Plaza Mayor de Salamanca


Introducción

Nombre: Plaza Mayor
Ubicación: Salamanca. Comunidad Autonóma de Castilla-León
Cruzada por el rio Tormes
Declarada en 1973 Bien de Interés Cultural en la categoria de monumento
Gentilicio: salmantinos. Popularmente conocidos como charros.
La ciudad de Salamanca fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988

Historia

Salamanca es una ciudad por la que han pasado tribus prerrománas como los vacceos y los vetones. Por aquí pasaría el cartaginés Anibal en el siglo III a.c. y los romános pacificarian la zona y la llamarian Helmántica. Por Salamanca pasa el Camino o Via de la Plata que recorre España de Norte a Sur, es por tanto eje viario de capital importancia en el desarrollo peninsular.

En el 1102 Raimundo de Borgoña repobla la ciudad de Salamanca tomada a los moros en nombre del rey Alfonso VI.

En 1220 el rey Alfonso IX de León (1188-1229) funda el Estudio General, o lo que es lo mismo la Universidad que tanta importancia tendrá y tiene el en desarrollo de la ciudad tanto cultural como económico.

La actual plaza se alza sobre los terrenos de la antigua plaza mayor conocida como de San Martin que desde 1697 era el centro comercial y neurálgico de la ciudad.

Descripción

El impulso necesario para construir una nueva Plaza en Salamanca, la dió el rey Felipe V (1700-1724) en 1710 en su visita a la ciudad a instancias del Cabildo de la Catedral y el Ayunamiento. Este en recompensa por el apoyo prestado por la ciudad en la Guerra de Sucesión a la Corona Española mostró todo su apoyo al proyecto presentado de construcción de nueva plaza.

Construida sobre planos de Alberto Churriguera Vezo (Madrid 1676 - Orgaz 1750), él fue su primer arquitecto, a quien sucedió a la muerte de este el compostelano Andrés Garcia Quiñones (1709-1784). Otros arquitectos que intervinieron en la obra serian: José Ignacio de Larra Churriguera, y Nicolás de Churriguera. La idea central de la plaza nace del uso de los bajos porticados como centros mercantiles, mientras que las viviendas altas son habitadas por gentes de la nobleza, eclesiasticos, y gentes de posibles. Así las viviendas son adquiridas por el Cabildo, la Universidad y los Colegios Mayores.

Aunque su forma pueda llevar a engaño, la Plaza Mayor de Salamanca tiene forma cuadrangular trapezoidal, es decir no es un cuadrado perfecto. Tiene 82,60 metros en su lado norte, 81,60 metros el lado oeste, 75,60 metros en el lado sur y 79,80 metros en el lado este. Construida en el siglo XVIII dentro de la estética barroca, nace fundamentalmente de la necesidad de disponer de un espacio comercial, lúdico y administrativo, a imitación de la Plaza Mayor de Madrid. Las obras comenzaron el 10 de mayo de 1729 y se terminaron en 1755. Los trabajos empezaron con rapidez pero en 1735 se paralizan por impedimentos de algunos nobles salmantinos que no querian que sus casas fueran expropiadas para construir la plaza. En 1738 Alberto Churriguera dimite de su cargo, y no sería hasta 1750 cuando Andrés Garcia Quiñones se hace cargo de la obra y las finaliza en 1755, entre ellas el Ayuntamiento, que es el último edificio en ser construido.

La construcción comenzó por el ala este, continuó por el lado sur, lado oeste y por último el lado norte. La fachada oeste recibe el nombre de Pretrineros, la fachada sur de San Martin, mientras que la fachada este es llamada del Pabellón Real y la norte del Ayuntamiento. Por tanto la plaza Mayor fue construida en dos fases, una primera entre 1729 y 1735 por Alberto Churriguera y una segunda fase entre 1750 y 1755 por Andrés Garcia Quiñones.

Los cuatro lados estan porticados y abiertos al exterior mediante arcos de medio punto. En total 88 arcos de diversos tamaños y alturas, aunque todo el conjunto asombra por su uniformidad. Sobre ellos se levantan tres pisos construidos todos ellos en silleria de las canteras de Villamayor. La altura de la plaza es de 18 metros. La plaza adopta una aparente uniformidad, sólo rota por la presencia en dos de sus lados del edificio del Ayuntamiento y la fachada del conocido como Pabellón Real. El conjunto se cierra en su parte superior por una balaustrada de piedra que a intervalos se decora con pinaculos de forma piramidal rematos con una flor de lis (simbolo heráldico de Felipe V de Borbón). En total 96 pinaculos que rodean todo el perimetro de la plaza.

Los muros de las fachadas se abren al centro mediante 247 balcones o palcos-miradores. La entrada a la plaza se realiza a través de nueve puertas y dos pasajes. En las enjutas de los arcos de la planta baja encontramos medallones esculpidos en su gran mayoría con diversos personajes de la realeza, iglesia o cultura, en total 89 medallones. El nombre de las entradas son: Arco de San Martin, del Corrillo, Arco del Toro.

Las fachadas sur y oeste son idénticas al ala este donde se encuentra el Pabellón Real, con la excepción de los dos grandes arcos que forman la entrada de San Martin y del Toril, cuya altura se elevan hasta el segundo piso. Estos dos lados se componen de veinte arcos de medio punto, incluidos estos dos citados. En la fachada oeste se pueden observar algunos balcones con blasones nobiliarios, ello es debido a que en este lugar se encontraban las casas pertenecientes a la Universidad, Colegios Mayores, Catedral y nobles de la ciudad.

Una de las funciones para la que fue construida la Plaza Mayor era para acoger los espectaculos taurinos, así a titulo de curiosidad diremos que el primer espectaculo se dió en 1733 cuando la plaza todavía no estaba concluida y el último tuvo lugar el 15 de julio de 1972. También se realizaban toda clase de acontecimientos religiosos, festivos y dramáticos.

Los medallones de la fachada del Pabellón Real representan a reyes que abarcan el periodo de Alfonso IX hasta Fernando VI. Carlos III se encuentra en la fachada municipal, también podemos encontrar medallones con las efigies de Felipe II, los Reyes Católicos, Cristobal Colón, El Cid, Ponce de León, Fernán González, Guzman el Bueno, el Gran Capitan, Pizarro, Santa Teresa de Jesús, Cervantes, el padre Vitoria, e incluso Alberto Churriguera. La gran mayoría de los medallones están realizados por Alejandro Carnicero, y aún quedan algunos sin labrar.

Ayuntamiento Situado en el centro del ala norte. Esta fachada cuenta con veintidos arcos. En el centro se encuentra el edificio del Ayuntamiento, este consta de dos pisos y sobresale en altura sobre el resto de la fachada de la plaza. El edificio municipal es obra de Andrés García Quiñones y fue el último edificio en construirse. El edificio adscrito al barroco, tiene en su parte baja cinco arcos más altos que el resto de la plaza. Los dos arcos de ambos extremos y sus balcones superiores quedan separados por dos columnas de fuste cilindrico y capitel corintio. El resto de la decoración se compone de cinco balcones en el piso superior y tres balcones en el piso inferior ya que el balcón central que une los tres ventanales centrales se trata de un balcón corrido; el resto de la decoración se compone de relieves, medallones, escudos y otros ornamentos de la estética barroca. En este tipo de decoración participó el escultor Antonio Montero.

A ambos lados del balcon central del piso superior figuran esculpidos dos ángeles, obra del artista Gregorio Carnicero.

Flanqueando el balcón central del primer piso vemos dos hornacinas vacias, en ellas figuraban los bustos del rey Carlos IV y su esposa Maria Luisa, obra del escultor José Alvarez. Los bustos desaparecieron durante la Revolución de 1868. Posteriormente se colocaron los bustos de Alfonso XII y su hija que nuevamente desaparecieron en 1931 durante la República.

La espadaña que corona el edificio consistorial en ya obra tardía, realizada en 1852 por Tomás Cafranga. Esta se compone de tres vanos con sus correspondientes campanas y unos pequeños antepechos de hierro. Bajo el vano central el reloj municipal. Coronan la espadaña a ambos lados, dos figuras por lado que representan a las cuatro virtudes cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza). Los vanos se separan por columnas dóricas semiadosadas y en el centro del conjunto en el lugar más alta una corona real en piedra.

Sobre la cornisa se levanta una balaustrada de piedra que tiene cuatro esculturas de bulto redondo obra de Isidoro Celaya y que representan a la Astronomía, el Comercio, la Agricultura y la Industria.

Quedó pendiente de construir una torre a cada lado del Ayuntamiento según el proyecto inicial y cuya maqueta es conocida. No se llegó a construir porque se estimó que la estructura construida no aguantaria el peso de las torres.

Pabellón Real Situada en el lado este, la construcción de la plaza comenzó por este lugar. Se denomina así por el rey Felipe V impulsor de las obras y porque desde su balcón central presenciaban los espectáculos taurinos.

El Pabellón Real lo forma un gran arco de medio punto que se eleva hasta el primer piso, el segundo piso lo forma un balcón corrido en cuyo muro figura una lápida commemorativa y el tercer piso lo ocupa el conjunto escultórico del rey San Fernando. Remata todo el conjunto una espadaña.

El gran arco es conocido como Arco del Toro o Arco de San Fernando. A ambos lados un total de 22 arcos de medio punto que apoyan en pilares de planta cuadrangular. En las enjutas del Arco del Toro dos medallones con las efigies de Fernando V y su esposa Isabel de Farnesio.

La lápida commemorativa orlada con decoración barroca dice: Reinando Felipe V el animoso, la muy Noble Ciudad de Salamanca empezó esta obra a 10 de marzo de 1720. Siendo corregidor don Rodrigo Caballero y Llanos, Intendente General de Castilla, por sus diputados los señores don Juan de Barrientos de Solis, don Francisco Honorato y San Miguel, don Juan de Castilla, conde de Francos, don Juan Gutierrez y don Francisco de Soria; y se concluyeron las doce casas de esta linea llamada el Pabellón Real, el día 3 de marzo de 1733. Soli Deo honor et gloria. (Nota: Sólo a Dios, Honor y Gloria). Sobre la inscripción una cabeza de león que sostiene entre sus fauces una argolla que sujeta a su vez la lápida commemorativa.

El tercer piso lo ocupa un conjunto escultórico formado por unos cortinajes abiertos en cuyo centro se encuentra un ovalo con el busto de San Fernando con la esfera del orbe, la espada y con la corona real. A ambos lados de este conjuntos dos escudos con las armas de la ciudad.

Rematando todo el conjunto una espadaña en cuyo centro se encuentra el escudo real flanqueda por dos pilastras con decoración vegetal. Completa la decoración de esta espadaña diversos elementos decórativos barrocos: guirnaldas, medallones, repisas etc.


Ficha técnica

Fecha de realizacion página: 15 de Septiembre de 2.010
Fecha última modificación:

Lugares de interés de Salamanca

Glosario o Vocabulario desde este enlace puedes acceder a un vocabulario general sobre términos de arte y en especial sobre aquellos terminos que se citan en esta página.

Sobre los contenidos

Los textos aquí recogidos proceden de libros, folletos, periodicos, paginas webs y folletos turisticos en los cuales no se hace mención de titularidad alguna de derechos. Las fotos algunas estan tomadas de Internet y otras son del propio autor de la página web.

En todo caso, si existe un titular de los derechos intelectuales sobre estos textos e ilustraciones, sobre cuya existencia no he sido informado, y desea que sean retiradas, basta con que me informen por medio del correo electrónico a mi dirección de e-mail.

Fuentes primarias consultadas:
Maravillas de España. La plaza Mayor de Salamanca. Julio Manegat. Editorial Rayuela.
Banco de Imágenes del Ministerio de Educación y Ciencia