ZARAGOZA

ACERED

Torre mudéjar (siglo XVII) de Nuestra Señora de la Asunción

ALCALÁ DE MONCAYO

Iglesia de la Asunción siglo XVI, construida bajo el mecenazgo de los abades del Monasterio de Veruela

Castillo Convertido en la actualidad en casa parroquial, está construido en la parte alta del pueblo. Se conserva un torreón semicircular con ventana mozárabe del siglo X geminada con columnas y arquillos de herradura.

ALAGÓN

Iglesia parroquial de San Pedro y Torre Mudéjar

ALARBA

Ábside tardo gótico de la Iglesia de San Andrés siglo XVI

ALHAMA DE ARAGON

Gentilicio: alhameño
Del árabe Al Hamman (los baños) por sus aguas termales
Junto al río Jalón
Restos del castillo musulmán, en la actualidad solo queda la Torre del Homenaje
Ermita de San Roque
Ermita de San Gregorio
Ermita de Santa Quiteria
Iglesia parroquial de la Natividad de Nuestra Señora del siglo XVII. Con torre mudéjar y yeserías en las bóvedas de la nave de la iglesia.

ANENTO

En la lista de los pueblos más bonitos de España
Paraje natural Aguallueve

Iglesia de San Blas La iglesia de San Blas es una construcción románica del siglo XIII. Edificio de mampostería, con piedra sillar en los vanos y en los arcos; está cubierto a dos aguas con teja directamente sobre la bóveda. El interior consta de una sola nave rectangular de nueve tramos separados por arcos diafragma apuntados que cargan sobre pilastras sencillas y cubiertos con bóveda de cañón apuntado. En el lado del evangelio, está la sacristía que es una sala cuadrangular cubierta con cañón apuntado en el mismo sentido que la nave de la iglesia, con arco fajón intermedio que apea sobre ménsulas.

La torre se sitúa en la cabecera, en el lado del evangelio y consta de un piso macizo y dos realizados en mampostería y sillar, con aspilleras y husillo para las escaleras del interior; ésas se cubren con bóveda de cañón sobre dos nervios cruceros rectangulares. El piso superior, el campanario, tiene cuatro vanos apuntados con arco interno a modo de diafragma que apea sobre capiteles cúbicos; se cubre este piso con bóveda esquifada sobre nervios diagonales muy apuntados. Toda esta obra parece ser del siglo XIII.

En el siglo XIV se le añadió el pórtico del lado sur, en el que aparece la primitiva puerta del siglo XIII de entrada a la nave, es un arco de medio punto con dos arquivoltas decoradas con dientes de sierra y con rosetas. El pórtico se cubre, en sus cuatro tramos, con bóveda de crucería y con los palos de Aragón en las claves.

En el siglo XVI se edificó el magnífico púlpito mudejar con labores caladas en yeso, combinando estrellas y cruces. También en el mismo siglo se añadió el coro, cuya viga principal está tallada con trabajo de espiga y las bovedillas con relieves en yeso de tallos y uvas.

El retablo está formado por nueve calles, tres pisos, banco y guardapolvos. El banco está decorado por diez tablas, más veintisiete tablas en el cuerpo del retablo. Es obra del maestro aragonés Blasco de Grañen, realizado en estilo gótico tardío en el siglo XV. El retablo se conserva en su ubicación original desde el mismo momento en que fue pintado y se conserva integro en su totalidad. Está dedicado a San Blas (titular del templo), Santo Tomás Becket y la Virgen de la Misericordia. Es uno de los retablos góticos de mayores dimensiones e importancia de todo Aragón. El Santo titular ocupa el centro del retablo y es la de mayor tamaño de todo el retablo.

En las capillas laterales, encontramos otros tres retablos del siglo XVI: el de San Juan Bautista, de principios del siglo XVI; el de San Roque y el de San Antonio de la segunda mitad. Parece que toda la iglesia estuvo decorada con pinturas murales del siglo XIV, de las cuales solo se conservan las de la cabecera y las del ábside parcialmente cubiertas por el retablo gótico.

Castillo El castillo de Anento, se sabe que existía en 1357, cuando la aldea fue quemada por los castellanos, pero sin conquistar aquel, y que sirvió de refugio y resistencia contra otros ataques de los soldados castellanos de Pedro el Cruel. Ocupa un tozal de tierra rojiza en un bello paraje de pinares, pero las tormentas lo erosionaron y han acarreado el desplome del recinto, excepto el lado oriental, flanqueado por un foso que también sirve para desviar las aguas de lluvia. El frente oriental conservado es de traza recta, de unos 30 m de longitud, siendo de sólida fábrica de sillares de base y mampostería muy bien rejuntada en el resto, con varias almenas con remate piramidal y saeteras en la muralla. Hay dos torres gemelas, y restos de una tercera, rectangulares de 6 x 5 metros, en cuyo interior hay interesantes bóvedas de cañón apuntado. Entre ambas está la puerta, semicircular, a la que se accedería por un puente levadizo sobre el foso. Es uno de los castillos menores más interesantes y puede ser de mediados del siglo XIV.

Ermita de Santa Bárbara Es una pequeña construcción de planta rectangular sobreelevada a la que se accede mediante una escalinata. Sus muros son de mampostería y su techumbre, a doble vertiente, está soportada por vigas de madera. Es una iglesia austera en su decoración, ya que sus muros no reciben más decoración que la de la propia piedra y su interior, completamente encalado, solo se ve alterado por la presencia de un retablo. Este mueble se encuentra en la zona de la cabecera y presenta una estructura arquitectónica protagonizada por la presencia de dos columnas estriadas que soportan un frontón partido. Estos elementos acogen tres imágenes devocionales, entre las que destaca, la de Santa Bárbara situada en el centro del retablo, identificable por su espada.

AÑON DE MONCAYO

Iglesia de Santa María de estilo gótico. Conserva la antigua portada románica del siglo XIII

Castillo Es un gran edificio distribuido en torno a un patio, con torreones en las esquinas, erigido en el siglo XIII y que perteneció a la Orden de San Juan durante la Edad Media.

ARIZA

El nombre proviene del latín "Hariza" que significa "Poseida"
Gentilicio: arizanos
En la ruta del Camino del Cid
Ruinas del castillo musulmán del siglo XII
Iglesia de San Pedro siglo XVII
Convento de San Francisco de estilo herreriano
Palacio de los Marqueses de Ariza del siglo XVIII
Ermita de la Virgen del Amparo patrona de Ariza de una sola nave y espadaña
Puente del siglo XV sobre el río Jalón (en las cercanías)

Iglesia de Santa María La Mayor o La Real Construida en el siglo XVI por Martín del Campo (1527-1528) y Juan de Durango (1530). Dispone de una alta torre de cuatro pisos. El cuerpo de campanas se abre a los cuatro vientos con vanos formados por arcos de medio punto. Se cubre con cubierta de teja árabe.

Templo de planta de salón formada por tres naves de igual altura, aunque la central más ancha que las laterales. Se cubre con bóvedas de crucería estrellada al más puro estilo renacentista. En su interior destaca la pila bautismal del siglo XIII, los retablos barrocos de las capillas y sobre todo el gran retablo Mayor también de estilo barroco, de madera policromada y dorada dedicado a la Virgen. También es digna de destacar la Capilla del Santo Cristo de la Agonía del siglo XVIII.

En el siglo XVIII se añadió la Capilla del Santo Nombre de Jesús en la actualidad dedicada a la Virgen del Carmen, obra de los arquitectos Gaspar de Villaverde, Francisco de Aguirre y Juan de LLana.

En la cripta encontramos dos esculturas de bulto redondo realizadas en alabastro correspondiente a los señores de Ariza, don Guillen V de Palafox y Rebolledo y su esposa Violante de Luna. Ambos figuran en actitud orante por lo que se supone debían estar frente a sus sepulcros.

ARTIEDA

Iglesia de San Martín de Tours De orígenes románicos, levantada a finales del s. XII, de la primitiva construcción se conserva el cuerpo de la iglesia de nave única, y el ábside semicircular. El origen de la Villa de Artieda se remonta a la dominación romana, de la que todavía quedan vestigios, como los dos capiteles reutilizados en la ermita de San Pedro.

ASÍN

Iglesia románica

ASSO VERAL

Iglesia de la Inmaculada Concepción Templo de época románica de pequeñas dimensiones, se conserva el ábside y parte del muro norte. En el s. XVI se adosaron la torre campanario y el pórtico.

ATECA

Gentilicio: atecanos
Su nombre procede del árabe Atiqa (la antigua)
En el camino del destierro del Cid
Ermita de San Blas
Iglesia de Santa María txt
Arcos del Mesón y Arial
Casa Cejador
Posada siglo XVIII
Casa Consistorial siglo XVIII
Castillo-Hotel txt
Torre del Reloj txt

ATEA

Ermita gótica de San Roque siglo XIII
Talla gótica de la Virgen del Patrocinio siglo XIV en la iglesia barroca de la Asunción

BAGÜES

Casa Ballarín, con un escudo en su fachada datado en 1794
Casa Iñíguez, con un dintel con salmeres lobulados
Ermita de Nuestra Señora del Pilar siglo XVI
Ermita románica de la Virgen de la Paruela

Iglesia parroquial de los Santos Julián y Basilisa Edificada en el siglo XI (concretamente en los años 1080), de estilo románico, en su variante lombarda, siendo el ejemplar más occidental del arte románico lombardo en Aragón. Sus magnífica colección de pintura románica se exhibe actualmente en el Museo Diocesano de Jaca, tras su descubrimiento en 1966. Se encuentra algo distante del casco urbano, al oeste del mismo. Su caserío posee algunas edificaciones con ventanales románicos o góticos.

Las pinturas de la iglesia de los santos Julián y Basilisa en Bagües forman uno de los conjuntos murales más amplios y mejor conservados y por ello poseen un interés extraordinario para el estudio de la pintura románica europea.

Constituyen un completo relato en imágenes de episodios bíblicos que compendian la historia de la humanidad y de su salvación, y sus rasgos estilísticos muy característicos se pusieron como también se ponen hoy al servicio de la comprensión de este mensaje por todo el que las contempla.

Fueron arrancadas en agosto de 1966, traspasadas a lienzo y restauradas. Para su exhibición en el entonces recién creado Museo Diocesano de Jaca se habilitó una dependencia situada junto a la galería septentrional del claustro, que fue adaptada para que adquiriera la misma configuración que la iglesia de donde proceden las pinturas. Quedan todavía algunos restos sueltos y en la propia iglesia de Bagües se han descubierto recientemente otros fragmentos que habían quedado ocultos y se conservan in situ.

Casa Garasa con un impresionante arco de acceso, en el que aparece esculpido: CLDRDN ANTONIO GARASSA CANONIº EN ZAROª AÑO 1764 Y CIDªA RAMON GARASSA. Las dovelas del arco contienen grabados con motivos vegetales y geométricos.

BELCHITE viejo

La Belia romana

Ruinas de Belchite Las ruinas de Belchite están declaradas Bien de Interés Cultural. El pueblo fue destruido en la Guerra Civil Española y se construyó una nueva población conocida como Belchite nuevo junto al pueblo destruido. Las ruinas no están consolidadas y muchos de los edificios presentan peligro de derrumbe.

Entre los edificio históricos destacan:

• Iglesia de San Martín de Tours (Ruinas) se levantó en el siglo XIV, en estilo mudéjar. Sin embargo, presenta diversas reformas y añadidos posteriores, aunando estilos diferentes. Del primitivo templo mudéjar conserva el ábside poligonal, con contrafuertes, y la torre, de hermosa decoración, con la estructura del alminar anterior. La reforma más importante se realizó en el siglo XVI, con la ampliación de la nave en estilo renacentista, y en el XIX se construyó la magnífica fachada.
• Convento de San Rafael (Ruinas) Frente al templo se encuentran las ruinas del convento de San Rafael. Mantiene en pie la fachada de la capilla, mientras que las dependencias conventuales se hallan arruinadas completamente. El convento se edificó en el siglo XVIII y estuvo habitado por monjas dominicas que se encargaban de la educación básica de las niñas.
• Convento de San Agustín (Ruinas) También se conservan restos del convento de San Agustín. Éste comenzó a erigirse en el siglo XVI en estilo barroco-mudéjar aunque las obras no concluyeron hasta el siglo XVIII, época en la que se construyó la iglesia. De su interior llaman la atención los interesantes estucos y esgrafiados barrocos. En el convento se impartió Filosofía y Gramática hasta 1835, cuando se clausuró debido la desamortización. Tras la Guerra Civil se usó como iglesia parroquial hasta que se llevó a cabo el traslado al pueblo nuevo.
• Torre del Reloj (Ruinas) De la iglesia de San Juan, que se data entre los siglos XIV y XV, sobresale la torre del reloj. Se trata de una hermosa torre con una decoración mudéjar espléndida. En época incierta perdió su utilidad religiosa, pasando a desempeñar otras funciones, como teatro o casino-bar.
• Arcos de la ciudad (Ruinas) También se conservan el arco-capilla de San Roque y el Arco de la Villa (siglo XVIII) de estilo barroco-mudéjar, puertas por las que se accedía a la población en el pasado, junto a la constituida por el arco de San Miguel.

Santuario de Nuestra Señora del Pueyo a 4 kilómetros de la población. Del siglo XVII. Se trata de uno de los santuarios barrocos más importantes de Aragón. Su origen lo encontramos en una ermita del siglo XIII que, a lo largo de los siglos, se fue ampliando hasta convertirse en el conjunto que hoy admiramos. Consta de diferentes edificios, renacentistas y barrocos, destacando el templo en sí como el más importante de ellos. Presenta planta cuadrada y torre mudéjar del siglo XVI rematada por un chapitel piramidal. En su interior guarda importantes muestras de arte mueble, como el retablo de la Virgen del Pueyo y de la Virgen del Pilar, éste último del siglo XVIII y estilo barroco; o un crucifijo gótico, datado en el siglo XV. Su acceso se realiza a través de una portada de inspiración renacentista en el cuerpo inferior y barroco en el superior. La imagen de la Virgen del Pueyo es de talla reciente, ya que la original fue robada y se desconoce su paradero.

BERRUECO

Ruinas de las torres del castillo (siglos XI-XV-VI)

BIEL

Torre del Castillo

BIOTA

Iglesia de San Miguel

BUBIERCA

Gentilicio: bubiercanos
Iglesia parroquial de San Miguel siglo XVI
Ermita de la Virgen de la Esperanza

CALAHORRA
La romana Calagurris
CALATAYUD

La romana Augusta Bilbilis
La árabe Qal'al-ayyub
Gentilicio: bilbilitanos
Situada sobre el curso del río Jalón. Tierra natal del poeta latino Marcial.
Su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1967
Puerta de Zaragoza
Puerta de Soria
Puerta emiral
Ermita de la Consolación (antigua sinagoga)
Convento de las Carmelitas Descalzas y Museo de la Semana Santa
Arco de San Miguel
Oratoio de Nuestra Señora del Buen Parto
Palacio de los Sesé
Plaza de Toros

En el camino del Cid Durante la batalla de Alcocer uno de los dos generales musulmanes, herido en la cabeza por Martín Antolínez es perseguido por el Cid hasta las puertas de Calatayud donde logra refugiarse

Castillo de Ayub Calatayud llegó a tener un conjunto fortificado de gran importancia, construido durante el emirato de Muhammad I; constaba de cinco castillos y un entramado de murallas, con una altura desde hasta 15 metros. Esto nos refleja los inexpugnable de este singular conjunto defensivo musulmán, el más antiguo que se conserva de la época en la Península Ibérica, y uno de los más antiguos del mundo islámico.

El castillo de Ayub o Mayor, está situado en la zona más alta de todo el conjunto. La parte más antigua está formada por dos torreones octogonales y el adarve (muro) que los une. La llegada de los árabes a la zona, a principios del siglo VIII, propició su asentamiento en la actual ubicación de la ciudad, en el entorno del Castillo de Ayub (Qal'atAyyub), que dio origen a su nombre. Desde el castillo Mayor se puede contemplar el trazado de calles de la antigua morería.

Iglesia de San Pedro de los Francos Reconquistada Calatayud a los musulmanes en el año 1120, Alfonso I el Batallador fundó un templo bajo la advocación de San Pedro para que sirviese como parroquia a los francos de Bigorra. De arquitectura ojival y torre mudéjar, conserva un pie de órgano de extraordinaria carpintería, asimismo mudéjar. En 1840 se desmochó la torre por temor a que, debido a su inclinación, pudiera derrumbarse y dañar a la familia Real hospedada en el Palacio del Barón de Warsage situado frente al templo. En 1461 reunidas en este templo las Cortes juraron heredero del Reino al príncipe don Fernando más tarde el Católico y en 1978 se constituyó la primera Diputación General de Aragón. La iglesia fue declarada Monumento de Interés Histórico Artístico en 1931. Actualmente se encuentra completamente restaurada y se dedica principalmente a actos culturales.

Colegiata del Santo Sepulcro El templo original mudéjar del siglo XIII se derribó en 1605 para construir el actual, pero su claustro ha llegado hasta nuestros días y aunque recientemente restaurado, puede considerarse el arquetipo de claustros mudéjares aragoneses, que no son muy numerosos.

Toda la fachada tiene una decoración muy sencilla con tableros cuadrados y rectangulares de ladrillo resaltado, flanqueada por dos torres. En el interior se trata de un monumental templo de tres naves, más amplia la central, crucero no resaltado en planta y un profundo presbiterio que sirve para albergar el coro. Los retablos laterales son relieves policromados sobre temas de la Pasión de Cristo y el baldaquino corintio del altar mayor guarda un Cristo yacente de gran calidad escultórica.

Este templo fue casa madre de la Orden de Caballeros del Santo Sepulcro en España; se conserva, aunque muy alterada, la casa prioral.

Iglesia de San Juan el Real Fue templo de la Compañía de Jesús, el exterior es sencillo pero en su interior, muy noble y elegante puede estudiarse la evolución de todo un siglo barroco. La torre, del siglo XVIII, se decora según el recuerdo mudéjar.

Las pechinas de la cúpula, están decoradas con pinturas al óleo sobre lienzo pintadas por Francisco de Goya en 1766, cuando contaba veinte años de edad; se consideran las primera obra maestra de Goya. Representan los cuatro Padres de la Iglesia occidental: San Agustín y San Ambrosio, obispos, San Jerónimo cardenal y el papa San Gregorio Magno.

Cabe destacar el Museo de la Parroquia, instalado en su sacristía, donde podemos observar grandes muestras del barroco español de los siglos XVII y XVIII.

Colegiata de Santa María La Mayor siglo XV. Monumento Nacional. Calatayud, una de las ciudades de origen militar más importantes de la taifa musulmana de Zaragoza, fue conquistada por Alfonso I en 1120. La colegiata de Santa María La Mayor se levantó, como era costumbre, sobre la antigua mezquita principal.

La iglesia de origen mudéjar (siglo XIII), aunque la fábrica actual es el resultado de las ampliaciones y reformas realizadas hasta época barroca, como fue la incorporación de tres capillas en el siglo XVI. El templo se compone de nave única, ábside poligonal y torre que sigue el modelo de los alminares almohades de dos cuerpos, uno metido dentro del otro y unidos por una escalera interior. La parte inferior de la torre destaca por la decoración mudéjar de ladrillo los discos vidriados de cerámica que irradian reflejos metálicos, mientras que la parte superior se remata con una estilizada torre campanario de estilo barroco.

Destaca su portada de 1528, obra de Juan de Talavera y del francés Esteban de Obray. La arquitectura interior es barroca del siglo XVII, pero en la ornamentación y en los retablos tenemos gran variedad de estilos. De la fábrica mudéjar original se conserva el claustro, la torre y el ábside que están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001. Su torre de 69 metros de altura, es el principal elemento identificativo del perfil de Calatayud.

El museo de Santa María, acoge una exposición permanente de piezas relevantes del patrimonio mueble de la Colegiata, una importante colección de platería y ornamentos sagrados y el conjunto textil conservado de gran importancia debido a su calidad y antigüedad. El museo ocupa las cuatro crujías del claustro y las salas capitulares vieja y nueva.

Iglesia de San Andrés La iglesia de San Andrés con fábrica mudéjar del siglo XV, fue ampliada en el siglo XVI. Destaca su fina torre mudéjar de planta octogonal con interesantes decoraciones en ladrillo. Se considera que es una de las parroquias fundadas tras la conquista por Alfonso I el Batallador. Está declarada Monumento Nacional.

Santuario de Nuestra Señora de la Peña Nuestra Señora de la Virgen de la Peña es la patrona de la ciudad. El santuario construido sobre lo que antes fuera castillo de la Peña, ha sido reedificado en varias ocasiones. Dado el emplazamiento del templo, se ha utilizado a lo largo de la historia con fines estratégicos en todas las guerras que han afectado a nuestro suelo. La fábrica del templo es sencilla, pero hay que destacar la capilla sur del crucero, obra mudéjar del siglo XIV de acusada influencia oriental. La primitiva imagen de la Virgen sedente y con Niño, obra del siglo XII desapareció en el incendio de 1933.

Plaza del Mercado o Plaza de España Conocida popularmente como del Mercado. Plaza medieval porticada de estilo aragonés, donde se situaba el zoco, núcleo mercantil musulmán que permaneció hasta la segunda mitad del siglo XX. Durante años fue también utilizada para la celebración de festejos taurinos. La mayoría de las casas de la plaza son de los siglos XVII y XVIII.

Antiguo Ayuntamiento En la plaza de España, edificio renacentista del siglo XVI. En su parte noble, se encuentra el Salón de Plenos del Ayuntamiento, donde se conserva la sillería de la sala capitular del Monasterio de Piedra y la galería de retratos de bilbilitanos ilustres.

Fuente de los ochos caños Renacentista, fue construida en el siglo XVI para traer aguas hasta la ciudad y contaba con once caños. En el cuerpo superior hay un blasón de Calatayud. Uno de sus caños estaban reservados para el verdugo de la ciudad y otro para personas infames.

Puerta de Terrer antes denominada del Matador, es una construcción bajorrenacentista del siglo XVI. Consta de dos torreones, unidos por un arco rebajado; sobre él, el ángel custodio de la ciudad. Los blasones de la fachada corresponden uno a las armas de Calatayud y otro a las de los Austrias. Actualmente alberga la sede del Centro de Estudios Bilbilitanos.

Museo de Calatayud Inaugurado en 2007. Está ubicado en el antiguo Convento de las Carmelitas, singular edificio del siglo XVII que se integra a la perfección en un singular edificio de nueva planta de más de 2600 m2 en el que se exhiben varias colecciones museográficas compuestas por fondos arqueológicos del yacimiento de Bilbilis, de arte contemporáneo, de fotografía de artistas locales y otras exposiciones temporales. El templo conventual de San Alberto de Carmelitas Descalzas conserva un altar relicario y un Retablo Mayor del siglo XVII y es sede del Museo de la Semana Santa bilbilitana.

Mesón y Museo de La Dolores En su origen fue un palacio aragonés renacentista, antigua Posada de San Antón. El nombre del mesón se debe a la leyenda de La Dolores. Esta leyenda se popularizó a través de la copla, la ópera de Bretón, el pasodoble "Si vas a Calatayud ..." y obras teatrales. Actualmente se encuentra restaurado y alberga una hospedería de la Red de Hospederías de Aragón.

El museo de La Dolores revive la historia de este personaje con gran recopilación de información y documentos cinematográficos, musicales y teatrales. Hay un espacio reservado para indumentaria de la época y una de las piezas centrales, el baúl de Concha Piquer, protagonista de la película de La Dolores dirigida por Florián Rey, que fue donado por la familia, así como dos zonas dedicadas a los joteros ilustres de Calatayud y la comarca y a los poetas bilbilitanos. El museo cuenta también con un centro de interpretación del vino de la Denominación de Origen Calatayud, en la bodega medieval del mesón.

Barrio de la Judería La presencia judía en Calatayud es simultánea al periodo de dominación musulmana y adquiere estructura jurídica a finales del siglo XI. A finales del siglo XIII es la segunda judería de realengo de Aragón. La judería se situaba, encaramada en torno al castillo de don Álvaro o doña Martina, también conocido como castillo de la Judería. La red viaria presenta un trazado angosto y sinuoso. De las calles principales Torremocha y Cuesta de Santa Ana, arrancan otras secundarias por las que se accede a calles sin salida que se introducen en las manzanas sirviendo de acceso a las viviendas. Se encontraron cuatro puertas de acceso al barrio y se ha defendido la existencia de siete sinagogas englobando los oratorios o pequeños minyanim privados, en este término. Actualmente se conservan dos, la actual Ermita de la Consolación y la de Tejedores.

Yacimiento arqueológico de Bilbilis Los restos arqueológicos de la antigua ciudad celtíbero-romana de Bilbilis se encuentran a unos cuatro kilómetros del centro de la ciudad, en dirección al barrio pedáneo de Huémeda. Se localizan en un alto lugar estratégico que permitía en aquel entonces, controlar el acceso desde el valle del Ebro, a través del curso del Jalón. Contó con un monumental foro, teatro, edificio termal y numerosas construcciones privadas. El yacimiento fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1931. Desde 1970 se realizan trabajos de excavación y estudio. Muchos de los restos hallados se encuentran expuestos en el Museo de Calatayud.

CALCENA
Arquitectura civil siglo X
Bodegas subterráneas
Iglesia Virgen de los Reyes
CARIÑENA

Gentilicio: cariñenense
El topónimo proviene del propietario del lugar llamado Carinius
Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora www
Torreón de las Monjas del siglo XIV, único vestigio del amurallamiento de la ciudad
Iglesia de Santiago
Ermita de la Virgen de las Lagunas
Ayuntamiento siglo XVI
Casa palacio de los Arazuri
Casa de las Castana
Arco del Cordero
Fuente Vieja, también conocida como Fuente de los Siete caños
Fuente de la Mora

CETINA

Gentilicio: cetineros
En el Camino del Cid
Iglesia de San Juan Bautista, barroca de los siglos XVI y XVII
Ermita de Nuestra Señora de Atocha siglo XVII
Ermita de San Juan Lorenzo siglo XVIII
Ermita de Santa Quiteria (en las cercanías)
Casa de los Cardos siglo XVIII

Castillo Palacio construido por Aarón Abinofea bajo encargo de Pedro III, fue propiedad de Alonso de Liñán en 1451, con capilla isabelina del siglo XV, y artesonado mudéjar donde se casaron Quevedo con Doña Esperanza López de Mendoza en 1634, viuda de Juan Fernández de Heredia y Liñán, señor de Cetina. Fue declarado monumento nacional en 1931.

DAROCA

En el valle del río Jiloca
Gentilicio: darocenses
Murallas
Casa de la Comunidad o de las Cadenas
Casa del Almudí
Convento de los Escolapios (a destacar: claustro barroco)
Iglesia y Convento de la Virgen del Rosario
Ermita rupestre de Nuestra Señora de Nazaret
Fuente de los veinte caños siglo XVII
Iglesia de Santo Domingo, son de destacar su ábside y su torre mudéjar
La Mina
La Puerta Baja o Fondonera
La Puerta Alta
Portal de Valencia
Postigo o Puerta del Arrabal

Historia La ciudad monumental de Daroca fue fundada por árabes y yemeníes en el siglo VIII. Tras cruzar sus imponentes murallas el viajero se siente trasladado a otra época. Daroca posee un rico y variado patrimonio artístico tan extenso como su historia. para conocer sus secretos lo mejor es callejear y perderse por sus pasadizos, patios y rincones.

La ibera Darek, la romAna Agiria, que construyeron un castillo para defender la "Via Laminium" que comunicaba Caesar-Augusta (Zaragoza) con Valentia. Los musulmanes la llamaron en el año 862 Calat-Darawca, hasta el año 1120 en que Alfonso I el Batallador tras la batalla de Cutanda la conquista para el Reino de Aragón.

Tras la batalla del pinar de Tévar (1090) en la que El Cid derrotó a los ejércitos del conde barcelonés Berenguer Ramón y del rey de la taifa de Lérida Al-Hayib, El Cid acampó durante muchos días en Daroca, donde había gran cantidad de víveres y ganado. Fue aquí donde poco después el conde catalán y El Cid firmaron un acuerdo por el que Berenguer Ramón le cedía el protectorado, incluidas las parias, que ejercía sobre los reinos de Al-Hayib: Lérida, Tortosa y Denia.

En el siglo XII le fue reconocida la condición de Capital de la Comunidad de Daroca, con voto en las Cortes de Aragón. En esta ciudad en repetidas ocasiones celebraron cortes diversos reyes de la Corona de Aragón.

En 1357 Pedro IV de Castilla intentó tomar Daroca para invadir Aragón, pero su intento fracasó ante la férrea defensa de sus habitantes, el rey en premio les concedió el titulo de Puerta Férrea de Aragón. Y en 1366 el titulo de ciudad.

En la guerra de Sucesión abrazó en 1706 la causa del Archiduque Carlos, por lo que la ciudad fue ocupada y saqueada por las tropas del futuro rey Felipe V. En junio de 1808 durante la guerra de la Independencia, las tropas de Napoleón ocuparon la ciudad hasta 1813 en que fue liberada.

Durante las guerras carlistas, Daroca permaneció fiel a la reina Isabel II, por lo que en varias ocasiones sufrió los embates de los partidarios carlistas que la tomaron en repetidas ocasiones, siempre de una manera efímera.

Basílica Menor de Santa María de los Corporales La iglesia colegial constituye en la actualidad una suma de diferentes etapas y estilos arquitectónicos. La primitiva iglesia románica se construyó en el siglo XII, probablemente sobre el solar de la antigua Mezquita Mayor. Durante los siglos XIII y XIV se produjeron continuas remodelaciones y ampliaciones en estilo gótico y a finales de siglo XVI se cambió su orientación (este-oeste) rehaciéndose casi totalmente según los criterios renacentistas (norte-sur).

Con la reforma efectuada en el siglo XVI el Cabildo de la Colegial quedó tan arruinado, que la Puerta Nueva se mantuvo sin figuras escultóricas durante largo tiempo. En 1675 las figuras de las hornacinas todavía eran de madera y el relieve de la parte suprior no pudo ser realizado hasta comienzos del siglo XIX.

El ábside románico es el elemento más importante que se conserva de su primitiva iglesia del siglo XII. Corresponde a la capilla central de la cabecera original. Su aspecto exterior reúne algunos de los elementos característicos del estilo románico como las ventanas en arco de medio punto con columnas y capiteles decorados, el ajedrezado como motivo ornamental generalizado y los pequeños arquillos semicirculares bajo el alero. Durante el siglo XIV se colocó en su interior la Capilla de los Sagrados Corporales.

La Puerta del Perdón se construyó en el siglo XV aunque uno de sus componentes principales el tímpano posiblemente date del siglo anterior. fue la portada principal de la iglesia hasta comienzos del siglo XVII cuando fue reemplazada por la actual Puerta Nueva. Se realizó en estilo gótico y su decoración representa la escena del Juicio Final. En ella los elegidos por Jesucristo se colocan a su derecha y los condenados a la izquierda.

LLama la atención la basílica por su grandiosidad destacando su Altar Mayor con la imagen de la Asunción, sostenida simplemente por los pies de dos ángeles, su órgano que data del siglo XIV, en el cual interpretó música Pablo Bruna, -darocense de fama internacional conocido como el Ciego de Daroca- y sus capillas, dentro de las cuales destaca la de Los Corporales.

Los sagrados Corporales. Las crónicas cuentan que los cristianos de Daroca, Calatatud y Teruel estaban luchando contra los musulmanes en el Pueyo de Chiva, cerca de Valencia, Antes de entrar en combate, como era habitual se procedió a decir misa, pero en el momento de consagrar las hostias, los musulmanes atacaron el campamento cristiano por sorpresa. El cura para evitar que las hostias pudieran ser profanadas envolvió en el corporal las sagradas formas y las escondió debajo de unas piedras. Al finalizar la batalla y al volver el sacerdote a recoger las hostias, estas habían sangrado y dejado su marca en el lienzo que las envolvía.

Para determinar el lugar donde quedarían depositados los Corporales se decidió colocarlos sobre una mula y dejarla andar hasta que ella misma se detuviese. La mula cayó muerta junto al antiguo Hospital de San Marcos de Daroca y el paño poco después se trasladó definitivamente a la Iglesia Colegial.

El milagro de los corporales hizo de Daroca uno de los lugares de peregrinación más conocidos en la Edad Media. En la actualidad se sigue celebrando una importante fiesta el día del Corpus en la que una solemne procesión recorre las calles de la ciudad.

Iglesia de San Miguel Esta iglesia se comenzó a edificar a mediados del siglo XII, aunque sus obras más importantes se alargaron hasta el siglo XV.

A lo largo de estos siglos ha sufrido importantes remodelaciones como las que afectaron a la decoración interior y a las bóvedas. Ha perdido asimismo elementos muy significativos como una torre mudéjar o algunas capillas laterales que, de haberse conservado, cambiarían bastante el aspecto actual de este monumento.

La portada mantiene todavía parte de su esplendor original. Su parte más significativa es el tímpano en el que, a pesar del desgaste, aún puede adivinarse su contenido. Se trata de una de las escenas más comunes de las portadas románicas. Cristo en majestad envuelto por la almendra mística y rodeado por los símbolos de los cuatro evangelistas.

El interior del ábside está decorado por una interesantísima muestra de pintura gótica. Esta obra se realizó a comienzos del siglo XIV y representa la Coronación de la Virgen María junto a dos grupos de ángeles y un apostolado. Entre lo más destacable de este retablo mural se encuentra el detallismo con que se reproducen los instrumentos musicales que tañen algunos de los ángeles.

La cornisa del ábside contiene un elemento de gran interés que procede directamente de la tradición islámica a pesar de encontrarse en un edificio plenamente cristiano. Es un tipo especial de ménsula sobre la que se apoya la cornisa y recibe el nombre de modillón de rollos.

Iglesia de San Juan Tiene tres partes bien diferenciadas, la parte del ábside del siglo XII, las dos primeras capillas del siglo XV y el resto del siglo XVII; en su parte exterior destaca la combinación de piedra y ladrillo de su ábside.

Iglesia de la Trinidad Situada al lado de la Puerta Baja, su interés, según expresa una lápida que hay en la entrada de la iglesia, es que en "este lugar encontró Daroca el tesoro inestimable de los Sagrados Corporales el 7 de marzo de 1239", pues aquí es donde la mula que portaba los Sagrados Corporales fue a caer muerta.

Casa Palacio de los Luna presenta en su fachada, a la altura del primer piso, un alfarge sostenido por salientes que cobija un bello artesonado decorado con pinturas de escudos de las más importantes familias del reino de Aragón relacionadas con la casa de Luna, posee asimismo un patio aragonés con una galería sostenida por columnas, en la que se pueden observar yeserías gotico-mudéjares.

EJEA DE LOS CABALLEROS
Iglesia románica de El Salvador. Torre gótica
Iglesia de Santa María de la Corona
EL BUSTE

Iglesia de la Concepción obra tardo-románica del siglo XIII, con tallas de madera de especial interés. En sus cercanías, el llamado Balcón del Buste, y la ermita de San Roque son unos magníficos miradores hacia el Moncayo, el Queiles y la Ribera del Ebro, mostrando en toda su extensión esta comarca.

EL FRAGO

Iglesia de San Nicolás

FUENDETODOS

Gentilicio: fuendetodinos fotos
Museo del Grabado de Goya www

Casa natal de Goya Fuendetodos, pueblo natal del pintor Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828). Construida a principios del siglo XVIII, esta casa pertenecía a Miguel Lucientes, hermano de la madre de Francisco de Goya, Gracia Lucientes de ascendencia hidalga. Al poco tiempo de su llegada a Fuendetodos nació Francisco José de Paula un 30 de marzo de 1746. Aquí transcurrieron los primeros seis años de su infancia mientras el padre José Goya trabajaba dorando el retablo de la iglesia parroquial. Algunos años más tarde la familia volvería de nuevo a Zaragoza.

Tras mucho tiempo de anonimato e indiferencia la casa natal de Goya fue identificada y documentada en 1913 por Ignacio Zuloaga y un grupo de artistas zaragozanos. Zuloaga era un pintor que conocía bien el valor de los símbolos y su admiración por el aragonés, llegando a considerarlo un "dios". Sin embargo no adquirió verdadera importancia hasta que en 1928 el SIPA (Sindicato de Iniciativas y Propaganda de Aragón) constituyó una Junta para la celebración del centenario de la muerte del artista. Entre sus objetivos se encontraba el cuidar y conservar la casa. Para ello compró la vivienda contigua dando en ella vivienda gratuita a una familia que cuidara de la Casa Natal de Goya y acompañara a los visitantes.

Lamentablemente la Guerra Civil vino a destruir los dos testimonios más valiosos de Fuendetodos, el Armario de las Reliquias de la Iglesia parroquial y la Casa Natal, que fue parcialmente destruida y saqueada, por lo que hubo de ser restaurada en 1946.

La Dirección General de Bellas Artes aprobó en 1981 el proyecto de una nueva restauración. Los trabajos de remodelación finalizaron en 1985, procediéndose a su inauguración oficial el 13 de julio de ese año. Por Real Decreto, la Casa Natal fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1982.

La casa sigue conservando hoy todo el aspecto rústico y popular que tuvo en la época. Interiormente, el edificio posee todos los atributos y cualidades propias de una casa de labradores. Consta de planta baja, con zaguán, cuadra y cocina. Unas sólidas escaleras de piedra conducen al piso superior, formado por la sala y dos alcobas. Por último encontramos el granero, bajo cubierta a doble vertiente. La casa se encuentra ambientada con muebles y enseres propios de época de Goya, y documentación gráfica. Resulta interesante para el viajero. Incluso como lección histórica viva, poder contemplar un ambiente rural en su auténtica dimensión de austeridad y pobreza, características que influirían en el gusto sobrio del artista, como así dice en una carta a su buen amigo Martín Zapater: "Para mi casa no necesito de muchos muebles, pero me parece que con una estampa de Nuestra Señor del Pilar, una mesa, cinco sillas, una sartén, una bota y un triple y asador y candil todo lo demás es superfluo.

En la fachada de la Casa Natal puede leerse la siguiente inscripción:"En esta humilde casa nació para honor de la patria y asombro del arte, el insigne pintor Francisco Goya Lucientes. 31 Marzo 1746 - 16 Abril 1828. La admiración de todos rindió este homenaje a su imperecedera memoria".

Sala de Exposiciones "Ignacio Zuloaga" La sala está especializada en arte gráfico, alternando la revisión del grabado histórico con la difusión del grabado contemporáneo.

Taller de grabado "Antonio Saura" En el taller de grabado se vienen impartiendo periódicamente cursos de grabados de iniciación, monográficos o de especialización.

La Fuente Vieja que es la que dio nombre al pueblo "la fuente de todos". Construida en época medieval excavando una cueva artificial en la roca donde se había localizado el manantial. Su puerta gótica ha sido recuperada recientemente.

Restos del castillo medieval (llamado la "Obra de los moros") donde restan elementos significativos que dibujan una planta muy interesante así como las ruinas de la antigua fortaleza medieval del Siglo XIII, emparentada tipológicamente con el castillo de Sádaba. En su recinto se pueden ver aún restos de un neverón.

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción cuyo antiguo edificio fue destruido en 1936, había sido construido entre 1723-1727; tenía tres naves, cúpula central y una esbelta torre; lucia un digno retablo Mayor (1732) y un Armario de las Reliquias en el que había pintado Goya con óleo sobre tabla su primera obra: "La Virgen del Pilar". El nuevo edificio se construyó con la ayuda de "Regiones Devastadas" y fue abierto al culto en los primeros años sesenta. En la actualidad se conserva tan solo la pila bautismal (de piedra negra de Calatorao el pie y granito jaspeado la pila). En esta pila fue bautizado Francisco de Goya.

Escultura Dos estatuas en honor de Goya se han colocado en Fuendetodos. La que se halla junto a la iglesia fue un encargo del propio Zuloaga en 1920. Es un busto de jaspe azulado sin pulir procedente de las canteras de Codos, obra del artista Julio Antonio, terminada de modelar por su discípulo Salazar. Y la que se halla frente a la Casa Natal, de 1978, un busto de hierro forjado, obra del artista José Gonzalvo.

Neverones Se les llaman neverones o neveras a unas construcciones de piedra del siglo XVIII donde se almacenaba la nieve que caía en invierno, para más tarde consumir el hielo en verano. Hoy en día pueden visitarse los restos que permanecen en Fuendetodos, aunque la más conocida es la Culroya, pues es la única que queda entera.

FUENTES DE JILOCA

Torre siglo XVI de la iglesia de la Asunción
Vestigios castillo siglo XII

GALLOCANTA

Gentilicio: gallocantino
En la ruta del Camino del Cid

La Laguna de Gallocanta La laguna de Gallocanta concentra cada invierno a miles de grullas y otras aves migratorias que se detienen aquí en sus viajes entre el norte de Europa y África. se trata de un espectáculo insólito que, junto al buen número de aves acuáticas, esteparias y rapaces que alberga, convierten a Gallocanta en uno de los paraísos ornitológicos de Europa.

Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol Construida a principios del siglo XVIII, es un edificio de estilo barroco, compuesto por tres naves y una torre sin acabar en el lado del evangelio. Debió de acabarse en 1735, según consta en una piedra de la fachada.

La mayor parte de las obras de arte de esta iglesia procedían de una iglesia más antigua (el retablo de la Virgen del Rosario construido probablemente en un taller de Calatayud, y un sagrario de bellísima ejecución construido en 1415 en Calatayud). También son de época anterior al actual edificio una Virgen sedente del siglo XVI, un retablo de San Antón de la misma época y dos retablos barrocos con un lienzo de la Virgen del Pilar.

Una talla de San Pedro del siglo XVI fue restaurada en 1901 para colocarla en el centro del retablo mayor comprado ese mismo año. En el mismo retablo se colocaron las imágenes de San Fabián y San Sebastián estos de finales del siglo XVIII una vez restaurados. Además actualmente en la iglesia se custodia la imagen del siglo XIII de Nuestra Señora del Buen Acuerdo.

Ermita de la Virgen de la Soledad Construida tal vez a finales del siglo XVIII es un pequeño edificio de planta cuadrada, con arco de medio punto y tejado a cuatro vertientes. Ubicada a las afueras del pueblo, muy cerca del casco urbano. Hasta la década de 1980 ofrecía una bella estampa con un gigantesco olmo a su lado.

La muerte de este árbol abatido por la enfermedad y la construcción de un nuevo muro para cercar un terreno privado apenas unos pasos de la puerta de la ermita han desfigurado de tal forma el entorno del edificio que hoy en día pasa casi desapercibido.

Ermita de la Virgen del Buen Acuerdo Situada a unos dos kilómetros del pueblo sobre una elevación, esta ermita es una de las muestras más meridionales del románico aragonés.

Desde la restauración de 1987 que eliminó la casa del ermitaño, podemos contemplar la ermita exenta; con dos naves a los lados unidas por un arco de cantería que da paso al ábside románico, el único elemento conservado del templo original de principios del siglo XIII.

El ábside semicircular, es de piedra sillar bien trabajada y está cubierto por una bóveda de horno elaborada con ladrillo y un tejado de teja árabe. Sobre él se levanta la pequeña torre campanario.

Por el interior, el ábside contiene un magnifico retablo barroco de madera dorada que data de 1651, con una hornacina para contener la imagen de la Virgen del Buen Acuerdo. Esta imagen es una talla de madera policromada de principios del siglo XII.

Peirón de Santa Bárbara Ubicado en el antiguo camino hacia Santed, está dividido en tres cuerpos, el inferior es de piedra sillar, el cuerpo superior contiene una cerámica de baldosas con la imagen de la santa y está rematado por una pequeña cruz de hierro.

Peirón de San Fabián y San Sebastián conocido como de los santos, está ubicado en el antiguo camino hacia Used, montado sobre una grada de tres escalones de piedra, sobre la que se elevan los sillares que forman el cuerpo principal. La pequeña capilla contiene una baldosa con la imagen de los titulares. También está rematada por una pequeña cruz de hierro.

GRISEL

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción construida en el siglo XVI
Ermita en el despoblado de Samangos
Castillo siglo XIII

ILLUECA
Palacio Castillo de los Luna siglos XIV-XVI ***
LA VILUEÑA

Restos Castillo siglo XIV

LAYANA

Iglesia de Santo Tomás de Canterbury

LITAGO

Dos torres vigías, únicos restos del antiguo castillo

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción Aunque comenzó a construirse en el siglo XIII, solo conserva el ábside románico. En esta localidad se encuentran también ermitas de interés.

LITUÉNIGO

Ermita de la Virgen del Río
Ermita de San Miguel siglo XIII, hoy Ayuntamiento
Iglesia parroquial dedicada a la Purificación de la Virgen. Su origen es probablemente medieval, aunque se transformó en siglos posteriores.

Castillo Los restos más antiguos datan del siglo XIII. Su estado de conservación es bueno y mantiene la puerta exterior y la puerta de acceso con arco apuntado aunque ha sufrido múltiples reformas.

LOS FAYOS

Restos del castillo del siglo XII (restos de la base de un torreón)
Iglesia de Santa María de Magdalena construida en el último tercio del siglo XVI y con campanario mudéjar

Ermita de San Benito La ermita es un edificio que aprovecha para su construcción un hueco natural de las rocas. La planta es cuadrangular, de una nave de un solo tramo, cubierta con bóveda vaída y cabecera excavada en la roca, a la que se adosa una pequeña sacristía en el lado de la epístola, igualmente excavada. El hueco natural de la roca se cierra con un elevado muro de ladrillo y tapial. Parece obra popular del siglo XVII.

LUESÍA

Iglesia de San Esteban

LUNA

Iglesia de Santiago
Iglesia de San Gil
Torre del castillo de Obano

MALON

Iglesia de San Vicente mártir construida en estilo gótico
Palacio de los Irazoqui realizado entre los siglos XVII y XVIII
Mirador sobre el río Queiles, situado en el emplazamiento del antiguo castillo

MALUENDA

Portada gótica de la iglesia mudéjar de Santa María siglos XIII-XVI
Iglesia gótico-mudéjar de Santa Justa y Santa Rufina siglos XOV-XV
Iglesia mudéjar de San Miguel siglo XV (ruinas)
Ruinas castillo siglo X
Portal del Arco siglo XIV

Historia El castillo de Maluenda formaba parte de la red de fortalezas islámicas del valle del Jiloca. En el año 937 Abderramán III puso sitio a su castillo, donde se había refugiado en rebeldía uno de sus gobernadores. La torre albarrana o la iglesia gótico mudéjar de la Asunción son algunos ejemplos del valioso patrimonio que encierra esta pequeña localidad.

MANCHONES

Talla gótica de Cristo Crucificado (siglo XV) en la Iglesia de San Pablo

MONTÓN

Lienzos de muralla urbana, portales y torres siglos XII-XV

MORATA DE JILOCA
Iglesia de San Martín siglo XIV Monumento Nacional
MUNÉBREGA
Iglesia mudéjar de la Asunción siglos XIV-XVII
MURILLO DE GALLEGO
Iglesia románica de San Salvador
NAVARDUN

Castillo de Navardún
Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

NOVALLAS

Quinta de San Marcial que resume los rasgos arquitectónicos de las raíces culturales romana y árabe
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción Su origen es una iglesia románica del siglo XII, de la que se conserva el ábside, con ventana central

Castillo El Ayuntamiento y el museo se ubican en el antiguo castillo, del siglo XIII, propiedad de la Orden del Temple, desde este castillo puede contemplarse una bella panorámica de la vega del río Quelles y el Moncayo.

NUÉVALOS fotos

Gentilicio: novalenses
Monasterio de Piedra www
Ermita de San Sebastián
Ermita de Nuestra Señora de los Alvares (patrona de Nuévalos)
Escultura pública a Antonio Colás

Historia La villa de Nuévalos perteneció desde su reconquista a la orden del Santo Sepulcro de Calatayud, a quién fue donada por Ramón Berenguer IV en 1156, siendo confirmada la donación con posterioridad. Consta que en 1328 estaba constituida como encomienda y que el comendador era Morlanes. Durante la Guerra de los Dos Pedros, resistió el ataque de las tropas castellanas de Pedro I en 1362 y no se rindió, a pesar de que la mayor parte de las guarniciones de la zona habían caído. Agradecido, En 1372, Pedro IV confirmó la posesión de la orden del Santo Sepulcro. Nuevamente en 1374 fue atacada por los castellanos que tampoco consiguieron tomar la villa.

Ayuntamiento antigua Casa del Obispo. Lo más interesante de este antiguo palacio, del siglo XVI, es su patio de dos cuerpos arquitrabados sobre columnas y su gran escalera con linterna. Actualmente alberga el Ayuntamiento de la localidad. La casa del obispo por el que también es conocido, era la mansión de los priores de la orden militar del Santo Sepulcro.

Iglesia de San Julián y de Santa Basilisa Construida sobre una antigua ermita gótica, fue reformada y ampliada en el siglo XVIII dándole su actual configuración. Se estructura en una única nave con cuatro tramos separados por arcos fajones, cubierta con bóveda de medio cañón con lunetos y gruesos contrafuertes al exterior. Su cabecera es plana. La portada abierta a los pies del templo, está realizada en ladrillo, es muy sencilla y sin decoración. La torre campanario levantada junto a la cabecera es de planta rectangular y se cubre con tejado a cuatro aguas. Formada por dos cuerpos, el inferior es de mampostería y se corresponde con la antigua torre del homenaje del castillo, el cuerpo superior está realizado en fábrica mudéjar de ladrillo en el siglo XVI y en ella se abren diversos vanos de medio punto. Posee un retablo mayor de estilo herreriano y otros menores de los siglos XVII y XVIII.

Torre de Nuévalos La torre está situada no lejos del castillo pero a una cota más baja. Del castillo solo se conserva parcialmente la torre del homenaje, integrada como torre campanario de la iglesia. La Torre de Nuévalos, del siglo XIV, es de planta rectangular, de unos 12 por 6 metros, con obra de mampostería la parte inferior y tapial el resto. En sus muros aparecen distintos tipos de vanos, como ventanas cuadradas, aspilleras y la puerta de acceso, algo transformada. Fue restaurada para servir de Oficina de Turismo y Centro de Exposiciones, siendo inaugurada en el año 2002. La restauración consistió en adecuar su interior al nuevo uso y en reconstruir el remate original, con almenas.

Ermita del Cristo del Valle De difícil datación tanto estilística como cronológica. Tipología rural, sin añadidos. Muros de sillería hasta dos metros de altura y en esquinas, resto de ladrillo macizo antiguo, formando adornos en fachada principal. Puerta de madera, con abertura adientada y arco de descarga sobre dintel. Estructura de cubierta de madera. Cubierta de teja árabe, a cuatro aguas, con arco para sujección de campanil en el vértice. Alero de ladrillo macizo antiguo, en varios niveles o pisos, en distinta posición, con función ornamental. Zócalo de mortero de cemento, hasta un metro y medio de altura, formado por tres arcos de medio punto y cubierta de tres aguas de teja árabe. Tramo derruido de la ermita formando solera de acceso. Revestimiento de mortero en zócalo hasta un metro de altura.

PARACUELLOS DE JILOCA

Vestigios castillo siglo XI

RUESTA

Ermita de Santiago

SÁDABA

Castillo de Sádaba
Ermita de Puilampa

SAN MARTÍN DE MONCAYO

Iglesia de San Martín de Tours Data de mediados del siglo XX y armoniza el estilo colonial con el neo-románico

SANTA CRUZ DE MONCAYO

Iglesia parroquial dedicada a la exaltación de la Santa Cruz (ca. siglo XIII). En su interior se conservan tallas de madera de gran interés

SANTED

Ruinas del castillo siglos XIV-XV

SÁSTAGO fotos

Monasterio de Rueda El origen del monasterio de Rueda se inicia en 1152 con la fundación de la abadía de Nuestra Señora de Saltz por los monjes de Gimont, que a su vez procedían de la casa madre Morimond. En 1162, con la cesión de las tierras en Burjazud (Villanueva de Gallego) se fundó la abadía de Juncería, precedente inmediato de Rueda. Finalmente en 1182 el rey Alfonso II cede a los frailes el castillo y villa de Escatrón, un emplazamiento a orillas del Ebro más acorde con el espíritu cisterciense y con territorio por colonizar, donde llegarán a partir de 1202 para fundar el actual monasterio.

Tras los pasos previos a la instalación definitiva de los monjes en Rueda, la actividad constructiva va a desarrollarse durante todo el siglo XIII en sus construcciones fundamentales. En 1238 se consagraba la iglesia y en 1292 todavía se confirmaban privilegios relacionados con la extracción de piedra y madera para la obra. Pero hasta la segunda mitad del siglo XIV y principios del XV no puede considerarse cerrado el conjunto de la fábrica medieval con las últimas fases de la iglesia.

En este momento quedaría confirmado no solo el núcleo medieval sino también una serie de dependencias complementarias que irán evolucionando hasta configurar la actual plaza de proporciones monumentales, destacando por su calidad la galería herreriana que une el nuevo Palacio Abacial con el medieval.

En la actualidad la Diputación General de Aragón asume la titularidad del mismo.

SOS DEL REY CATOLICO fotos

Albergue juvenil
Lonja medieval de construcción románica con arcos apuntados. Tiene un pozo de piedra
Palacio Episcopal de Niño
Palacio de Sada En una de sus habitaciones nació Fernando el Católico. Es uno de los edificios más emblemáticos de la Villa.
Parador de Turismo
Portal de Jaca
Portal de la Reina
Portal de Sangüesa
Portal de Uncastillo
Portal de Zaragoza
Santuario de Valentuñana
Torre del Castillo

Plaza Mayor En la Plaza Mayor que sirvió para situar el mercado, hay un porche en tres planos que alterna arcos de medio punto con los ojivales. Como vestigios del uso tradicional del recinto podemos encontrar en una de las bases entre dos arcos un hueco donde según cuentan se colgaba "la Romana" para pesar las mercancías, y junto a ella está grabada la Bara Jaquesa, unidad de sistema métrico tradicional usado en la comarca.

Iglesia parroquial de San Esteban y de San Salvador Luce portalada románica. Las estatuas de piedra que figuran a ambos lados representan al rey David, a la reina, a Pelayo, santos obispos, etc. Se puede admirar la pila bautismal que sirvió para el bautismo de Fernando V el Católico. Destaca la galería abovedada que se podía cerrar en caso de invasión. Ábside del siglo XI.

De la iglesia antigua, que se encuentra bajo la mencionada, cabe destacar sus pinturas murales y sus tres capillas.

La iglesia apoyada en el muro noroeste de la fortaleza, cerraba uno de los flancos del castillo. La obra principal se realiza en el siglo XI, si bien se realizan ampliaciones posteriores en el siglo XVI, añadiendo cuatro capillas fuera de la planta románica. En el interior bajo la planta románica se encuentra una cripta constituida por tres ábsides semicirculares, con ventanas de derrame interior cerradas con alabastro.

Casa de la Villa Construido en el siglo XVI es en la actualidad un funcional edificio de servicios. En su fachada, pueden contemplarse inscripciones de la época de su construcción. Con una singular fachada renacentista, el edificio está construido en piedra de sillería y posee una interesa portada renacentista en arco de medio punto. Sobre ella está el blasón del municipio y en la última planta unos arquillos soportan un gran alero de madera con el escudo antiguo de la Villa.

Colegio Isidoro Gil de Jaz Colegio de enseñanza de la segunda mitad del siglo XVIII. Construido en piedra de sillería, de cuatro plantas, de manera similar al ayuntamiento en la última planta hay unos arquillos rematados con un alero de madera y el escudo del fundador. Es necesario destacar las cerrajerías primitivas de ventanas y balcones; y la carpintería a base de cuadros y cartelas.

TARAZONA fotos

Gentilicio: turiasonenses
Conjunto Histórico Nacional en 1965
Capital de la comarca del Moncayo

Catedral de Nuestra Señora de la Huerta *** Conjunto de estilo gótico de los siglos XIII-XV, comprende también importantes elementos arquitectónicos (claustro, cimborrio, torre, capilla y dependencias) y arte mueble de estilos mudéjar, renacentista y barroca. Monumento Nacional.

Ayuntamiento En 1557 la ciudad decidió construir en la plaza del Mercado, sobre la muralla, un nuevo edificio que sirviera como lonja, granero y mirador, es decir palco para contemplar los espectáculos taurinos y celebraciones populares. Del inmueble, concluido en 1571, solo se conserva la planta baja de la fachada, con una decoración en yeso tallado que rinde homenaje al emperador Carlos V. El friso representa la cabalgata triunfal celebrada en Bolonia tras su coronación imperial en 1530. Los personajes mitológicos, Hércules, Caco y quizás Tuabalcaín, aluden tanto a los orígenes legendarios del soberano como a los de la ciudad. Flanquean la puerta las alegorías de la Justicia y la Prudencia. Sobre ellas campean los escudos de Carlos V, el reino de Aragón y Tarazona.

La arquería del piso superior es una réplica del sobreclaustro de Veruela añadida en la última restauración del pasado siglo XX.

Iglesia y ex-convento de San Francisco Según la tradición, el convento de San Francisco de Tarazona fue uno de los que el santo de Asís fundó en su viaje de peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1214. Pese a ello, las noticias documentales más tempranas que confirman la existencia de un asentamiento de la orden en la ciudad no van más allá de 1270. La Desamortización de 1835 supuso la salida de la comunidad religiosa y el paso de las dependencias conventuales a manos municipales, mientras la iglesia quedaba al cuidado de la Venerable Orden Tercera.

Del conjunto primitivo subsiste todavía la iglesia, convertida en parroquia en 1983, el claustro (siglo XV), la capilla de Nuestra Señora de la Piedad, antigua sala capitular, y la librería, sede de la Escuela Oficial de Idiomas.

La iglesia es un amplio edificio de nave única con capillas a ambos lados. Aunque sus muros exteriores y algunas capillas del lado sur son de época medieval, fue renovada entre 1523 y 1542. Por entonces se levantó la actual capilla mayor y se abovedó la nave -hasta ese momento cubierta por una techumbre de madera a dos aguas sobre arcos diafragma- con la contribución de particulares, cofradías y ciudadanos tan destacados como el secretario imperial Pedro Quintana -cuyo sepulcro de alabastro se conserva en el presbiterio-, Francisco Arabiano, Pedro López de Arabiano y el obispo Jaime Cunchillos. El resultado fue un espacio diáfano y unitario, cubierto con bellas bóvedas de crucería estrellada, en el que la comunidad franciscana se reservó un amplio espacio en alto, a la parte de los pies, que aún mantiene la sillería coral.

Preside la capilla mayor un gran retablo de escultura erigido a mediados del siglo XVII dentro de una estética que avanza ya las formas barrocas. Lo presiden sendos relieves de la Inmaculada Concepción y San Francisco, mientras que las partes bajas y las calles laterales están reservadas a diversos santos de la Orden. Como remate, la acostumbrada representación del Calvario.

Entre las capillas del templo destaca por su monumentalidad y por su fuerte arraigo en la religiosidad turiasonense la del Santo Cristo de la Venerable Orden Tercera, una construcción de comienzos del siglo XVIII de gusto neoclásico que custodia una imagen articulada del Crucificado de estilo barroco muy venerada en la ciudad.

En el claustro vale la pena aludir a la capilla de Nuestra Señora de la Piedad, una bella construcción gótica reformada a comienzos del siglo XVI que, amén de servir como lugar de reunión a la comunidad franciscana acogía a una de las cofradías más importantes de la ciudad. Según la tradición sirvió de marco a la consagración cardenalicia de Francisco Jiménez de Cisneros. Conserva un bello retablo barroco sin policromar presidido por un grupo procesional de mediados del siglo XVI.

Texto: Jesús Criado Mainar
Edita: Excmo. Ayuntamiento de Tarazona

Iglesia y ex-convento de Nuestra Señora de La Merced La iglesia fue reconstruida por completo entre 1629 y 1633. El convento, erigido a comienzos del siglo XVIII, acoge hoy el Conservatorio Estatal de Música.

Iglesia del Hogar Doz Antigua iglesia del colegio de jesuitas dedicada a San Vicente Mártir, data del siglo XVII. En ella está enterrado el escritor Baltasar Gracián.

Iglesia de Santa María Magdalena Su cabecera de tres ábsides es tardo-románica y las naves datan de comienzos del siglo XV. La torre mudéjar consta de varios pisos medievales rematados por otro de comienzos del siglo XVII. A destacar el facistol del coro.

Iglesia de San Miguel de Cunchillos Se construyó a comienzos del siglo XVII para atender a la población morisca.

Iglesia de San Miguel Este templo renacentista construido a principios del siglo XVI mantiene una de sus puertas góticas.

Ermita de la Virgen del Río La ciudad edificó la ermita de su patrona entre 1667 y 1672 para acoger la imagen de la Virgen aparecida junto al río.

Ermita de San Atilano La ciudad dedicó a su patrón este templo barroco en la segunda mitad del siglo XVIII.

Ermita de San Juan y Crucifijo Junto a la ermita, de origen medieval, surge un manantial que suministra el caudal a la acequia de Selcos, que riega parte de la huerta de la ciudad. El Crucifijo, usado como cruz de término y humilladero, es un templete de planta octogonal que cobija en su interior una cruz sobre una columna.

Convento de La Concepción Esta iglesia renacentista fue consagrada en 1546. Los limites del convento incluyen un tramo de la muralla y dos torreones, uno de los cuales sirve de base al campanil.

Convento de San Joaquín Fundado en 1632, sus obras se prolongaron durante todo el siglo XVII.

Convento de Santa Ana Lo fundó por encargo de Santa Teresa el obispo de Tarazona, fray Diego de Yepes. La edificación comenzó en 1601.

Convento del Carmen Antiguo noviciado de carmelitas, la iglesia barroca data de fines del siglo XVII.

Las murallas Del recinto amurallado que protegía el Cinto se conservan varios lienzos y una pequeña puerta, así como algunos torreones ocultos por viviendas.

Palacio Episcopal Antigua zuda musulmana y residencia de los reyes de Aragón, se convirtió en palacio episcopal a fines del siglo XIV. Lo forman construcciones medievales -torreón con el salón de obispos- y renacentistas -patio, escalera, fachada hacia el río-. fue ampliado en el siglo XVIII.

Palacio y Jardín de Eguarás Levantado en el segundo tercio del siglo XVI ha sufrido varias reformas y ampliaciones posteriores. Se organiza en torno a un patio central renacentista abierto hacia el jardín.

Plaza de Toros vieja Construida por iniciativa popular entre 1790 y 1792, la conforman 32 viviendas dispuestas alrededor de una plaza octogonal que sirvió como coso taurino hasta 1870.

Barrio de La Morería Formaba un barrio independiente que ocupaba la calle y cuesta de San Juan.

Barrio de La Judería La presencia judía se remonta a época visigoda e, incluso, al Bajo Imperio, consolidándose bajo dominio musulmán, si bien las noticias se multiplican después de la capitulación de la ciudad ante Alfonso I, monarca que en 1123 concederá al obispo diversos derechos sobre esta minoría. En la Edad de Oro (1213-1283), Muça o Moshe de Portella, ejercerá un papel sobresaliente en la Administración. Baile de la aljama (1273) y de la ciudad (1276-1277), controla la recaudación de impuestos y las fortificaciones fronterizas. En 1283, poco antes de su destitución, era una pieza clave de las finanzas de Aragón.

En la guerra de los dos Pedros, la judería fue saqueada por las tropas castellanas. Tras la reconstrucción y reasentamiento de los judíos en 1370, residirá el rabino tudelano Shem Tov b. Issac Shaprut, después de su polémica con Pedro de Luna (1375), ejerciendo como físico. La ciudad albergó un centro de traducción donde se vertían las obras del árabe al latín. En la actualidad se conserva un legado de códices hebreos en el Archivo Capitular. Las cruentas alteraciones de 1391 apenas se dejaron sentir gracias a la protección del concejo y a su peso económico, época en que habitaban 200-275 judíos.

No existe constancia de conversiones masivas tras la disputa de Tortosa (1413-1414), salvo entre los Azamel. La política proteccionista de Alfonso V les permitirá mantener un equilibrio institucional que proseguirá con Juan II, cuando la comunidad ronda las 400 personas. El clima de tolerancia se quiebra con la implantación del Santo Oficio en 1484. Entre las familias procesadas destacan los Santa Fe y los Santángel. Una vez decretada la expulsión en 1492 una parte emigra a Navarra (Tudela, Cascante ...), mientras que un 40 o 50% de la población opta por el bautismo.

El caserío más antiguo conservado procede de fines del siglo XIV. La judería vieja se asienta a los pies de la Zuda, ocupando un espacio acotado por el exterior de la barbacana y la acequia de Selcos, así como el mercado y la puerta del Burgo, abarcando las calles de judería, Rúa Alta, Rúa Baja y Aires. Este barrio originario tenía diversos accesos: la puerta de la Plaza Nueva (Plaza de España), la Porticiella (Rúa Baja) y la puerta de la Zuda (Rúa Alta). En torno a 1450 se cita la judería nueva, prolongada a través de la cuesta de los Arcedianos hacia la plaza de Santa María, especio público donde se celebraban los actos solemnes (exequias y coronación de los reyes, la Pascua o el "Sukkot").

La aljama cuenta con dos sinagogas: "la Mayor" y "la Menor". Respecto a la primera, el obispo expidió la licencia de reconstrucción en 1371 por el incendio sufrido tras la guerra. Se compone de una sola nave cubierta con madera a doble vertiente, a la que se accede mediante un patio o "azara". La "sinoga de mulleres" se segrega mediante una tribuna. El edificio fue objeto de diversas obras a mediados del siglo XV, ocupando probablemente el espacio donde se levanta la "casa de Becquer", en la Rúa Alta. Las menciones a la sinagoga menor son muy esporádicas. Tan apenas se sabe nada del "Miqweh", situado cerca de la acequia de Selcos y próximo a la sinagoga aunque con acceso independiente.

El fosar -ocupado por la antigua fosforera y el Convento del Carmen- se emplaza entre la calle de Caldenoguea y el camino de Mataperros, en un promontorio que limitaba con la plaza de la Almeora, cerca de la puerta de la Carrera de Cervera y de la puerta de la Era. Ubicado extramuros, en terreno inculto, en declive y con los sepulcros orientados hacia Israel, es propiedad de la aljama y está limitado por una cerca.

Desde los padrones de 1271, se incluye entre las comunidades de realengo, con una tributación media del 3%. Las primeras dificultades financieras se presentan al concluir el siglo, mereciendo la condonación de un tercio de la percha. En el último tercio del siglo XIV, cotiza el 2% de los subsidios extraordinarios.

La organización interna de la comunidad -cuyos primeros testimonios datan del siglo XIV- se asienta en la asamblea, el Consejo y los adelantados o "muqdamím", amén de diversos funcionarios (clavario, albedí, shamas etc). En el "regimiento de los oficiales" o "takkanah" promulgado en 1420, se establece que el Consejo se componga de nueve miembros, tres por cada uno de los estratos sociales o manos. Su mandato, con vigencia anual, comenzaba en San Miguel, designando los salientes a sus sucesores. Sus funciones eran consultivas, salvo en lo tocante a fiscalidad. Los adelantados, "siquiere jutges", debían ser conocedores de la legislación talmúdica ("e mas scientes de tota la aljama"). Esta instancia que condensa el poder ejecutivo, está formada por tres miembros (en ciertos momentos dos), que también son competentes en la instrucción de causas judiciales; vigilan el cumplimiento de las observancias religiosas; y supervisan los hospitales, los fondos de caridad, etc.

Texto: Miguel Ángel Motis Dolader
Asociación Amigos de la Cultura Judía "Moshe de Portella"
Edita: Excmo. Ayuntamiento de Tarazona

Casas colgadas Conjunto de viviendas cuyas fachadas posteriores sobresalen sobre la Judería.

Mezquita de Tórtoles De estilo mudéjar, este oratorio musulmán data de mediados del siglo XV. Tras la conversión de los mudéjares en 1526 se transformó en iglesia.

Iglesia de la Anunciación de Nuestra Señora de Tórtoles fue levantada a comienzos del siglo XVII para sustituir a la antigua mezquita.

TERRER

Gentililcio: terreño
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción con torre y ábside mudéjar del siglo XV
Puente árabe
Barrio de la judería
Noria
Plaza de la Señoría
Vestigios del castillo

Historia Alfonso I de Aragón conquistó estas tierras a principios del siglo XII, pero su población continuó siendo mayoritariamente musulmana. Estos musulmanes (mudéjares) utilizaban en sus construcciones materiales económicos -ladrillo, yeso, cerámica- para crear un arte geométrico, cromático e imaginativo muy singular. La torre de la iglesia de la Asunción, en Terrer, es un bello y sencillo ejemplo de la maestría de estos artistas.

En la ruta del Camino del Cid Mientras el Cid sitia Alcocer recibe tributos en Terrer. Tras la batalla de Alcocer, el general Fariz, herido por el Cid, consigue refugiarse en esta población

TOBED
Iglesia de la Virgen de Tobed siglo XIV Monumento Nacional
TORRELLAS

Hospital siglo XVIII
Plaza porticada

Iglesia de San Martín de Tours Tiene su origen en una antigua mezquita que fue ligeramente remodelada tras su conversión, en el siglo XVII. Presente además una hermosa torre mudéjar, ligeramente inclinada.

TRASMOZ

Gentilicio: trasmoceros

Iglesia parroquial de la Virgen de la Huerta fue construida a mediados del siglo XVI. Es obra de estilo gótico-renacentista, aunque todavía conserva el crismón románico en la entrada principal.

Castillo Las partes mas antiguas, torre central hoy restaurada y aljibes, datan del siglo XII, al que se le añadieron los recintos exteriores en el siglo XIII. Algunas de las historias de brujerías y aquelarres que supuestamente se realizaban en este lugar fueron recogidas en sus escritos por el escritor Gustavo Adolfo Bécquer.

UNCASTILLO
Iglesia románica de Santa María La Mayor. siglo XII. Ex-colegiata. Destaca la portada sur
Iglesia de San Martín siglos XII-XIII. Torre con remate gótico
Iglesia de San Felices. Siglos XII-XIII. Nave única con torre adosada y cripta en la cabecera
Iglesia de San Juan siglo XII. De una sola nave y ábside de tambor
Iglesia de San Miguel de finales del siglo XII
Iglesia de San Lorenzo siglo XII (en las afueras). Ruinas
VAL DE SAN MARTÍN

Iglesia mudéjar de Santa María La Mayor siglos XIII-XVI-XVII

VALDEHORNA

Torre mudéjar de la Iglesia de San Juan Bautista siglo XVI

VELILLA DE JILOCA

Torre mudéjar siglo XV de la Iglesia de San Juan Bautista

VERA DE MONCAYO fotos

Monasterio Cisterciense de Nuestra Señora de Veruela www
Castillo En lo más alto del casco urbano se conservan los restos del castillo del siglo XIV con restos de lienzos y una torre con almenas.

Iglesia de la Natividad realizada en el siglo XVI y con torre de estilo mudéjar-renacentista. En su interior se conserva el interesante retablo mayor procedente de la capilla de San Bernardo del Monasterio de Veruela.

VIERLAS

Iglesia de San Miguel Arcángel Este edificio gótico en su origen, se rehizo prácticamente en su totalidad en el siglo XVIII.

VILLAFELICHE

Torre mudéjar de la Iglesia de San Miguel siglo XVII
Vestigios de la mezquita
Molinos de Pólvora

Castillo siglos XII-XIV y XIX Situado en el cerro que domina la parte alta del pueblo de Villafeliche, tiene foso artificial excavado por la parte del monte; el resto son escarpes naturales. Es un recinto aproximadamente rectangular, muy transformado, que se alarga de este a oeste. En la zona este se conserva una gran torre de recios muros de mampostería, con entrada en alto y una escalera interior en el muro; se cubrían los pisos con madera. En el otro extremo hubo una torre similar de la que solo se conserva su basamento y parte del muro, habiendo sido reutilizada en forma de torre mucho más estrecha. Estas torres y el emplazamiento puede ser obra del siglo XIII. Junto a los restos de la torre oeste hay una construcción de principios del siglo XVI en forma de bastión, como puerta de acceso al recinto del castillo.

ZARAGOZA fotos

La romana Caesaraugusta
La musulmana Saragusta
La cristiana Zaragoza
Basílica del Pilar www
Iglesia de San Gil mudéjar siglo XIV. Destaca la Torre. Monumento Nacional
Iglesia de San Pablo siglo XIV. Destaca la torre mudéjar. Monumento Nacional
Iglesia de San Juan de los Panetes siglo XVII barroco
Iglesia de la Magdalena siglo XV torre mudéjar siglo XIII-XIV Monumento Nacional
Iglesia del Real Seminario de San Carlos barroco siglo XVII
Iglesia de San Miguel siglos XIV destaca la torre mudéjar
Iglesia de Santa Engracia siglo XVI portada manierista y sarcófagos paleo-cristianos
Iglesia de Santa Cruz barroca siglo XVIII
Iglesia de San Felipe barroca siglo XVII
Iglesia de Santa Isabel o San Cayetano barroco siglo XVII
Murallas de Caesaraugusta siglo III dc
Torreón de la Zuda siglo XV mudéjar (hoy Oficina de turismo)
Torreón Fortea mudéjar siglo XV (hoy sala de exposiciones)
Arco del Deán gótico-mudéjar siglo XVI
Ayuntamiento siglo XX
La Lonja renacentista siglo XVI
Palacio arzobispal neoclásico siglo XVIII
Palacio de Armijo renacentista siglo XVI (hoy sede del Justicia de Aragón)
Palacio de la Real Maestranza renacentista siglo XVI
Palacio de los Torrero renacentista siglo XV (hoy sede del Colegio de Arquitectos)
Palacio de los Pardo renacentista siglo XVI
Palacio de Montemuzo renacentista siglo XVI (hoy Biblioteca)
Palacio de Sástago renacentista siglo XVI
Palacio de los Condes de Morata o de Luna renacentista siglo XVI (hoy sede Audiencia)
Palacio Argillo renacentista siglo XVII (hoy Museo de escultura)
Casa de los Morlanes renacentista siglo XVI (hoy dependencias municipales)
Casa Huarte renacentista siglo XVI
Patio de la Infanta siglo XVI renacentista. Contiene pinturas de Goya
Cartuja Aula Dei con pinturas murales de Goya
Cartuja de la Inmaculada Concepción (Cartuja Baja) siglos XVII y XVIII

Historia Colonia de Augusta emplazada en la anterior ciudad iberica de Salduvia, cruce estratégico del río Ebro.

Palacio de la Aljaferia Plano. Siglo XI. Declarado Monumento Nacional en 1931. El Palacio islámico conserva parte de su primitivo recinto fortificado, de planta cuadrangular y reforzado por grandes torreones ultrasemicirculares, a los que se suma el volumen prismático de la Torre del Trovador, cuya zona inferior, datada en el siglo IX, es el resto más antiguo del conjunto arquitectónico. Este recinto alberga en su parte central unas construcciones residenciales que responden al modelo de tipología palacial islámica de influencia omeya, tal y como ya se había desarrollado en los palacios musulmanes del desierto (cuya cronología se remonta al siglo VIII).

Por lo tanto, frente al espíritu defensivo y la reciedumbre de las murallas, el palacio taifal, que es de una delicada belleza ornamental, presenta un esquema compositivo a base de un gran patio rectangular, a cielo abierto y con una alberca en su lado sur; a continuación, dos pórticos laterales, con arquerías mixtilíneas y polilobuladas que actúan a modo de pantallas visuales y, al fondo, unas estancias tripartitas que en sus orígenes estaban destinadas para uso ceremonial y privado. Asimismo, en el pórtico norte se encuentra un pequeño oratorio, de planta octogonal y de reducidas dimensiones, en cuyo interior se observa una fina y profusa decoración de yeso -con los típicos motivos de ataurique-, más unos fragmentos pictóricos, de tonos vivos y contrastados, de gran interés.

Todos estos logros artísticos se corresponden con las obras realizadas en la segunda mitad del siglo XI bajo el mandato del rey Abu Ya far Ah-Mad ibn Hud al-Muqtadir, y no hacen sino reflejar la importancia cultural y el virtuosismo plástico de su corte. Es más, el palacio de la Aljaferia supone una de las mayores cimas del arte hispanomusulmán, y sus aportaciones artísticas fueron retomadas con posterioridad en los Reales Alcázares de Sevilla y en la Alhambra de Granada.

Tras la reconquista de Zaragoza por Alfonso I el Batallador en el año 1118, se inició la andadura cristiana de la Aljafería. De tal manera que se convirtió en el palacio de los monarcas aragoneses, quienes además llevaron a cabo en su interior sucesivas obras de ampliación y de reacondicionamiento. Así, de todo este período medieval, siglos XII- XIV, cabe citar la iglesia de San Martín, la denominada alcoba de Santa Isabel, la desaparecida capilla de San Jorge, la arquería oeste del patio de Santa Isabel y, sobre todo, las salas del palacio mudéjar del rey Pedro IV coronadas por unos espléndidos alfarjes recientemente recuperados. Además, estas edificaciones son de vital importancia por haber sido el principal foco de irradiación e influencia para la formación del arte mudéjar aragonés.

Otro de los elementos del palacio es el llamado Palacio de los Reyes Católicos, que fue erigido sobre la fábrica musulmana en torno al año 1492, con el fin de simbolizar el poder y prestigio de los monarcas cristianos. No obstante, la dirección de las obras recayó en el maestro mudéjar Faraig de Gali, y en ellas se funde la herencia artística medieval con los nuevos aportes del Renacimiento; de ahí que dieran lugar a uno de los ejemplos más significativos del llamado estilo Reyes Católicos. Pues bien el palacio consta de una escalinata, una galería o corredor y un conjunto de salas, denominadas de los pasos perdidos, que tienen su culminación en el gran Salón del Trono. De todas estas dependencias, lo más interesante son, por un lado, las solerías, a base de losetillas y azulejos de Muel, y por otro, las techumbres de madera dorada y policromada, entre las que destaca el soberbio artesonado del Salón del Trono.

A partir de 1593, y por mandato del rey Felipe II, el ingeniero sienés Tiburcio Spanochi diseñó los planos para transformar la Aljaferia en un fuerte o ciudadela a la moderna. Para lo cual se dotó al conjunto de un recinto murado exterior, con baluartes pentagonales en las esquinas y con un imponente foso de circunvalación (de paredes en ligero talud y con sus correspondientes puentes levadizos). Sin embargo, lo que en realidad se pretendió con la construcción de este fuerte, no fue otra cosa que poner de manifiesto la autoridad real frente a las reivindicaciones forales de los aragoneses, así como el deseo del monarca por frenar posibles revueltas de la población zaragozana. Después de este primer acondicionamiento militar, durante los siglos XVIII y XIX se produjeron en el edificio profundas intervenciones para su adaptación como acuartelamiento; y de ellas todavía se conservan los bloques construidos en época de Carlos III y dos de los torreones neogóticos añadidos en tiempos de Isabel II. Como idea final, hay que resaltar que muy pocos monumentos aragoneses cuentan con muestras arquitectónicas tan sobresalientes como las existentes en la Aljaferia de Zaragoza, pues en ella se resumen diez siglos de la vida cotidiana y de los acontecimientos histórico-artístico de Aragón.

Catedral de San Salvador (La Seo) Monumento Nacional. Siglos XII al XVIII. Compendio de estilos: el ábside románico, el muro mudéjar de la Parroquieta, la Torre barroca, la Portada neoclásica y en el interior el Cimborrio mudéjar, el Altar Mayor con su retablo gótico y el Museo de Tapices.

ZUERA

Iglesia de San Pedro Apóstol