Palacios y Casas Nobles
Palacio del Intendente Pineda - Pl. del Carmen, 4

Frente a la colosal fachada de la Iglesia del Carmen se alza la que fue en el siglo XVIII, residencia del Intendente General de los Reinos de Valencia y Murcia y Justicia Mayor de la ciudad, don Francisco Salvador de Pineda, que hoy se conoce como Palacio de Pineda o del Intendente Pineda. Fue construido entre 1728 y 1733.

De Francisco de Pineda primer propietario de la casa, se puede decir que estuvo casado con Francisca de Paula Negrete y como encargado que era de la recaudación de impuestos, malversó los fondos para construirse este palacio, por lo que fue apartado de su cargo y alejado de nuestra ciudad sin que ello supusiera pena accesoria alguna.

La planta del edificio es aproximadamente rectangular (23 x 34 metros), consta de zaguán, entresuelo, dos pisos y ático. En la parte trasera se construyó posteriormente un ala que, con la fachada de atrás y las tapias, delimita un jardín con una gran palmera en el centro y que en la actualidad es la terraza de la cafetería. El edificio ha sufrido diversas intervenciones a lo largo del tiempo, como la torreta adosada en la fachada trasera, posiblemente de principios de siglo XX, o los múltiples cambios en la tabiquería originados por su uso como colegio y posterior convento-residencia.

Su fachada se caracteriza por su gran simetría, con dos remates a modo de torres en los lados y una gran portada adintelada en el centro sobre la que se sitúa el escudo de armas de los Pineda, hoy restaurado e irreconocible, pero en el que aún es posible distinguir la fecha de 1732. Destaca la leyenda escrita en una filacteria sobre el escudo con el cargo y nombre del titular.

Dos pisos de balcones configuran la fachada construida con ladrillo cara vista de tonalidad rojiza. La puerta da acceso a un amplio zaguán con techo de viguería de madera y bovedillas. Desde aquí y a través de cuatro tramos, uno de ellos patio, se llega al jardín posterior. En uno de los laterales del primer tram encontramos la escalera de un solo tramo que da servicio a los pisos superiores.

Hacia 1902 el palacio fue ocupado por los Padres Maristas, pero en 1918 fue comprado por la Congregación de Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Santos Ángeles (las Angélicas) El Palacio de Pineda sería la primera casa que las Madres Angélicas tuvieron en propiedad en Valencia y en ella vivió la fundadora Santa Genoveva Torres Morales antes de marchar a Zaragoza. El edificio fue adquirido alrededor de 1918 y en él permanecieron las Angélicas hasta 1978. En el transcurso de esos años el Palacio de Pineda fue un convento-residencia en el que vivían no solo ancianas sino también mujeres que por estudios o trabajo se desplazaban hasta Valencia y no tenían donde alojarse. El lugar contaba con capacidad para acoger a unas 60 personas. Si bien durante la Guerra Civil el edificio apenas sufrió desperfectos, la riada de 1957 perjudicó seriamente el edificio.

En 1980 el palacio fue adquirido por la Generalitat Valenciana y en 1992 fue restaurado y se convirtió en sede valenciana de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo. Las obras de restauración fueron llevadas a cabo entre 1990 y 1992 por Vicente González Móstoles y Alejandro Pons Romaní

Frente al mismo presidiendo una zona ajardinada la estatua dedicada al pintor Joan de Joanes.