Casa Vestuario - c/Miguelete, 3

Desde 1703 ya tenemos constancia de la existencia de una casa Vestuario en el mismo lugar donde se encuentra la actual aunque esta era de modestas dimensiones. Su cometido era la de disponer de un lugar cercano a la Catedral donde cambiarse los jurados de la ciudad de vestimenta y acudir de gala a los diversos actos festivos de la Catedral.

En la actualidad la casa Vestuario situada frente a la puerta de los Apóstoles de la Catedral, se destina a servir a los magistrados del Tribunal de las Aguas como lugar de reunión antes de asistir a los juicios que se celebran en dicha puerta, y además es Biblioteca Pública Municipal Carles Ros.

El proyecto fue realizado por el arquitecto mayor de la ciudad Josef García entre 1795 y 1796, aunque a la muerte prematura de este, fue concluida por el arquitecto Cristóbal Sales hacia 1800. Su planta es irregular, al estar emplazada en el ángulo de la manzana, dando la fachada principal a la calle del Miguelete. De un sobrio estilo neoclásico, tiene tres pisos. La planta baja se adorna con almohadillado de piedra y grandes puertas, mientras que en el piso principal la construcción es ya de ladrillo visto con bandas de almohadillado en las esquinas y una gran balconada que recorre todo el edificio para conferirle mayor unidad. Las ventanas se rematan con frontones alternos, rectos y curvos, el central con un conjunto escultórico que sostiene el escudo de la ciudad con alegorías alusivas a la prosperidad de la ciudad, es obra de Ignacio Vergara Gimeno. Entre ellos se observan los herrajes en los que se disponen las banderas durante los actos públicos. En el piso superior se abren ventanas más pequeñas y el edificio se remata con un alero. Josef García previamente a la construcción de la Casa Vestuario ya se había encargado de la construcción de la Casa del Magistre de la Catedral, que sería derribada en 1970.

Entre las dos puertas recayentes a la calle del Miguelete una gran lápida en piedra negra dice según traducción libre del Marqués de Cruilles: El Senado y el pueblo valenciano anuente el rey Carlos IV costearon edificio, ensanchando la calle dieciséis palmos, en el año 1800, para punto de reunión de los concejales cuando han de asistir a la inmediata iglesia Metropolitana a ofrecer al Señor sus votos por el bien de la ciudad.

En el vestíbulo interior, al que se accede por cualquiera de las cinco puertas, se observan tres puertas con arcos de ladrillo y grupos escultóricos realizados en estuco sobre ellos, mientras que en la primera planta destaca el Salón de Honor (hoy sala de lectura de la Biblioteca) con el techo pintado al fresco por Vicente López Portaña en 1800 alabando la fama y prosperidad de Valencia.


A destacar los grupos escultóricos, uno de ellos el cuerno de la abundancia era el símbolo de la ciudad en época de los romanos, en otro de ellos se representa una ciudad sobre las olas, que representa a Valencia en la época alto medieval antes de instituirse el actual escudo de la ciudad que esta representado en otro de los grupos escultóricos.



La Casa Vestuario en el recuerdo