el retablo gótico de San Antonio Abad del siglo XVI, obra de Miguel Esteve.

Museo parroquial de orfebreria Situado en el subsuelo del templo, donde antiguamente estaba la cripta con sepulturas, tiene dos secciones, una dedicada al arte sacro (con varias piezas del siglo XV) y otra a la etnografía local. A destacar los dos metros de espesor de los muros.

Els Perxes Los porches de la Plaza Mayor son uno de los pocos elementos medievales que subsisten en la población. Aunque su construcción se situa en el siglo XIII, no existe referencia documental de éstos hasta 1442, donde una ordenanza municipal prohibe a cualquer persona "tener gallinas en la plaza de la villa o en sus porches".

MONTANEJOS

Restos del Castillo
Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados (siglos XVII y XVIII)
Torre árabe circular
Iglesia parroquial de Santiago Apóstol (siglo XVII reformada en el siglo XVIII)

Historia Existen en Montanejos yacimientos de las edades del bronce y del hierro junto a otros ibéricos que atestiguan un poblamiento antiguo de estas tierras, no obstante la actual población tiene un nacimiento árabe cuando la Alqueria de Abajo (La Alqueria) y la Alqueria de Arriba (Montanejos) entran a formar parte del castillo de Montán siendo vigiladas a poca distancia por su propio castillo del que en la actualidad nos quedan algunas ruinas.

Estos caserios árabes caen en manos cristianas bajo el reinado de Jaime I quien los dona al señor Pedro Ximenez de Vallterra poseyendolos esta familia hasta el siglo XIX. Tanto La Alqueria como Montanejos están poblados de moriscos hasta su expulsión y no es hasta 1612 cuando se le concede carta puebla y se erigen en el actual municipio de Montanejos.

MORELLA fotos

ConJunto Histórico Artístico
Gentilicio: morellanos
Iglesia Basilica Arciprestal de Santa Maria La Mayor www
Castillo de Morella www
Casa de la Cofradia de "LLauradors" siglo XVII
Casa dels Estudis siglo XIV
Casa del Consell, junto a la plaza de los estudios
Casa Rovira (en la calle de la Virgen, donde según la tradición San Vicente Ferrer obró un milagro)
Casa de los Piquer siglo XVI
Palacio del Cardenal Ram siglo XVI (hoy hotel)
Palacio del Marqués de Cruilles siglo XVI
Palacio de los Ciurana de Quadres siglo XIV (en la cuesta de San Juan). Aquí se hospedó Fernando de Antequera en 1414
Murallas www
Plaza de Toros
Edifico Colomer-Zurita (antiguo Colegio de las Escuelas Pías)

Historia Debe su fundación a los árabes. Del arabe Mora-yya = (monasterio fortaleza de menor entidad que los Mora)

Posteriormente fue tomada por el Cid Campeador y ocupada definitivamente en el 1232 por Blasco de Alagón, quien la poseería hasta su muerte, pasando despues, dada su importancia estratégica, a ser dominio real, siendo Morella capital de una comunidad, formada por los municipios actuales de la comarca de "Els Ports", que pervivió hasta 1691.

Fue cuartel general del general carlista Cabrera, hasta que fue tomada por el general Espartero en 1840 quien la saqueó e incendió su importantisimo archivo municipal.

La fiesta principal de Morella es el "Sexeni", que se celebra cada seis años para dar las gracias a la Virgen de Vallivana, cuyo santuario se encuentra a 24 kilometros de Morella, por haber librado a la ciudad del azote de la peste en el siglo XVII. Son fiestas declaradas de Interes Turistico.

Morella es capital de la comarca de "Els Ports" y está declarada Conjunto Historíco Artístico desde 1965.

Santuario de la Virgen de Vallivana Patrona de Morella. A 24 Km. de Morella. La iglesia santuario es de estilo barroco y dispone de Hospederia. La imagen de la Virgen es una talla de arcilla de estilo gótico fechada en el siglo XIV.

Calle Blasco de Alagón Conocida por todos los morellanos como "la Plaça", adquiere este nombre debido que desde época medieval se situó en ella el mercado. Dicha calle posee todo un tramo de soportales que la confieren un atractivo especial. fotos

Ayuntamiento Edificio del gótico civil (siglos XIV-XV), posee el premio Europa Nostra por su restauración en 1977. De especial interés son sus dos salas góticas (del Consell y del Justicia) y la Lonja.

Acueducto Construido en el 1318 (siglo XIV) en estilo gótico constituye una verdadera obra de ingeniería hidráulica, hoy en día se conservan dos tramos bien diferenciados a través de los cuales podemos apreciar como en aquella época se transportaba el agua para abastecer a la población morellana. El agua era transportada entre la fuente de Binachos y Morella. fotos

Real Convento de San Francisco Este antiguo convento de frailes franciscanos (siglos XIII y XIV), se encuentra a los pies del Castillo y cuenta con una importante iglesia del siglo XIV y un notable claustro del siglo XIII, ambos góticos. La Sala Capitular está fechada en el siglo XV. El refectorio en la actualidad en obras está en proceso de restauración.

En el interior de la "Sala de Profundis" del antiguo convento podemos encontrar unas pinturas al fresco bastantes deterioradas y que representan la Danza de la Muerte, estando fechadas en el siglo XV.

Estas pinturas al fresco con retoques en seco, decoran la sala donde se velaba a los frailes difuntos. A la derecha encontramos la danza de la muerte, con una serie de escrituras en latin y en lengua vernacula medieval, así como una pauta músical con notación cuadrada, conteniendo un fragmento de la danza "As mortem festinamus", que también se conserva en el "Llibre Vermell" del monasterio de Montserrat, aunque allí con notación moderna.

Hay otros motivos macabros como el árbol de la vida y la rueda de la fortuna. En la pared opuesta podemos ver los restos de la chimenea de la cocina del cuartel de infanteria (1835-1911).

Las pinturas de la danza fueron restauradas "in situ" en 1993 a cargo de la Generalitat Valenciana, mientras que los escasos restos que se conservaban en la pared ocupada por la chimenea se han restaurado en Madrid y se encuentran a la espera de las obras de construcción del Parador de Turismo para reintegrarlas a su lugar original.

Iglesia de San Juan De estilo gótico tardío (finales siglo XIV), en el siglo XIX sufrió profundas remodelaciones. Es una iglesia de una sóla nave y seis capillas laterales en cada lado.

Iglesia de San Miguel (hoy Centro de Salud). Construida en el siglo XIV, durante el sitio de Morella de 1711 fue destruida en su totalidad y vuelta a reconstruir en 1729 (siglo XVIII). De planta rectangular, tres naves y crucero. Sus medidas son 29 x 18 metros. Tiene una alta torre de dos cuerpos y una portada de estilo clásico. Anexa a ella se encontraba la Capilla de la Comunión construida en 1900 (siglo XX). fotos

Iglesia de San Nicolás siglo XIII (románico tardio). Es la iglesia más antigua de Morella, pues consta su existencia en época musulmana, siendo la iglesia mozárabe de la población. En esta iglesia se celebró la primera misa nada más tomar la ciudad Blasco de Alagón. Con unas dimensiones de 24 x 8 metros de ancho, se cubre con armadura de madera. Junto a ella se construyó en 1248 (siglo XIII) un Hospital para enfermos, pero en 1422 (siglo XV) dejó de realizar tales funciones, para quedar como iglesia parroquial. Hoy es Museo del "Sexeni".

Museo "Temps de Dinosaures" que recoge una muestra de los restos de dinosarios que se han encontrado en estas tierras.

Morella la Vella gran caserío ubicado en el lugar en el que según cuentan, vivieron los primeros pobladores de la comarca. Desde allí se puede admirar la parte norte de la ciudad y el valle del Bergantes. No olvidar visitar las pinturas rupestres a 6 KM.de Morella. Concertar visita previamente al 96 417 30 51.

NULES
la romana Nubles o Noulas

Historia Los origenes de Nules se remontan a la repoblación que se produjo tras la conquista del castillo de Nules (actualmente en La Vilavella) por parte de Jaime I en 1238. Una vez consolidado el dominio cristiano, los habitantes de la fortaleza decidieron establecerse en el llano, mucho más fértil, fundando la población actual, según la carta puebla otorgada en 1254. Aunque el primer señor de la zona fue Guillém de Montcada, el desarrollo y la espansión de la ciudad estan ligados a la familia Centelles que compró la propiedad en 1316. Pedro IV el Ceremonioso autorizó en 1375 la construccion de una potente muralla con 22 torreones, estructura que sobrevivió hasta el siglo XIX. Convertida Nules en Baronia y más tarde en Marquesado, gozó de los favores de la Corona, pasando a ser Villa Real en tiempos de Felipe II. Con la expulsión de los moriscos en 1609, la ciudad perdió un tercio de la población.

Iglesia de la Sangre (Museo de Historia) El Museo de Historia de Nules está ubicado en la iglesia de la Sangre, un edificio de estilo gótico tardio, de nave única. Edificada para servir de sede a la cofradia del mismo nombre fue también, lugar de reunión del Consejo de la Villa. El templo ha tenido usos dispares a lo largo de su historia. Durante la ocupación francesa se convirtió en cuartel y dormitorio de soldados, en el siglo XIX se transformó en escuela, en 1932 se utilizó como garage, y tras la guerra civl, hizo temporalmente de parroquia. El edificio fue restaurado en 1985 para ubicar el museo, cuyo contenido es variado. Hay restos arqueológicos, obras de arte y objetos etnológicos. A destacar una talla de San Jaime del siglo XV.

Villa amurallada de Mascarell Situada a un kilometro de Nules, en dirección a Burriana, Mascarell es una pequeña población amurallada que pertenecia a la Baronia y Marquesado de Nules, y que pasó a ser pedania a finales del siglo XIX. Su origen está ligado al éxodo de los moros expulsados de Burriana tras la conquista de Jaime I, algunos de los cuales se establecieron en este lugar. El primer testimonio documental de la villa data de 1310. Mascarell quedó casi despoblado tras la expulsión de los moriscos en 1609 y no se recuperó de la pérdida hasta finales del siglo XVIII.

El trazado urbano de la villa de Mascarell está totalmente cerrado por un cinturón amurallado con dos puertas de acceso. Al ho haber experimentado ningún tipo de crecimiento fuera de sus muros, constitutye un caso atipico de recinto histórico. No obstante, ha perdido una buena parte del aspecto original por las sucesivas reconstrucciones y reutilizaciones particulares del recinto amurallado. La ciudad estaba protegida por un foso que en la actualidad ha sido convertido en acequia de riego. En la villa hay, además, una iglesia del siglo XVII.

OLOCAU DEL REY

Ayuntamiento siglo XVI
La carcel siglo XVI
Casa de la Cofradia o Lonja de la lana siglo XVI
La Nevera comunal
Palacio Figuera siglo XV
Fuente gótica siglo XV
Ermita de San Blas siglos XV-XVIII
Ermita de Nuestra Señora de la Naranja siglo XIII
Ermita de la Magdalena
Ermita de San Roque siglo XIX

Historia Fundada por los árabes junto a su castillo, con el nombre de Olcaf, fue conquistada por el Cid durante algunos años mientras ostentaba el Señorío de Morella. Olocau fue tomada definitivamente por las tropas de Jaume I en 1271, y el infante don Pedro otorgó privilegios en 1275 a favor de Arnaldo Savit y otros diez pobladores. Sin embargo en 1287, Alfonso II ante el lamentable estado del castillo decidió incorporar el territorio a Morella, aunque manteniendo ciertos privilegios. La oposición al poder de Morella se evidenció en 1701, cuando los ciudadanos de Olocau se pusieron al servicio del archiduque Carlos en contra de las posiciones a favor de Felipe V de los morellanos.

Iglesia parroquial Dedicada a la Virgen del Pópulo y consruida en el siglo XIV. La puerta de acceso es románica y el interior de estilo gótico. En uno de los laterales se halla la imagen de la Virgen de la Naranja, talla románica del siglo XIII.

Castillo El castillo de Olocau, actualmente en ruinas, se encuentra en una montaña cercana a la población. De origen árabe, fue ocupado durante un tiempo por el Cid. Con posterioridad Alfonso II de Aragón, en 1180, otorgó la propiedad a la Orden del Hospital con la idea de incentivar su participación en la reconquista de los territorios. Olcaf u Olocaf, como lo denominaron los árabes, albergó como prisionera, a principios del siglo XV, a Margarita de Montferrato, madre de Jaime de Urgell, aspirante al trono de Martin el Humano. De los restos del castillo quedan algunos lienzos de la muralla y las ruinas de una torre cilindrica.

Horno Horno de pan, edifio gótico de 1272 y uno de los tres ejemplares medievales de este tipo que todavía se conservan en la comarca de El Ports.

ONDA fotos

La griega Sepelacon
La romana Sepelaci
El casco antiguo de Onda está declarado Conjunto Historico Artistico desde 1967
Museo de Ciencias Naturales "El Carmen"
Museo del azulejo Manolo Safont
Castillo de Onda

Plaza del Almudín o La Font de Dins La plaza sirvió de mercado desde antes de 1418 hasta el siglo XIX. Fue mercado de grano, acogiendo también el matadero y la carnicería. Su nombre, almudín, viene de la palabra árabe "almud", unidad de medida o peso que se utilizaba para la venta del grano y también la propia palabra almudín significa lugar en el que se comercia con el grano o donde se almacena.

Los porches de sillería que se conservan corresponden al periodo gótico (siglo XV). En uno de los lados encontramos la antigua cárcel, situada en la torre del reloj, de mitad del siglo XVI. Existe un pozo en el lado sur, junto a la antigua fuente, que fue cubierto en 1853. Los actuales edificios son reconstrucciones sobre base primitivas de los siglos XIX y XX. Corresponde a la plaza principal, donde antiguamente se hallaba el zoco y posteriormente el mercado semanal del jueves hasta el siglo XIX. Se trata del centro económico y principal de la madina y villa medieval; acogió los principales edificios como el Almudín, Cárcel, Casa del Consell, Casa de la Encomienda, fuente y pozo. La Torre de la Cárcel, pertenece originariamente al trazado de la muralla islámica con numerosas reformas a lo largo de los siglos, flanqueaba el Portal de San Roque (actualmente desaparecido), una de las entradas principales de la villa de Onda. foto

Iglesia de la Sangre o de Santa Margarita Edificada hacia 1250 por los caballeros templarios bajo la advocación de Santa Margarita. Edificio románico en transición al gótico. La portada es obra de transición, con caracteres generales románicos, gusto gótico y algunos influjos mudéjares.

Es una iglesia de las denominadas de arco de diafragma, fue la primera en construirse a mediados del siglo XIII por los primeros cristianos de Onda, mientras se edificaba la iglesia principal. Destaca su portada abocinada de arcos de medio punto, que denota su adscripción a un gótico primitivo. Su interior es de una sola nave, se pueden observar los cuatro arcos fajones que sustenta el magnífico artesonado mudéjar con motivos heráldicos y geométricos y la cubierta a dos aguas. En ocasiones era utilizada como lugar de reunión con fines civiles. foto

Iglesia de la Asunción De estilo barroco, fue construida en 1727 sobre una anterior de estilo gótico del siglo XV que a su vez fue levantada sobre la antigua mezquita musulmana. Dispone de dos puertas, la principal, de 1854, y la de la Capilla de la Comunión de 1753. Espaciosa y equilibrada dispone de tres naves y planta de cruz latina. foto

En la sacristía se conservan diversas pinturas de interés como el retablo de San Antonio y Santa Bárbara (1558) de Joan de Joanes y el retablo de Almas, de comienzos del siglo XVI, atribuido al maestro de Cabanyes.

El retablo del Altar Mayor es obra del escultor Folia. Las pinturas de la cúpula representan la Coronación de la Virgen y son obra de Carlos Maroti. La Capilla de la Comunión, adosada al templo y con planta de cruz griega conserva frescos de Ignacio Vergara del siglo XVIII.

Portal de Sant Pere Portal de arco de medio punto dovelado, situado en lado norte de la antigua muralla que rodeaba la villa. De las tres puertas importantes que tenía la ciudad es el único que se mantiene en pie en la actualidad. Por la parte interior aparece un pequeño altar abierto encima del portal, dedicado a San Pedro. Sobre el arco puede verse un escudo tallado en piedra con los palos y la corona real (las armas de Aragón). Una inscripción señala el año de su construcción: 1578. Aún se conservan los goznes de las puertas y los agujeros para la colocación de las travesías de madera. Tiene origen andalusí construido en el siglo XI. foto

Museo de Ciencias Naturales "El Carmen" Presenta unas excelentes colecciones de los mundos animal, vegetal y mineral. Destacan las más de 2.000 especies de mamiferos, peces, reptiles, crustaceos y batracios, así como las cerca de 1.000 especies en la sección de entomología, más de 1.500 plantas, 2.000 minerales y más de 500 fosiles e igual número en la sección de malacología. Tambíen se muestran medio centenar de piezas anatómicas y osteológicas.

Puertas de tradición medieval y Capillas cerámicas En la calle San Isidro encontramos algunas casas con puertas de tradición medieval que datan de finales del siglo XV y principios del XVI, concretamente los números 4, 3, 16 y 23. En el número 3 encontramos restos de un fresco del año 1781 de lo que fue un escudo oficial o militar que nos indica que el edificio albergó alguna dependencia municipal. Del número 23, cabe destacar, además de su puerta, la parte de debajo de los balcones conocidos popularmente como "sotabalcons" decorados con vistosos y coloridos azulejos cerámicos. Llaman la atención las numerosas capillas cerámicas que se van descubriendo a lo largo del paseo. Todas ellas con representaciones de algún santo/a que en algunos casos da el nombre a la calle y en otros, simplemente se trata de un santo/a al que se le tiene profunda devoción. Datan de los siglos XVIII al XX.

Barrio de la Morería Como consecuencia directa de la derrota de los musulmanes de Al Azrac y concedida la Carta Puebla de 1248, se produce el abandono definitivo de los musulmanes, que aun no lo habían hecho, del interior de la zona amurallada de Onda. Los que desearon quedarse en su tierra y no irse al exilio, formaron un barrio extramuros de la villa, llamado morería. La morería de Onda fue un importante núcleo que llegó a contar con más de cincuenta casas, que equivaldría a unos 200 habitantes. La morería como tal, es decir, como barrio musulmán, pervivió hasta 1609, fecha de la expulsión de los moriscos de todo el reino. En el centro, emplazada en lo que fue la antigua mezquita, encontramos actualmente la capilla cristiana de San Vicente Ferrer.

Plaza de San Cristobal placeta típica del trazado medieval ondense, conserva los restos de una casa andalusí de finales del siglo XII, destacando las yeserias musulmanas que allí se conservaban y que podremos contemplar en la visita al Museo de Arqueologia del Castillo de Onda.

Plaza de la Sinagoga La plaza de la Sinagoga la encontramos en la parte posterior de la Iglesia de la Asunción, desde el acceso que nos dan los restos de una jamba que quedan en lo que fuera el denominado Portal de la Sinagoga, uno de los de la muralla medieval. En esta zona se hallaría la Judería con su edificio más representativo que le da el nombre a la plaza, la sinagoga, aunque no se conoce cual fue su ubicación exacta. En cambio, si hay datos en documentos de la época de la existencia de una pequeña comunidad o aljama judía durante el periodo bajo medieval hasta su expulsión en 1492.

Font del Sabater, Morería y Sinagoga Lugar de encuentro de tres culturas: la cristiana, la árabe y la judía. Se halla en la parte trasera de la Iglesia de la Asunción. En el lugar observamos la Font del Sabater, desde donde se accede a la Morería, barrio donde habitaban los mudéjares después de la conquista, y también da paso a la sinagoga o barrio judío. Se pueden observar los restos de diferentes arcos de puertas de la muralla que daban accesos a los barios de la morería y la judería. Además se pueden encontrar los restos de una inscripción latina en una lápida sepulcral del siglo I dc que nos recuerda el origen romano de la población.

Escaletes del gats Entrañable rincón típico de Onda, que da acceso a la zona superior del Castillo desde la zona de la Sinagoga. Parece que podría corresponder a uno de los dos trazados de la muralla islámica.

El Molí de la Reixa antiguo molino del siglo XVII declarado Bien de Interés Local. Actualmente el edificio alberga la Colección Museográfica de Paleontología y MIneralogía

OROPESA DEL MAR fotos

Gentilicio: oropesinos
Iglesia Virgen de la Paciencia, con muestras de azulejería del siglo XVIII
Museo del naipe
Museo del hierro
Torre-vigia de la Cordà siglo XVI
Torre-vigia de la Colomera

Historia Oropesa del Mar perteneció a los dominios aragoneses de Pedro I hasta 1103 y fue recuperada por los hospitalarios en 1233, atendiendo a una antigua donación efectuada por Ramón Berenguer IV en 1149, que les otorgaba territorios a cambio de su participacion en la reconquista. El castillo pasó despues por diversos propietarios, destacando entre estos la familia Tous, que conservó su dominio hasta finales del siglo XV. En 1811, durante la guerra de la independencia, hubo una fuerte resistencia contra el ejercito francés del mariscal Suchet, que mandó destruir la fortaleza.

Castillo Se halla en lo alto de la cima donde se ubicaba la antigua población. Perteneció al Cid y, posteriormente, a Pedro I. Tras caer en manos almorávides, fue conquistado definitivamente por los cristianos en 1233. Reconstruido en el siglo XIV, y artillado en el XVI. Era de pequeñas dimensiones, de un sólo recinto y de planta poligonal irregular. En el siglo XIX acabó destruido durante la guerra de la independencia.

Torre del Rey Mandada construir por Fernando I de Antequera en 1413 para defender la población de los ataques berberiscos, es el primer torreón valenciano que se construye pensado para el uso de la artilleria. En 1564 es comprado por Felipe II, que fue el que le dió su actual nombre.

ORTELLS
Castillo-palacio de los Brusca siglo XV
Iglesia parroquial
Torre del señor
PEÑÍSCOLA fotos

Los romanos la llamaron Península, los musulmanes Baniscula y los cristianos Peñíscola
Casa de las pechinas (les petxines)
Castillo templario www
Torre Badum (torre vigía musulmana) a 6 kilómetros de Peñíscola
El Bufador, que es una gran brecha entre las rocas por la que "respira" el mar en los días de temporal

Historia La ciudad antigua, coronada por la que fuera morada del papa Benedicto XIII, un castillo-fortaleza del siglo XIV, ocupa un imponente peñón que se alza 64 metros sobre el azul del mar; unido al continente por un cordón de arena. Fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1972.

Peñíscola ha sido encrucijada de todas las civilizaciones mediterráneas. Todos supieron de su ventajosa situación, de su seguridad como fortaleza irreductible y de su idoneidad como hábitat, tanto por su clima como por disponer de abundante agua dulce. Entre los años 1294 y 1307 fue construido el actual castillo templario sobre los restos de la alcazaba árabe. Estilísticamente, discurre entre el románico tardío y un gótico incipiente.

Refugio de Benedicto XIII, en su exilio de Aviñón. Don Pedro de Luna, que naciera en Illueca-Zaragoza en el año 1325, encaminó su vida hacia el mundo eclesiástico, llegando a ser nombrado en el año 1375 cardenal diácono por el papa Gregorio XI, quien como consecuencia de la inestable situación política de la época, se trasladó de Aviñón a Roma, ciudad en la que murió originando la división de la cristiandad en dos obediencias antagónicas (Gran Cisma de Occidente). El papa Gregorio XI es sucedido por Clemente VII entre grandes enfrentamientos originados por las dos tendencias. Tras su muerte en 1394, don Pedro de Luna es nombrado nuevo pontífice, adoptando el nombre de Benedicto XIII. El papa Luna, se trasladó en 1411 a Peñíscola convirtiendo su castillo en palacio y biblioteca pontificia. Benedicto XIII a pesar de ser techado de hereje en las sentencias del Concilio de Constanza y sobrevivir a más de un intento de envenenamiento, murió en una relativa paz el 23 de mayo de 1423 con un convencimiento de ser el papa verdadero y con la asistencia de los dos únicos cardenales que aún le eran fieles. En este castillo se conservan todavía remembranzas evocadoras de la presencia del papa Luna y de su sucesor Clemente VIII, Gil Sánchez Muñoz, segundo papa de Peñíscola. Todo ello, utilizado por los papas de Peñíscola, había servido con anterioridad a los caballeros templarios y a los montesianos.

Peñíscola en poder de los árabes desde 718, pasó mediante pacto a poder del rey Jaime I en 1233. Posteriormente, tras diversas y complicadas vicisitudes, pasó por permuta en 1294 a la Orden del Temple, durante el reinado de Jaime II de Aragón. Fue entonces cuando los templarios levantaron aquí su última gran fortaleza (1294-1307). Un esfuerzo que resultó final y definitivo; con él desaparecieron de la historia y entraron en la leyenda. En 1411 el Papa Luna, Benedicto XIII, transformó el castillo en sede pontificia. La lucha por su legitimidad, en medio del Cisma de Occidente, le llevó al aislamiento y a la muerte entre estos muros en 1423. En ambos casos, la agreste roca y las imponentes murallas constituyeron el último refugio de unos hombres superados por su tiempo.

El portal de "Sant Pere" mandado construir por el papa Luna en el siglo XV, proporcionó a la ciudad un nuevo acceso por mar. Al construirse el puerto, se transformó en acceso por tierra al recinto. El portal está formado por un arco rebajado de sillería sobre cuya dovela central se halla el escudo del papa Luna.

Portal Fosc Siglo XVI. Forma parte de la intervención renacentista. Contiene una bóveda interna en ángulo de 90º desde la que se accede al Cuerpo de Guardia. Sobre la puerta hay un escudo y una cartela conmemorativa de Felipe II. Fue la puerta principal de la ciudad hasta el siglo XVIII, siendo atribuida a Juan de Herrera.

Puerta y plaza de Santa María (Les Caseres): construida en 1754 en el baluarte del mismo nombre por orden de Fernando VI, para facilitar la introducción de cosechas en carro, que hasta ese momento debían realizarse a través del empinado Portal Fosc.

Museu de la Mar Se emplaza sobre el baluarte del Príncipe. El objeto fundacional del Museu de la Mar es la conservación, difusión y salvaguarda del patrimonio cultural marinero de Peñíscola. Se estructura temáticamente en tres secciones: historia y arqueología, pesca y fauna marina.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora del Socorro origen gótico (siglo XV). Reformada y ampliada entre 1725 y 1739 (siglo XVIII) y con un Museo Parroquial que alberga un cáliz de plata del Papa Luna, cruz procesional de Benedicto XIII, y un lignun crucis perteneciente a Clemente VIII. Conserva una puerta de tradición románica.

Ermita de Nuestra Señora de la Ermitana. (Patrona de Peñíscola). Ermita construida entre 1708 y 1714 (siglo XVIII) por mandato del entonces gobernador de la plaza Sancho de Echevarria. Es el centro de una devolución popular de origen medieval. Esta emplazada junto al castillo. Pertenece al barroco valenciano.

El Faro La edificación actual es de 1892. Su señal luminosa, alcanza una distancia de 65 kilometros. Con anterioridad a la luz eléctrica, la señal luminosa se producía mediante fogatas.

Parque de artillería Siglo XVI. Proyectada por V. Gonzaga y dirigido por B.Antonelli. Comprende un conjunto de estructuras militares (con rampas, túneles, fosos y polvorín) de indudable interés arquitectónico.

PORTELL DE MORELLA
Iglesia parroquial
Ermita de la Mare de Déu de L'Esperança
Recinto amurallado - corro (Plaza de Toros)
Ermita de Sant Marc en Les Albaredes
Plaza Mayor
"Pont de la Rambla"
SAN MATEO (Sant Mateu) fotos

Capital de la comarca del Maestrazgo
Ermitorio Mare de Déu dels Àngels siglos XVI-XVIII
Iglesia Arciprestal gótica siglos XIII-XIV www
Museo Paleontologico
Torre campanario del desaparecido Convento de Dominicos

Historia Conquistada por Jaime I, en 1273 Hugo de Follalquer Maestre de la Orden del Hospital, otorgó a Sant Mateu su carta puebla. Bajo el reinado de Jaime II de Aragón, pasa a pertenecer a la Orden de Montesa y se convierte en cabeza del Maestrazgo y residencia de los Maestres de la Orden. El acontecimiento más importane es el celebrado en 1429, en su iglesia arciprestal, Clemente VIII, sucesor del Papa Luna, renuncia al Papado ante el legado del Papa de Roma Martin V, poniendo fin al cisma de Occidente.

Murallas Las murallas de la ciudad medieval rodeaban todo el recinto, teniendo constancia de su existencia hacia finales del siglo XIII. Cuando la villa pasó a la orden de Montesa, la ciudad inició un resurgimiento y un proceso de reconstrucción urbana. Se ensanchan las calles y se edifican palacios. La guerra de los dos Pedros (Pedro I el Cruel de Castilla y Pedro IV el Ceremonioso de Aragón) hizó que la ciudad se protegiese mejor, con unas murallas más solidas y con una altura media de seis metros, incluidas las almenas.

La muralla tenía ocho portadas de acceso a la población: Xert, Barcelona, Boveral, Bedella, Santo Domingo, Morella, Albocàsser y la de Valencia. La ciudad perdió casi todas las murallas hacia el siglo XVII. Sólo ha permanecido un tramo que va desde el puente de Santo Domingo hasta el portal de Xert. Los restos mejor conservados así como las torres que la defendían, se encuentran cerca de la iglesia de San Pedro. La puerta de Barcelona conservó su arco hasta 1918.

Plaza mayor porticada con la "Font de l'Àngel" siglo XIV.

La fuente ubicada en la Plaza Mayor, es una de las más antiguas de la población, aunque su fisonomia actual es del siglo XVIII. En 1867 fue restaurada y situada donde se encuentra actualmente, ya que antes ocupaba el centro de la plaza.

La fuente es de planta octogonal, con cuatro caños en forma de cabezas de animal. La figura de bronce de un ángel corona la obra artística, cuyo original se encuentra expuesta en el Museo Municipal.

Ayuntamiento o Cort Nova. Palacio construido a mediados del siglo XV para sede de la Cort, presenta una amplia fachada de sillares con cuatro ventanas trilobulados divididas por parteluces. Conviene destacar el Salón de Plenos, con un artesonado de vigas de madera y ventanas que comunican con el callejón de los judios. Se puede visitar la planta baja.

Palacio gótico de los Borrull El palacio Borrull contiguo al Ayuntamiento, fue edificado en el siglo XV. Con una amplia fachada y puerta de acceso con arco dovelado, tiene la zona de entrada separada por tres tramos de arcos.

En su interior encontramos el Museo Histórico Municipal dedicado a la historia de la población. Contiene, entre otros, el Peiro de Santa Barbara (siglo XIV) y el "LLibre de Privilegis de Sant Mateu" (siglo XV).

Palacio plateresco de los Marqueses de Villores siglo XVI. En su fachada destaca el escudo de armas y los variados adornos en puertas y ventanas, en su interior se mezclan los estilos renacentistas y gótico, con elaborados artesonados y una chimenea central en la gran cocina.

Plaza de la "Mare de Deu de la Font" Situada en el Pla de la Mare de Déu de la Font, es muy parecida a la fuente del Ángel. Aparece nombrada como Font de Santa María en 1365. Estuvo cubierta por un baldaquino, actualmente inexistente, que se apoyaba en las columnas toscanas que rodean la fuente. Una estatua gótica de la Virgen con el Niño Jesús se alza en lo alto.

Convento de las Madres Agustinas barroco siglo XVI, con un pórtico de columnas toscanas y dos campanarios gemelos.

Iglesia barroca de San Pedro fotos Situada en el llano de San Pedro, era problablemente, la más antigua de la población. El edificio original del siglo XIII, del que son visibles los muros, fue alterado en el siglo XVIII, con un revestimiento barroco en el interior y con la edificación de la fachada y la torre en el exterior.

Ermita de San Cristobal (Sant Cristòfol) Construida a finales del siglo XIV y principios del XV. Con arco de medio punto en la portada, es de nave única y tiene un banco de piedra adosado. Esta situada a 3 km. de la población.

Torre del Palomar siglo XVI, masia fortificada, de planta cuadrada y enmarcada por cuatro impresionantes torreones que le dan un aire de fortaleza. Se encuentra en el camino a Morella.

Callejón de los judios Resto de una vía medieval cuyo origen se remonta al siglo XIV y que formaba parte de la judería de la ciudad. Es el único vestigio arquitectónico de la comunidad hebrea que permanece. Tapiado durante años, fue restaurado en 1992 y sacado a la luz pública.

Horno medieval Está situado cerca del conjunto formado por el Ayuntamiento, Callejón de los judios y Palacio Borrull. Edificio de planta rectangular, con tejado de teja árabe a dos aguas. En 1386, el maestre de Montesa, fray Alberto de Thous, concede a la villa el establecimiento de hornos, siendo este uno de los documentados. En la actualidad continua utilizandose como tal, surtiendo a la panadería sita en la calle Morella, en la parte delantera del patio contiguo.

Cárceles del partido En el siglo XIII existía en este lugar el primer Ayuntamiento medieval de la población, conocida como Cort Vella. En el siglo XIV ya tenía construidas las mazmorras en sus sótanos. Al trasladarse el Ayuntamiento al edifico actual del siglo XV, la vieja sede cumple exclusivamente con las funciones de presidio. El interior de las mazmorras está cubierto con bóveda de cañón y pavimentado con sillares. Junto a éstas se encontraba la vivienda del carcelero.

Las cárceles del partido, situadas en un sótano de la calle Cort número 28, son de propiedad particular y se pueden visitar contactando con los propietarios, que viven en el número 32 y que han convertido las mazmorras en un museo.

Cuenta la leyenda que a principios del siglo XV, durante la visita de San Vicente Ferrer a Sant Mateu, fue encarcelado un ermitaño que resultó ser el demonio, ya que consiguió desaparecer del interior de una de las celdas a pesar de los grilletes y cerrojos.

SANTA MAGDALENA DE PULPIS


Historia Alfonso II de Aragón, en el siglo XII, había pactado con la Orden del Temple su apoyo a la reconquista a cambio de propiedades. Los castillos de Oropesa, Xivert y Pulpis formaban parte de este trato. Tras la conquista de Jaime I, sin embargo, el castillo fue donado a la Orden de Calatrava. Los templarios reclamaron la donación efectuada en su tiempo por el abuelo de Jaime I y recuperaron la posesión en 1277, que recibió la carta puebla en 1286. En 1319, tras la disolución de la orden templaria, la propiedad pasó a la Orden de Montesa. En 1616 la villa pasa a depender de la localidad de Xivert, de la que se segregó en el primer tercio del siglo XIX.

Castillo El origen de la población de Santa Magdalena de Pulpis proviene de la cercana fortaleza musulmana situada en la sierra de Irta. Un castillo de tipo montano, de planta irregular y recinto único, reformado por los cristianos. Destaca su torre del homenaje y la puerta de acceso, así como el paseo de ronda y los lienzos de la muralla que han permanecido en pie. Las zonas cercanas a la puerta del recinto son las que mejor se han conservado, no así las que miran hacia la población, que están en estado ruinoso. El castillo quedó deshabitado en 1330.

SEGORBE fotos

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción www
Ayuntamiento (Palacio Ducal) siglo XVI
Fuente de los 50 caños
Fuente de la estrella (1875-1876)
Acueducto
Iglesia de los padres franciscanos
Iglesia de San Joaquin y Santa Ana
Iglesia de San Martin
Iglesia de Santa Maria
Portal de Teruel

Historia Los primeros asentamientos humanos de Segorbe datan de la Edad de Bronce. A partir de entonces, esta población que se ha pretendido identificar con la antigua Segóbriga, tiene su importancia tanto en la dominación romána como en la visigótica. En el año 716, los musulmanes se asientan en la ciudad iniciando un amplio periodo de dominación. En 1229 el destronado rey árabe de Valencia Abú Zayd instala su redidencia en la ciudad, una de las pocas que le era leal y que, además, disponía de fortificación ante eventuales ataques enemigos. En 1245, cuando la situación de Valencia está ya estabilizada, Jaime I se hace con el control efectivo de la población.

A partir de ese momento Segorbe vivirá un periodo de convulsiones, sobre todo en la esfera eclesiastica, al convertirse en sede episcopal junto con Albarracín. Las tensiones entre Toledo y Tarragona primero, y Valencia después estallan en frecuentes episodios de violencia.

Fue residencia de Martín el Humano y de su esposa, María de Luna. En 1459 alcanzó el titulo de ciudad ducal y, en el siglo XVI, pasó a manos de los duques de Medinacelli. La ilustración valenciana del siglo XVIII tuvo especial incidencia en la ciudad y su castillo fue frente de batalla durante las guerras carlistas del siglo XIX.

Las tensiones entre la iglesia de Valencia y la de Segorbe tiene episodios que las ilustran de forma notable. Cuando en 1246 don Pedro Garcés, obispo de Segorbe, toma posesión de la mezquita y la consagra catedral (iniciando una nueva diocesis), enciende los ánimos del obispo de Valencia, Arnau de Peralta, que, dos años más tarde, aparece con hombres de armados y saquea la residencia episcopal y las iglesias del Alto Palancia. El conflicto surge de la dependencia del obispado de Segorbe al arzobispo de Toledo y de las pretensiones que la nueva diocesis de Valencia mantenía sobre este territorio.

En 1273, el entonces obispo de Segorbe, Pedro Jiménez de Segura, con un nuevo ejercito, recuperó las poblaciones que había ocupado en su día el obispo de Valencia. Finalmente, Roma tuvó que intervenir. La diocesis de Valencia retuvo una buena parte de las zonas ocupadas. Las protestas del obispo de Segorbe no surgieron efecto y hubo que esperar hasta el año 1318, cuando se creó el arzobispado de Zaragoza, del que pasó a depender la sede de Albarracín-Segorbe.

Seminario Menor Diocesano El seminario menor diocesano de la Santisima Trinidad y San Pedro, es el conjunto más monumental de la arquitectura eclesiástica de Segorbe. Corresponde a la antigua Casa-Colegio e Iglesia de los Jesuitas, que se establecieron en la ciudad en el año 1635 como fundación de Pedro Millares. En 1771 tras la expulsión de los Jesuitas, Carlos III lo cedió al obispo Alonso Cano como seminario. Las edificaciones corresponden al siglo XVII. Colegio y residencia se estructuran en doble ala recayente a la zona de los huertos, cuyo eje está marcado por gran escalinata rematada en cúpula. El conjunto está dominado por la gran cúpula, con luz propia en el tambor y abundante talla barroca y esgrafiado.

En el exterior, la fachada principal se acopla a la irregularidad de la calle surgida extramuros. En su sobriedad, destacan la portada del templo, con columnas jónicas con retropilastras y escudo en el timpano partido y curvado, y la portada de acceso principal al edificio, adintelada y flanqueada por columnas corintias y ático enmarcando el gran balcón que adopta incluso la forma en ángulo correspondiente a la calle.

En el interior, el edificio se estructura a ambos lados de una gran escalera con cúpula, sin linterna y rica decoración de esgrafiados. El templo de planta de cruz latina tiene galerías sobre las capillas laterales y su crucero está dominado por la gran cúpula con rica decoración barroca. Destaca la prominente cornisa sobre pilastras corintias que recorren el templo, asi como abundante decoración en esgrafiado. En una de los altares laterales encontramos una imagen de la Virgen de Lourdes.

Iglesia de San Pedro Típico ejemplar de los llamados templos de reconquista. Su construcción se inicia en 1247, sufriendo modificaciones en el siglo XVI, cuando se le añade el actual presbiterio. Apenas se conserva de su estructura original los arcos fajones con techumbre de madera.

Castillo y murallas El castillo de la Estrella o Sopeña, se halla sobre uno de los dos cerros que dominan la ciudad. Era la zona fortificada tanto de los romános, como de los árabes y cristianos. Fue la residencia de Abú Zayd.

El castillo tuvo su época de mayor esplendor en el siglo XV. Al trasladar la residencia a la ciudad los duques de Segorbe, la edificación fue perdiendo importancia aunque, en 1620 Felipe IV aún se hospederia en sus muros. Actualmente su estructura está en ruinas. Se puede acceder perfectamente en un precioso paseo desde el que se contempla la Sierra de Espadán. Durante las guerras carlistas fue reconstruido parcialmente y se le añadieron varios muros y una torre.

Arco de la Verónica Puerta de acceso a la antigua ciudad amurallada. Su denominación obedece a que por su parte interior conserva la imagen de la Santa Faz. De cuidadas aunque de reducidas proporciones, se compone de un arco de medio punto con dóvelas extraordinariamente alargadas.

Torre del "Botxi" o Torre del Verdugo LLamada así porque en algún tiempo fue vivienda del ejecutor de la justicia, se localiza al final del lienzo de la muralla de la calle del Argén y en contacto con al Acueducto, que la atraviesa en su paso hacia la plaza del Ángel.

Es de cuerpo cilindrico con una altura de 17,3 metros y un diámetro de 11,7 metros, con muros de 3 metros de espesor. Su parte inferior, de unos 8 metros de altura, es maciza, ejecutada en mampostería de cantos rodados trabados con mortero de cal y grava.

El cuerpo superior, realizado en mamposteria reforzada con sillería en los puntos donde se abren las aspilleras y las troneras. Por su parte interna tiene forma de hexágono seccionado y abierto hacia el interior de la población, lo que se interpreta como un deseo de que la fortaleza no fuera utilizada por las fuerzas militares contra la propia ciudad. En los lados del poligono se abren tres aspilleras y la puerta de entrada.

El acceso al interior de la torre se realiza desde el paso de ronda de la muralla por una estrecha puerta de sillería con entrada en arco escarzano que atraviesa todo el espesor del muro en sentido ligeramente oblicuo. Este cuerpo presenta bóveda nervada de crucería que apoya sobre ménsulas de tipología sencilla. Desde aquí se accede a la terraza por una escaleria de sillería de amplio vuelo que cruza el espacio abierto del muro en sentido transversal.

Las caracteristicas constructivas parecen situar su época de realización en torno al siglo XIV, y tal vez coincidiendo con las guerras con Castilla entre 1356 y 1365 que protagonizaron el rey de Castilla Pedro I el Cruel y el rey de Aragón, Pedro IV el ceremonioso.

Torre de la cárcel Construida como torre barbacana del Portal de Teruel. Es de planta circular, tiene una altura de más de 21 metros y el grosor de sus muros alcanza los 2 metros. De estructura cilindrica, compuesta de dos pisos y terraza. Los pisos se cubren con bóveda de crucería.

La composición de los muros es de mamposteria de piedras unidas con mortero de cal y gravas, y exterior enlucido con mortero. La utilización de la piedra de sillería queda limitada a algunas partes interiores y a la pared exterior de la escalera de caracol que comunica los pisos. Hay que destacar la escalera de acceso exterior y la puerta con arco de medio punto. En los muros de las torres podemos ver distintos vanos en forma de aspillera.

Se construye en el siglo XV. Aunque no se descarta la existencia de una edificación anterior de época islámica que habría sido remozada y transformada en fases posteriores hasta conferirle el aspecto actual.

Entre las torres de la cárcel y la del verdugo o del Botxí, transcurre un tramo de la antigua muralla medieval que, con una longitud cercana a los 1.000 metros, rodeaba en su totalidad la ciudad.

Museo Municipal de Arqueología y Etnología El museo se encuentra instalado en el edificio que fuera la antigua Casa Cuartel de la plaza de los Mesones, edificio histórico del siglo XVIII. En la primera planta estan expuestos materiales del Paleolitico, Bronce valenciano, Cultura ibérica, Época romána y Edad Media y, en la segunda, hay varias salas dedicadas a las costumbres y antiguos oficios artesanos como la cerámica, los bastones o aperos de labranza. A destacar la fuente adosada a la fachada construida en el año 1792.

Museo del Aceite Antigua almazara rehabilitada en 2.005 que alberga el Museo del Aceite. Este museo ha conservado elementos originales que se utilizaban para producir el aceite de oliva y se ha combinado con audiovisuales, pantallas táctiles, proyecciones y paneles informativos.

En el semisótano se puede contemplar, desde un audiovisual donde se explica la evolución del cultivo del aceite, la recolección de la aceituna, la elaboración y las clases de aceitunas de la zona. En la planta baja, se disfruta de una cascada de aceite, de audiovisuales explicativos de los usos y una sala donde, a través del olivo milenario de la Morruda, se cuenta la historia de Segorbe.

En 2.007 ha recibido el primer premio de la Asociación Española de Municipios del Olivo a la difusión de la cultura del olivo.

Escultura pública "A la entrada de los toros" obra del escultor de Navajas Manuel Rodríguez Vázquez. La popular y singular "Entrada de Toros y Caballos" de Segorbe. Fiesta de Interés Turístico Internacional es, junto al Corpus Christi de Toledo, la fiesta más antigua declarada de interés internacional. Los primeros indicios documentales se remontan al siglo XIV, pero su verdadero origen podría remontarse tiempo atrás, cuando se llevaban los astados de los corrales, desde que suben del río, hasta llegar a su destino en la plaza, siguiendo el trazado de la muralla, antes musulmana y, con posterioridad, cristiana. De su origen, hay que reconocer que no hay muchos datos. Y la explicación es lógica porque la entrada se ha considerado siempre como un complemento del día de toros en su conjunto, como una operación previa y necesaria para poder correr los toros en la plaza y que consistía en llevar las reses hasta el recinto donde se exhibía.

La fiesta, que se celebra cada año en la segunda semana de septiembre, conserva todas las peculiaridades que sus creadores le supieron imprimir. Especialmente, las referidas a la emoción y al riesgo que conlleva este mágico espectáculo, en el que la manada de toros es arropada y guiada a través de la calle Colón por una decena de diestros y valientes jinetes, siendo testigos una multitud de personas.

Los toros, primero solos y luego acompañados de caballos, bordean el perímetro amurallado de la antigua ciudad medieval, desde el antiguo portal de Sopeña hasta el de la Verónica. Luego llegan a la actual plaza de la Cueva Santa, muy posiblemente en época medieval, la antigua plaza del mercado, donde confluían los habitantes del recinto amurallado con los del arrabal, moros y cristianos compartiendo los festejos.

El monumento "A la entrada de Toros", situado en el centro de la plaza del Obispo Ahedo, obra del prestigioso escultor, Manuel Rodríguez Vázquez, se inauguró el día 8 de septiembre del año 1981.

TIRIG
Museo de la Valltorta (Centro de divulgación del Arte Rupestre Levantino)
Pinturas rupestres de la Valltorta (Monumento Historico Artistico)
TODOLELLA
Castillo medieval
Iglesia parroquial
Ermita de San Cristobal
Aldea de Sarañana
TRAIGUERA

En 1979 fue declarada Conjunto Histórico Artístico
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (Museo parroquial)

Real Santuario de la Mare de Deu de la Font de la Salut siglo XV Según la tradición unos pastores encontraron en 1384 la imagen de la Virgen y construyeron una primera ermita. El templo que vemos hoy dia es un templo gótico al que se le añadió un pórtico renacentista y una hospederia con un magnifico claustro. En él estuvieron hospedados entre otros, Carlos V, Felipe II y Cervantes.

VALL DE ALMONACID

Historia El origen de esta población es musulmán y está ligado al castillo de Almonecir. En el siglo XIII, tras la conquista de Jaime I, estos territorios fueron donados al obispo de Barcelona, Berenguer de Palou, por su contribución a la conquista de Valencia. Con el titulo de Señor, el obispo obtuvo los lugares de Vall de Almonacid, Torrerromera, San Juan, Algimia de Almonacid, Matet, Castillo de Almonacid y Castillo de Castro-Umbria. Posteriormente, el Señorio de Almonacid fue pasando por diversos propietarios hasta ser comprado por el noble aragonés Pedro de Urrea.

Castillo de Almonecir fue levantado a principios del siglo XII por los musulmanes. Después de la reconquista pasó a manos de los cristianos y con el transcurrir del tiempo fue perdiendo su función militar, quedando abandonado a partir del siglo XVI.

Las funciones administrativas y de gobierno se trasladaron a la casa-palacio construida en Vall de Almonacid, lugar más cómodo y de fácil acceso.

En su origen, el castillo fue un monasterio musulmán fortificado o "ribat" de monjes guerreros. De hecho, la toponimia del lugar surge de la voz árabe "al-Munastir". Su planta es irregular, adaptándose a la superficie de la cima de la montaña. Se conservan grandes lienzos de muralla formando dos recintos, elementos auxiliares y especialmente su esbelta torre del homenaje, de cuatro alturas y situada en el acceso principal. Se encuentra en agreste lugar y su situación fue estratégica sobre todo en momentos en los que se convirtió en escenario de luchas entre moros y cristianos. Al castillo se accede por un camino no señalado que sale de Algiminia de Almonacid.

VALL DE UXO fotos
Parroquia de la Asunción
VALLIBONA
Iglesia de la Asunción siglo XVII
Ayuntamiento siglo XIV
VILANOVA DE ALCOLEA (VILANOVA D'ALCOLEA)

Gentilicio: Vilanovinos

Historia El nombre del municipio procede del árabe y hace referencia a su emplazamiento en los altos de una colina. En las cercanias se han encontrado restos ibéricos y romanos. Conserva algunos restos de sus murallas medievales.

En 1237 Blasco de Alagón repobló la zona, pero en 1254 tuvo lugar una nueva repoblación realizada por Lope Martínez comendador de la orden de Calatrava.

Iglesia de San Bartolomé (Sant Bertomeu) Construida en el siglo XVII en el mismo lugar donde se levantaba el castillo y que coincide con el ábside de la iglesia actual. A lo largo del siglo XVIII sufrió varias remodelaciones que le dieron su actual configuración. En 1740 se realizó la portada clasicista que ahora vemos. En su centro y en una hornacina vemos una imagen de San Bartolomé patrón de la población.

En su interior en el Altar Mayor se podía encontrar un retablo barroco en honor a San Roque obra de los hermanos Capuz. La iglesia es de tres naves sin crucero ni cúpula, con ornamentación muy escasa pero proporciones muy cuidadas. El trasagrario tiene cúpula y decoración barroca. Se conservan algunas piezas de orfebrería; entre ellas un cáliz del siglo XVI.

En el lado derecho de la iglesia se alza el campanario, con 36 metros de altura y un estilo que concuerda con el conjunto, predominando aspectos barrocos y clasicistas, con preferencia por la piedra tallada. La torre datada en el siglo XVII, también sufrió reformas en el XVIII sobre todo en su interior y en la parte superior. En la actualidad dispone de cuatro campanas. La más importante es la llamada San Bartolomé de 1820 con un diametro de 105 cm. una altura de 80 cm. y un peso de 680 kg. En la torre también encontramos el mecanismo que hacía funcionar el reloj de 1892 dandole cuerda. Remata la torre una forja de hierro en forma de cruz y una veleta del mismo metal.

La iglesia y su torre campanario pudo estar levantada sobre el primer poblado musulman denominado "Al Calaf". La plaza que queda frente a la iglesia además era un antiguo cementerio.

Calvario La ermita del Calvario de Vilanova data de 1809, tiene 14 capillas a su alrededor y cuenta con pinturas de Oliet en su interior. El Calvario fue construido entre los siglos XVII y XVIII por iniciativa de los franciscanos, los cuales indicaron el lugar más adecuado para la construcción y ubicación de las estaciones.

El Calvario representa la reproducción del itinerario del "Via Crucis" de Jerusalén. Así, al pie de la pendiente, empieza la primera estación con su capilla de piedra cortada y dentro hay una pintura confeccionada con cerámica donde está representada la condena de la muerte de Jesús. A medida que se va subiendo por las parcelas escalonadas recorremos once capillas, decoradas con cerámicas de Onda y Alcora del siglo XVIII. Al llegar arriba de todo, hay una explanada donde está la capilla del Calvario con el Santo Cristo crucificado presidiendo el Altar Mayor. Esta es la duodécima capilla. Fuera a la derecha, hay dos capillas más que completan el Via Crucis.

En el interior de la ermita, sobre cuatro arcadas, descansan los muros que sirven de espaldarazo a la esbelta cúpula de tejas azules que la corona. La capilla central del Calvario es majestuosa, con un fachada de plastras toscanas, rematadas con una cornisa de forma triangular. Los muros del interior están decorados con pinturas de Joaquin Oliet Cruella (pintor morellano 1775-1849). A las pechinas del lado de la vuelta se encuentran los cuatro evangelistas, en los muros laterales están varios Patriarcas, Profetas, Adán y Eva; San José y una Trinidad con la Gloria de Cristo y el Triunfo de la Cruz a la vuelta del presbiterio. El Calvario es muy frecuentado por los vilanovines que acuden a clamarse en las penas o a dar gracías en las alegrias.

VILLAFAMES (VILAFAMÉS) fotos

Ermita de San Ramón
La Roca Grossa

Historia El recinto primitivo estaba aglomerado en la zona alta de la montaña, en donde se encuentra el Castillo, la Iglesia de la Sangre y el "Quartijo". Allí se afincaron los moradores del pueblo desde su fundación. El recinto antiguo comprende la zona poblada desde la Reconquista hasta el siglo XVII, época en que se construye la muralla que se conserva en la actualidad, tras numerosas restauraciones. Esta muralla tenía cuatro puertas de acceso: "El Portal", "El Portell", "El Portal d'Onda" y "El Portalet". El recinto antiguo del pueblo se encuentra incrustado sobre una montaña de piedra de rodeno, material con el que se construyó la muralla. El color rosado de ésta piedra es la característica fundamental de todas las construcciones del pueblo. Sus estrechas calles empinadas, sus pequeñas plazas, su Castillo y su muralla, emergen de la roca y poseen su mismo color. "La Roca Grossa", de piedra de rodeno, es el monumento natural que podemos observar en el propio pueblo.

Aunque en el núcleo urbano de Vilafamés hay manifestaciones rupestres, ubicadas en el "Abric del Castell", es el periodo musulmán el que le da el nombre al poblado que se instala en lo alto de la montaña. Conquistada tras la caida de Burriana, la orden de San Juan del Hospital recibe la villa y el castillo. En 1242 es otorgada la carta puebla y, en 1317, Vilafamés pasa a las manos de la Orden de Montesa. En 1635, la ciudad se incorporá al patrimonio real, reservándose la Orden de Montesa ciertos derechos sobre el castillo.

La conquista de Vilafamés no estuvo exenta de algún episodio rocambolesco. Por su estratégica situación, la fortaleza musulmana era casi inexpugnable y, al igual que habian hecho en Jérica, las huestes de Jaime I comandadas por Jaime Catalá de Monsonís, decidieron talar y quemar los cultivos para enfurecer a los moros y obligarles a la confrontación en campo abierto. Al no obtener el resultado deseado, y viendo que los asediados resistian dentro de las murallas, un caballero francés, Jaime Dorils, elaboró la estratagema de disfrazarse de moro y sorprender, junto con otros seis compañeros más, a los vigilantes de las puertas de entrada, que no pudieron evitar la avalancha de los cristianos.

Ermita de San Miguel Patrón de Vilafames. A 5 km. de la villa. Se trata de una construcción del siglo XVII de amplia fachada con ventanas y espacioso porche con arcadas.

Ayuntamiento Con fachada de traza renacentista; el edificio data del siglo XVI. Antigua casa señorial y molino de aceite, fue donada al pueblo para que fuera usada como Casa Consistorial. Se retauró en 1962 y desde entonces es Ayuntamiento de la Villa.

Iglesia de la Sangre Construida sobre un aljibe árabe. Situada frente a lo que fue la antigua Casa de la Vila, de origen medieval aunque barroquizada en el siglo XVII. Conserva una cripta de trece arcos apuntados (siglo XIV). En su interior presenta una nave de cuatro tramos más presbiterio y coro y destaca la capilla de Santa Barbara.

Castillo Dominando la población se situa el castillo de Vilafamés. Del original castillo musulman no quedan prácticamente restos. Fue conquistado por el rey Jaime I en 1233. El estilo y la estructura que se aprecian en la actualidad son una mezcla de la época medieval y de las diversas modificaciones a las que se ha visto sometido en los distintos hechos de armas que han acontecido a lo largo de su historia.

El castillo se articula alrededor de un patio de armas y de algunas dependencias adyacentes. La reconstruida torre del homenaje está en la parte más alta y, junto a ésta, se halla el aljibe.

Los vestigios más antiguos que se observan datan del siglo XIV, época en la que la Orden de Montesa obligó a los habitantes de Vilafamés a reparar y reforzar sus defensas. Las almenas, aspilleras, saeteras y matacanes que se aprecian en todo el recinto demuestran el valor militar y estratégico de la fortaleza.

El 19 de febrero de 1242 se confirmó la Carta Puebla al pueblo de Vilafamés, aunque por mucho tiempo continuaron los musulmanes en mayoría numérica. A traves de la historia pueblo y castillo han pertenecido a la Orden de San Juan del Hospital y en 1319 a la de Montesa. El castillo sufrió importantes destrozos durante las guerras carlistas (1838-1839).

Murallas El recinto primitivo de la población se halla en la zona más alta de la montaña, donde se ubica el castillo, la Iglesia de la Sangre y el Quartijo, antiguo ayuntamiento. Los lienzos de muralla que se conservan en la actudalidad se encuentran en este espacio cubierto de vegetación y convertido en un remanso de tranquilidad. La estructura urbana, con sus empinadas y tortuosas calles, delata inmediatamente el estilo musulmán de adaptar las viviendas a la orografía del lugar.

Palacio del Batlle Edificio palacial del gótico civil, construido en los siglos XIV y XV. Residencia, primero del administrador real y despues del representante de la Orden de Montesa (siglos XV y XVI). Cuenta con semisótano, entresuelo, piso principal y desván, además de un patio interior con una torre de planta rectangular. En 1971 fue adquirido por la Diputación para ubicar el Museo Popular de Arte Contemporaneo Vicente Aguilera Cerni.

Iglesia parroquial de la Asuncion Siglos XVI-XVII. Arquitectura renacentista. La iglesia posee planta de una sola nave, de cuatro tramos mas presbiterio, crucero y capillas entre contrafuertes articuladas por arcos de medio punto. Utiliza el orden corintio con pilastras, entablamentos y arcos de medio punto. La boveda es de cañon con ornamentacion de elementos barrocos, asi como algunas pervivencias del gotico, apreciables en las nervaduras. En el crucero se situa la cupula ciega sin linterna. Presenta torre campanario adosado de tres cuerpos mas remate. La construccion de la iglesia, en la mitad exterior de la muralla, comportó el acondicionamiento de la explanada que se ubica delante de la misma, el planet. Fotos de la iglesia

Los trabajos de construccion se inician en 1594. La planta es trazada por el maestro de la Catedral de Tortosa Martin de Mendoza y su realizacion es adjudicada a Juan Palacio.

En 1786 se producen reformas, realizandose la ampliacion del crucero con la capilla de la Comunion y un nuevo presbiterio, bajo al direccion de Andres Moreno. La cupula, derrumbada por amenazar ruina, es nuevamente construida en 1806 bajo la supervision de Cristobal Ayora.

Su pórtico está articulado en dos cuerpos, el inferior con dos columnas de capitrel dórico y, el superior con tres hornacinas entre columnas rematado por un frontón triangular.

Entre las obras de arte que aloja destaca el Retablo Mayor, de inicios del siglo XVII, trazado por Agustin Sanz y addjudicado a Bernardo Monfort. Destaca asi mismo la decoracion pictorica al fresco en la capilla de la Comunion y las pechinas de la cupula, obra de J. Oliet, asi como el zocalo de ceramica valenciana del siglo XVIIII de dos metros de altura que recubre la totalidad de los altares laterales. Entre las joyas de la Iglesia destaca la Cruz procesional de plata dorada del siglo XVII y los ternos de tejido veneciano bordados en oro y plata del siglo XVII.

VILLAFRANCA DEL CID fotos
Ermita de San Roque siglo XVII
Ermita de Santa Barbara siglo XVIII
Iglesia parroquial de El Salvador renacentista siglo XVI
Santuario de la Virgen del LLosar siglos XVI y XVIII
Pinturas rupestres

Historia La historia de Villafranca del Cid, como la de la mayoría de las poblaciones del Maestrazgo, está ligada a la figura de Blasco de Alagón. Fue de hecho ese noble el que otorgó carta de población, en 1239, a una villa que llamó Riu de les Truites.

En 1303 fue incorporada "als termens Generals del Castell de Morella". Esto provocó una revuelta popular que consiguió recuperar temporalmente la independencia en 1358. Sin embargo, en 1369, Pedro IV vuelve a llevarla bajo las jurisdicción anterior. En esta época se produce el amurallamiento de la ciudad, al igual que el de todas las ciudades del reino, ante la confrontación con Pedro I de Castilla El Cruel.

En 1691 consiguió, de manos de Carlos II, la independencia definitiva y el tiulo de Villa Real. En la guerra de sucesión, Villafranca tomó partido a favor de los Austrias.

Ayuntamiento Edificio civil que se construye entre finales del siglo XIV y principios del XV. En una de sus salas está expuesto el Retablo de Valentí Montoliu, de 1455, calificada como la mejor pintura del siglo XV valenciano. El edificio es de estilo gótico.

Murallas De las antiguas murallas de la ciudad sólo queda como muestra el llamado portal de Sant Roc, del siglo XIV, en la confluencia de las calles Abadia y Sant Roc. Las murallas fueron practicamente destruidas durante las guerras carlistas.

Ermita de San Miguel Ubicada en el núcleo urbano de la Pobla de Bellestar a 7 km. de Villafranca. Antigua iglesia románico-gótica de Villafranca, construida a finales del siglo XIII, que tenía un retablo de Sant Miquel, obra del pintor de Morella, Bernat Serra, realizado en 1429.

Puente de la Pobla de Bellestar Puente gótico ubicado en la Pobla de Bellestar, una antigua alquieria musulmana, después aldea de San Miguel de la Puebla, que servía de paso al Riu de les Truites, actualmente seco. Fue el puente que atravesó Jaime I en su primer avance hacia Peñiscola. Curiosamente, esta bella y bien conservada construcción ha servido de escenario de diversas producciones audiovisuales ambientadas en la Edad Media.

Torre de la Pobla de Bellestar La torre de la Pobla de Bellestar está situada a un lado del puente. De planta rectangular y grandes dimensiones, tiene almenadas las esquinas de su parte alta. Actualmente es de propiedad privada y es usada como vivienda.

VILLAHERMOSA DEL RIO
Iglesia de Nuestra Señora de la Natividad (a destacar: Retablos considerados como Tesoro Artistico)
Ermita de San Antonio Abad
Ermita de San Bartolome
Ruinas del Castillo
Puente romano sobre el río Carbó
Ermita románica del Calvario
VILLARREAL (VILA-REAL)

En la comarca de la Plana Baixa
Gentilicio: vilarealenses
Plaça de la Vila
Antigua Iglesia de la Sangre siglo XVI
Convento del Carmen siglo XVII
Cristo del Hospital siglo XVIII
Iglesia Arciprestal de San Jaime
Templo y Museo de San Pascual Baylón siglo XVIII
Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles
Museo Etnológico Municipal "El Termet"
Museo de la Ciudad-Casa de Polo
Escultura del rey Jaime I el Conquistador
Casa natalicia del compositor Francisco Tarrega (hoy Oficina de Turismo)

Historia fotos Vila-Real fue fundada por el propio rey don Jaime I en 1274, como segregación de la vecina Burriana. Gracias a esta iniciativa real la población gozó del privilegio de usar en el escudo de la comunidad la insignia del monarca y de estar representada en las Cortes del Reino.

El urbanismo de la nueva ciudad se organizó en forma de rectàngulo atravesado por dos ejes principales, en cuya intersección se situaba la plaza principal. A partir de 1298, el recinto fue fortificado con murallas y con un foso seco que la protegía. Durante el siglo XIV se establecen los primeros arrabales extramuros debiedo al aumento de la población.

La importancia que tuvo la ciuad para los monarcas tiene su reflejo en la casa de la calle Mayor, conocida como Hostal del Rey, que preparó como residencia Pedro IV, y donde fallecería la reina María de Luna, en 1406.

Durante la guerra de Sucesión en 1706, la ciudad fue saqueada e incendiada.

Centro Histórico y murallas De la antigua villa han permaneceido hasta nuestros dias escasos restos. Los más significativos los tenemos alrededor de la Plaza Mayor. En una de sus esquinas se encuentra la antigua plaza porticada y el edificio del antiguo Hospital del Rey. Como en la mayoria de las ciudades, la muralla medieval, construida en el siglo XIV fue practicamente derribada en el XIX por motivos urbanisticos e higiénicos. Los restos más importantes los podemos ver en la Casa de L'Oli (edificio del siglo XV que alberga servicios municipales y exposiciones con una sala de arcos góticos) y en la Torre Motxa (donde también se conservan vestigios del antiguo sistema de alcantarillado). No quedan, sin embargo, restos de las cuatro puertas de acceso al antiguo recinto amurallado.

Iglesia Arciprestal de San Jaime La iglesia arciprestal está considerada como la mayor iglesia de su categoria dedicada al culto en España. Fue construida entre 1752 y 1779 y está dedicada al apóstol San Jaime. Su planta está formada por tres naves con capillas laterales, es de estilo barroco y decoración neoclásica. El campanario octogonal de su fachada principal, todo un simbolo de la ciudad, fue erguido en 1682.

En su interior se pueden contemplar pinturas con temas del martirio de San Jaime, obra de José Vergara de finales del siglo XVIII. También son del mismo autor los frescos de la capilla de la Comunión. Jalonadas a lo largo de toda la iglesia, encontramos otras importantes piezas escultóricas: la de San Jaime, obra del maestro Amorós, la Verónica y el Santo Sepulcro de José Ortells o la imagen de San Lorenzo de Pedro Gil y otros. El Retablo Mayor de estilo neoclásico ostenta en su centro la imagen de Santiago Peregrino.

La obra maestra de la iglesia es sin duda el Retablo del Salvador, obra gótica del pintor de origen italiano Paolo de San Leocadio.

Dispone de una gran portada en la fachada de los pies, formada por un gran atrio descubierto protegido por una artística verja de hierro. En este lugar se levanta la torre campanario de planta octogonal.

En al año 2005 la Arciprestal fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por la Generalitat Valenciana.

Basilica de San Pascual Baylon Construida sobre la antigua ermita de Nuestra Señora del Rosario se levanta la Basilica de San Pascual, dedicada al patrón de Vila-real.

La basilica está flanqueada por dos campanarios de 50 metros cada uno. En el campanario del este se halla la campana de volteo más grande del mundo, mientras que la torre del oeste alberga el mejor carrillón de España y uno de los mejores del mundo. A la entrada de la Basilica se encuentra la escultura de San Pedro de Alcántara, del siglo XVIII, obra maestra de Ignacio Vergara.

El 17 de mayo de 1992, IV centenario de la muerte de San Pascual, Su Majestad don Juan Carlos I inauguró la Real Capilla y el nuevo sepulcro del santo, obras del pintor y escultor Llorens Poy. En el centro de la capilla destaca el sarcófago, de granito oscuro, sobre el que descansa la imagen yacente de San Pascual, hecha en plata. Detrás se halla la celda donde murió, integrada en un retablo de 14 metros de altura. Debajo en el altar, está el cartapacio manuscrito del santo.

En la sala conocida como "el pouet del Sant" se ubica el museo del santuario con una amplia colección de obras religiosas, muchas de ellas pertenecientes al cardenal Tarancón.

El papa Juan Pablo II le otorga el titulo de Basilica en 1996. San Pascual es, además de patrón de Vila-real, el patrono de todas las Asociaciones y Congresos Eucaristicos. Pasó los últimos años de su vida dedicado a la oración, la escritura y la dedicación a los pobres en Vila-real. En el museo se puede probar el agua del pozo del que también bebia San Pascual.

Ermitorio de Nuestra Señora de Gracia fotos Lugar de veneración local cuyo origen se remonta a 1375, año en que un ermitaño de ascendencia catalana, Bernat Fabra, obtuvo el permiso del municipio para instalarse en unas de las cuevas del rio Mijares. Desde ese momento la zona se convierte en lugar de peregrinación. En 1383, tras una procesión penitencial, se convierte en espacio de culto a Nuestra Señora de Gracia. La construcción de la actual ermita se inició en el siglo XVI. El edificio de una sola nave y bóveda de crucería, con portada de piedra y arco de medio punto, alberga la imagen de la Virgen en su altar.

La ermita de la Virgen de Gracia, un edificio de arquitectura conventual cuyos origenes se remontan al año 1577, se encuentra en uno de los parajes más bellos de la Plana, El Termet, auténtico jardin botánico a orillas del rio Mijares. El acceso a la ermita se puede realizar descendiendo por un precioso Calvario.

La puerta de la ermita es un arco de medio punto que da acceso a una nave rectangular, cubierta con bóveda de crucería. Desde 1633 se venera la imagen de la patrona en su altar principal. El presbiterio se adorna con emblemas referidos a la figura de María.

Sobre el arco triunfal puede apreciarse un relieve de 1739 con el tema de la Anunciación, en estilo barroco. En la llamada "Coveta" puede verse una fiel reproducción de la imagen original de la Virgen del siglo XIV. La coveta conserva azulejos de Manises, fechados en 1780 y pinturas barrocas.

Convento del Carmen El convento de la orden franciscana es de una sóla nave y coro elevado. De este convento destaca la decoración propia del siglo XVII, como las pinturas de su cúpula que datan de la primera mitad, los retablos de gran valor que adornan las capillas laterales o, ya en su interior, su sorprendente claustro manierista. Tras el altar principal se halla la capilla de la Comunión, de forma ovalada y coronada por una gran cúpula.

Cristo del Hospital Antiguo edificio sanitario cedido por el rey Jaime I, es hoy un monasterio de religiosas dominicas. De estilo profundamente barroco, destacan su capilla y la marcada decoración de su ábside y cúpula. La capilla consta de una sóla nave con bóveda de cañón.

El presbiterio aparece ornamentado con tallas de ángeles, guirnaldas y medallones dorados. En él se guarda una copia del antiguo crucifijo hospitalario.

Museo Etnológico y de Cerámica del Termet El acceso al museo etnológico y de cerámica se inicia en una sala abovedada decorada con azulejos renacentistas y barrocos. Desde esta sala podemos visitar la primitiva capilla donde se halla una imagen de la Mare de Dèu de Gràcia. El primer piso alberga el museo propiamente dicho, dividido en dos salas. La primera cuenta con una importante colección etnológica que refleja las distintas actividades económicas así como la vida de la comarca. En cuanto a la segunda sala, muestra la evolución de la cerámica a través de destacadas piezas, como los típicos socarrats o la cerámica del siglo XIX que ha hecho conocida nuestra región.

Museo de la Ciudad Casa Polo Esta alqueria típica de la huerta del siglo XIX, rodeada por un acogedor jardin público que recoge una amplia variedad de vegetación y en el que se pueden contemplar esculturas que van desde el medievo hasta la actualidad, es la sede del Museo de Bellas Artes Museo de la Ciudad Casa Polo. Las salas del museo están dedicadas a artistas vilarealenses de reconocimiento internacional. Así, encontramos una amplia representación de la pintura de José Gumbau, Francisco Gimeno Barón y José Ortells, de que además, hay una selección de sus más importantes academias y esculturas. No podia faltar el legado del insigne guitarrista Francisco Tárrega, autor de obras inmortales como el Capricho árabe o Recuerdos de la Alhambra.

Este museo es una destacada muestra de la vida cultural que siempre ha estado presente en Vila-real y que continua gestándose hoy en día.

Puente sobre el Mijares construido en el siglo XIII por concesión de Jaime I, a Pere Dahera, ubicado en las inmediaciones de la Ermita de Santa Quiteria (en el termino de Almassora).

VILLORES
Casa consistorial (residencia del marques de Villores)
Casa curiosa en la calle San Roque
Iglesia parroquial siglo XVIII
VINAROZ
Capital comarcal del "Baix Maestrat"
La musulmana Binalarós
Auditorio Municipal Wenceslao Aiguals de Izco (Antiguo templo de los P.P.Agustinos 1762)
Museo Municipal
Iglesia Arciprestal Nuestra Señora de la Asunción (Monumento Histórico Artístico Nacional 1978)
Ermita de Nuestra Señora de la Misericordia y San Sebastian (a 6 Km.)
Poblado ibérico (junto a la Ermita Misericordia)
Paseo Marítimo
Plaza de Toros (1864)
Monumento al langostino
VISTABELLA DEL MAESTRAZGO fotos

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción siglo XVII con portada renacentista
Ermita de la Virgen del Loreto siglo XVI
Ermita de San Antonio
La Casona Polo siglo XVIII
Es el pueblo más elevado de la Comunidad Valenciana 1249 m.
El Pico del Penyagolosa es el más elevado de la Comunidad Valenciana 1.814 m.

Historia Vistabella, antigua aldea musulmana, obtuvo carta de población en 1251 en favor de Berenguer de Calatrava. Perteneció al castillo de Culla y fue en 1338 residencia del rey de Aragón. En 1382 recibió la confirmación de una nueva carta puebla, ya bajo el dominio de la Orden de Montesa. Durante la Guerra de la Independencia fue cuartel general del padre Asensio Nebot, el guerrillero de Villarreal conocido como "El fraile".

Durante las guerras carlistas, se imprimieron en la villa distintos periodicos de corte carlista ("Vanguardia" y "El volante de la guerra") en la litografia de Juan Vilás, que fue clausurada tras la contienda.

Recinto medieval Vistabella poseia un recinto amurallado del que todavía quedan restos en la zona de la carretera que circunda la población, tramos a los que se les han adosado viviendas. De las torres y dependencias del castillo musulman, situado en lo alto de la villa no quedan ya vestigios. En su lugar hay instalado un depósito de agua.

De los antiguos accesos a la villa sobreviven dos portales, el de Sant Roc y el del Forn. El de Sant Roc con un arco de medio punto y una hornacina en su parte interior con azulejos alusivos al santo. El del Forn con un arco de medio punto en su parte exterior y otro rebajado en el interior.

Ermita de San Bartolomé de Boí A ocho kilometros de la población, en una pista forestal que comunica Vistabella con Culla, se encuentran la ermita de San Bartolomé y el Castillo de Boí.

La ermita que data del siglo XIV con reformas del XVI, se halla en estado de deterioro en su interior. La antigua pila bautismal ha desaparecido. El templo es de una sóla nave con arcos ojivales lucidos y techumbre de madera. Junto a la ermita hay un conjunto de casas abandonadas. En lo alto de la montaña están los restos del castillo de Boí, colgado sobre unos paredones verticales de piedra. En la actualidad se halla en ruinas, conservando algunos lienzos de muralla y la estructura de torres y dependencias.

Santuario de San Juan de Peñagolosa A nueve kilometros de Vistabella, este antiguo convento reconstruido en 1706 sobre las ruinas de otro anterior, es un lugar emblemático del culto religioso en la Comunidad Valenciana. En el centro del santuario existe un pequeño patio de reminiscencias góticas que es, problablemente la parte más antigua del edificio.

En el exterior del muro lateral de la iglesia que recae al patio hay unas pinturas murales que datan de 1592. La iglesia fue reformada a finales del siglo XVIII, época en la que se construyen dos anexos destiandos a hospederia. Uno de éstos, de planta baja y dos pisos, desapareció, siendo sustituido por un porche cubierto de nueva edificación.

El culto a San Juan de Peñagolosa se remonta al siglo XIV y desde entonces se ha convertido en un lugar tradicional de peregrinaciones. Algunas de éstas, como la de "Els Pelegrins de les Useres", conserva aún estrictos ritos medievales.

La marcha de "Els Pelegrins de les Useres" mantiene inalterable a través de los siglos su ritual de peregrinación. Cada año 13 personas, que simbolizan a los doce apóstoles y a Jesucristo, parten de la población de Les Useres ataviados con la ropa tradicional del penitente.

A las cuatro de la madrugada del último viernes de abril estos peregrinos son reclamados a la iglesia de Les Useres con el toque de campanas. Una vez reunidos allí junto con los clavarios, el alcalde, los cocineros y los muleros, la comitiva parte entre los trece barbudos peregrinos (es imprescindible dejar crecer la barba durante un año para realizar el acto penitencial).

En absoluto silencio, únicamente roto por los cantos y rezos, son despedidos por los vecinos y las autoridades hacia un trayecto que les llevará por un duro camino de ida y vuelta, a la intemperie, rememorando las primeras rogativas para pedir agua iniciadas en el siglo XIV.

VIVER

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de Gracia
La Torre Campanario
Ermita de San Francisco de Paula
Ermita de Santa Bárbara
Fuente de la Asunción
La Fuente de la plaza Mayor y la Ninfa del Agua
Lápidas románas en diferentes zonas de la población

Historia Entorno a 1237-1239, fue conquistada a los árabes por el rey Jaime I, este Rey, el 24 de abril de 1244 concedió a la población de Viver, el titulo de Real Villa, y el 12 de abril de 1367 se le otorga la Carta Puebla, donde se le declara población independiente. Posteriormente esta villa va siendo heredada, devuelta al Rey y finalmente vendida al duque de Calabria, Virrey de Valencia en 1537. Tras la muerte del duque, legó sus bienes al monasterio de San Miguel de los Reyes en Valencia, tomando los religiosos posesión de Viver.

XODOS fotos
ZORITA DEL MAESTRAZGO fotos

Iglesia parroquial
Casa Peralta (con torreón)
Pl. de la Iglesia siglo XVIII
Pl. del Ayuntamiento siglo XVII
Horno musulmán
Cruz cubierta con cúpula con frescos alegóricos a las Virtudes

Santuario de la Mare de Deu de la Balma Enclavado en el monte de la Tossa. El nombre de Balma es un vocablo de origen prerromano que se traduce como cueva, y ese es su sentido pues el santuario se encuentra en una cueva en parte natural y en parte excavada en la roca. Es de suponer que en esta balma o gruta residían anacoretas en tiempos pasados, buscando el sosiego espiritual. El documento más antiguo que hace referencia al lugar se remonta al año 1380, lo que nos hace pensar que se trata de una ermita muy antigua.

La tradición cuenta que el hallazgo de la Virgen de la Balma fue por un pastor manco de un brazo, que súbitamente observó un gran resplandor que provenía de una imagen de la Madre de Dios que le indicó su voluntad de construir una ermita allí mismo, en la Balma, para ser refugio de toda la comarca. Así se hizo y el pastor manco recuperó la movilidad en su mano.

Muy pronto la gruta fue adaptada a una ermita colgada sobre la pared rocosa y se extendió la fama del santuario, organizándose romerías por todos los pueblos del entorno. El conjunto de la ermita de La Balma empieza con un largo tramo de escaleras medievales ascendentes para llegar a la antigua hospedería, desde donde se puede contemplar unas magníficas vistas panorámicas del valle del Bergantes. Después podemos entrar en la agreste cueva y pasar primero por unas dependencias que están adecuadas como un rústico comedor y después penetrar en el interior de la cueva-iglesia.

Esta iglesia tan irregular tiene un original púlpito y una artística reja que cierra el camarín, en cuyo centro está la imagen de la Virgen de la Balma, patrona de Zorita y veneradas desde lejanos lugares. Esta imagen desapareció en la Guerra Civil y en 1940 fue sustituida por la actual. La primera semana de septiembre son las fiestas patronales de Zorita y, a la vez, del mismo Santuario de la Balma.

El santuario de La Balma, tradicionalmente, tiene la fama de ser un lugar para sanar a las personas endemoniadas. Históricamente llegaron muchas personas que parece que podían tener un mal extraño. En la actualidad, es algo casi simbólico.

Destaca su torre campanario adosada a la pared de la roca y construido en el siglo XVII.

ZUCAINA
Iglesia parroquial de la Transfiguración del Salvador en su interior se conserva una talla de madera de Cristo Crucificado. Fechado en el primer cuarto del siglo XVII, fue salvado de las llamas en la Guerra Civil al ser escondido en un altillo. De autor anónimo, está realizado en madera policromada.