Puentes de Valencia
Puente del Real (Pont del Real)

El puente del Real toma el nombre por su cercanía al Palacio del Real al cual prestaba servicio de paso. También fue conocido como Puente del Temple por su cercanía al portal del mismo nombre que se abría en la muralla cristiana. Existe un documento de 1332 en el cual el rey de Aragón Pedro IV el Ceremonioso lo denomina con tal nombre. Posteriormente cuando el puente se construya totalmente en piedra perderá tal denominación en favor del Real por el que es conocido.

Se tiene constancia de la existencia de diversos puentes o pasarelas de madera en este lugar al menos desde 1332. Este puente canalizaba el tráfico entre el puerto y la ciudad y daba paso al cercano Palacio del Real. Las diversas riadas del Turia los destruían una y otra vez. Tenemos constancia de riadas en 1340 y en 1406 que obligaron a efectuar reparaciones en el mismo. Otra riada en 1427 destruyó completamente el puente que hasta el momento estaba realizado totalmente en madera; tuvo que levantarse uno nuevo en 1445 pero continuaba siendo de madera. La riada de 1590 hizo tomar conciencia de la necesidad de construir un puente totalmente en piedra que evitase tales contingencias. Así en este mismo año la "Fabrica Nova del Riu" adoptaba la decisión de construir un nuevo y definitivo puente, totalmente en piedra.

El actual Puente del Real comenzó a construirse hacia 1595 y finalizó tres años después con motivo de la boda en la Catedral de valencia entre el rey Felipe III y la reina Margarita de Austria el 18 de abril de 1599 "Al temps del casament ja estava finaliçat lo pont". La fecha oficial de finalización de las obras se sitúa el 18 de febrero de 1599 y a partir de este momento comienza a ser llamado Puente del Real.

El caso mas sonado en relación a este puente ocurrió el 3 de mayo de 1528, cuando el puente en piedra todavía no había sido construido y este que salvaba el Turia por aquella época estaba construido con materiales frágiles como era la madera y el mampuesto. El caso es que agolpada la gente en el puente para ver pasar al emperador Carlos I de España en su visita a Valencia, el frágil puente se hundió y cerca de mil personas cayeron al río ante los mismos ojos del emperador.

En el plano de la ciudad de Valencia realizado por Anthoine van der Wijngaerde en 1563 se puede ver como el puente en ese momento contaba con soportes y tajamares en piedra, aunque la pasarela y las barandas eran todavía de madera. Según el dibujo de Wijngaerde el puente disponía de ocho vanos.

Las obras del puente fueron comenzadas por Guillem Salvador, Hierony Negret y Françesc Anthon pero no consiguieron su propósito y así tuvo que ser Joan Pasqual (mestre de fer molins) quien lo llevara a cabo. Este aplicó sus conocimientos en resolver problemas donde los otros no lo habían logrado, (habían surgido problemas con la cimentación del puente). Arena, piedras e incluso lápidas con inscripciones procedentes del antiguo cementerio del Convento de Santo Domingo, actual sede del Cuerpo General de Maniobra, se utilizaron en su construcción. El puente tenía una longitud de 167 metros y una anchura de 9,50 metros y estaba compuesto por diez arcos escarzanos de trece metros de luz, los tajamares, el paseo y las barandas con adornos de esferas eran totalmente de piedra. Disponía de gárgolas para el desagüe de las aguas de lluvia. Tenía una escalera aguas abajo de acceso al río, pero desconocemos si la misma se corresponde con el momento de su construcción o es de construcción posterior. En el plano del padre Tosca de 1704 ya la podemos ver por lo que lógicamente para esa fecha ya estaba construida. Además disponía de dos rampas de acceso al cauce situadas una a cada lado del puente.



Se adorna con dos casalicios, uno a cada lado, dedicados a San Vicente Ferrer y a San Vicente Mártir. Las esculturas fueron realizadas en 1602 por Vicent Leonart Esteve, e instaladas en 1603, aunque los templetes que las debían proteger no se realizarían hasta 1682 y 1683 estando hasta ese momento las imágenes al descubierto. La construcción de los templetes se realizó a expensas del arzobispo de Valencia Juan Tomás de Rocaberti (en el cargo entre 1676 y 1699). Realizados en estructura triangular se cubren con tejado a tres aguas y tejas vidriadas. La cubierta se apoya en tres columnas con fustes en piedra negra de Alcublas.

Bajo el casalicio de San Vicente Mártir encontramos dos lápidas, la superior dice así según la traducción del latín del Marqués de Cruilles:

EL SENAT I POBLE DE VALÈNCIA ES VAN FER LES IMATGES DELS DOS VICENTS, MÀRTIR I FERRER, EN PROVA DE L’HONOR I REVERÈNCIA QUE ALS SEUS PATRONS CONTINUA TRIBUTANT EL REGNE DE VALÈNCIA : EREN, FRANCESC VALLEBRERA, JURAT PRIMER DE CAVALLERS: EN JERONI FERRER, CAVALLER DE L’ORDRE DE SANT JAUME, OBRER, ECLESIÀSTIC : FRANCESC MARCH, JURAT PRIMER DE CIUTADANS I SÍNDIC: CARLES VALERO, PATRICI, OBRER PEL BRAÇ MILITAR : MIQUEL JOAN CASANOVA, JOAN GRANADA, FRANCESC JERONI MASCARELL, JURATS, CIUTADANS : MARC RUIZ DE BÀRCENA, RACIONAL DE LA CIUTAT, OBRER. XVIII DIE FEBR ANNO MDCIII.

El Senado y el pueblo de Valencia (SPQV). Acabadas fueron las imágenes de los dos Vicentes, mártir y Ferrer, en prueba del honor y reverencia que a sus patronos sigue tributando el Reino de Valencia; siendo Francisco Vallebrera jurado primero de caballeros; don Gerónimo Ferrer, caballero de la Orden de Santiago, obrero eclesiástico; Francisco March, jurado primero de ciudadanos y sindico; Carlos Valero, patricio, obrero por el brazo militar; Miguel Juan Casanova, Juan Granada, Francisco Gerónimo Mascarell, jurados, ciudadanos; Marcos Ruiz de Barcena, Racional de la ciudad, obrero. Día 18 de Febrero de 1603.

La lápida inferior que encontramos bajo el casalicio de San Vicente Mártir dice asi:

AL DÉU ÒPTIM MÀXIM AL BENEMÈRIT IL•LUSTRÍSSIM I EXCEL•LENTÍSSIM SENYOR FRA JOAN TOMÀS DE ROCABERTÍ, ARQUEBISBE DE VALÈNCIA, QUI A LES SEUES EXPENSES PRESERVÀ PERFECTAMENT DE LA CRUEL INCLEMÈNCIA DE L’ORATGE LA IMATGE DE SANT VICENT MÀRTIR, DEDIQUEN AQUEST MONUMENT DISPOSAT AMB BON ORDRE N’ONOFRE VICENT D’ÍXER I ESCRIVÀ, COMPTE DE L’ALCÚDIA I GESTALGAR, JURAT PRIMER DELS CAVALLERS : EL DOCTOR MELCIOR FUSTER, CANONGE MAGISTRAL, OBRER PEL BRAÇ ECLESIÀSTIC : JOSEP JOAN, JURAT PRIMER DELS CIUTADANS : JOAN BAPTISTA SOBREGONDI I CALVILLO, OBRER PEL BRAÇ MILITAR: EN FELIU PALAVICINO, JURAT SEGON DELS CAVALLERS : DIONÍS TENSA, JURAT SEGON DELS CIUTADANS : GASPAR DOMINGO, CANONGE, OBRER DE LA FÀBRICA NOVA : VICENT FELICES I AGUSTÍ MONREAL, CIUTADANS, JURATS : JAUME NICOLAU D’ ONA, OBRER PEL BRAÇ REIAL : GREGORI GUILLEM, RACIONAL, OBRER: ONOFRE ESQUERDO, SÍNDIC : JOSEP LLOP, ADVOCAT DE LA FÀBRICA DE MURS I VALLS. ANNO MDCLXXXIII.

Al Dios Omnipotente Muy Bueno y Grandísimo (DOM). Al benemérito ilustrísimo y excelentísimo señor fray Juan Tomás de Rocaberti, Arzobispo de Valencia, que a sus expensas preservó enteramente de la cruel inclemencia del tiempo, la imagen de San Vicente Mártir, este monumento dedican dispuestos con buen orden don Onofre Vicente Dixar (o de Yxar), y Escrivá, conde de la Alcudia y Gestalgar, jurado primero de los caballeros; el doctor Melchor Fuster, canónigo magistral, obrero por el brazo eclesiástico; José Juan, jurado primero de los ciudadanos; Juan Bautista Sobregondi y Calvillo, obrero por el brazo militar; don Felix Palavicino, jurado segundo de los caballeros; Dionisio Tensa, jurado segundo de los ciudadanos; Gaspar Domingo, canónigo, obrero de la fábrica nueva; Vicente Felices y Agustín Monreal, ciudadanos, jurados; Jaime Nicolás de Ona, obrero, por el brazo real; Gregorio Guillén, Racional, obrero; Onofre Esquerdo, sindico; José Lop, abogado de la fábrica. Año 1683.

Bajo el casalicio de San Vicente Ferrer encontramos dos lápidas, la superior siguiendo como siempre al Marqués de Cruilles dice así:

EL SENAT I POBLE DE VALÈNCIA. AQUEST PONT S’ACABÀ EN EL DIA 18 DEL MES DE FEBRER, ANY DEL SENYOR MDLXXXXVIIII, A HONOR I GRÀCIA DE FELIP III REI DE LES ESPANYES I DE LES INDIES, QUAN VINGUÉ A VALÈNCIA A MULLERAR-SE AMB MARGARIDA D’ÀUSTRIA. EREN OBRERS DE LA FÀBRICA NOVA DE MURS I VALLS, DIMES PARDO, JURAT PRIMER DELS CAVALLERS : CRISTÒFOR DE LA TORRE, CANONGE DE VALÈNCIA, PEL BRAÇ ECLESIÀSTIC : FRANCESC MARCH, JURAT PRIMER DELS CIUTADANS, OBRER PEL BRAÇ REIAL : PERE LLUIS SALVADOR, OBRER PEL BRAÇ MILITAR : PERE LLUIS ALMUNIA, CAVALLER, MIQUEL CASANOVA, MARC RUIZ DE LA BÀRCENA, TOMÀS TORRUBIO, CIUTADANS, JURATS : JAUME BERTRAN, CIUTADÀ, OBRER RACIONAL.

El Senado y el Pueblo de Valencia (SPQV) terminado fue este puente en el día 18 del mes de febrero año del señor de 1599 en honor y gracia de Felipe III rey de las Españas e Indias cuando vino a Valencia a contraer matrimonio con Margarita de Austria. Siendo Dimas Pardo, jurado primero de los caballeros; Cristóbal de la Torre, canónigo de Valencia, obrero por el brazo eclesiástico de la fábrica nueva de muros y valladares. Francisco March, jurado primero de los ciudadanos, obrero por el brazo real; Pedro Luis Salvador, obrero por el brazo militar; Pedro Luis Almunia, caballero; Miguel Casanova; Marcos Ruiz de la Barcena; Tomás Torrubio ciudadanos, jurados; Jaime Bertrán, ciudadano obrero racional.

La lápida inferior que encontramos bajo el casalicio de San Vicente Ferrer dice así:

AL DÉU ÒPTIM MÀXIM AL BENEMÈRIT IL-LUSTRÍSSIM I EXCEL-LENTÍSSIM SENYOR FRA JOAN TOMÀS DE ROCABERTÍ, ARQUEBISBE DE VALÈNCIA, QUI A LA SEUA DESPESA RESGUARDÀ PERFECTAMENT DE LA CRUEL INCLEMÈNCIA DE L’ORATGE LA IMATGE DE SANT VICENT FERRER, DEDIQUEN AQUEST MONUMENT, DISPOSAT AMB BON ORDRE, N’ISIDRE PALAVICINO, JURAT PRIMER DELS CAVALLERS : EL DOCTOR ISIDOR ZAPATA, CANONGE, EN REPRESENTACIÓ D’EN FRANCESC LLORIS DE LA TORRETA, CANONGE OBRER DE LA FÀBRICA DE MURS PEL BRAÇ ECLESIÀSTIC : JAUME NICOLAU D’ONA, JURAT PRIMER DELS CIUTADANS : VICENT DE L’OLMO, PEL BRAÇ MILITAR : EN FRANCESC MARTÍNEZ DE LA RAGA, JURAT SEGON DELS CAVALLERS : JOSEP ESCOLÀ I CLIMENT, JURAT SEGON DELS CIUTADANS : EN JOSEP BARBERÀ, CANONGE, PER JOAN ANTONI DEL MOR, CANONGE, OBRER DE LA NOVA FÀBRICA : JOAN PERIS PERDIGUER I BALTASAR GINER I LLOQUI, CIUTADANS, JURATS : ALEIX LLOBREGAT, OBRER PEL BRAÇ REAL : FRANCESC LLORENS, RACIONAL, OBRER : ONOFRE ESQUERDO, SÍNDIC : JOSEP LLOP, ADVOCAT DE LA FÀBRICA DE MURS I VALLS. ANNO MDCLXXXII.

Al Dios muy bueno y grandísimo (DOM) al benemérito ilustrísimo y excelentísimo señor don Fray Juan Tomás de Rocaberti, arzobispo de Valencia que a sus expensas resguardó perfectamente de la cruel inclemencia del tiempo, la imagen de San Vicente Ferrer, este monumento dedican, dispuesto con esbelta forma don Isidro Palavicino, jurado primero de los caballeros; el doctor Isidoro Zapata, canónigo, en representación de don Francisco Lloris de la Torreta, canónigo, obrero de la fábrica de muros, por el brazo eclesiástico; Jaime Nicolás de Oma, jurado primero de los ciudadanos; Vicente del Olmo, por el brazo militar; don Francisco Martínez de La Raga, por el brazo militar; don Francisco Martínez de la Raga, jurado segundo de los caballeros ; José Escola y Climent, jurado segundo de los ciudadanos; D. José Barberá, canónigo, por Juan Antonio del Mor, canónigo, obrero de la nueva fábrica; Juan Peris Perdiguer y Baltasar Giner y Lloqui, ciudadanos jurados; Alejo Llobregat, obrero por el brazo real; Francisco Llorens, racional, obrero; Onofre Esquerdo, sindico; José Lop, abogado de la fábrica de Muros y Valladares. Año 1682.

En 1750 la Fabrica Nova del Riu encarga al cantero Bautista Pons obras de adecentamiento del puente con la construcción de dieciséis bancales o asientos, así como adornos de bolas piramidales gallonadas en la balaustrada. En 1773 José Puchol Rubio restauró la escultura de San Vicente Ferrer que había resultado dañada por un rayo.

En 1936 durante la Guerra Civil las estatuas son destruidas. Al finalizar el conflicto son repuestas, Carmelo Vicent Suria realiza una nueva escultura de San Vicente Ferrer e Ignacio Pinazo Martínez, la de San Vicente Mártir. La escultura de San Vicente Mártir se instalaría en diciembre de 1945 y la de San Vicente Ferrer en enero de 1946.

El aspecto actual del puente se debe a su última reconstrucción; tiene diez arcos escarzanos sin apuntar y sin clave, es el puente más ornamental, ya que su objetivo era conducir al Palacio del Real, residencia de los reyes y virreyes del Reino de Valencia. La luz de los arcos es de aproximadamente 13 metros cada uno, aunque hay pequeñas variaciones entre ellos. Dispone de tajamares de sección triangular rematadas en punta de diamante.

El puente fue reconstruido y ampliado a partir de 1966 por el ingeniero Alberto Oñate tras la riada de 1957. Se aumentó la anchura del puente con seis vías de tráfico e idéntico aspecto lateral del anterior. La nueva anchura del puente se establece en los actuales 27,30 metros y fue inaugurado el 28 de febrero de 1968. En esta remodelación se eliminó la escalera de bajada al puente.

De entre las incidencias habidas en este puente, cabe destacar que en 1609 se encargaron hacer en Genova cuatro esculturas en mármol con destino a este puente, representando a San Vicente Mártir, San Vicente Ferrer, San Luis Obispo y San Luis Bertrán. Las mismas fueron acabados y embarcadas rumbo a Valencia, pero antes de tocar tierra, el barco que las llevaba fue asaltado por piratas argelinos y nunca mas se supo de las esculturas. Estas esculturas vendrían a sustituir a las realizadas por Vicent Leonart en 1603 ya que al parecer no eran del agrado de los jurados de la ciudad.

El Puente del Real en el recuerdo