Catedrales de España
Catedral de Teruel


Capilla Sixtina del arte mudéjar


Introducción


Nombre: Catedral de Nuestra Señora de la Asunción
Ciudad: Teruel. Comunidad Autonoma de Aragón
Estilo: Gótico-Mudejar Siglos XIII y posteriores
Gentilicio: Turolenses
La Catedral está declarada Monumento Nacional desde 1931
La Torre de la Catedral, el cimborrio y la techumbre junto con las torres mudéjares de San Pedro, El Salvador y San Martín fuerón declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Historia

Los origenes de la ciudad se remontan a los iberos, que la llamaban Turboleta, los musulmanes la denominaron Tirwal siendo conquistada por el rey aragones Alfonso II el 01-10-1171. En 1347 Pedro IV le reconoció el titulo de ciudad.

La actual catedral fue primero iglesia románica dedicada a Santa María de Mediavilla, Colegiata desde 1342 por decisión del Papa Benedicto XIII (Papa Luna) (Antipapa) y Catedral desde 1577 al ser creada la diócesis de Teruel. Está dedicada la Virgen de la Asunción.

Caracteristicas

La actual Catedral tiene sus origenes en la iglesia románica de Santa María de Mediavilla cuya primera etapa constructiva se iniciaría en torno al año 1200. Se trataría de una iglesia de tres naves terminada en tres ábsides. La altura de las naves debieron ser menores que las actuales, según se desprende de los hallazgos arqueológicos realizados en la actual Catedral después de finalizada la Guerra Civil Española.

Será durante la segunda mitad del siglo XIII (hacia 1285) cuando la iglesia de Santa María de Mediavilla, se engrandece, con la construcción de la torre-campanario, la elevación de las naves y la construcción de la cubierta mudéjar de la Catedral. Planteada la actual catedral como una ampliación de la anterior estructura románica, fué necesario recurrir a un tipo de cubierta que no exigiera contrafuertes para soportar la carga, lo que hubiera obligado a levantar un edificio de nueva planta. Se escogió por tanto una cubierta de madera. Además se aprovecharón los antiguos muros procediendo a su elevación para dar mayor altura a las naves.

Será ya en el siglo XIV cuando finalicen las obras de enlucido y decorado del crucero. También en este siglo, en el año 1335 se construyen tres nuevos ábsides góticos-mudejares.

La construcción de la girola que es cuadrada se completaría en torno al año 1700 (siglo XVII).

La actual fábrica también posee tres naves de mamposteria y ladrillo. El morisco Juzaff de Huzmel fue el responsable de las obras que sustituyeron los ábsides románicos por los góticos-mudéjares, de los cuales sólo se conserva el de la capilla mayor.

El coro se cierra con una reja del siglo XV obra gótica flamigera realizada por el maestro Cañamache en 1491.

Cimborrio Construido en 1538 (siglo XVI) por Martín de Montalban en ladrillo. Tiene forma de octogono sobre trompas de veneras y al exterior presenta ventanas ajimezadas con decoraciones platerescas renacentistas. Es joya del arte mudéjar turolense.

Retablo Mayor Tallado en madera a mediados del siglo XVI (1532-1536) por el francés Gabriel Joly, dedicado a la Asunción de Nuestra Señora. Está considerado uno de los mejores conjuntos escultóricos de signo renacentista en Aragón y representa los misterios de la vida de Cristo y de su Madre, que aparece en la hornacina central como Asunta a los cielos. Le da luz el cimborrio, construido por Martin de Montalbán en 1538. El conjunto es un retablo custodia para el Santísimo que se reserva permanentemente en el óculo por privilegio del Papa Luna Benedicto XIII a las catedrales aragonesas.

Se conserva con la madera en su color natural (sin policromía, ni dorados). Sus figuras están dotadas de una gran fuerza y patetismo, asociada a la influencia de Berruguete.

Techumbre mudéjar Es una de las joyas de la Catedral de Teruel. Cubre totalmente la nave central y está datada a finales del siglo XIII. En su armadura de par y nudillo ofrece profusa e interesantísima decoración con motivos geométricos, vegetales y epigráficos de clara influencia islámica, y decoración figurada unida artísticamente al gótico lineal. Es como un libro abierto que muestra la cosmovisión del Teruel medieval. Por él desfilan toda clase de personajes; Jesucristo y escenas de la pasión, santos y reyes, obispos y nobles, moros y cristianos, damas y caballeros, letrados y campesinos. Se reproducen escenas de caza, de guerra, luchas con animales míticos y aparecen escenas bíblicas, representación de vestuario, escudos nobiliarios, instrumentos musicales, todo un repertorio sistemático y original del saber de la época. Tiene una longitud de 32 metros, por 7,76 metros de anchura. Galería fotográfica



Tiene diez tirantes de vigas pareadas que dividen visualmente la techumbre en nueve secciones, una sistematización que se utiliza para la descripción de la misma, numerándose las secciones correlativamente desde el crucero a los pies de la nave.

Todos los elementos de madera que componen la estructura han recibido decoración pictorica. Los temas figurativos ocupan una cuarta parte de la ornamentación pintada total, llamando la atención la escasez de imágenes sagradas que existen en la cubierta. El resto de los motivos lo ocupan la decoración vegetal y geométrica. Galería fotográfica

El significado general de la decoración es de carácter cósmico, pero la temática propiamente religiosa se reduce al ciclo de la Pasión y las imágenes de Cristo, San Pedro y algún santo más. Existen muchas imágenes de carácter profano, representando la sociedad de la época y sus actividades: reyes, caballeros en alardes, torneos y caza, clérigos y artesanos de diferentes profesiones, destacando los carpinteros. El tratamiento de estas figuras y escenas tiene pretensiones de retratos, y es también abundante la representación de simples cabezas, asi como de instrumentos musicales. También existen temas de las diferentes actividades de los meses del año, así como de diversos animales, muchos de ellos mitológicos como dragones, sirenas, unicornios y centauros. Entre los motivos de pintura decorativa son numerosos los de tradición islámica como las cupulitas gallonadas, rosetas de ocho pétalos, lazos que forman estrellas, epigrafia cúfica árabe, entrelazos; otros provienen de la tradición románica como los motivos vegetales en zig-zag, ajedrezados, las redes de cruces o estrellas formando cuadrados o rectangulos.

Texto: www.monumentalia.net


De entre ellos el león y el dragón aparecen como los mas numerosos. Hay más de quince dragones solos o en parejas y unos doce en enfrentamientos con hombres u otros animales (león, centauro, perro). Casi el mismo número de leones sueltos, dejando a un lado los heráldicos, repetidos en circulos o entornos similares, además de unos ocho enfrentados a hombres, dragones y perros. Los demás ya sólo aparecen cuatro o cinco veces como máximo y otros solo una.

La idea de enfrentamiento hombre-león, hombre-dragón, se convierte en un lugar común en las representaciones gráficas del románico y del gótico, y lo mismo sucede en Teruel. Es evidente su significado puesto que el dragón encarna el mal y aun el diablo, mientras que el león a pesar de su fiereza tiene carácteres positivos.

El sentido de estas figuras hay que buscarlo tanto en la literatura religiosa como en la profana. Cuando el guerrero armado y vestido con cota de mallas es el que se enfrenta al dragón o al león la idea del soldado de Cristo acude a la mente. Si es el hombre relativamente armado, pero sin protección alguna, el significado se matiza porque es el mismo hombre el que se enfrenta al mal, al pecado, a las tentaciones o a los peligros que le acechan y le sorprenden.

Texto: www.aragoneria.com/bestiario/edificios/teruelcatedral.php
Javier Mendivil Navarro, Aragón

Capilla de la Coronación de la Virgen Alberga un magnifico retablo de estilo gótico (siglo XV), de autor desconocido (¿Maestro de la Florida?). Representa en el centro la Coronación de la Virgen. Es una pieza hispano flamenca de gran valor, la obra pictórica más importante de la Catedral y de la ciudad. Algunos profetas y reyes del Antiguo Testamento, así como una serie de santos completan su iconografía mariana. Situada al extremo de uno de los lados del crucero.

Capilla de la Inmaculada Concepción El obispo Pérez Prado hizo construir esta capilla barroca en el 1727 (siglo XVIII) en honor de la Inmaculada Concepción. En el centro del retablo, obra del escultor Francisco Moya y dorado por Francisco Villarroya, aparece una bella imagen de la Virgen, flanqueada por san Joaquín y santa Ana, sucediendose en el banco varios bajorrelieves alusivos al Antiguo Testamento. Situada en la cabecera de la Catedral.

Cripta de los mártires Frente a la capilla de la Inmaculada se encuentra la cripta, construida en el siglo XVI como panteón de obispos y canónigos. Actualmente guarda los restos de los beatos Anselmo Polanco, obispo de la diócesis y Felipe Ripoll, su vicario general, asesinados el 07-02-1939 y beatificados por Juan Pablo II en 1995. Un lienzo, obra del pintor turolense Agustin Alegre, representa a los beatos y recuerda las circunstancias de su muerte y martirio.

Capilla de Santa Emerenciana patrona de la ciudad y de la diocesis. Siglo XVIII. Situada en el extremo del crucero.

Capilla de los Santos Reyes Fue construida por el mecenazgo de don Baltasar de Navarra, canónigo de esta iglesia y después obispo de Tarazona. El retablo es barroco churrigueresco y tiene en el centro la Adoración de los Reyes, copia del cuadro de Rubens existente en el Museo del Prado, realizada por el pintor Francisco Jimenez, de Tarazona. Desde la última restauración de la Catedral está destinada a Capilla del Santísimo.

Capilla de Santa Agueda de finales del siglo XVII.

Capilla de Santo Tomas de Villanueva de finales del siglo XVII.

Capilla de la Virgen de los Desamparados En esta capilla encontramos la Custodia procesional, obra en plata del orfebre cordobés Bernabé Garcia de los Reyes en 1742. Se levanta sobre una carroza salida de la mano del escultor Antonio Sanmartin en 1907.

Tesoro Catedralicio Ubicado en la sacristía, en su interior encontramos la Custodia procesional barroca de plata con una altura de 2,86 metros, una cruz románica del siglo XII y diversos ornamentos sagrados del siglo XVI.

Torre-campanario Situada a los pies del templo, la torre mudéjar de la Catedral es de la más antiguas de las torres mudéjares de la ciudad. Es obra realizada entre 1257 y 1258, y en ella se combina la piedra, el ladrillo y la cerámica vidriada. El gran arco apuntado abierto en su parte inferior deja paso a la calle, permitiendole cumplir la función de via pública, una de las más características soluciones del urbanismo mudéjar. El cuerpo superior octogonal es un añadido posterior del siglo XVIII para darle una mayor altura a la torre de la catedral.

Estuvo adosada a la antigua iglesia de Santa María de Mediavilla, obra de estilo románico totalmente enmascarada por la actual Catedral mudéjar. Esta torre inicia y define las características peculiares de las torres mudéjares turolenses. Como motivos ornamentales merecen especial atención: los arcos de medio punto entrecruzados y los frisos de esquinillas decorados con tubos de cerámica vidriada. Estos dos motivos y el uso del alfiz se pueden considerar herencia del arte musulmán, mientras que su estructura, disposición, composición en franjas y solución del cuerpo de campanas está claramente anclados en la tradición occidental cristiana. También en su decoración podemos destacar: ventanas abocinadas en arco de medio punto, platos y azulejos vidriados en verde y morado.

Se trata de una torre de planta cuadradada que como las demás, se sustenta sobre una bóveda de cañón apuntado reforzado por arcos fajones. Tiene tres cuerpos separados por lineas de impostas decoradas con motivos ornamentales: arcos ciegos entrelazados, arcos de medio punto abocinados y ventanas de estilo románico para el cuerpo de campanas.

Portada Sur obra de Pablo Monguió Segura del año 1909. De estructura neorrománica de arquivoltas de medio punto sobre columnas y decoración neomudéjar. La misma se cierra mediante un reja, obra de Matías Abad.

Portada Norte

Lugares de interés


• Iglesia y torre mudéjar de San Pedro Siglo XIII-XIV
Torre de San Martín Año 1315-1316. El contrafuerte es del siglo XVI
• Torre de San Salvador 1311-1355 Siglo XIV www
• Iglesia de San Francisco gótico siglo XV
• Iglesia y torre de la Merced Siglo XVI
Museo Diocesano en el Palacio Episcopal
Plaza del Torico y el Torico (naturalmente) de 1858
Los amantes de Teruel obra de Juan de Avalos. Los amantes: Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel de Segura.
El acueducto de Los Arcos siglo XVI obra de Quinto Pierres Vedel
La escalinata con el mural de los Amantes de Teruel de 1920-1921 obra de José Toran
• Lienzos de murallas: a destacar la Puerta de la Ardaquilla o de Daroca y la Puerta de la Traición o de San Miguel. También a destacar los Torreones de la Lombardera, del Rincón, de Ambeles del siglo XV con planta estrellada y la Torre circular de San Esteban.

Ficha técnica

Fecha de realizacion página: 17 de Abril de 2.005
Fecha última modificación: 10 de Octubre de 2.008

Lugares de interés de Teruel

Glosario o Vocabulario desde este enlace puedes acceder a un vocabulario general sobre términos de arte y en especial sobre aquellos terminos que se citan en esta página.

Nota: Los textos aquí recogidos proceden de libros, folletos, periodicos, paginas webs y folletos turisticos en los cuales no se hace mención de titularidad alguna de derechos. Las fotos algunas estan tomadas de Internet y otras son del propio autor de la página web.

En todo caso, si existe un titular de los derechos intelectuales sobre estos textos e ilustraciones, sobre cuya existencia no he sido informado, y desea que sean retiradas, basta con que me informen por medio del correo electrónico a mi dirección de e-mail

Información extraida de Obispado de Teruel y de Albarracin