Catedrales de España
Catedral de Albacete


Introducción

Nombre: Catedral de San Juan Bautista
Ubicación: Albacete. Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha
Gentilicio: Albaceteños o albacetenses
Estilo renacentista siglo XVI y XX

Historia

La zona estuvo habitada por los basetanos (pueblo ibérico), aunque el origen de la ciudad es musulmán. Fue llamada por los musulmanes Al-Basit (la llanura), y se correspondería en sus orígenes con una pequeña alquería musulmana (siglo IX). Albacete fue reconquistada en 1241 por Pelayo Pérez Correa en nombre del rey de León, Fernando III el Santo. En 1269 es entregada a la villa de Chinchilla de la que dependió hasta 1375 en que es declarada villa independiente segregándose de Chinchilla. En 1833 se convierte en capital de provincia, y en 1862 es declarada ciudad por la reina Isabel II.

Características

La diócesis de Albacete fue creada en 2 de noviembre de 1949 por el papa Pío XII (Bula "Inter Praeipua"), por lo que su catedral, apenas tiene tradición y cosas de valor, aunque es muy querida por los albaceteños. La antigua iglesia parroquial de San Juan Bautista fue erigida como sede catedralicia de la nueva diócesis de Albacete en 5 de mayo de 1955.

La catedral tiene sus orígenes en la antigua iglesia tardo-gótica o mudéjar de San Juan Bautista de finales del siglo XIII. Las obras de la actual catedral se iniciaron en 1515 en estilo renacentista y se terminaron bien avanzado el siglo XX, coincidiendo su finalización con la declaración en 1949 del rango de catedral, al ser creada la diócesis de Albacete. Tan largo periodo de construcción determina varios estilos arquitectónicos, si bien predominan el renacentista de su interior con bóvedas de crucería estrelladas y el neo-románico y neo-gótico de su exterior. Se desconoce el autor o primer maestro de obras de la iglesia (el primer libro de fábrica es de 1524), pero dado lo prolongado de su construcción han llegado hasta nosotros algunos nombres, los más renombrados Diego de Siloé (Diego Silohé) que fue llamado en 1538 para solucionar una serie de problemas surgidos con los pilares que sustentaban el templo y que siguiendo su informe serían sustituidos hacia 1541 por las actuales columnas por el maestro de obras de la Catedral de Murcia y de su diócesis, Jerónimo Quijano que lo fue entre 1526 y 1563. Por aquel entonces las iglesias de Albacete formaban parte de la diócesis murciana.

Recuerdo tal vez de esta primitiva iglesia, es un pequeño relieve encastrado en el muro exterior de la Catedral, que representa la primitiva imagen de la Virgen de los LLanos. Relieve que no cuenta con ninguna protección y que corre serio peligro de seguir deteriorandose.

La Capilla Mayor ya estaba terminada en 1525, parece ser que el maestro de obras fue Hortin Peres y más tarde el maestre Pedro. La vieja iglesia iba siendo demolida en la medida que la nueva iba avanzando; así en 24 de mayo de 1538 es llamado Diego de Siloe para solventar los problemas que los pilares de sujección de las bóvedas están creando. Después de emitir su informe determina la construcción de cuatro grandes columnas que ejecutaría el maestro de obras Jerónimo Quijano. No dice en su informe nada del estado de las bóvedas, tal vez porque se no se les solicitase pero si que está claro que estas acabaron cayendose en 1545 no necesariamente por culpa de Siloé.

El actual templo dispone de dos portadas, la principal de 1945 situada a los pies del templo y la lateral de 1960 situada en la fachada sur, en estilo neo-románico.

La portada lateral está formada por una serie de arcos de medio punto con tres arquivoltas que apoyan en sendas columnas con capiteles vegetales. El conjunto de columnas se levanta sobre un alto basamento. Destaca la portada por la total ausencia de decoración siendo el conjunto de arquerías totalmente lisas y molduradas de extraordinaria simplicidad. En origen esta puerta era la única entrada al templo y estaba formada por un simple vano en forma de medio punto.

La portada principal situada a los pies del templo es de estilo neo-gótico y está precedida por una escalinata. La fachada comenzada en 1917 está formada por un gran arco apuntado que resguarda la puerta de entrada formada a su vez por otro arco apuntado en cuyo tímpano encontramos un relieve con el tema del Bautismo de Cristo. Por encima del gran arco de la fachada se dispone un rosetón neo-gótico. Sobre el conjunto que forma esta portada se alza una única torre rectangular con un sólo cuerpo y que cumple funciones de torre campanario. Remata este cuerpo una terraza abalaustrada de ladrillo. A la torre se accede por una escalera helicoidal sin barandilla cuyo acceso se encuentra por el interior del templo. La sala de campanas se abre al exterior mediante un arco de medio punto en cada uno de sus lados y un pequeño balcón de cemento. Para la construcción de esta nueva fachada hubo que derribar lo que restaba de la antigua iglesia medieval y la torre campanario que todavía campeaba en uno de los extremos de la nave del templo.


Las campanas que disponía la catedral fueron destruidas y fundidas en el año 1936, durante la guerra civil española. Finalizada la contienda se compró un nuevo juego de campanas de nueva fundición, de menor tamaño y de sonido no muy armonioso, que son las que dispone en la actualidad. Los nombres de la mismas son: San Francisco de Sales, San Juan Bautista, San Enrique y María de los Llanos.

Se trata de una iglesia de tres naves formada por tres tramos, de planta basilical de igual altura, las laterales más estrechas que la central y separadas por cuatro gigantescas columnas acanaladas renacentistas de 13,60 metros de altura realizadas en cantería y con capiteles jónicos, según trazas de Diego de Siloé y ejecutadas por Jerónimo Quijano que sustituyeron a los antiguos pilares góticos. La llegada de Diego de Siloé a Albacete está confirmada en 1538. Las bóvedas de estilo gótico se desplomaron en el siglo XVI y fueron sustituidas por las actuales barrocas, realizadas por Gregorio Díaz de Palacios hacia 1690 (siglo XVII). Dispone de tres ábsides en línea con las naves de la catedral. La catedral quedó paralizada hasta el segundo par de columnas, para ser posteriormente terminada en pleno siglo XX, entre 1921 y 1960. La iglesia se complementa con una serie de capillas laterales de plantas cuadradas o rectangulares adosadas a los muros laterales a razón de dos capillas por tramo. Como acabamos de comentar en 1597 las obras de templo quedan paralizadas por problemas económicos. Se da la circunstancia que hasta el siglo XX en que vuelven a ser retomadas las obras del templo, en la iglesia subsisten dos realidades constructivas diferentes, la parte nueva renacentista recien construida y la parte de los pies o templo medieval con su torre campanario situada en el el lado de la epístola. La iglesia que se encontraba inacabada estaba proyectada en origen con cuatro tramos y seis columnas según el proyecto original de Pedro de Monte.


La decoración de los muros del templo fueron encargados por el primer obispo de la diócesis monseñor Arturo Tabera Araoz a Casimiro Felix Escribá García, en 1958, presbítero natural de Ayora (Valencia). Se trata de una serie de óleos sobre lienzos pegados al muro y que forman un total de once paramentos y lunetos con una superficie aproximada de 1000 m2 y que lo hacen estadísticamente como la segunda obra después de la Capilla Sixtina realizados por un sólo hombre, ya que lo hizo él sólo sin ayuda de ninguna otra persona. Tardó cinco años en realizar la obra y fueron acabadas el 14 de octubre de 1962. La temática gira alrededor de temas biblicos y otros de temática religiosa de libre interpretación. Como dato anecdótico podemos decir que los retratos de los personajes son vecinos de la localidad de su Ayora natal, ya que era en el taller de su localidad de origen donde pintaba los óleos que luego eran traspasados al muro.

Los temas tratados en las pinturas murales son los siguientes:

• Nave del evangelio:

1er tramo En el luneto: El profeta Ezequiel y la Resurrección de Lázaro En el muro: El Juicio Final 1960
2º tramo En el luneto: El bautismo de Cristo y La Confesión En el muro: La Redención 1959
3er tramo En el luneto: Moisés y La Creación En el muro: El pecado 1958

• Nave de la epístola

1er tramo En el luneto: El perdón de la mujer adultera y La curación en la piscina de Bethsaida En el muro: El Reinado del Sagrado Corazón de Jesús 1962
2º tramo En el luneto: El sacrificio de Isaac y Los israelitas en el desierto En el muro: La Sagrada Eucaristía 1960-1962
3er tramo En el luneto: San Juan Evangelista volando sobre el águila y La alegoría del pecado en Babilonia En el muro: Los cuatro jinetes del Apocalipsis 1959

• Cabecera

Nave evangelio En el luneto: La Anunciación En el muro: La Inmaculada Concepción 1959
Nave epístola En el luneto: La Santísima Trinidad En el muro: La Asunción de la Virgen 1960

• Pies del templo

Nave evangelio En el luneto: La Sagrada Familia En el muro: Reina de la Paz 1958
Nave central En el luneto: Natividad y el Anuncio a los pastores En el muro: Ángeles músicos 1962
Nave epístola En el luneto: La Fe y La Esperanza En el muro: Refugio de pecadores y Puerta del Cielo 1958

Bibliografia utilizada: Valentín Gallego Gallardo. Extracto de la tesis doctoral "Vida y obra de Casimiro Escribá, pintor de la Catedral de Albacete".

Nuestro recorrido interior comienza por la entrada neo-gótica situada a los pies del templo, en la fachada occidental. Esta permite el paso al atrio en cuya parte superior se encuentra el órgano. Sobre este atrio pero ya en el exterior se sitúa la torre campanario formando parte integrante de la fachada. A ambos lados del atrio dos capillas a modo de contra-ábsides, en la actualidad ocupadas por dos pasos procesionales de la Semana Santa de Albacete. En uno de ellos encontramos el paso del Entierro de Cristo obra del imaginero murciano José González Moreno y en la capilla al otro lado de la puerta el paso del Descendimiento de Jesús de la Cruz obra de José Dies López de 1952. En la composición podemos ver a José de Arimatea y a Nicodemo que bajan a Cristo de la Cruz, mientras su cuerpo es recibido por el apóstol Juan. A los pies de Cristo, María Magdalena llora amargamente. Presencian la escena la Virgen María y María Salomé. Este paso fue encargado en 1949 al escultor Dies López por la Cofradía de Jesús el Nazareno. Las figuras están realizadas a tamaño natural en madera de pino.

Empezando nuestro recorrido por la nave de la epístola (lado derecho) encontramos las siguientes capillas:

Capilla de San José En el centro del retablo, San José sosteniendo al Niño Jesús. Obra del escultor José Dies López (LLosa de Ranes [Valencia] 1905 - 1969) realizada en 1947. En el muro de la izquierda imagen de bulto redondo de Santa Lucía, santa mártir de Siracusa, patrona de los ciegos. La imagen lleva la palma en señal de martirio y la bandeja con los ojos por la que suele ser representada. En el muro de la derecha con un fondo enmarcado la imagen de San Expedito. Curioso santo este San Expedito a quien la iglesia católica ha bajado de los altares porque está demostrado que nunca llegó a existir. San Expedito pasa por ser abogado de las causas justas y urgentes. Es un caso atípico de santo tolerado pero no admitido.

Capilla Bautismal Sigue el Baptisterio, sin gran interés artístico. En ella podemos encontrar la pila bautismal de moderna realización. Esta capilla tiene en su parte superior una habitación (hoy día no practicable) y que hasta el siglo XX era la casa del campanero. Su presencia se hace notar al exterior por la existencia de una ventana abierta en el muro.

Capilla de San Antonio de Padua históricamente conocida como Capilla de Santa Ana. En el centro del retablo de tradición clásica imagen de bulto redondo de San Antonio de Padua. Es la única de todas las capillas de la catedral que se cubre con bóveda de medio cañón, si ecxceptuamos las construidas en el siglo XX. .

Capilla de la Virgen del Carmen históricamente conocida como Capilla de Santiago. Preside la capilla un retablo con la imagen de la Virgen del Carmen. La capilla se cubre con bóveda nervada gótica con terceletes. De planta rectangular, tiene acceso a través de un arco apuntado.

Capilla de Nuestra Señora de la Piedad Históricamente conocida como de los Andújar. Fue fundada en 1532 por el obispo de Tagaste, don Bernardo de Andújar de quien toma el nombre la capilla. Preside la capilla un retablo dorado cuyo tema central lo forma un conjunto policromado realizado en madera de pino con el tema de La Piedad o Cristo muerto en brazos de María. Es obra del escultor catalán Adría Ferrán Vallés (1774-1821) realizada en el siglo XIX y que pudo salvarse en la Guerra Civil. Cubre la capilla una bóveda nervada. De planta cuadrangular, su acceso se realiza a través de un arco apuntado.

El retablo donde se encuentra la imagen de La Piedad, es en realidad el monumento funerario del obispo Andújar o por lo menos la parte arquitectónica ya que en el centro debía ir una escultura yacente del obispo que no sabemos si llegó a realizarse. Realizado todo el en yeso, destaca en la parte superior de este conjunto sepulcral el escudo del obispo, fallecido en 1534.

Junto al retablo anterior talla de bulto redondo en madera del escultor José Dies López realizada en 1945 representando a Cristo Resucitado.

En el muro de la izquierda y en el interior de un pequeño retablo, imagen barroca de influencia napolitana de la Virgen de la Estrella, obra del siglo XVIII que fue titular y patrona de las antiguas casas consistoriales de Albacete. En un nicho del muro de la derecha imagen de Santa Teresa del Niño Jesús patrona de las misiones y doctora de la iglesia.

Capilla de la Virgen de Loreto Históricamente conocida como Capilla de Santa Cruz. Fundada por los hermanos Francisco de Santa Cruz y Gil de Santa Cruz. Situada en la cabecera del templo, ocupa el ábside de la epístola. Reconstruida en su totalidad, la capilla adopta forma poligonal. Preside la capilla una imagen de la Virgen de Loreto. A ambos lados dos curiosos lienzos de moderna realización que representan escenas de combates aéreos. Recordar que la Virgen de Loreto es la Patrona del arma de Aviación. La talla de la Virgen es obra José Dies López realizada en 1948.

Capilla Mayor La capilla Mayor se encuentra exenta de decoración alguna, tan sólo tres vidrieras neo-góticas de reciente creación decoran la capilla. La vidriera del centro representa a San Juan Bautista, mientras que las laterales representan a la Visitación de la Virgen (izquierda) y el Bautismo de Cristo (derecha). Ocupando los paños exteriores de la capilla dos grandes lienzos en forma ojival realizados en 1862 por José María García.

En muro testero de la capilla se encuentra la sillería de madera del coro. El Retablo Mayor de origen barroco realizado en el siglo XVIII fue destruido durante el asalto del templo en la Guerra Civil Española de 1936 y nunca se sustituyó por otro de similares características. La capilla de planta pentagonal, se cubre con bóveda de crucería realizada en el siglo XVI.

Capilla de la Virgen de los Llanos situada en el ábside del lado del evangelio y cubierta con bóveda de crucería con linterna. Se sabe que en 1532 ya estaba terminada y es tal vez la capilla que menos transformaciones y modificaciones haya tenido a lo largo de su historia. La capilla adopta forma poligonal con contrafuertes al exterior. Se cubre con bóveda estrellada y su embocadura o arco de entrada es de medio punto.

En la misma un retablo renacentista del siglo XVI, con cuatro grandes tablas: la Resurrección, la Oración del huerto, la Anunciación y la Adoración de los Pastores. Pinturas atribuidas al llamado Maestro de Albacete. En la predela podemos encontrar cuatro tablas representando a Isaías, Salomón, San Andrés y Santiago y la última a Santa Águeda y Santa Bárbara. En 1944 el escultor José Dies López realizó las cuatro tallas que decoran el retablo: San José, San Francisco de Asís, San Juan Bautista y La Purísima. Recordar que La Virgen de los Llanos es la patrona de Albacete y preside el centro del retablo en el interior de una gran hornacina.

El retablo ofrece una notable arquitectura ochavada, para adaptarse a la capilla absidial para la que se hizo y donde hoy está; este ofrece un curioso cuerpo único en los extremos con sendas columnas jónicas fajadas, remate en venera y frontón triangular y puttis con guirnaldas, un lenguaje muy clásico relacionado con el retablo mayor de la capilla real de Granada y con la decoración externa de la capilla de los Juarentones de la Catedral de Murcia. Quizá esta obra podría vincularse a la producción artística de Jerónimo Quijano, del que conocemos su actividad como escultor en la ciudad de Albacete. No obstante, el interés de este retablo reside también en las tablas del llamado Maestro de Albacete.

La imagen de la Virgen actual tiene incrustada en su espalda, la cabecita original gótica de la Virgen y del Niño (siglo XV), que según la leyenda, fue enterrada durante la razzia de Abén Osmín en 1446 y dos años mas tarde fue encontrada por un labrador mientras araba sus campos. Cada 27 de mayo, los fieles pueden acceder al camarín para contemplar la imagen de la Virgen con las cabecitas incrustadas que fueron colocadas en 1631.

Debajo de la capilla se puede encontrar una cripta en donde reposan los restos mortales del obispo de la diócesis Ireneo García Alonso.

A titulo de curiosidad podemos decir que durante un tiempo este retablo ocupó la capilla del actual baptisterio, pero en 1940, después de la Guerra Civil fue devuelto a su antiguo emplazamiento en el absidiolo del evangelio.

La sacristía realizada en sillería entre 1562 y 1570, por el cantero Juan Cubero. Se cubre por una sencilla techumbre de madera realizada por Benito de Villanueva y decorada con pinturas manieristas que imitan bajorrelieves. Las mismas están fechadas también en el siglo XVI. La sacristía se distribuye en una pequeña sala que hace papel de antesacristía, la sacristía propiamente dicha y dos plantas dedicadas en la actualidad a Sala Capitular y dependencias propias de la actividad catedralicia.

Tres de los muros de la planta baja se cubren con cinco grandes grisallas de grandioso dibujo en las que se representan diversas escenas. En el muro del fondo y entre las ventanas encontramos: un Calvario (en el centro), la entrega de las llaves a San Pedro (izquierda) y la predicación de San Juan Bautista (derecha). Los dos muros restantes encontramos representaciones de la Magdalena ungiendo los pies de Jesús y la Conversión de San Pablo. Se tratan de pinturas de autor desconocido contemporáneas a la construcción de la sacristía, por lo que podemos fecharlas hacia finales del siglo XVI.

Cada grisalla tiene su correspondiente inscripción en latín. (la traducción al castellano es voluntariosa de mi pobre latín):

• Pater Inmanvs tvas commendo spiritvm nevm (Padre en tus manos encomiendo mi espiritu)
• Tibi dabo claves regni caelorvm (Y a ti te daré las llaves del Reino de los Cielos)
• Vox clamantis in deserto (Yo soy la voz del que clama en el desierto)
• Remitvntvr(ei) peccata mvlta qvoniam dilexit multvm (Se le perdonan sus muchos pecados, porque fue muy grande su amor)
• Durvm est tibi contra stimvlvm calcitrare (Absurda cosa es dar coces contra el aguijón)

Capilla de San Juan Bautista Históricamente conocida como de la Concepción de Nuestra Señora. La capilla de planta rectangular, gótica, se cubre con bóveda estrellada con terceletes y su entrada se realiza a través de un arco ojival. Fundada en el siglo XVI por Francisco Ximénez y su mujer.

En el centro del retablo imagen de San Juan Bautista con el símbolo del cordero. En el muro de la derecha en un marco en forma de retablo, imagen de la Virgen de Cortes patrona de Alcaraz. En el muro de la izquierda y en un marco idéntico al anterior imagen de la Inmaculada Concepción. Todas obras realizadas en madera por el imaginero valenciano José Dies López en 1940.

La Virgen de Cortes, patrona de la población de Alcaraz, nace de la tradición según la cual un pastor de nombre Francisco Álvarez, natural de la aldea de la Solanilla descubrió en 1 de mayo de 1222 y por medio de una aparición milagrosa la imagen de la Virgen en el interior de una encina. Curado milagrosamente de la mano que tenía enferma, se presenta en Alcaraz como le había solicitado la Virgen y estos deciden construir un santuario en su honor, entronizando la talla allí aparecida. En 1265 tiene lugar en el santuario el encuentro entre Jaime I de Aragón y Alfonso X de Castilla y celebran Cortes, de donde recibiría el apelativo de Virgen de Cortes.

Capilla del Nazareno cerrada por una reja del siglo XVI realizada por el herrero Agustín López. En 1532 esta capilla pertenecía al regidor de la villa don Juan de Molina. La escultura de Nuestro Padre Jesús el Nazareno es una talla de vestir realizada en 1942 por José Dies López. La original fue quemada durante la Guerra Civil de 1936. Junto al retablo imagen en madera policromada de Santiago Apóstol vestido de como tal y al otro lado del retablo imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

La capilla adopta forma poligonal con contrafuertes al exterior, se cubre con bóveda de crucería con terceletes y su entrada se realiza a través de un arco ojival. La capilla históricamente era conocida como de San Gregorio e incluso como capilla del Regidor. El motivo que esta capilla disponga de contrafuertes al exterior no es otro, que el hecho de que todo el templo se encuentre construido en un lugar no del todo llano, por lo que este lado que se encuentra en desnivel hace necesario los contrafuertes para contrarrestar la lógica tendencia del empuje del fuerzas hacia este lugar. La sacristía situada también en esta fachada norte cumple también de algún modo la función de contrarrestar el empuje de fuerzas.

En la reja que cierra la capilla podemos encontrar en la parte superior dos inscripciones que dicen: "Esta reja mando hazer, el ylles, Jvan de Molina regidor desta villa" y en otro lugar "Agustin Lopez me fico año de 1586 años".

Capilla de Santa Rita de Casia Históricamente conocida como de Santa Catalina Mártir. En el centro de la capilla y en el interior del nicho central de un retablo de tradición barroca, encontramos la imagen de la monja agustina Santa Rita de Casia. La tradición de esta santa procede del monasterio agustino albaceteño. La reja que cierra la capilla es del siglo XX realizada por el rejero albaceteño Tejados. La capilla de planta cuadrada, se cubre con bóveda estrellada y su acceso se realiza a través de un arco ojival.

Capilla del Santísimo Cristo de la Agonía Preside la capilla una imagen de Cristo en la Cruz sobre una enmarcación carmesí. Obra del imaginero José Dies López de 1940.

Capilla de la Virgen de los Dolores En el centro de un retablo que adopta forma de templete, encontramos la imagen de la Virgen de los Dolores (la Dolorosa). Obra de José Dies López ejecutada en 1942.


Ficha técnica


Fecha de realización página: 04 de Marzo de 2.005
Fecha última modificación: 26 de Mayo de 2.013

Lugares de interés de Albacete


Glosario o Vocabulario desde este enlace puedes acceder a un vocabulario general sobre términos de arte y en especial sobre aquellos términos que se citan en esta página.

Nota: Los textos aquí recogidos proceden de libros, folletos, periódicos, páginas webs y folletos turísticos en los cuales no se hace mención de titularidad alguna de derechos. Las fotos algunas estan tomadas de Internet y otras son del propio autor de la página web.

En todo caso, si existe un titular de los derechos intelectuales sobre estos textos e ilustraciones, sobre cuya existencia no he sido informado, y desea que sean retiradas, basta con que me informen por medio del correo electrónico a mi dirección de e-mail

Información consultada de interés:
La Catedral de San Juan Bautista de Albacete de Luis Guillermo García Sauco Belendez
Tesis doctoral: "Vida y obra de Casimiro Escribá, pintor de la Catedral de Albacete" de Valentín Gallego Gallardo