Edificio Casa Balanzá
Plaza del Ayuntamiento

Inmueble construido entre 1929 y 1932, dedicado a viviendas dentro de un clasicismo académico con toques casticistas. Fue su promotor Antonio Badía Aznar.

El actual edificio es una reconstrucción prácticamente total del antiguo edificio original que fue demolido. Se encuentra en la embocadura que forman el Paseo de Ruzafa (en la época Pí y Margall) y la calle de Ribera con la plaza del Ayuntamiento (entonces Emilio Castelar). Es obra del arquitecto Francisco Almenar Quinzá según proyecto de Javier Goerlich Lleó realizado en 1928. En mayo de 1929 Javier Goerlich renuncia a la dirección de las obras y las continúa Francisco Almenar.

Formado por planta baja para usos comerciales, entresuelo, seis pisos, ático y torre. El edifico hace chaflán sobre las dos calles mientras su fachada se abre a la plaza del Ayuntamiento. Los tres primeros pisos quedan enmarcados por cuatro grandes pilastras de orden gigante que sostienen un gran balcón corrido con balaustrada de piedra. Se corona por un cuerpo central en forma de edículo o torre de dos cuerpos.

Destaca una marquesina metálica en su fachada principal, que junto con el del edificio Barrachina, son únicas en esta plaza. Recibe el edificio su nombre por un Bar-Restaurante, luego Casa de Juegos, llamada Casa Balanzá, que existía y existe en el bajo comercial.