Teatro Eslava o Salón Eslava
(hoy desaparecido)

El Teatro Eslava o Salón Eslava, hoy desaparecido, fue una obra realizada en 1908 por el arquitecto José María Manuel Cortina Pérez. Su ubicación se correspondía con el actual Paseo de Ruzafa, 11 donde hoy día encontramos una gran tienda de perfumería (Druni). En el momento de su construcción la calle recibía el nombre de Pi y Margall, después de la Guerra Civil cambió a Calvo Sotelo y con la democracia por su actual nombre de Paseo de Ruzafa.

El teatro fue inaugurado el 24 de diciembre de 1908, siendo construido sobre parte del solar donde se ubicaba el antiguo hospital D'En Bou. El teatro destacaba por la decoración de su interior, fastuosa a decir de la época, con elementos de tradición árabe, nazarí y mudéjar. El local estaba pensado para un público con alto poder adquisitivo y además de representaciones teatrales también se exhibían espectáculos de variedades.

Su patio de butacas era conocido como la "bombonera" por la delicadeza de su decoración. El teatro fue reformado en 1929 y sufrió grandes desperfectos en la riada de 1957. El 26 de marzo de 1961 el teatro Eslava cerró definitivamente sus puertas.

Volvió a abrir el 27 de enero de 1962 ya como Cine Eslava. Este cambio de uso motivó una gran reforma interior para adecuarlo a las nuevas necesidades de este uso. Su capacidad rondaba los 1.000 espectadores. La reforma fue llevada por el arquitecto Luis Jiménez de Laiglesia. A titulo de curiosidad diremos que la primera película exhibida fue "El Cid" de Anthony Mann.