Casa del Médico - Av. del Puerto, 24
Palacete Burgos


Hablamos de una vivienda unifamiliar, chalet o palacete que popularmente recibe el nombre de casa del médico. Por su originalidad y empaque es digno de figurar entre la lista de edificios más emblemáticos de nuestra ciudad, aunque el mismo sea un gran desconocido. Hasta hace bien poco estuvo habitado, en la actualidad está siendo reformado para volver a ser ocupado. También recibe el nombre de palacete Burgos por su primera propietaria.

Se trata de un edificio de estilo romántico situado en el conocido como Camino Nuevo del Grao (hoy Av. del Puerto), era propiedad del que fue cirujano de la plaza de toros de Valencia, don José María Aragón Caro, aunque el nombre por el que es conocido hay que atribuírselo a su suegro también médico: Isidoro Álvarez Souto.


El edificio dispone de más de veinte habitaciones y varios baños, pavimentos de mosaico, vidrieras policromadas, balcones y miradores, ascensor interior y puertas y escaleras de inspiración modernista. Construido en 1924, dispone de dos torres-miradores. Uno de ellos un torreón-mirador hexagonal cubierto por un chapitel con teja vidriada en forma de escama de pez de color cobrizo y marfil. La otra torre es de sección cuadrada y bastante más grande. Tiene en la terraza un estudio con ventanas en forma de arco de medio punto con cubierta de teja vidriada de color verde, rematada en sus ángulos por cuatro gárgolas con formas de dragón. En el frontal se alza un mirador acristalado en la planta principal y un segundo piso con balconada de obra. Este segundo piso forma una terraza que apoya en el piso inferior.

Las dependencias de servicio se situaban en el piso bajo y en el entresuelo. Desde la planta baja una escalera conduce a las dos plantas superiores. Los miradores de madera de las plantas funcionaban como una pequeña salita con asientos adosados a sus paredes. En la fachada posterior, el palacete presenta una galería, soportada por columnas de fundición y cerrada con carpinterías acristaladas. El perímetro del inmueble se cierra por una reja de lanzas y adornos de fundición, con una superficie de 20 x 18 metros.

El palacete fue mandado construir por la propietaria del solar doña María Burgos Romero y la redacción de los planos corrió a cargo de Ricardo Cerdá Cardona en 1919, aunque posteriormente fueron modificados por Javier Goerlich Lleó incorporando el entresuelo, la segunda planta y diversa ornamentación historicista. Las obras se dieron por comenzadas en 1922 y finalizaron en 1924; en 1994 el inmueble fue restaurado por el arquitecto Luis López Silgo.

María Burgos Romero († Valencia 07-05-1925) estaba casada con un acaudalado hombre del negocio de la madera: Felipe Olmos Cremades († Valencia 28-02-1915). Fallecido su marido, heredó su esposa el negocio bajo la denominación Viuda de Olmos y Compañía. Fue María Burgos quien mandó construir la casa y de ella proviene su sobrenombre de palacete Burgos. A la muerte de María sin descendencia, la casa la hereda su hermana Amparo Burgos Romero y de esta a su hija Carmen Ricart Burgos casada con el médico Isidoro Álvarez Souto († Valencia 22-05-1996) de quien tomó el nombre como casa del médico. La hija de ambos, Amparo Álvarez Ricart se encontraba casada con el abulense José María Aragón Caro († Valencia 08-11-2006), cirujano en la plaza de toros de Valencia y por su condición de médico vino a consolidar definitivamente el nombre por el que es conocida la casa. La familia Burgos tiene un panteón en el cementerio general de Valencia construido por el escultor Eugenio Carbonell.

Aunque nada tiene que ver con el edificio descrito, en la parte posterior encontramos una pequeña construcción que corresponde a un antiguo despacho-almacén que llevaba por nombre Viuda de Olmos y Cia. y que queda en este lugar como recuerdo de una época ya pasada de esta ilustre familia. En la actualidad este almacén se encuentra sin uso y junto a un parque infantil de titularidad municipal.