Portal de Valldigna
c/Salinas cruce con c/Landerer

Es un portal que no tiene puerta, ya que la misma fue retirada en el año 1400, quedando el hueco del portal, tal y como hoy se conserva. Toma el nombre del Real Monasterio de Santa Maria de la Valldigna cuya casa procura estaba enfrente del portal desde 1319.

Construido sobre la propia muralla árabe, era la puerta de acceso a la morería desde 1400. Es un arco de medio punto, de sillar, con un ligero avance en las impostas. Fue restaurado en 1965.

En el portal, existe una reproducción del retablo original que allí existió, dedicado a la Santisima Virgen y que fue colocado en el año 1589. El retablo representa al rey Jaume II el Just en el acto de fundación del Monasterio de la Valldigna, que otorgó a los monjes, tal y como reza la leyenda que acompaña a la imagen "Este vall per a la vostra causa". En su parte superior la representación de la Virgen Maria con los escudos de la ciudad de Valencia y del Monasterio de la Valldigna.

Se trata de un retablo de los años 60 del siglo XX encargado por el Ayuntamiento de Valencia al artesano Vicente Rodriguez Peñalver, el cual actualmente se encuentra protegido por una lamina transparente para su protección. A su lado en el muro una inscripción que tiene dice:

Nostra Dona de la Bona Son,
pregue por nos,
Portal de Valldigna


Junto al portal se instaló la primera imprenta de España por el maestro impresor Lamberto Palmart de la que en el año 1474 se imprimió el primer incunable español «Les Trobes en lahors de la Verge Maria». Una placa commemorativa nos los recuerda.

También se dice que, junto al portal tuvo lugar el suceso vivido por Fray Joan Gilabert Jofré, interponiéndose al acoso y apedreamiento de un demente, tras el cual y cambiando su sermón cuaresmal, propició que el 9 de abril de 1409 se pusieran los cimientos del primer manicomio del mundo que se llamó «Hospital dels Folls i dels Ignoçents» (Hospital de los Locos y de los Inocentes).

El portal de la Valldigna en el recuerdo