Colegiata de San Pedro de Cervatos


La Capilla Sixtina del arte románico erótico

Introducción

Nombre: Colegiata de San Pedro de Cervatos
Ubicación: Cervatos, pedanía de Campoo de Enmedio. Comunidad Autónoma de Cantabria
Comarca del Alto Campoo
Declarada Monumento Nacional en 02-08-1895
Estilo: románico siglo XII
Restaurada entre 1901 y 1904 por el arquitecto Manuel Anibal Álvarez Amoroso (* Madrid 31-01-1850 † Madrid 15-07-1930)

Historia

La Colegiata de San Pedro tiene sus orígenes en un monasterio fundado hacia el 999 por el conde de Castilla, nieto de Fernán González, Sancho García y su esposa Urraca Gómez, tal vez sobre otro anterior mas modesto de tipología mozárabe o asturiana. La fundación tendría su motivación para que sirviera de enterramiento a Fernando, hijo del conde que murió a edad bastante temprana. Tuvo en el siglo XII una época de esplendor de la manos de la reina de Castilla y León Urraca (1109-1126) y su hijo Alfonso VII (1126-1157) manifestándose por la erección de la iglesia fechada en 1129, y consagrada por el obispo de Burgos, Marino Maté en 1199 según se puede leer en una inscripción cercana a la puerta. El 4 de diciembre de 1186, el rey de Castilla Alfonso VIII (1158-1214) dona el monasterio al obispo de Burgos, Marino, a cambio del Monasterio de Santa Eufemia de Cozuelos (Palencia).

A partir del siglo XIV el monasterio de San Pedro pierde su condición monacal y pasa a convertirse en Iglesia con el titulo de Colegiata, construyéndose nuevas dependencias en su fachada Norte. Será en 1851 cuando la iglesia pierda su titulación colegial y pase a ser iglesia parroquial.

Características

El templo ha sufrido reformas a lo largo del tiempo, a finales del siglo XII se levantó la torre campanario, entre los siglos XIII y XIV se construyeron diversas dependencias entre ellas el baptisterio y en el siglo XVI se construyó una cubierta de crucería en la nave central y se erigió la capilla del Cristo.

El templo orientado canónicamente, es de nave única, cabecera con tramo recto y ábside semicircular. Nave de tres tramos cubiertas con bóvedas de crucería estrelladas, construidas probablemente, sustituyendo a la anterior cubierta que debió venirse abajo por algún derrumbe. Coro alto de madera a los pies, al que se accede a través de una escalera situada junto a la puerta de entrada.

El exterior del ábside se encuentra dividido en cinco paños verticales (dos en el tramo recto y tres en el semicírculo) separados por cuatro contrafuertes prismáticos que se elevan hasta una imposta corrida decorada con taqueado jaqués, a partir de esta altura, los contrafuertes se transforman en estilizadas columnas cuyos capiteles se unen con la cornisa del tejado compartiendo espacio con los canecillos del ábside. Estas columnas fueron repuestas en la rehabilitación de principios del siglo XX. El paño y el contrafuerte del extremo Norte, han quedado ocultos al construirse la serie de dependencias en esta fachada. Una cenefa ajedrezada recorre todo el perímetro del ábside, formando a la altura de los ventanales un guardapolvos. La cenefa como ya hemos apuntado sirve para dividir horizontalmente el ábside en dos partes. La cabecera en su interior se cubre con bóveda de medio cañón el tramo recto del presbiterio, mientras que el ábside semicircular lo hace con bóveda de cuarto de esfera. En los tres paños centrales se abren sendas ventanas aspilleras en arcos de medio punto con capiteles decorados. En lo alto del tejaroz corre una serie de canecillos formada por 34 imágenes.

Canecillos del ábside: de izquierda a derecha
1
Hombre transportando un bidón
2
Hombre tocando el arpa
3
Hombre bebiendo de un bidón
4
Músico tocando un instrumento de viento
capitel leones amontonados
5
Figura no identificada
(una lechuza tal vez)
6
Figura no identificada
(monstruo con la fauces abiertas)
7
Lucha entre un hombre y una fiera
8
Hombre con una máscara con cuernos
9
Contorsionista o saltimbanqui
10
Hombre tocando un instrumento de viento
11
Figura no identificada (tal vez un ave)
capitel fieras amontonadas
12
Escena de coito
13
Mujer dando a luz
14
Cabeza de cabra
15
Personaje sosteniendo una bola
16
Carnero
17
Mujer enseñándonos el sexo
18
Hombre enseñando el pene erecto
19
Bestia con cuernos
20
Escena de sexo
21
Monstruo con las fauces abiertas
capitel de temática vegetal de entrelazados
22
Rollos y una cabeza masculina
23
Carnero
24
Anciano con bastón
25
Liebre o conejo
26
Hombre abriendo las fauces de un león
27
Carnero
28
Carnero
29
Personaje sosteniendo una cabeza
capitel fieras amontonadas
30
Escena erótica
31
Bola
32
Contorsionista o saltimbanqui
33
Mono
34
Escena sin identificar

La única portada se abre en la fachada Sur. Construida sobre un cuerpo avanzado y protegida por un pequeño tejaroz de una sola vertiente con cubierta de tejas y decoración de trece canecillos bajo el alero. El vano de acceso se forma con arco de medio punto formado por siete arquivoltas molduradas que descansan en pilastras y sendas columnas acodilladas con capiteles con decoración figurada animal (aves y felinos). Una rosca guardapolvos exterior con decoración de palmetas protege la puerta. La portada dispone de un tímpano formado por tres paneles, decorados con temas vegetales (palmetas entrelazadas) dando la sensación de encontrarnos con celosías. Bajo el tímpano encontramos un dintel con decoración de tres parejas de leones afrontados y por debajo de este, otro dintel con el mismo tipo de decoración que el tímpano superior. En el muro del cuerpo adelantado de la portada encontramos seis relieves que aunque muy desgastados se pueden interpretar: son a la izquierda: Adán y Eva junto al árbol del Paraíso (abajo), la Virgen con el Niño (en el centro) y San Miguel Arcángel matando a la serpiente-dragón (arriba), a la derecha de la portada: personaje con dos leones rampantes (se interpreta como Daniel en el foso de los leones) (abajo), un ángel (centro) y San Pedro con báculo y llaves (arriba). Además de estos relieves podemos encontrar sendas inscripciones fundacionales con referencias al año de construcción de la iglesia y a su consagración.

Por debajo de la cornisa del tejaroz de la portada encontramos trece canecillos y entre ellos doce metopas también decoradas aunque estas muy desgastadas y de difícil interpretación. De entre las metopas que fácilmente se pueden identificar destacamos: animales rampantes (metopa 4), tres personajes (metopa 5), dos animales copulando mientras por detrás aparecen dos cabezas humanas (metopa 10), mujer a la que dos serpientes muerden los pechos (metopa 9), dos águilas afrontadas unidas por el pico (metopa 6) y cuadrúpedos afrontados (metopa 8). En cuanto a la serie de canecillos:

Canecillos del tejaroz: de izquierda a derecha
1
Saltimbanqui
2
Hombre tocando un arpa
3
Hombre de aspecto monstruoso
4
Hombre con una gran máscara
5
Escena de coito
6
Cabeza de animal cornudo
(macho cabrio)
7
Hombre con cabeza de animal que parece sujetarse de una barra
8
Monstruo que sujeta a una figura humana
9
Hombre itifálico con cara de simio
10
Hombre que se mete la mano en la boca.
Escena de sexo?
11
Hombre itifálico que se lleva las manos a la cabeza
12
Escena erótica
13
Animales entrelazados

En la fachada flanqueando la portada, dos ventanas a distinto nivel, con vanos aspillerados y arcos de medio punto rehundidos en el muro, estos descansan sobre columnillas con capiteles. La ventana izquierda en arco de medio punto con una arquivolta moldurada que apoya en columnas con capiteles decorados, a la izquierda un hombre itifálico que nos enseña el pene, a la derecha mujer que nos enseña el sexo. La ventana de la derecha es parecida a su compañera solo que en este caso dispone de un guardapolvos y los capiteles se decoran con escenas de animales afrontados. En la parte alta del contrafuerte de la derecha podemos ver encastrado en la piedra un bajorrelieve de una figura vestida con hábito talar en actitud de bendecir y con un libro en sus mano izquierda.

A la derecha de la portada ocupando varios sillares podemos leer una inscripción que dice: ERA MCCXXXVII VII IDUS NOVBRIS / DEDICA VIT ECCLAM SCT PETRI MARINVS / EPS IN DIEBUS MARTINI ABATIS cuya traducción podría ser: "En 7 de noviembre de 1237, fue consagrada esta iglesia de San Pedro por el obispo Marino, en los días del abad Martín". Teniendo en cuenta que el computo del año hace referencia a la era hispánica, sería el año 1199 de nuestro actual calendario gregoriano. Esta fecha se considera como el año de consagración de la iglesia.

Una segunda inscripción muy desgastada dice: F ERA M CLXV II. IIA NS ST que habitualmente se suele traducir como: "Factum era MCLXVII secundo idus aprilis NS ST" (realizada en 1167), teniendo en cuenta que está fechada con la era hispánica, a nuestro actual calendario sería el año 1129. Esta fecha se suele considerar como la de inicio de las obras del templo.

La torre campanario es de planta cuadrangular, eleva 20,15 metros de altura, se adosa en el extremo de la fachada Oeste (a los pies del templo). Formada por tres cuerpos, el inferior de mayor altura que los dos superiores, es macizo y liso. La división de los dos cuerpos superiores se realiza por impostas decoradas de ajedrezado. El cuerpo intermedio abre tres ventanas en arco ligeramente apuntados, en alguno de sus lados, en otros solamente dos y tienen la característica que se encuentran cegados, mientras que el tercer piso o cuerpo de campanas abren dos ventanas en arco de medio punto. En las esquinas de los cuerpos intermedio y superior podemos ver una delgada columna acodillada. Se considera su construcción algo posterior en el tiempo, de finales del siglo XII o principios del XIII. La presencia de arcos apuntados nos remite a una construcción algo posterior que el resto de la iglesia.

En esta fachada Oeste podemos ver una tercera ventana, rehundida en el muro, en arco de medio punto y con guardapolvos. La arquivolta del arco descansa en columnas y capiteles decorados, el de la izquierda águilas con las alas desplegadas, a la derecha animales afrontados. Bajo esta encontramos lo que fue una antigua puerta de entrada (descentrada del eje principal) y que fue cegada siglos atrás.

En la fachada Norte se construyó un conjunto de edificaciones, una de ellas que además era un acceso secundario de entrada a la Iglesia, fue utilizada como capilla bautismal. La fachada Sur está ocupada por la portada de entrada y la fachada Este se corresponde con la cabecera o ábside.

Lo que más destaca sin embargo de la Colegiata de San Pedro, es su inigualable repertorio de canecillos de carácter erótico con escenas bastantes explicitas. Aunque hay que señalar que este tipo de escenas es relativamente normal en edificios románicos y en el ámbito rural, el alto número de ellos en este templo hace que sea conocido como Capilla Sixtina del arte erótico románico. La colección de canecillos corren por los aleros de la nave tanto por su fachada Norte como por su fachada Sur (veinticuatro por fachada). En total el número de canecillos se desglosa de la siguiente forma: trece bajo el alero del tejaroz, treinta y cuatro bajo el alero del ábside, y cuarenta ocho en el total de ambas fachadas Norte y Sur. Completan estos un total de noventa y cinco canecillos, además de las diversas figuras que decoran los capiteles de las ventanas o los arcos del interior.

Canecillos alero fachada Sur: (encima de la portada)
1 Cabeza de fiera gruñiendo 2 Hombre en cuclillas 3 Hombre tocando un instrumento musical 4 Fruto cubierto por una hoja
5 Hombre cargado con un barril 6 Fruto cubierto por una hoja 7 Animal cornudo 8 Hombre bebiendo de un tonel
9 Hombre tocando un instrumento de cuerda 10 Hombre itifálico tocando el pandero 11 Monstruo andrófago 12 rollos y cabeza de animal
13 Hombre con pene (desaparecido) y cara de simio 14 Fruto con hoja y raíces 15 Hombre con pene y cara de simio 16 Liebre o conejo
17 Hombre que se lleva el pene a la boca 18 Hombre en actitud de leer 19 Mujer dando a luz o Escena erótica 20 Tres rollos y cabeza
21 Sin historiar 22 Saltimbanqui 23 Hombre tocando el arpa 24 Rollo

Canecillos alero fachada Norte:
1 Ave con plumas 2 Liso 3 Saltimbanqui o contorsionista 4 Liso
5 Cabeza de animal con cuernos 6 Liso 7 Forma ondulada 8 Liso
9 Liebre o conejo 10 Ave con plumas 11 Liso 12 No identificado
13 Animal, tal vez un oso 14 Liso 15 Cabeza de animal con cuernos 16 Forma ondulada
17 Forma ondulada 18 Liso (restaurado) 19 No identificado 20 Cabeza de animal con cuernos
21 Liso 22 No identificado 23 Forma ondulada 24 Tres rollos

Las tres ventanas del ábside se articulan en el exterior, en arco de medio punto con un grueso baquetón adornado con bolas. Los ábacos lucen temática de entrelazados mientras que los capiteles lo hacen con temática vegetal principalmente. Excepción sin embargo es el ventanal sur del ábside cuyos capiteles están decoradas con figuras humanas. Destacan tal vez porque hayan sido las más representadas, en el capitel izquierdo podemos ver a una mujer que nos enseña el sexo mientras con sus manos sujeta sus piernas a la altura de la cabeza, frente a ella y en el capitel de la derecha, un hombre con las manos en la cabeza, mientras nos enseña su pene de gran tamaño y en posición erecto. El ventanal central del ábside decora su capitel con temas de hojas, palmetas y tallos, mientras que el ventanal del lado Norte, su capitel izquierdo se decora con figuras de animales afrontados, mientras el capitel derecho lo hace con temática vegetal y bolas. Las formas estilísticas de las tres ventanas son prácticamente iguales.

El repertorio de canecillos es amplio y no siempre tienen carácter erótico, pero si que es cierto que estos destacan por su explicitud. Vemos imágenes de parejas copulando, escenas de parto, cabezas de machos cabrios, un hombre que se lleva el pene a la boca, mujeres que nos enseñan el sexo, hombres con los penes erectos (itifálicos), animales considerados libidinosos o personajes humanos relacionados con actividades laborales consideradas pecaminosas. También es arquetípica la escena de la mujer a quienes unas serpientes muerden los pechos, consideradas desde antiguo como una alusión a la lujuria, por supuesto femenina.

Otras muestras no son de carácter erótico pero si relacionado con lo mundano, un saltimbanqui, un contorsionista, un ser con cabeza de cabra, un músico con arpa, otros tocando el cuerno, hombres llevando toneles de vino, hombres con cara de simio, bebedores, un individuo comiendo, un hombre de cabeza y boca enormes, machos cabrios, carneros y otro monstruos demoniacos. Siempre con carácter negativo.

La decoración interior del templo se centra en la cabecera, único elemento original que se conserva del antiguo edificio. El acceso al presbiterio se realiza través de un gran arco de triunfo de medio punto doblado. Los arcos descansan en columnas cuyos capiteles se encuentran decorados en su lado izquierdo (evangelio) con un tropel de figuras de felinos amontonados y pequeñas cabecillas que sobresalen por la parte superior de estos, mientras que en el lado derecho (epístola) con dos águilas con las alas extendidas. Los cimacios se decoran con palmetas de entrelazos.

El ábside se encuentra dividido horizontalmente en tres espacios a través de sendas cenefas de ajedrezado que recorren todo el perímetro del ábside. En el cuarto de esfera que cubre el ábside encontramos un arco fajón que separa este en dos mitades, el arco descansa en ménsulas historiadas y sobre estas, cortísimas columnas con capiteles decorados. La ménsula Norte (izquierda) se adorna con decoración vegetal mientras que el capitel de la columna que se levanta sobre ella se adorna con dos águilas con las alas desplegadas; en el lado derecho (Sur) la ménsula se decora con la figura del Arcángel San Miguel, este lleva escudo y a sus pies la serpiente-demonio, mientras que el capitel de la columna lleva representado un grupo de felinos superpuestos.

En el muro testero absidial se abren tres ventanales abocinados en arco de medio punto unidos entre si por una cenefa de tipo ajedrezado. En la parte inferior un total de diez arcos ciegos de medio punto con capiteles historiados. Los capiteles se decoran (de izquierda a derecha): 1/ dos leones con las cabezas juntas y bajo ellos una cabeza humana que asoma entre las patas, 2/ dos aves afrontadas, 3/ capitel con formas onduladas de tipo vegetal, 4/ en una de las caras: dos serpientes muerden los pechos de una mujer, en la cara opuesta San Pedro con báculo y llave, 5/ capitel de cintas entrelazadas, 6/ capitel con cuatro leones afrontados dos a dos y siete cabezas humanas en la parte superior, 7/ capitel de formas onduladas de tipo vegetal, 8/ capitel de temática vegetal (hojas), 9/ leones de cuyas bocas salen tallos vegetales, 10/ cuatro leones afrontados con la parte superior con decoración de hojas, 11/ capitel con formas onduladas vegetales.

Las ventanas del ábside siguen la misma tipología que el resto ya vistas, arcos de medio punto, arquivolta bocelada decorada con bolas y capiteles historiados. La ventana izquierda dispone en su capitel izquierdo: de dos leones y entre ellos cabezas humanas, en el capitel derecho: decoración de hojas y frutas. La ventana central tienen ambos capiteles la misma decoración: leones con decoración vegetal. La ventana de la izquierda dispone en su capitel izquierdo de leones afrontados, mientras que a la derecha la decoración es vegetal con grandes hojas.

Ficha técnica

Fecha de realización página: 5 de marzo de 2.019
Fecha última modificación:

Lugares de interés de Cervatos

Glosario o Vocabulario desde este enlace puedes acceder a un vocabulario general sobre términos de arte y en especial sobre aquellos términos que se citan en esta página.

Sobre los contenidos

Los textos aquí recogidos proceden de libros, folletos, periódicos, páginas webs y folletos turísticos en los cuales no se hace mención de titularidad alguna de derechos. Las fotos algunas están tomadas de Internet y otras son del propio autor de la página web.

En todo caso, si existe un titular de los derechos intelectuales sobre estos textos e ilustraciones, sobre cuya existencia no he sido informado, y desea que sean retiradas, basta con que me informen por medio del correo electrónico a mi dirección de e-mail.