Barrio Fuente de San Luis

El Barrio de la Fuente de San Luis, perteneciente al distrito de Quatre Carreres, recibe su nombre por la conocida como Fuente de San Luis.

Según las crónicas, en 1579 San Luis Bertrán (1526-1581) monje dominico, bendijo un manantial situado extramuros y bastante alejado del centro de la ciudad, que habia calmado una penosa enfermedad que padecía. A partir de ese momento la fuente tomó fama de curar enfermedades y el enclave se convirtió en un lugar muy frecuentado por los valencianos.

En el siglo XVII o XVIII junto a la fuente se levantó una ermita que pasó a depender de la Iglesia de San Valero y San Vicente Mártir del Barrio de Ruzafa. En 1902 se levantó un nuevo templo en el lugar donde se encontraba la ermita pues ya la zona había adquirido un núcleo poblacional importante. El nuevo templo se puso bajo la advocación de San Luis Bertrán.

En la actualidad junto a la iglesia, se levanta la fuente consistente en un frontal de piedra del que sale el caño que deja caer el agua sobre una pequeña pila. Bajo ella una taza también de piedra recoge el agua que cae de la pila. El frontal se haya decorado por diversos paneles cerámicos alusivos a las propiedades curativas de las aguas. Preside el conjunto un pequeño azulejo de San Luis Bertrán.