Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús
Parroquia de Patraix - Plaza de Patraix, 21

Patraix es en la actualidad un barrio de la ciudad de Valencia, pero hasta el 15 de septiembre de 1870 en que fue anexionado a la ciudad, era un pueblo independiente. La iglesia dedicada a san Nicolás de Bari era la parroquia de Patraix, filial de la iglesia de san Juan del Mercado. Al unirse la población a la ciudad en 1870 y puesto que ya existía en la ciudad una iglesia con esa advocación, cambió en 1942 su titularidad a la actual: parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Patraix pudiera tener un origen romano, es sin embargo con los musulmanes cuando adquiere personalidad propia con la aparición de alquerías en zona de huerta regada por la acequia de Favara. Hoy día esta zona de huerta ha desaparecido y solo queda su recuerdo. En el Llibre del Repartiment redactado por Jaime I de Aragón en 1238, la población de Patraix es citada con el nombre de Petraher. En 1769 los marqueses de Elche propietarios del señorío de Patraix, lo venden a Joaquín Juan Montserrat Cruilles, I marqués de Cruilles cuyos sucesores llegarán a ostentar el título de barones de Patraix hasta la desaparición de los señoríos a mediados del siglo XIX.

La iglesia de Patraix considerada Bien de relevancia local fue construida en el siglo XVI sobre parte de la casa o palacio que los señores de Patraix habían construido en el siglo XV. Sobre el lugar que se encontraban las cuadras del palacio se levantó la iglesia, ocupando un estrecho pero alargado espacio rectangular que ha configurado desde el principio su actual estructura al no tener espacio para ensancharse en anchura. En 1960 el palacio de los señores de Patraix, emblema de barrio junto con la iglesia, fue demolido, construyéndose en su lugar un edificio de viviendas.

El templo se alza en una alargada nave rectangular de nave única, seis tramos separados por arcos fajones que a través de pilastras de orden jónico sustentan una bóveda de medio cañón con lunetos. El presbiterio está presidido por un ecléctico retablo de reciente creación, obra de José María Ponsoda Bravo (* Barcelona 1882 † Valencia 1963). Preside el altar mayor una imagen del titular del templo, el Sagrado Corazón de Jesús, flanqueado por la Virgen Inmaculada a su derecha y por san José (1949) a su izquierda.

El templo tiene su entrada por la plaza de Patraix y por ella entramos en un pequeño vestíbulo como paso previo a la entrada al templo. En este espacio encontramos una imagen de san Antonio de Padua en el interior de una vitrina acristalada. Dispone de la iglesia de coro alto situado a los pies sobre el sexto tramo de la nave. Destaca su interior por la decoración de azulejos formando un gran zócalo corrido de aproximadamente un metro de altura por todo el perímetro del templo.

La iglesia no dispone de capillas laterales, ya que como hemos comentado la estrechez de su construcción no lo permitía. A falta de ellas en los muros laterales del templo y sobre peanas en la pared encontramos una serie de imágenes de distintos santos y santas de especial veneración. Como fondo de imágenes encontramos unos preciosos vitrales de vivos colores iluminados por luces que realzan las imágenes de los santos.

En el lado de la epístola y comenzando por los pies:
Cristo de la buena muerte o Cristo del amparo, 1945, talla de Peregrín Pérez y Gerardo Morente. La composición es un conjunto mixto pictórico y escultórico, Cristo en la cruz acompañado por la Virgen María a sus pies, y el resto un fondo pictórico con diversos personajes, destacando sobre todos ellos la figura de María Magdalena con los cabellos rubios desaliñados.
Arcángel san Rafael, 1948-1950, obra de Peregrín Pérez y Gerardo Morente
Santa Rita de Casia, 1956
Virgen de la Asunción, imagen yacente de la Virgen realizada en madera en 1942, obra de Peregrín Pérez y Gerardo Morente

En el lado del evangelio y también por los pies:
Virgen de los Desamparados, 1953, obra de Peregrín Pérez Sanchis (* 1900 † 1961) y Gaspar Gerardo Morente Pazuelo (* Garcinarro-Cuenca 1917). Junto a la Virgen una pequeña talla de san Vicente Ferrer.
San Antonio abad, 1957, obra de Peregrín Pérez y Gerardo Morente
San Nicolás de Bari, 1940, atribuida a Peregrín Pérez y Gerardo Morente
San Roque, 1942, obra de Peregrín Pérez y Gerardo Morente

Dispone de capilla de la comunión abierta en la nave del evangelio y con entrada por una puerta a la altura del presbiterio. Es una sala de planta rectangular toda ella realizada en ladrillo. La techumbre está formada por una cubierta de madera en forma de casetones, unos lisos, otros con una pequeña roseta y otros tantos con decoración de socarrats. La techumbre apoya en arcos de diafragma realizados en ladrillo que entroncan con formas constructivas usadas en las iglesias conocidas como de reconquista. Tiene esta capilla una fisonomía neo-románica con un Cristo de tradición oriental presidiendo la sala y una Virgen sedente de reminiscencias románicas.

La torre campanario construida en el siglo XVIII destaca sobre el conjunto por su gran altura, fue remodelada ampliamente en 1916 por el arquitecto Francisco Javier Goerlich Lleó y a él se debe su actual configuración y altura. De planta hexagonal, se alza con dos cuerpos y remate añadido en fecha posterior. Dispone de cuatro campanas: san Juan Bautista (1924), san Vicente Ferrer (1940), Virgen de los Desamparados (1940) y Virgen Milagrosa (2018).

Dispone el templo de dos entradas, la principal, se destaca abierta a la plaza de Patraix, presidida por una imagen del Sagrado Corazón de Jesús en el interior de una hornacina con venera y observando la plaza desde el cuerpo superior de la fachada. El cuerpo inferior de esta portada no tiene decoración escultórica, en ella se abre la puerta adintelada entre pilastras dóricas. La única decoración que dispone la fachada son paneles de azulejos de tonalidades azuladas.

Dispone el templo de dos entradas, además de la ya mencionada entrada a la capilla de la comunión que no tiene mayor interés. La portada principal se destaca abierta a la plaza de Patraix, presidida por una imagen del Sagrado Corazón de Jesús en el interior de una hornacina y observando la plaza desde el cuerpo superior de la fachada. El cuerpo inferior de esta portada no tiene decoración, en ella se abre la puerta adintelada entre pilastras dóricas.

La segunda portada hoy secundaria pero en origen la principal se abre a la calle lateral de Manuel Gago en el cuarto tramo de la nave. Destaca esta portada porque en la misma podemos ver una imagen de san Nicolás de Bari, antiguo titular del templo.

En la iglesia descansan los restos del I marqués de Cruilles, cuyos restos fueron trasladados en 1872 desde el desaparecido convento de Nuestra Señora del Socorro de Valencia. Sobre ellos una lápida también original del convento del Socorro nos lo recuerda.