Puentes de Valencia
Puente de la Exposición

Enlaza el Paseo de la Alameda con la plaza Porta de la Mar. El puente de la Exposición nace con motivo de la celebración de la "Exposición Regional Valenciana de 1909" ya que debía poner en comunicación la ciudad con el espacio ocupado por la Exposición. Construido en un tiempo record, las obras dieron inicios el 8 de enero de 1909 y el puente pudo ser inaugurado a falta de algunos detalles, el 29 de mayo del mismo año. Toma su nombre de la mencionada celebración. A grandes rasgos la Exposición Regional, fue una feria muestrario enfocada al comercio y a los avances industriales del momento, fue impulsada por el Ateneo Mercantil de Valencia con el apoyo incuestionable del alcalde de la ciudad Tomás Trénor Palavicino.

El puente original era un bello puente de estilo modernista, realizado en hormigón armado, el primero de los construidos con este material en la ciudad, pero por desgracia fue arruinado (se cayeron dos arcos) el 14 de octubre de 1957 en la riada del Turia de ese año. Era obra del ingeniero José Aubán Amat y se encontraba decorado con elementos art-decó.

En su lugar se levantó otro puente, o más bien una pasarela bastante fea, que si bien en un primer momento fue peatonal, acabaría siendo abierto al tráfico en los años setenta del siglo XX. El progreso de la ciudad llevaría a plantearse la construcción de un nuevo puente, finalmente entre 1991 y 1995 fue sustituida por el actual puente, obra de Santiago Calatrava Valls y que algunos conocen como el de "la peineta".


En su base, se encuentra subterránea una de las estaciones de "metrovalencia", realizada al mismo tiempo que el puente por el mismo arquitecto, lo que obligó a construir el puente unos metros más allá de su emplazamiento definitivo y una vez construidos ambos elementos (puente y estación subterránea), este fue movido en su totalidad en un alarde de ingeniería hasta el emplazamiento que hoy ocupa.

El puente está construido en acero pintado de color blanco, tiene un solo vano y una descomunal viga ligeramente arqueada que va de parte a parte del cauce y que sostiene el peso del puente. Tiene una longitud de 131 metros y una anchura de 26 metros.

El arco inclinado de 14 metros de altura y con una inclinación de 70 grados sobre el plano horizontal, ayuda a dar estabilidad al puente, este arco es el que se conoce popularmente con el nombre de peineta. Bajo este arco de corte muy modernista se encuentra una de las dos anchas vías peatonales con que cuenta el puente.

El Puente de la Exposición en el recuerdo