Catedrales de España
Catedral de Barbastro

Introducción

Nombre: Catedral de Santa Maria de la Asunción
Emplazamiento: Barbastro (Huesca). Comunidad Autonoma de Aragón
diócesis de Barbastro-Monzón. Creada el 17 de septiembre de 1995. (Concatedral de Santa Maria del Romeral en Monzón)
La Catedral está declarada Monumento Nacional el 3 de junio de 1931
Barbastro ostenta los titulos de Muy Noble, Leal e Insigne ciudad
Gentilicio: barbastrenses
Capital de la comarca del Somontano
En Barbastro nació José Maria Escrivá de Balaguer fundador del Opus Dei y en la actualidad declarado santo por la Iglesia Católica
Junto a los rios Cinca y Vero

Historia

El nombre de Barbastro tiene su origen en la ciudad romána de Barbitania. Por ella pasarian los visigodos y posteriormente los musulmanes. En el siglo IX, Jalaf ibn Rasid (Banu Jalef) contruyó una fortaleza y amuralló la ciudad. Por entonces se le llamaba Bitarnich.

En Barbastro se firmó el contrato matrimonial entre doña Petronila de Aragón hija del rey de Aragón Ramiro II el Monje con Ramón Berenguer IV conde de Barcelona, origen de lo que se conocería en el futuro como la Corona de Aragón.

La Catedral se levanta sobre la antigua mezquita musulmana. La actual Catedral en su origen fue levantada siendo Colegiata, ya que sería con posterioridad cuando alcanzaría nuevamente la titularidad catedralicia que había perdido con anterioridad. El proyecto fue financiado por el Concejo de la Ciudad.

En el año 1064 Barbastro es tomada por las tropas del rey de Aragón Sanchez I Ramirez (1063-1094), para volver a ser conquistada por los musulmanes el 19 de abril de 1065 siendo dependiente de la Taifa de Zaragoza. Cae definitivamente en poder de los cristianos el 18 de Octubre de 1100 de la mano del rey aragones Pedro I (1094-1104), hijo de Sanchez I Ramirez.

La historia de la diócesis de Barbastro es irregular. En 1101 recien conquistada la ciudad, el obispo de Roda de Isábena, San Poncio (1101-1104) traslada la sede a Barbastro, creandose la diócesis de Barbastro-Roda. En 1149 es suprimida en favor de Huesca. En 1571 es nombrada nuevamente sede episcopal hasta 1851 en que es suprimida y anexionada nuevamente a Huesca. En 1952 es elevada a sede episcopal y en 1995 pasa a denominarse de Barbastro-Monzón, desgajandose esta última población de la diócesis de Lérida.

Caracteristicas

La antigua mezquita mayor musulmana fue purificada y consagrada por el primer obispo de Barbastro San Poncio el 5 de mayo de 1101, trasladando la sede catedralicia desde Roda de Isábena. Se pone bajo la advocación de Santa Maria y los santos Vicente, Cornelio, Esteban, Calixto, Cosme y Damián. Posteriormente entre 1150 y 1160 se construye un nuevo templo en estilo románico. De esta iglesia románica quedan escasisimos restos, el más importante tal vez el crismón trinitario en la clave del arco del zaguan de entrada.

A esta románica seguiría otra de estilo gótico (siglo XIV) y que sería demolida para construir un nuevo templo acorde a la importancia que se deseaba para la ciudad. De esta iglesia queda la Capilla de los Reyes y restos de un antiguo claustro situado entre esta y la torre campanario.

En 1149 Barbastro había perdido la titularidad catedralicia y su iglesia sólo ostentaba por entonces el titulo de Colegiata que tenía desde 1448, por lo que se hacía necesario si quería en algún momento recuperar la sede episcopal construir un templo acorde a su condición, cosa que ocurriria en 1571.

La actual Catedral fue levantada entre 1517 y 1533 por los maestros Juan de Sariñena y Juan Segura. En realidad el templo fue comenzado por Luis de Santacruz pero el Concejo de la Ciudad no se encontraba satisfecho con las obras y enseguida encargaron en 1518 la continuación de la obra a Juan de Sariñena. Este construyó la caja del templo y elevó los muros y columnas hasta la altura de los capiteles trabajando hasta 1522. En 1528 Juan Segura se encarga del cierre de las bóvedas y su estructura nervada. Es por tanto estos dos maestros de obras quienes se llevan el merito de la construcción de la Catedral. Juan de Sariñena (fallecido en 1545) además es autor de las obras de la Lonja de Zaragoza realizada en 1540.

De planta de salón, tres naves con cuatro tramos de igual altura que encabezan tres ábsides poligionales sin excesiva profundidad. Por detras del ábside central una estancia tambien de planta poligonal, es la sacristia mayor. Dispone de tres capillas laterales por lado entre los contrafuertes y dos capillas más situadas a los pies a cada lado de la portada principal. No dispone ni de nave de transepto, ni crucero ni cúpula sobre la misma. Orientada al este, dispone al lado de la cabecera en el lado de la epistola de varias estancias para uso de los canónigos. (Sala vestuario, Sala Capitular, Locutorio etc).

Construida principalmente en sillería, tamibén abunda el uso del ladrillo. En el momento de la firma del contrato se especificó que había que derruir el antiguo templo y los materiales debían aprovecharse en la construcción del nuevo templo. Estos se utilizarian principalmente en la parte inferior de los muros.

Portada principal (fachada occidental). Realizada en ladrillo, para acceder a ella hay que superar una escalera que salva el desnivel existente entre la calle y el suelo del templo. En origen contaba con tres puertas esta fachada, pero las laterales fueron tapiadas para construir las capillas de los pies (San Carlos Borromeo y del Cristo de los Milagros). La portada formada por un arco de medio punto que apoya en dos pequeñas pilastras adosadas al muro. Otras dos pilastras sostienen un friso decorado con metopas y en el centro el escudo episcopal. Por encima de este friso un frontón partido y más arriba una hornacina con venera sin su titular la Virgen de la Asunción. El escudo espicospal lleva la fecha de 1703 por lo que se supone que hace referencia al obispo fray Francisco de Paula Garcés y Marcilla (1700-1708).

Por encima del tejadillo o alero un rosetón circular con tracería calada formada por circulos. La portada queda encajada entre las dos capillas de los pies del templo.

Portada de la Plaza del Palacio Abierta en su lado noreste cerca de la cabecera, está formada por un arco de medio punto con una arquivolta decorada con caras de ángeles y motivos florales. Esta apoya en capiteles con un friso corrido y pilastras de fuste estriado adosadas al muro. En las enjutas del arco más cabezas de ángeles. A los laterales del arco dos hornacinas en la actualidad vacias; una tercera hornacina más grande en la parte superior del arco por encima del friso que enmarca la portada. La hornacina se cubre con concha de venera y está vacia. Sobre esta hornacina el escudo de la ciudad de Barbastro sostenido por dos tenantes niños. El escudo lo forma una cabeza de hombre barbado y cinco pequeños escudos con los palos de Aragón puestos en orla. El escudo se timbra con la corona real.

A ambos lados dos tondos con relieves de San Pablo a la izquierda (muy deteriorado) y a la derecha a San Pedro con las llaves y la tiara. El friso que recorre la parte superior del arco se decora con ángeles niños y calaveras. Protege la portada un alero o tejado de madera.

Interior del templo La bóveda se apoya en tres pares de columnas altas y estilizadas de unos 18 metros de altura. En su parte elevada capiteles decorados con flora, fauna, escudos de la ciudad, ángeles músicos, grifos, leones, cabezas de ángeles, mascaras etc. coronan las columnas y a partir de estos se abren los nervios a modo de palmera que forman una bóveda de extraordinaria belleza.

En las claves de los nervios multiples florones tallados en madera con arabescos y escudos de la ciudad. La bóveda es obra de Juan Segura, realizada entre 1528 y 1533. Junto con Segura trabajaron sus ayudantes Miguel de Urruzola y Martin de Estasa. Destacan sus 485 claves decoradas, talladas en madera policromadas y realizadas por Gil Bravante, Juan de Moreto y Nicolás de Orliens. Las bóvedas nervadas tiene un estilo renacentista con reminiscencias castellanas. Las claves de la bóveda son llamadas las rosas de la Seo. Las claves de la bóveda de las capillas laterales son obra bastante posterior. La clave central del Altar Mayor es obra de Nicolás de Orliens realizada en 1531.

En la parte alta del templo corre un friso con la siguiente leyenda: Tota Pulchra es amica mea et macula non est in te / bene fundata est supra firmam petram domus tua, domine / .. anno MDXXXI .../ nobis peer sigulos annos huius sancti templi tui dedicatione reparas diem et sacris semper mysterius representas incolumes / Exaudi preces populi tui et presta ut quisquis hoc templum beneficia petiturus ingreditur cuncta se impetrata laetetur /. Per Christum dominum nostrum amen.

cuya traducción podría ser: "Toda hermosa eres amiga mía y en ti no hay defecto. Señor, tu casa está perfectamente asentada en roca firme ... Año 1531 ... Nos recuerda año tras año el día de la dedicación de tu santo templo y por los sagrados misterios nos preservas de la desgracia. Oye las preces de tu pueblo y concede que quien entre en este templo para implorar tu favor, se alegre por obtener cuanto hubiere pedido. Por Cristo Señor Nuestro. Amén.

La Catedral se cubre al exterior con cubierta de teja a cuatro aguas sobre una armadura de madera que descansa a su vez en la bóveda de crucería estrellada. La iluminación interior se realiza a traves de vanos apuntados abiertos en los laterales del muro, uno por tramo. A los pies un rosetón circular adornado con tracería de circulos concentricos y formas geométricas. Los vanos se cerraban por vidrieras que fueron destruidas en la Guerra Civil española. En la actualidad han sido repuestas con imágenes alusivas al titular de la capilla donde se abre, a excepción de la Capilla de los Reyes que está dedicada a la Virgen del Pueyo.

En 1533 una vez terminada la Catedral, el maestro de obras Juan Segura aún realizaría entre 1543 y 1544 la escalera de caracol que permite el acceso a la parte superior de la bóveda desde la sacristia situada detras de la Capilla Mayor.

Retablo Mayor Formado por tres cuerpos y ático. El inferior o banco realizado en alabastro por Damian Forment y su taller y los cuerpos superiores tallados en madera policromada en fecha posterior.

Dedicado a la Asunción de la Virgen, destaca su basamento realizado en alabastro por el valenciano Damián Forment en estilo plateresco con escenas de la Pasión de Cristo. Fue ayudado en su tarea por su discipulo Juan de Liceyre (1515-1560) quien acabaria la obra en 1560 a la muerte de este en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) el 22 de diciembre de 1540. En hornacinas con veneras podemos ver escenas de la Pasión de Cristo: Oración en el Huerto, el Prendimiento, la Resurrección, Ecce-Homo, El Camino del Calvario, el Descendimiento de la Cruz, la Piedad y la Purificación de la Virgen. En ambos extremos San Pedro y San Pablo y en los lados del retablo en el sotobanco dos hornacinas con imagenes del obispo San Poncio (1101-1004) y el obispo San Ramón (1104-1126). Sobre la hornacina de San Poncio un tondo con la imagen de Maria Magdalena y sobre San Ramón otro de San Jerónimo. También podemos apreciar en sus extremos el escudo de Barbastro. Completa la decoración pequeñas figuras de niños, ángeles, y decoración vegetal en forma de orlas o guirnaldas.

El cuerpo del retablo está realizado como hemos dicho en madera policromada entre 1600 y 1602 por encargo del obispo Carlos Muñoz Serrano (1596-1604). Este lo forman tres calles separadas por entrecalles, dos pisos y ático. Obra de los mazoneros e imagineros Pedro de Armendia de Zaragoza, Miguel de Orliens de Huesca y Pedro Martinez de Calatayud. La policromia tanto de la parte alabastrina como de la madera es obra de Luis Salinas.

En el centro del primer cuerpo La Asunción de la Virgen y a ambos lados cuatro escenas: la Anunciación, la Natividad, la Circuncisión y la Adoración de los Magos. En las entrecalles cuatro imagenes: San Lorenzo, San Vicente Mártir, San Juan Bautista y Santa Catalina de Alejandria. Separando las diversas escenas, columnas acanaladas con capiteles corintios y rematando cada escena un frontón curvo.

En el segundo piso, en su parte central vemos el óculo eucaristico rodeado por dos ángeles y sobre él, la Trinidad coronando a la Virgen Maria. A ambos lados dos escenas representando la Ascensión de Cristo a los Cielos y el Pentecostés. En las entrecalles cuatro imagenes de San Roque, San José, Maria Magdalena y Santa Lucia. Las diversas escenas separadas por columnas de fuste acanalado y frontones curvos.

En el centro del ático Cristo en la Cruz con San Juan y la Virgen Maria y en los extremos imagenes de San Miguel Arcángel y el Santo Ángel Custodio.

Retablo de San Ramón segundo obispo de la diócesis Barbastro-Roda. Realizado en el siglo XVII, San Ramón del Monte (1104-1126) es patrón de Barbastro y su nombre verdadero era Raimundo Guillermo. El retablo está situado en el ábside norte o lo que es lo mismo en el lado del evangelio.

Con anterioridad a la construcción de este retablo, la capilla se encontraba bajo la advocación de San Juan Evangelista. En 1636 se decide la construcción de este retablo atribuido a Miguel de Orliens, Pedro de Ruesta o Carlos Gallarza, costeado por el ciudadano barbastrino Jerónimo de Bielsa.

A excepción del banco, este guarda cierta semejanza estilistica con el retablo central de la Asunción, por lo que este se tuvo en cuenta a la hora de construirlo. Formado por tres calles, entrecalles, banco y tres pisos.

En el banco la escena central representa la Última Cena, y a los laterales a San Pedro y San Pablo bajo arcos de medio punto y entre columnas estriadas de orden jónico que sustentan frontones curvos partidos. El arco donde se encuentra San Pablo es la puerta que permite el paso a la Sacristia situada detras del Altar Mayor.

En el primer piso en el centro San Ramón (titular del retablo), a ambos lados escenas de la vida del santo, huida de San Ramón de la ciudad de Barbastro y procesión de sus reliquias. En las entrecalles cuatro imagenes sin identificar, uno de ellos San Lorenzo.

El centro del segundo cuerpo lo ocupa la imagen de la Inmaculada de pie sobre la luna, a la que acompaña diversos elementos marianos (entre ellos la Sol y la Luna). A ambos lados escena del tormento de San Juan Evangelista y San Jerónimo orando rodeado con los atributos que le son propios (el león, la cruz, el capelo cardenalicio etc). En las entrecalles Santa Lucia y Santa Bárbara.

El tercer piso o ático lo forma en su centro Cristo en la Cruz y a sus pies San Juan y la madre de Jesús. A ambos lados San Antonio y San Francisco de Asís. Sobre ellos las virtudes de la Fortaleza y la Justicia. En lo más alto encima del calvario el escudo de Jerónimo de Bielsa promotor del retablo.

Retablo de San Pedro Apóstol situado en la nave sur, nave de la epistola. Realizado en 1745 (siglo XVIII) por escultor barbastrense Antonio Malo. Bajo el suelo de esta capillla de San Pedro se puede encontrar la cripta funeraria de la familia de Gracia de Tolva.

La mazoneria o estructura barroca del retablo es similar al retablo de San Ramón, ello no es casualidad, ya que al ser encargado el retablo se especificó que tenia que guardar similitud con su compañero del lado norte.

Compuesto de tres calles, entrecalles, tres pisos y banco. En el centro del banco relieve con la crucifixión de San Pedro cabeza abajo, y ambos lados dos grandes relieves de San Pedro y San Pablo bajo arcos de medio punto que sostienen frontones curvos partidos.

En el centro del primer piso, San Pedro con los revestimientos papales sentado en la catedra. A ambos lados dos escenas relativas a San Pablo, el Juicio y su martirio con la decapitación por espada.

El segundo piso, está ocupado en su centro por un obispo, no identificado plenamente, pero que se cree sea San Ramón, y a los lados dos escenas relativas a San José Calasanz, en una de ellas vemos al santo orando ante un crucifijo, y en la otra al santo recibiendo el anagrama de las Escuelas Pías de la que es fundador.

En el tercer piso o ático, en el centro el Calvario con San Juan y la Virgen Maria a los pies de la cruz. A ambos lados San Antonio de Padua y otro santo no identificado. Sobre ellos dos pequeñas imagenes representando a las Virtudes de la Prudencia y la Templanza. En el lugar más alto del retablo encima del Calvario, el escudo de Gracia de Tolva promotor del retablo.

En las entrecalles diversos santos: San Victorian, San Ignacio de Loyola, San Miguel, San Antón, San Cristobal y San Jorge.

Capilla de la Virgen del Pilar En origen era la capilla de Santiago Apóstol y su promotor fue el obispo Juan Moriz de Salazar (1604-1616). Es la primera capilla lateral situada en la nave de la epistola. Edificada por el barbastrense Pedro de Ruesta entre 1608 y 1610. Su entrada está formada por un gran arco de medio punto flanqueada por dos pilastras con decoración de ovalos lisos que apoyan en altos zócalos. En el frontal de los zócalos dos ovalos y en su interior una cruz. En la parte superior del arco un pedestal hoy vacio pero que en origen debió lucir el escudo de armas del obispo. En la parte superior un frontón curvo partido. La capilla se cierra mediante una reja de hierro apoyada en un basamento de piedra. Corona la reja metálica el escudo episcopal.

Su interior se cubre por una bóveda estrellada siguiendo el mismo estilo que el interior del templo. Las claves llevan diversos escudos entre ellos el escudo del obispo Moriz de Salazar.

Un friso recorre el perimetro de la capilla que dice: JUAN MORIZ DE SALAZAR, VALLISOLETANO, DOCTOR Y CANÓNIGO DE LA IGLESIA DE SALAMANCA; INQUISIDOR APOSTÓLICO DEL REINO DE ARAGÓN, OBISPO DE LA IGLESIA DE BARBASTRO, DEDICÓ ESTA CAPILLA, CONSTRUIDA A SUS EXPENSAS, A SANTIAGO ZEBEDEO SU PATRONO. AÑO 1610.

El retablo de la Virgen del Pilar es obra del taller de los hermanos Albareda de Zaragoza realizado en 1941. En el ático del retablo encontramos un conjunto cuya imagen central es Santiago Matamoros. La advocación de la capilla a la Virgen del Pilar es posterior a la Guerra Civil de 1936. Como hemos dicho su titular era el apóstol Santiago, pero su retablo realizado en 1611 por Carlos Gallarza y Pedro de Ruesta fue quemado en 1936.

En la cripta realizada por Pedro de Ruesta en 1620 estan enterrados los restos mortales del obispo Moriz de Salazar que falleció en la ciudad de Huesca en 1628 de donde era obispo en aquella época. Siguiendo su mandato testamentario el corazón y las visceras fueron enterradas en la Catedral de Huesca y el resto de su cuerpo en la presente Capilla de Santiago.

La decoración de la portada se adscribe a la época barroca, con una gran profusión de elementos decorativos: flores, ángeles, grutescos y elementos vegetales.

Capilla de la Asunción o de la Dormición de la Virgen La segunda capilla de la nave de la epistola tuvo como promotor al dean de la Catedral don Pedro Pillarte. Realizada entre 1618 y 1621 es muy similiar a su compañera de Santiago por lo que se cree que su construcción obedece tambien a Pedro de Ruesta.

La portada formada por un gran arco de medio punto está flanqueada por dos columnas adosadas con fustes estriados de distintas formas y capiteles de orden corintio. Las columnas apoyan en altos zócalos cuyos frontales estan adornados por dos relieves que representan a San Pedro y San Pablo. Por encima del arco un arquitrabe decorado que sostiene a su vez un frontón curvo partido con decoración de modillones. En el centro una pena vacia.

A destacar en las enjutas del arco la escena de la Anunciación, en la enjuta izquierda vemos al Arcángel San Gabriel señalando al centro de la clave del arco donde se encuentra la paloma que representa el Espiritu de Dios, en la enjuta derecha la imagen de la Virgen Maria reciendo la gracia de Dios.

De estilo barroco toda la portada se decora con elementos de temática vegetal, geométrica y gran cantidad ángeles.

El espacio interior de la capilla se cubre con bóveda estrellada nervada que apoya en cuatro mensulas adosadas a los muros. Del centro de la bóveda cuelga un pinjante de madera con un escudo episcopal, tal vez del obispo Jerónimo Batista de Lanuza (1616-1622) que bendijo la capilla.

Un friso recorre el perimetro de la capilla y dice: PEDRO PILLARTE CESARAUGUSTANO; DOCTOR EN TEOLOGÍA Y MAESTRO E INTERPRETE DE ARTES, DEAN Y CANÓNIGO DEDICÓ ESTA CAPILLA DE SU PROPIO HABER PARA SEPULCRO DE LA BIENAVENTURADA MARIA, EL AÑO DEL SEÑOR 16....

El retablo es obra de los Talleres Albereda de Zaragoza realizado en 1950 ya que el anterior tambien fue quemado durante la Guerra Civil Española. De adscripción neo-gótica dispone de diversos lienzos con escenas de la Virgen y diversos santos, ente los que destacan San Vicente, San Cornelio, San Esteban, San Calixto, San Cosme y San Damian que fueron los primeros titulares de la primitiva iglesia construida después de reconquistada la ciudad. Los rostros de estos santos se corresponden con personajes reales del momento, así San Vicente es el rostro del obispo Arturo Tabera Ortiz (1946-1952), y otros santos se corresponden con los rostros de familiares de los autores del retablo.

Bajo el retablo en una urna, la imagen yacente de la Virgen, realizada en madera policromada en 1946 por el catalán Enrique Monjó, siguiendo el modelo existente antes de la Guerra Civil.

En el suelo lápida del obispo Emilio Jiménez Pérez (1918-1926) fallecido en esta ciudad. La capilla se cierra por una verja de metal de tres cuerpos que apoya en un basamento de piedra decorado en su frontal con figuras geométricas.

Capilla de San Francisco Javier tercera capilla de la nave de la espistola, su propiedad la ostentaba la familia Pueyo, incendiada en la Guerra Civil, en la actualidad se encuentra vacia y desprovista de decoración. Formada por un arco de medio punto con pilastras que sostiene un frontón curvo partido con el escudo de la familia Pueyo. Dispone de una pqueña cúpula con linterna que permite la iluminación de su interior. Su decoración arquitectónica escasea.

San Francisco Javier nacido en el castillo de Javier (Navarra) en 1502 y fallecido en Malaca (Malasia [Asia]) en 1552, fue jesuita y es conocido como el Apóstol de la propagación de la Fé. Fue seguidor y discipulo del fundador de los jesuitas San Ignacio de Loyola.

Capilla del Santo Cristo de los Milagros Situada a los pies de la iglesia en la nave de la epistola. Construida en 1703 como Capilla Bautismal, para ello hubo que tapiar una de las antiguas puertas de la Catedral. Entre 1714 y 1722 se procedió a su decoración y a cambiar la titulacion de la capilla por la que actualmente se le conoce.

El acceso a la capilla se realiza mendiante una portada realizada en estuco de un churrigueresco desbordante. Una puerta adintelada flanqueda por dos pilastras adosadas completamente decoradas con motivos vegetales y niños que soporta un entablamento profusamente decorado. Las pilastras se alzan sobre dos altos zocalos de madera. En la base de las pilastras un conjunto de niños cabalgan sobre leones y pajaros y a la derecha de la portada tambien podemos observar un ovalo con un relieve.

El dintel de la puerta se adorna con una especie de cortinaje que simula la entrada a la capilla, se abre con la ayuda de unos niños y dos figuras que sujetan el mismo junto a las pilastras. Por encima del entablamento una hornacina con venera con una imagen de la Veronica encuadrada en el centro de una frontón semicircular partido. Decorando el frontón tres imágenes que representan a la Fé, la Caridad y la Justica. En parte superior del frontón unos angelitos portan los elementos de la Pasión de Cristo.

El interior se cubre con cúpula apoyada en trompas con los simbolos de los cuatro evangelistas y con linterna central que permite la iluminación de la capilla. Por debajo de la cúpula tres frescos realizados entre 1886 y 1887 por el catalán F.LLobet y que representan La Última Cena, Camino del Calvario y Jesús entre profetas, reyes y santos.

En los muros de las paredes grandes lienzos cubren practicamente la totalidad del interior. Al fondo por detras del templete donde se encuentra el Cristo, lienzo con la Última Cena, y ambos lados el Juicio de Pilatos y la Verónica. En los muros laterales de la Capilla la Oración en el Huerto y la Crucifixión. En los laterales de la ante-capilla el Beso de Judas y el Prendimiento, estos lienzos de menor tamaño que el resto.

Bajo un baldaquino o templete sustentado por cuatro columnas salomónicas se encuentra la talla del Cristo de los Milagros. Imágen de tamaño natural realizado en 1939 por Enrique Monjó ya que el anterior fue destruido en la Guerra Civil de 1936.

Este Cristo como su nombre indica tiene fama de milagrero, se cuenta que en una ocasión en que la sequia hacía estragos en la región, un canónigo de la Catedral le preguntó si lloveria o no llovería, a lo que el Cristo movió la cabeza en sentido afirmativo y efectivamente la lluvia hizo su aparicion.

Capilla de San Carlos Borromeo situada a los pies del templo pero en la nave del evangelio, fue realizada en estilo barroco en el siglo XVIII. Antes de encontrarse bajo esta advocación se llamaba del Corpus Crhristi y aún antes de San Ramón.

Ostenta la virtud de poseer junto con la Capilla del Santo Cristo de los Milagros, de las portadas de entrada mas churriguerescas y recargadas de toda la Catedral, con un delirio decorativo abrumador.

Su promotor fue el obispo Carlos Alamán Ferrer (1718-1739). La capilla la realizó entre 1740 y 1741 el maestro de obras Dionisio Lanzón de Graus famoso tambien por haber realizado el pórtico de entrada de la Catedral de Roda de Isábena en 1728.

La portada formada por un arco de medio punto dispone de una decoración en escayola en estilo churrigueresco o barroco desbordante. Dos pilastras adosadas flanquean la portada, estas apoyan en dos zócalos en cuyos frentes podemos admirar el escudo del obispo Alamán. A los pies de las pilastras y por encima del zócalo descrito dos figuras representando a San Ramón y San Valero. En la parte superior de la pilastra dos imagenes de similares caracteristicas representando a San Carlos Borromeo y a San Victorian.

En el espacio que queda entre la clave del arco de entrada y una moldura ondulante que une ambas pilastras el escudo del obispo Alamán nos dice con su presencia quien costeó la capilla. Por encima de la moldura ondulante antes descrita una imagen de San Antonio de Padua con el Niño Jesús en brazos y por encima de este el Arcangel San Miguel.

Toda la portada está decorada con imagenes de motivos vegetales, vides, hojarasca, follaje, frutos y sobre todo un gran número de niños que juegan por toda la portada. En la base de las pilastras junto a ellas dos tondos o medallones con relieves de mártires.

El interior se cubre con una cúpula semiesferica que apoya en cuatro pechinas decoradas con los escudos del obispo Alamán. Se ilumina por un tambor octogonal al que se abre un vano en cada uno de sus lados.

El retablo que hoy ocupa la capilla está realizado en mádera y procede de la iglesia de Trillo. El obispo Alamán nacido en Naval (Huesca) está enterrado no en esta capilla, sino en la Colegiata de Santa Maria la Mayor de su pueblo natal.

Esta capilla en la actualidad centra su atención por estar dedicada a la memoria del obispo y beato Florentino Asensio Barroso (marzo 1936- agosto 1936). La historia de este obispo es muy trágica, ya que al poco de ocupar la sede de Barbastro se encontró con el inicio de la Guerra Civil de 1936, siendo detenido poco después por milicias anarquistas que lo encerraron en prisión junto a un gran número de sacerdotes procedentes de toda la diócesis. Fueron todos fusilados y en la actualidad la capilla está dedicada a la memoria del obispo y demas mártires de la Guerra Civil. Se da la circunstancia que al obispo antes de ser fusilado en la noche del 8 al 9 de agosto fue cruelmente torturado e incluso se le amputaron los genitales. Al finalizar la guerra los restos del obispo y demas sacerdotes fueron sacados de la fosa y enterrados en la Catedral. En la actualidad sus restos reposan en esta capilla en un sarcófago de mármol de reciente realización.

Capilla de San José Tercera capilla de la nave del evangelio. Su entrada la forma el original arco apuntado realizado en piedra sin ningún tipo de decoración.

En 1319 fue mandada construir por el racionero de la iglesia Miguel Perez de Soteras, y más tarde entre 1625 y 1635 se reconstruyó bajo el patronazgo de Jose de Segura y Mendiolaza.

La capilla realizada en piedra sillar y ladrillo adopta una planta de cruz griega de cortos brazos. Se cubre con cúpula de media naranja y linterna que ilumina el espacio interior. El interior de la cúpula está adornado en su totalidad por decoración de estucos de inspiración barroca. En ocho ovalos encontramos imagenes de cuatro padres de la iglesia catolica: San Agustin, San Ambrosio, San Crisóstomo y San Gregorio. Alternan las figuras de los padres de la iglesia con cuatro virtudes: Fé, Esperanza, Caridad y Fortaleza, lo cual completa los ocho ovalos. En las pechinas el escudo de Mendiolaza promotor de la capilla. Rodeando los ovalos y los escudos del fundador, una infirnidad de volutas completan la decoración barroca de la cubrición de la capilla.

Lo mejor sin duda de la capilla es el retablo que alberga en su interior. Originalmente disponía de tres retablos, uno en cada brazo de la cruz griega, pero en 1936 fueron destruidos. En 1952 y procedente del Monasterio de San Victorian de la Fueva fue traido hasta esta capilla su retablo mayor y montado.

El retablo realizado en el siglo XVIII en madera completamente dorado está formado por banco, tres calles y tres pisos. Las entrecalles y los exteriores se decoran con columnas salomonicas con decoración de hojarasca. Lo componen un total de veinte pinturas que en general giran alrededor de la vida de San Victorian. Las pinturas son de distintas épocas por lo que se cree que el actual retablo de estrucutura barroca se formó a partir de piezas dispersas y que se unieron para formar este retablo. El retablo fue montado en esta capilla por los hermanos José y Joaquin Albareda Piazuelo de Zaragoza, imagineros y retablistas de gran prestigio en la capital aragonesa.

En el centro del retablo la imagen sedente de San Victorian de Asán (en el Sobrarbe aragonés). Tabla gótica fechada en el siglo XV y atribuible a una escuela hispano flamenca. El santo se encuentra entronizado con los atributos episcopales flanqueado por dos personajes, mientras por detras un grupo de ángeles cantan loas de alabanza. La tabla se atribuye a Bertolomé Bermejo o a su escuela. Los dos personajes que lo flanquean tal vez pudieran ser San Gaudioso y San Nazario.

Junto a la tabla central cuatro lienzos fechados en el siglo XVI asociados a la escuela florentina. En el lienzo inferior de la derecha, San Victorian de rodillas escucha a un ángel (la Vocación de San Victorian), en el lienzo superior el santo con un libro en las manos hablando a las gentes mientras un ángel lo inspira. A la izquierda el lienzo inferior escena del Milagro de la Fuensanta, en el lienzo superior escena no identificada.

En el segundo piso en el centro un lienzo con la muerte del Santo. Encima un florón cegado con el óculo eucaristico. El lienzo inferior de la derecha representa al Santo diciendo misa, mientras que el superior la escena representa al santo siendo recibido en un monasterio. A la izquierda el lienzo inferior representa al santo de rodillas en presencia del rey, mientras que en el superior vemos a nuestro personaje con un libro en las manos y dirigiendose a un grupo de monjes.

En el tercer piso o ático, en el centro un lienzo con el Calvario, Cristo junto con los dos ladrones y san Juan y las Marias a sus pies. A la derecha lienzo representando la muerte del santo y a la izquierda una escena no identificada.

En el banco cuatro pequeños lienzos con escenas de la Pasión de Cristo: El huerto de los olivos, el Prendimiento, la Flagelación y la Via Dolorosa (Jesús con la cruz a cuestas).

El sagrario situado debajo de la tabla central procede de la iglesia de Secastilla que fue incendiada en 1936. Tiene tres pequeñas tablas en sus caras: en el frontal el Eccehomo y en las laterales La Dolorosa y San Juan, fechadas en el siglo XVI y de autor anónimo.

El retablo se cierra por su parte superior en forma de arco de medio punto que tuvo que ser modificado por los hermanos Albareda para encajarlo en el espacio de la capilla.

Capilla del Rosario Segunda capillla de la nave del evangelio. En esta capilla se encuentra instalado el órgano. Se trata de una capilla rectangular con cabecera poligonal. Construida en 1595 y puesta bajo la advocación del Ángel Custodio, su promotor fue Juan de Lunel y su constructor Juan de Villabona. En 1747 se pondría bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario.

La portada de acceso a la capilla, obra barroca realizada en 1745 por Joseph Burria, está formada por un arco de medio punto, flanqueada por dos pilastras con decoración vegetal que descansan en dos altos zócalos que sirven de pedestal a dos esculturas de San Pedro y San Pablo. Por encima del arco dos molduras mixtilineas con escudos de los donantes. La decoración de la portada se resuelve a base de elementos vegetales como floreros y jarrones y ángeles.

La portada se divide en dos cuerpos horizontales. El órgano se situa en la parte superior de la portada y es obra del órganero Alberdi de Barcelona, realizado en 1953. Sustituye al que se quemó en 1936. Este era obra de Pedro de Lázaro de Ambel realizado en 1639 y situado junto con el coro en la nave central frente a la capilla de la Asunción. Al trasladarse el coro de situación, el órgano pasó a ocupar el sitio que ahora ocupa.

Capilla de los Reyes o de El Salvador de los Reyes Su nombre actual aparece en el siglo XVI y hace alusión a los Reyes Magos de Oriente.

De planta rectangular y cabecera poligonal, su origen se corresponde con las anteriores construcciones catedralicias. Tiene comunicación con la Capilla del Rosario y además es paso obligado de entrada en la Catedral desde la Portada de la plaza del Palacio. Se cubre con bóveda de crucería producto de reformas posteriores al igual que las claves que la cubren.

Su promotor fue Domingo Tolla (fallecido en 1262) y su esposa Urraca, que costeó su construcción como capilla funeraria, poniendola bajo la advocación de San Miguel. En el siglo XVI los restos fueron trasladados a otro lugar.

Disponía de un retablo conocido como del Salvador de los Reyes de autor desconocido. Sólo se ha conservado lo que parece ser la tabla central del retablo que permance en la capilla y que representa la Adoración de los Magos.

Hoy es capilla bautismal. La pila actual es de factura reciente, la original fue realizada en 1635 y trasladada a Roma después de ser rota en varios pedazos durante la Guerra Civil. En esta pila bautismal fue bautizado Jose María Escribá de Balaguer nacido en Barbastro, fundador del Opus Dei y proclamado santo por Juan Pablo II.

Coro La silleria renacentista del coro es obra en madera de roble de Jorge Comón y Juan Jubero ambos naturales de Barbastro. En la actualidad se encuentra dividido en dos partes, ocupando su parte principal el presbiterio. Lo comenzó en 1852 Jorge Comón que realizó la silla episcopal que lleva fecha de creación de 1584. A su muerte en ese mismo año fue sustituido en 1594 por Juan Jubero que terminaría la obra en 1599.

La silla más elaborada es la episcopal, con un alto respaldo donde figura un relieve de la Asunción rodeada de ángeles músicos. Remata el respaldo un dosel con una talla de la Coronación de la Virgen. Delante del asiento un reclinatorio en cuyo frontal vemos la imagen tallada de San Pedro portando las llaves del Cielo y un libro en las manos. Por debajo del relieve de la Asunción, una cenefa con tallas que representan la Anunciación y la Visitación.

Originalmente el coro se encontraba situado en la nave central, adoptaba la típica forma de U y lo formaban dos niveles de sillería, el alto y el bajo. La sillería alta tenía un alto respaldo que terminaba en un dosel tambien de madera. Los muros de cierre del coro fueron realizados en 1601 por el arquiecto Pedro de Aramendía.

En 1950 se decidió el traslado de la sillería del coro, para lo cual este fue dividido en dos partes ocupando una parte de ellas el presbiterio y otra parte en la Capilla de la Asunción. El órgano se trasladó como ya hemos visto a la Capilla del Rosario.

Torre Campanario situada exenta al templo y realizada con piedra sillar. Tiene planta hexagonal y se levanta sobre el antiguo minarete de la mezquita musulmana. Formada por tres cuerpos, los dos primeros de época medieval, el tecero realizado en el siglo XVII por Pedro de Ruesta que lo culminó con un antepecho en piedra. En el siglo XVIII se realizó el chapitel de ladrillo que lo remata. Tiene una altura de 50 metros.


El cuerpo de campanas dispone de seis vanos abiertos con arcos de medio punto. A la terraza se accede por una escalera de caracol que discurre por el interior del campanario.

En 1366 la torre fue incendiada con más de 300 personas en su interior y en 1610 el obispo Juan Moriz de Salazar (1604-1616) encargó al arquitecto Pedro de Ruesta su rehabilitación.

En la sala de campanas podemos encontrar cuatro de ellas: la Maria de la Asunción de 1954, la Santa Bárbara de 1941, la campana de los muertos de 1817 y la Mayor de 1941. Además en el chapitel podemos encontrar la campana de los cuartos y la Raimunda (la de las horas).

Museo Diocesano y catedralicio Ocupa las dependencias del antiguo Palacio Episcopal y tiene su entrada por la sacristia Destacan las pinturas del Pantocrátor de Vió del siglo XIII y estilo románico. El Pantocrátor románico de la Iglesia de Villamana, la talla de la Virgen sedente de Rañin del siglo XIII, la mitra de San Victorian, el Altar-Relicario de esta Catedral de Barbastro y una completa colección de lipsanotecas (cajas de madera que se enterraban con reliquias o documentos bajo el Altar Mayor de las iglesias en el momento de su consagración). La más antigua está fechada en el siglo XI.

Ficha técnica

Fecha de realizacion página: 15 de Mayo de 2.010
Fecha última modificación:

Lugares de interés de Barbastro

Glosario o Vocabulario desde este enlace puedes acceder a un vocabulario general sobre términos de arte y en especial sobre aquellos terminos que se citan en esta página.

Sobre los contenidos

Los textos aquí recogidos proceden de libros, folletos, periodicos, paginas webs y folletos turisticos en los cuales no se hace mención de titularidad alguna de derechos. Las fotos algunas estan tomadas de Internet y otras son del propio autor de la página web.

En todo caso, si existe un titular de los derechos intelectuales sobre estos textos e ilustraciones, sobre cuya existencia no he sido informado, y desea que sean retiradas, basta con que me informen por medio del correo electrónico a mi dirección de e-mail.

Fuentes primarias consultadas:
La Catedral de Barbastro de Manuel Iglesias Costa
Catedrales de España de Editorial Everest
Las rosas de piedra de Julio Llamazares
Las Tablas de San Victorian de la Catedral de Barbastro de María Asunción Bielsa