La Llotgeta - Plaza del Mercado, 4

La LLotgeta era en origen la Oficina Municipal de Administración de Mercados. Situada junto al Mercado Central, fue el primer edificio que se levantó de todo el complejo del Mercado. Construido en 1914 en piedra, ladrillo, hierro y cerámica, en estilo ecléctico y neo-medievalista, con ciertos elementos modernistas decorativos que nos recuerda a la Lonja de los Mercaderes de donde toma su nombre. Literalmente "Llotgeta" quiere decir pequeña lonja. En la actualidad es propiedad de la Caja de Ahorros del Mediterráneo y es utilizada como Centro Cultural (CAM). La Llotgeta es uno de los dos pabellones anexos que dispone el Mercado Central y que se abren a la plaza del Mercado desde ángulos opuestos.

Como parte integrante que era del Mercado Central, Francisco Guardia Vidal (1880-1940) y Alejandro soler March (1873-1949) fueron los redactores del proyecto del Mercado Central y por tanto de la "LLotgeta". Se iniciaron las obras en 1914 y la dirección de las mismas y su finalización correría a cargo de los arquitectos Enrique Viedma y Ángel Romaní. El edificio está declarado como Bien de Interés Cultural.

De planta rectangular, destaca por el estrecho cuerpo saliente que lo cruza por la mitad. El alzado del edificio se resuelve con un sótano, planta baja, dos pisos altos y un piso secundario que recorre la parte baja de la cubierta. Esta se cubre con techumbre a cuatro aguas de fuerte pendiente, más propio de climas alpinos que de clima mediterráneo. Sobresale en el centro un pináculo estrecho y alargado realizado en hierro y cristal de colores que hace funciones de linterna. Sobre este una veleta de hierro con la imagen de un dragón. A destacar que en el espacio de la Plaza del Mercado podemos encontrar hasta cuatro veletas, dos en el Mercado central (La cotorra y el pescado), la de los Santos Juanes (pardal de Sant Joan) y esta presente.

Entre su decoración destacan los cuatro grandes escudos de la ciudad de Valencia sustentado por dragones de largas colas retorcidas; un escudo en cada esquina del edificio, al igual que el edifico de la Lonja de los Mercaderes.

La portada formada por un arco de medio punto, se enmarca en un cuerpo saliente del edificio que le sirve de encuadre y que sustenta un balcón de piedra con antepechos del mismo material. Por encima de ambos un gran Escudo Real sujeto por dos grandes y fieros leones. Portada y balcón se inscriben como un cuerpo saliente sobre el color rojizo del ladrillo del fondo. Protege el conjunto una decorativa verja de hierro con predominio de los escudos de la ciudad realizados en forja.

Los vanos del edificio siguen la tendencia modernista formadas por ventanas con arcos escalonados y ménsulas con figuras de recreación libre, así en una de ellas vemos a un niño con un pez y en la otra a otro niño con un ave.

En el segundo piso una galería de ventanales alternan los vanos cegados con paneles de cerámica con los abiertos. Por encima de este piso un alero de madera al estilo de los palacios aragoneses o palacios góticos valencianos.

En todo el edificio domina el contraste del ladrillo de color rojizo, los paneles cerámicos salidos de la valenciana Fábrica de la Ceramo y los detalles decorativos de piedra blanca de puertas y ventanas. Destacando sobre el conjunto el pináculo central que se eleva sobre el mismo centro de la construcción.

La Llotgeta en el recuerdo