Basílica de San Isidoro de León

"Capilla Sixtina del Arte románico"
"La mejor urna funeraria para los más nobles huesos españoles"
"Aquí yace la historia del medievo" (Cayetano Luca de Tena)


Introducción

Nombre: Real Colegiata Basílica de San Isidoro
Ubicación: León. Comunidad Autónoma de Castilla-León
Declarado en 1910 Monumento Histórico Artístico
Gentilicio: leoneses
En 1942 recibe el titulo de Basílica Menor por parte del Papa Pío XII

Historia

La Colegiata de Santa Isidoro se levanta sobre el asentamiento del campamento militar romano de la Legio VII Gemina, a la postre germen fundacional de la ciudad de León.

En el año 966 el rey de León Sancho I el Craso (956-966), ordena levantar un templo para acoger los restos del niño mártir Pelayo (Pelagius), cuyos restos había traído desde la Córdoba musulmana. El rey leonés levanta un monasterio junto a una iglesia dedicada a San Juan Bautista, cuyo origen parece estar en un templo romano dedicado a algún dios de las aguas.

La hermana de Sancho I, Elvira Ramírez, abadesa o "domina" del monasterio palatino de San Salvador de Palat de Rey (en la misma ciudad de León) se traslada junto con su comunidad monástica hasta este nuevo convento de San Pelayo.

En el año 988 Almanzor arrasa el monasterio y las monjas corren a refugiarse a la ciudad de Oviedo, llevándose consigo los restos del mártir Pelayo. Será el rey de León, Alfonso V el Noble (999-1028) quien construya a principios del siglo XI, un nuevo monasterio que recibiría el nombre de Monasterio de San Juan y San Pelayo en estilo prerrománico. A los pies de la iglesia construirá un pórtico con el fin de que sirva de panteón a los reyes de León, cuyos restos se encontraban desperdigados por distintas iglesias del Reino.

"Fizo también la iglesia de Sant Juan Baptista en esa çibdad de cal y ladrillo,
y cogió todos los huesos de todos los reyes y obispos que eran en essa çibdad
y enterroles en esa iglesia" (Lucas de Tuy)

No obstante será el yerno de Alfonso V, Fernando I el Magno (1037-1065), rey de Castilla y León, quien junto con su esposa Sancha, construya un nuevo templo en lugar del anterior. Reconstruyó el templo con piedra sillar en sustitución del anterior realizado en ladrillo y tapial, introduciendo el arte románico en el reino de León. El arte románico había sido introducido en la península por el rey de Navarra, Sancho el Mayor. Su hijo Fernando conocedor de este nuevo estilo artístico introduciría en su nuevo reino este novedoso arte constructivo.

De esta iglesia en la actualidad sólo se conserva el muro norte que forma parte del claustro, la fachada oeste y la puerta oeste en la actualidad tapiada. Se trataba de un monasterio dúplice, de uso exclusivo para la familia real, y cercano al Palacio Real. Reconstruye el espacio dedicado a Panteón Real. El epitafio del rey Fernando dice: "Fecit ecclesiam hanc lapideam qui olim fuit lutea".

Fernando I hace traer en 1062 desde Sevilla el cuerpo de San Isidoro y desde el Monasterio de San Pedro de Arlanza, las reliquias de San Vicente de Ávila. El 21 de diciembre de 1063 se consagró esta nueva iglesia bajo la nueva advocación de San Isidoro.

La infanta Urraca Fernández fallecida en 1101, hija de Fernando I, hace grandes donaciones en joyas y artículos litúrgicos y continua ampliando la iglesia iniciada por su padre el rey Fernando. Continua las obras tras la muerte de la infanta Urraca, el rey Alfonso VII el emperador (1126-1157) y su hermana Sancha Raimúndez fallecida en 1159, encargándose de las obras Pedro Deustamberm (Pedro de Dios) fallecido en 1157 y enterrado en la Basílica. El 6 de marzo de 1149 es consagrado el templo, asistiendo el arzobispo de Toledo don Raimundo y estando presentes el emperador y su hermana Sancha. De este periodo es la iglesia que podemos contemplar en la actualidad (siglo XII).

En 1148 la comunidad benedictina de monjas había sido sustituida por un Cabildo de Canónigos Regulares de San Agustín que regirán el monasterio hasta 1956, en que el cabildo isidoriano fue transformado en Instituto Secular Sacerdotal que es el encargado en la actualidad de todo lo relativo a la Real Colegiata Basílica de San Isidoro.

Descripción

Iglesia Es un templo de planta de cruz latina, tres naves con seis tramos, la central más ancha y alta que las laterales y además nave de transepto y crucero. Cabecera formada por tres ábsides semicirculares. El ábside central fue derribado en 1513 y en su lugar se levantó una capilla de planta rectangular de estilo gótico. La nave central y la del transepto, se cubren con bóveda de medio cañón, mientras que las laterales lo hacen con bóvedas de arista. Las bóvedas apoyan en grandes pilares con columnas adosadas que se alzan sobre un podio. La iluminación del templo se realiza a través de ventanales abiertos en los muros laterales de la nave central.

Los arcos de separación entre naves se realiza a través de arcos de medio punto peraltados, mientras que en el crucero los arcos son polibulados de influencia mozárabe. Destaca el gran número de impostas con decoración de ajedrezado que podemos encontrar en el interior del templo.

A los pies del templo encontramos dos portadas. Una de ellas era el antiguo acceso al panteón real, en la actualidad se encuentra clausurada desde las reformas efectuadas en el siglo XII. Se trata de una puerta de inspiración mudéjar, formada por tres arcos de herradura abocinados, apoyados directamente en las jambas, el interior polibulado.

La segunda puerta está formada por un sencillo arco de medio punto. En su tímpano encontramos un crismón trinitario y las letras ALFA y OMEGA pero invertidas (OMEGA y ALFA), señal inequívoca de que accedemos a un espacio funerario.

Los ábsides laterales se cubren con bóveda de horno. A destacar que los ábsides laterales no guardan la misma anchura que las naves laterales, eso es debido a que en la reconstrucción de Pedro Deustamben se quiso respetar la cabecera de la antigua iglesia de Fernando I.

Los ábsides, los arranques de la iglesia y el panteón real son del siglo XI, son la parte más antigua de la Iglesia correspondiendo al templo consagrado por Fernando I. Las naves y el alzado del templo junto con las pinturas del Panteón Real son del siglo XII.

Los ábsides o más concretamente el ábside sur ya que es el único visible, se divide en dos paños verticales separados por una columna adosada o contrafuerte que corre de arriba a abajo. En cada paño un ventanal formado por un arco de medio punto y guardapolvos con decoración de ajedrezado, que apoya en unas pequeñas columnillas. Por la parte inferior de la ventana corre una moldura con decoración de ajedrezado, al igual que a la altura de los capiteles de las columnillas. El ventanal del paño lateral es ciego por lo que sólo cumple funciones decorativas. En la parte superior por debajo de la cornisa corre una serie de canecillos.

La ventana central del ábside apoya en dos columnas, el capitel de la izquierda con decoración consistente en la lucha entre dos animales, uno de ellos un ciervo, mientras que el capitel de la derecha desarrolla decoración de tracería.

Portada del Cordero Siglo XII. Situada en la fachada sur, es la puerta principal de acceso al templo y más antigua que su hermana del Perdón. Se denomina del Cordero, por ser el tema principal iconográfico de la portada el Agnus Dei o Cordero Místico.

La portada está formada por dos arquivoltas de medio punto con molduras de baquetones. Una tercera rosca dovelada exterior descansa en jambas, mientras que la rosca que hace de guardapolvos se decora con ajedrezado jaqués. Los capiteles de las cuatro columnas representan motivos fantásticos. El capitel de la izquierda representa a una arpía con alas y garras rodeada por otras dos de similares características. El capitel que le sigue lo forman tres personajes en posición de cuclillas con garras en lugar de pies. A la derecha del arco el tercer capitel representa a una mujer que simula enseñar el sexo rodeada por dos seres diabólicos, el cuarto capitel se decora con entrelazados. Las columnas descansan sobre basas áticas y plintos reconstruidos no originales.

El tímpano realizado en mármol blanco presenta en su centro una imagen del Agnus Dei o Cordero místico en el interior de una mandorla sostenida por dos ángeles. Otros dos ángeles flanquean a los primeros portando los instrumentos de la pasión de Cristo.

En un nivel inferior vemos la escena del sacrificio de Isaac, destacando la mano de Dios en el momento de detener el cuchillo del sacrificio. A la derecha Sara la esposa de Abraham a la puerta de una tienda y dos figuras, una de ellas montada a caballo y otra descalzándose. Se interpreta que representa el momento en que Isaac parte a caballo de casa de sus padres, y el momento en que se descalza por pisar suelo sagrado al llegar al Monte Moria, lugar del sacrificio. A la izquierda vemos al cordero del sacrificio que será sacrificado en lugar de Isaac llevado por un ángel. Detrás del ángel dos figuras que representan a Ismael con un arco en sus manos y a su madre Agar (concubina de Abraham).

La escena del sacrificio de Isaac es sustitutiva del sacrificio de Jesús en la Cruz.

El tímpano apoya en dos jambas rematadas en su parte superior con dos mochetas con cabezas de carnero.

En las enjutas del arco, dos esculturas, a la izquierda de la portada San Isidoro y a la derecha San Pelayo. Junto a la cabeza de San Isidoro hay una inscripción que dice: Isido rvs. Ambas imágenes se apoyan en ménsulas que adoptan forma de cabezas de toro.

Alrededor de la portada vemos una serie de relieves y figuras en mármol reutilizadas tal vez del antiguo templo de Fernando I. La situación de los mismos es de absoluto desorden. Destaquemos que junto a la figura de San Isidoro vemos una pequeña figura que representa a un verdugo y que en realidad debería ir junto a la figura de Pelayo que fue martirizado; mientras que el libro que lleva Pelayo en sus manos en realidad debería estar en las manos de San Isidoro.

Por encima de la cabeza de San Isidoro podemos encontrar al rey David tocando un instrumento musical, a cinco músicos y a un violinista en el interior de un circulo. Por encima de San Pelayo, un violinista en el interior de un circulo de las mismas características que su gemelo y un tamborilero.

Por encima del arco y recorriendo todo el espacio de la portada un friso con lectura de derecha a izquierda representando a los signos del zodiaco.

Sobre la portada una balconada de época renacentista (siglo XVI) y un gran Escudo Real con la escultura de San Isidoro a caballo en la parte superior. El escudo ostenta el collar del Toisón de oro y los cuarteles del escudo están desgastados.

Portada del Perdón Situado en la nave del transepto sur, era la utilizada por los peregrinos que recalaban en la ciudad con dirección a Santiago de Compostela. Es de construcción algo posterior a la Puerta del Cordero.

La portada se compone de un arco de medio punto peraltado, con dos arquivoltas de molduras de baquetones y guardapolvos con decoración ajedrezada. Una moldura en forma de arco de medio punto hace las funciones de alfiz semicircular enmarcando la puerta. Las arquivoltas apoyan en columnas con capiteles de decoración vegetal

Los relieves del tímpano se atribuyen al maestro Esteban que intervino en la Catedral de Pamplona y en la Catedral de Santiago de Compostela.

La fachada se divide en dos cuerpos horizontales separados por un tejadillo con decoración ajedrezada. Bajo el tejadillo once canecillos. En el cuerpo superior tres ventanas formadas por arco de medio punto, el central más grande que los laterales, estos últimos cegados, mientras que el central se cierra por una reja románica original. Los arcos apean en columnas con capiteles de decoración vegetal, los del arco central son columnas dobles.

En el cuerpo inferior encontramos la portada. En el tímpano encontramos una representación del Descendimiento de Cristo de la Cruz; a destacar la presencia de una figura que con unas tenazas quita los clavos del madero. A la izquierda la Ascensión a los Cielos; en este conjunto destacar la presencia de dos ángeles que aupan a Nuestro Señor hacia el Cielo. A la derecha la escena del sepulcro, las tres Marias llegan al sepulcro y lo encuentran vacío, junto a él un ángel les anuncia la resurrección de Cristo y les señala el sepulcro vacío. En la rosca del arco a la altura de la cabeza de Cristo que asciende a los cielos una inscripción dice: ASCENDO AD PATREM MEVM ET PATREM VESTRVM. Sobre la escena central dos ángeles turiferarios (portadores de incienso). Apoya el tímpano en dos mochetas con las cabezas de un león y un perro.

A ambos lados del arco siguiendo la misma simetría que la puerta del cordero, en las enjutas de los arcos una figura de San Pablo (a la izquierda) con los evangelios en una mano y San Pedro (a la derecha) con las llaves en la mano. Las esculturas descansan en ménsulas; bajo la figura de San Pablo figura su nombre, no así en la de san Pedro que se ha perdido.

Portada Norte o Capitular Situada en la nave norte del transepto, en la actualidad está cegada. Daba paso a la Sala Capitular que se encontraba en el claustro; al ser modificada la función de esta sala, la portada fue clausurada. La misma no es visible desde el exterior, solo desde el interior del templo.

La portada es de estructura similar a la del Cordero, pero con el tímpano liso, aunque originalmente debería estar esculpido al igual que sus compañeras. Formada por un arco de medio punto con dos arquivoltas con molduras de baquetones que apoyan en columnas con capiteles de decoración historiada. El más llamativo el de la mujer desnuda en cuclillas y por detrás de ella otra mujer también desnuda. En las manos lleva una serpiente. Este capitel se atribuye al maestro Leodegarius, llamado el maestro de las serpientes.

Capilla Mayor La Capilla Mayor vino a sustituir al ábside central románico que fue demolido. La actual Capilla Mayor de estilo gótico, fue realizada en 1513 por Juan de Badajoz el Viejo. Al interior se cubre con bóveda nervada y plementería de ladrillo, mientras que al exterior su aspecto es sólido y se decora con elementos de tracería gótica.

Preside la Capilla un retablo realizado entre 1525 y 1530 con una iconografía variada, como son escenas de la vida de la Virgen, la Pasión de Cristo, Vida de Santo Tomás y un apostolado en la predela. Este retablo procede de la parroquia de Pozuelo de la Orden (Valladolid) y fue trasladado a San Isidoro en 1920. El retablo fue realizado por un maestro de nombre Giralte (Giralte de Bruselas?). Consta de 24 tablas atribuidas al maestro de Pozuelo cuyo centro neurálgico se sitúa en la ciudad zamorana de Toro. Investigaciones recientes se identifica al maestro de Pozuelo como Lorenzo de Ávila, y otros dos pintores de nombres Antonio Vázquez y Andrés de Melgar.

En el centro del retablo encontramos el Sagrario con la exposición del Santísimo. Bajo el sagrario se encuentra el arca-relicario neoclásico con los restos mortales de San Isidoro de Sevilla, urna realizada en 1847 por el platero leonés Antonio Rebollo.

Capilla de la Trinidad o de Santo Martino Hacia finales del siglo XII el canónigo Santo Martino mandó construir una capilla junto al ábside norte. Esta se compone de una planta rectangular con cabecera semicircular. El objeto de dicha capilla era conservar la totalidad de las reliquias que el santo había acumulado en sus viajes y como cementerio general de los canónigos. Recibió el nombre de Capilla de la Santísima Trinidad y tenia acceso tanto por el exterior como por el interior del templo. En el siglo XVI se efectuaron modificaciones en la capilla adaptándola al gusto hispano-flamenco y cambiando la advocación por la de Santo Martino. El retablo del siglo XVII es obra de Pedro Margotedo y está presidido por la imagen del titular. En el mismo se encuentra la urna con los restos del santo.

Coro Situado a los pies del templo, ocupa tres tramos de la nave, está situado en alto y fue realizado en piedra a mediados del siglo XV, siendo abad Simón Álvarez, cuyo escudo de armas figura en una de sus claves. En el coro está situado el órgano.

Tribuna Situada a los pies del templo en lugar elevado, era el sitio desde donde el rey Fernando y su esposa Sancha seguían los oficios divinos. En el siglo XII la infanta Sanchez Raimundez la reforma conviertiéndola en dependencia del palacio anexo. A finales del mismo siglo XII el canónigo Santo Martino la convierte en capilla bajo la advocación de la Santa Cruz. En el siglo XVI pasó a ser Sala Capitular y desde 1962 forma parte del Museo de la Basílica, recibiendo el nombre de Camara de doña Sancha. Se encuentra por encima del Panteón Real.

Claustro En los siglos XI y XII se construyó un porche o galería en forma de L, esta galería ocupa el espacio comprendido entre el panteón real y la fachada norte de la iglesia. Esta galería de estilo románico se cubre con bóvedas reconstruidas en la actualidad. La arquería románica está formada por cinco arcos de medio punto, el central un poco más pequeño que sus compañeros. Cada uno está formado por dos arquivoltas y por encima de la arquería corre una cornisa de canecillos con figuras de cabezas de lobo de factura similar a la iglesia de San Pedro de Teverga.

Esta galería es lo único que queda del antiguo claustro románico existente en este lugar y que se construyó aprovechando el pórtico antes descrito. En el siglo XVI el abad Fonseca manda construir un nuevo claustro y esta galería queda oculta por un muro de ladrillo que la hizo pasar al olvido, hasta que en 1920 fue redescubierta y en 1960 Luis Menéndez Pidal la recuperó.

El claustro mandado construir por el abad Fonseca, recibe el nombre de Claustro de Fonseca, claustro procesional o claustro principal y tiene planta rectangular. En época barroca se construyó un segundo piso por los arquitectos Compostizo, Pablo de Valladolid y Santiago Velasco. La Colegiata dispone de un segundo claustro construido en 1735 por mandato del abad Manuel Rubio Salinas.

Torre campanario Conocida como Torre del Gallo, por su veleta en forma de gallo realizado en plomo y cobre recubierto en dorado en el siglo XIII.

En su cuerpo de campanas se aloja la campana considerada como la más antigua de España, pues fue fundida en 1086.

De planta cuadrada, se alza en cuatro cuerpos, los dos primeros de estilo románico son del siglo XI. Tienen aspecto macizo por cumplir tal vez funciones defensivas y por estar adosada a la muralla. Los otros dos cuerpos son del siglo XII y en el cuarto se aloja el cuerpo de campanas. Este dispone de dos vanos por cada cara formados por tres arquivoltas abocinadas apoyadas en columnas.

La cubierta piramidal es del siglo XVIII y la remata la Torre Veleta conocida como del Gallo, aunque hay que reconocer que la misma es una copia fiel de la original que se encuentra en el Museo.

Panteón Real Su origen se remonta a los tiempos del rey de León Alfonso V que hizo traer los restos de sus padres hasta este panteón, Fernando I y su esposa Sancha lo reconstruyeron y le dieron carta de naturaleza, pero será su hija la infanta Urraca quien le dé la configuración definitiva que ahora podemos observar.


El panteón ha recibido también los nombres de Capilla de Santa Catalina, por un altar dedicado a Santa Catalina de Alejandría que encontrábamos en su interior y también se le ha llamado Capilla de los Reyes.

Situado a los pies del templo, se trata de un espacio de planta cuadrada de 8 metros de lado. Sus bóvedas se sustentan mediante dos cortas columnas exentas de fuste de mármol y otras cinco medio columnas adosadas a los muros. Esta disposición crea un espacio interior formado por tres naves de dos tramos cada una, siete arcos y seis bóvedas de crucería.

Los limites del panteón se corresponden en el muro este con los pies de la iglesia, por el muro sur corre una arquería de arcos ciegos, en el norte y oeste, corre una arquería de arcos doblados sobre machones (pilares que hacen la función de contrafuertes) y medias columnas.

Los capiteles de las columnas tienen decoración historiada con escenas del Nuevo y Antiguo Testamento, también escenas de caza, grifos, aves, hojas y entrelazados. Las dos columnas exentas centrales se decoran con elementos vegetales con adornos de piñas.

El panteón fue consagrado el 21 de diciembre de 1063 por el rey Fernando I, al llegar al mismo los restos de San Isidoro desde Sevilla, donde se encontraban sus restos. A partir de este momento el monasterio cambiaría su nombre por el de San Isidoro.

En el panteón hay enterrados reyes y reinas, infantes y condes de Castilla y León. Entre los reyes e infantes podemos destacar:

• Bermudo II Ordoñez (984-999) y su segunda esposa Elvira García
• Alfonso V (999-1028) y su esposa Elvira de Melanda
• Bermudo III (1028-1037) y su esposa Jimena
• Sancho el Mayor, rey de Navarra, trasladado desde Oña por su hijo Fernando I
• Fernando I (1037-1065) y su esposa Sancha
• La reina Isabel, cuarta esposa del rey Alfonso VI (él se encuentra en el Convento de Santa Cruz de Sahagún)
• Zaida esposa o concubina de Alfonso VI
• Infante García hijo del rey Fernando II

• La Infanta Sancha, hija de la reina Urraca y su esposo el conde Raimundo de Borgoña, fallecida en 1197. Su cuerpo es uno de los cuatro que permanecen incorruptos. Hermana del rey Alfonso VII.
• Urraca I (1109-1126) hija del rey Alfonso VI
• Infanta Estefania hija del rey Alfonso VII
• Infanta Urraca (de Zamora) hija de Fernando I, fallecida en 1101
• Infanta Elvira hija del rey Fernando I
• García, rey de Galicia, fallecido en 1090, hijo de Fernando I
• Infanta Maria hija de Fernando III el Santo, fallecida en 1273
• La reina Teresa Fernández de Traba segunda esposa de Fernando II (1157-1188), los restos del rey se encuentran en la Catedral de Santiago de Compostela

Paradójicamente un rey que destacó por su apoyo a la Iglesia de San Isidoro, no reposan en el panteón, se trata del rey Alfonso VII, sus restos reposan en la Catedral de Toledo.

El panteón destaca sin lugar a dudas por su pinturas al temple, que prácticamente cubren las bóvedas y los arcos del recinto. Fechadas a mitad del siglo XII en estilo románico, son de autor desconocido, aunque se observan claras influencias bizantinas u orientales. Destaca el uso del rojo en los arcos, mientras que el blanco es el revoco sobre el que se aplica la pintura. Los personajes tienen textos explicativos en negro.

Las pinturas se agrupan en tres ciclos pictóricos: La Natividad, La Pasión y Ciclo de la Pascua.

Ciclo de la Natividad

La Anunciación y la Visitación En el centro de la escena se representa la Anunciación, con el arcángel San Gabriel y la Virgen María, el arcángel tiene pintado su nombre, mientras que en la representación de la Virgen se puede leer: "Ave Maria Gracia plena Dominus tecum". A su derecha, otra escena representa la Visitación o el abrazo de María a su prima Santa Isabel.

En ambos extremos de las dos representaciones, vemos a la izquierda a Santa Ana sentada (la madre de la Virgen) con su nombre, a la derecha una figura masculina también sentada pero en este caso el nombre del personaje se ha perdido, pero se supone pueda representar a San Joaquín (padre de la Virgen).

Las diversas escenas y figuras se encuentran separadas por columnas en un fondo arquitectónico. El conjunto se encuentra pintado en el interior de un arco ciego del muro del panteón.

La Natividad Sobre un interior palaciego vemos al Niño Jesús en compañía de los dos animales que le dan calor. Un cartel dice. Presepio Domini (el pesebre del Señor). Frente a él la Virgen María con un cartel que dice: Sancta Virgo Maria. La escena se encuentra bastante deteriorada y falta parte de las pinturas. La escena se desarrolla en el interior de una espacio abovedado con decoración de cortinajes. En otra escena se encontraba la figura de San José, pero esta representación ha desaparecido ya que en el siglo XII se abrió una puerta de comunicación con el templo y esta desapareció.

El anuncio de los pastores Un ángel se aparece a los pastores que se encuentran en el campo por la gran cantidad de arbustos que se ven. El ángel anunciador señalando al pesebre, da la buena nueva a tres pastores: uno de ellos hace sonar un cuerno, un segundo toca un caramillo mientras permanece apoyado sobre un gran bastón y un tercero está dando de beber a su perro. En el centro un cartel dice: Angelus a Pastores. Como compañía de los pastores vemos diversos animales, algunos de ellos verdaderas obras maestras que podemos situar al mismo nivel que los personajes: dos machos cabrios peleándose, dos carneros, tres cerdos comiendo bellotas, un perro, tres vacas, y cinco ovejas. Este conjunto está considerado como lo mejorcito que podemos encontrar en el Panteón. Ocupa un tramo completo de la bóveda.

La Epifanía y la Huida a Egipto Situado en el arco ciego que forma pareja con la Anunciación, se trata de un conjunto bastante mal conservado. En una escena vemos a los Tres Reyes Magos a caballo. A continuación en el arco ciego La Virgen María con el Niño Jesús siendo adorado por los Magos en posición arrodillada. Detrás de ellos San José y una sierva.

Otra escena narra la Huida a Egipto, en el centro María con el Niño a lomos de un asno, delante San José y detrás una sierva en actitud de despedida. Debajo de esta escena se encuentra un grupo completamente borrado de difícil interpretación.

La matanza de los inocentes Ocupando el techo de la bóveda junto a la escena del Anuncio a los Pastores. En el marco de un conjunto arquitectónico que quiere representar el Palacio de Herodes, encontramos la escena de la matanza de los inocentes. En el centro del conjunto y debajo de un arco se sitúa al rey Herodes flanqueado por dos soldados. Uno de ellos con la espada al hombro parece hacer guardia, mientras que el otro espera las ordenes del rey para degollar a un niño que sostiene por los cabellos. Un cartel incompleto dice: .... Geroso limen cum eo.

Al lado contrario cuatro soldados en diversas actitudes matan a los niños inocentes, en el arco central dos soldados, uno de ellos agarra a un niño por los cabellos, el otro por una pierna, y a ambos lados debajo de cada arco un soldado con similar menester. En el arco central un rotulo dice. Isti Svnt Innocentes Qvi proter devm ocisi svnt. Destaca el soldado que atraviesa con su lanza a un niño inocente.

Debajo de Herodes otra escena, en ella una madre sostiene a su hijo en brazos mientras un soldado tira de él para arrebatárselo. Un cartel dice: RAHEL PLORANS FILIOS SVOS.

Ciclo de la Pasión

La última Cena Un conjunto pictórico con quince figuras y un gallo. Pintado en uno de los tramos de la bóveda, con un fondo arquitectónico que quiere ser el Cenáculo, vemos la imagen de Jesús en el centro (con nimbo crucífero), presidiendo una mesa llena de alimentos. A su derecha San Pedro con una navaja en las manos y a la izquierda San Juan recostado sobre el Maestro. En primer plano Judas Iscariote, reconocible por ser el único de los apóstoles que no llevan nimbo (corona sobre la cabeza). Alrededor de la mesa el resto de los apóstoles, cada uno de ellos con el nombre indicado en un rotulo. Algunos de los nombres se han perdido (el de Jesús y el de San Pedro).

Junto a San Pedro
• Sanctvs Andrevs con un cuenco de barro en las manos
Sanctvs Bartolemevs con las manos extendidas
• Sanctvs Filipvs con una copa de vino y un trozo de pan

Junto a San Juan
• Sanctvs Iacobvs con un cuenco y una cuchara
• Sanctvs Tomas con las manos libres y hablando con San Jacobo
Sanctvs Matevs comiendo y con un cuchillo en la mano
• Sanctvs Iacobi hablando con San Mateo y en actitud acalorada

En la parte inferior de la mesa y a ambos extremos

• Sanctvs Simon que sostiene una cazuela con una mano y con la otra se lleva el alimento a la boca
Sanctvs Macia (Matías) que llena un cazo con una jarra de vino (Este personaje es ajeno a la Última Cena y se desconoce el motivo por el que está en la mesa). Matías fue nombrado apóstol después del suicidio de Judas Iscariote.

Bajo la figura de San Macia, el gallo de la Pasión, en alusión a la profecía realizada por Jesús en el sentido de que Pedro lo negará tres veces.

En la parte superior de la escena dos personajes TADEVS y MARCIALIS PINCERNA. Estos dos personajes son curiosos, San Marcial hace referencia a San Marcial de Limoges y nos lo presenta como el copero de la Cena, con una mano sujeta una gran ánfora y con la otra sostiene el cuenco de vino, mientras que el apóstol Judas Tadeo lleva en su manos el alimento (en este caso un pescado). En ambos casos ni llevan nimbo sobre la cabeza y en sus cartelas correspondientes se omite la palabra Sanctus delante de sus nombres. El porque de la presencia de Marcial en la escena se desconoce, y el porque del apóstol Judas Tadeo fuera de la mesa de celebración, también. En cuanto a Marcial se especula que al ser el copero o escanciador de la Última Cena y al estar por ello en ella presente en la misma, se le reconoce la categoría de Apóstol ya que según versiones para ser un Apóstol era requisito imprescindible el haber estado en la Última Cena.

Prendimiento y Juicio de Pilatos En el centro del siguiente tramo de la bóveda, aparece una escena, un tanto desdibujada, en ella se puede ver a Jesús en el momento de ser besado por el traidor Judas Iscariote, mientras unos soldados le atan las manos. Junto a ellos San Pedro corta con su espada la oreja de Malco. Los rótulos de los personajes han desaparecido y sólo se puede leer el nombre del centurión Malcus. (CVS)

En la parte superior dos grupos de tres soldados en cada uno de sus lados, un grupo de ellos con garrotes, mientras que el otro portan lanzas y cayados. Entre ellos se puede leer con mucha dificultad: TANQVAN AD LATRONVM EXISTIS CVM GLADIS ET FVSTIBVS COMPREHENDERE ME.

En el ángulo inferior derecho escena de Pilatos lavándose las manos con un texto que dice: PILATVS PONTIFEX PRINCES IVDEORVM (Pilatos pontífice y príncipe de los judíos).

Sobre la parte superior de esta escena, San Pedro negando a Jesús junto a una mujer que le recrimina sus palabras. El texto explicativo dice: MVLIER ANCILLA y sobre San pedro ET TV CVM GALILEO ERAS NUN SVM. Junto a la pareja, el gallo que canta al alba, y un texto: GALLVS CANTABIT ET CVNTRISTATVS EST PETRVS.

En el otro extremo de la escena, en la parte superior vemos a San Pedro llorando, con un texto: PETRVS FLEVIT. San Pedro afligido y llorando por haber negado a Jesús tres veces.

Debajo de la anterior escena un personaje porta una gran Cruz, se trata del Cireneo, la persona que fue obligada a llevar la cruz con Cristo. Nos lo dice un texto: CIRENENSE. Tanto la escena del Cireneo como la del Prendimiento no están acotadas o encerradas en trazos, lo que quiere decir que estas escenas se desarrollan al aire libre.

La Crucifixión Ocupando otro de los arcos ciegos del muro de la sala. Situado en uno de los extremos, en el otro extremo se encuentra la Natividad que ya hemos mencionado, es decir nacimiento y muerte.

En el centro de la escena, Jesús en la Cruz, en la parte superior del madero, la cartela con las letras INRI que han desaparecido. A ambos lados el Sol y la Luna. Junto a la cruz dos soldados, uno de ellos lleva el jarro con el vinagre y el otro debía portar la lanza con la esponja. Junto a los soldados San Juan y la Virgen María.

En un plano inferior por debajo de la cruz, un rostro que se ha identificado como la calavera de Adán y a ambos lados el rey Fernando y su esposa. Junto al rey un texto dice. FREDENANDO REX. El texto del nombre de la esposa del rey ha desaparecido por lo que desconocemos a que matrimonio real puede hacer referencia el nombre de Fernando. Se han barajado las hipótesis de Fernando I o de Fernando II.

Detrás de los personajes reales, dos siervos un hombre y una mujer, el hombre debe tratarse de un soldado pues porta un escudo, la mujer (una sirvienta) lleva una jarra y un plato.

Ciclo de la Pascua

Cordero de Dios En el tímpano del arco ciego que se sitúa sobre la antigua puerta de comunicación con el templo, se encuentra la escena del Cordero de Dios. Preside la escena, el cordero con el nimbo crucífero (representación de Jesucristo) envuelto en un círculo que sostienen dos ángeles. Uno de ellas conserva el nombre Sanctvs Gabriel, el otro lo ha perdido pero debe tratarse de San Rafael, pues además conserva una sola letra, la L.

Apocalípsis Ocupa la totalidad de uno de los tramos de la bóveda. En el centro de la escena, Jesús con nimbo crucífero, en posición sedente como Juez Supremo, en el momento del Apocalipsis. De su boca salen dos puñales y a su diestra siete estrellas de ocho puntas y un texto que dice: IHS VII STELLAS IN DEXTERA SVA. Junto al Señor San Juan con un texto que dice. HIC IOANNES CECIDIT AD PEDES DOMINI y en el lado contrario un ángel entrega a Cristo un libro cerrado, el texto dice: ANGELVS A DOMINO.

Sobre la escena central un altar con siete candelabros y un texto difícil de leer que dice: IN MEDIO SEPTEM CANDELABRORVM AVREORVM SIMILEM FILIO HOMINIS y otro que dice: PRAECINTVS AD MAMILLAS ZONA AVREA. A ambos lados de la escena del altar las figuras de dos pavos reales como símbolos de la inmortalidad.

Debajo de la escena central, en el interior de un espacio acotado, un ángel con un libro abierto (LIBER DOMINI) y arrodillado San Juan en actitud de recibir el libro. Un texto dice: VBI FACTVS MVTVS IOANNES CVM ANGELO LOCVTVS EST.

Rodeando el conjunto siete edificios que representan a cada una de las siete iglesias del Apocalípsis: EPHESVM, PERGAMVM, TIATHIRE, SMIRNAM, SARDIS, FILADELFIE y LAVDOCIE. Un octavo hueco se rellena con decoración floral.

El Pantocrátor En origen cuando la puerta de entrada desde el templo se ubicaba en este lugar, era el primer tramo de la bóveda que quedaba a la vista. En el centro de la bóveda central, el Pantocrátor. La figura de Cristo en Majestad en el interior de la mandorla mística y sentado en un trono celestial que es el arco iris. En el interior de la mandorla Cristo se halla rodeado de estrellas y en origen el fondo debía de tener un color azul intenso. Porta el libro con la leyenda: EGO SVM LVX MVNDI (Yo soy la luz del mundo). Junto al rostro los símbolos ALFA y OMEGA (minúscula), (principio y fin). En cada uno de los ángulos los cuatro evangelistas como los tetramorfos. Así vemos a San Juan (IOHANNES AQVILA), San Mateo (MATEVS OMO), San Marcos (MARCVS LEO) y San Lucas (LVCAS VITVLO). Destacan por estar representados con cuerpo humano y cabeza con su símbolo asociado.

Otros conjuntos pictóricos

La Puerta del Cielo Bajo la escena del Pantocrátor, encontramos la puerta primitiva de entrada desde el templo. Formada por un arco de medio punto con dos arquivoltas que descansan en columnas con capiteles decorados con escenas bíblicas: a la derecha la curación del leproso y a la izquierda la resurrección de Lázaro.

En el capitel de Lázaro, vemos un total de siete figuras: Cristo identificable por su nimbo crucífero, Marta y María, dos discípulos y Lázaro saliendo del sepulcro. En el capitel de la curación del leproso, vemos a Cristo con nimbo crucífero y además con las letras IHS apoya su mano en la cabeza del leproso. Junto a Jesús dos apóstoles, uno de ellos San Pedro, portando una gran llave.

Las dos arquivoltas están pintadas la exterior con un lazo ondulante y la inferior con un grueso trazo en alternancia ondulada. Por debajo de estas líneas la representación de los doce símbolos del zodiaco, hoy apenas visibles. En el tímpano se reprodujo la misma escena que la portada del cordero al exterior del templo. Aún se puede ver la figura del Agnus Dei o Cordero Místico en el centro de los dos arcángeles: San Gabriel y San Rafael.

El calendario medieval consistía en la atribución de una labor campesina a un mes concreto. Este se sitúa en el intradós del arco de separación entre las escenas del Pantocrátor y el Apocalipsis.

GENVARIVS dios Jano con doble cara. Personaje de pie que con una cara mira al año que se ha acabado y con la otra cara mira el año que comienza.
FEBRVARIVS representado por un hombre sentado al fuego y protegiéndose del frío, señal inequívoca de un mes poco propicio para el trabajo en el exterior.
MARCIVS es hora de las faenas en el campo, un hombre comienza a podar y calzar las vides.
APRILIS mes de la siembra. Un hombre de pie tiene en sus manos brotes tiernos listos para sembrar.
MAGIVS una imagen no campesina, es un mes no asociado a una labor agrícola especifica. En este caso se ilustra como un caballero con escudo que dedica a su tiempo a menesteres más lúdicos, como puede ser la cetrería, el ejercicio físico e incluso la guerra.
IVNIVS momento de la siega (cereales y trigo principalmente).
IVLII al igual que el mes de junio, durante este mes continua la siega.
AGVSTVS mes en el que hay que separar el cereal de la paja, en este caso golpeando el cereal con un manal.
SETEMBER momento de la vendimia. Un agricultor recoge la uva y la va introduciendo en un cazo metálico.
OCTOBER un personaje sacude un árbol del que caen las bellotas dando de comer a los cerdos. Es el momento del engorde del ganado.
NOVEMBER la matanza del cerdo. Hay un refrán que dice "A cada cerdo le llega su San Martín", no olvidemos que tal onomástica se celebra el 11 de noviembre.
DECEMBER un personaje se sienta al fuego y descansa de las labores realizadas durante todo el año. Es el mes del frío y no hay opción para el trabajo al exterior. Es el momento del calor del fuego junto a la familia.

Los santos del cielo Repartidos por el todo el panteón encontramos una serie de santos y profetas del Antiguo y Nuevo Testamento, se hayan distribuidos por los intradoses de los arcos, y en los arcos de separación de naves. Entre ellos encontramos:

El profeta Elías (ELIA)
El patriarca Enoc (ENOC)
San Gregorio Magno (SANCTVS GREGORIVS EPISCOPI) con un libro entre sus manos y una paloma junto al oído que le sirve de inspiración
San Martín de Tours frente a él una figura de tez negra (el diablo). Un texto dice: SANCTVS MARTINVS DIXIT: VADE SATANAS
• Escena del Espíritu Santo y los arcángeles San Gabriel y San Rafael. La paloma en el centro de un circulo sostenida por los arcángeles. Un texto dice: SPIRITVS SANCTVS. SANCTVS GABRIEL. SANCTVS RAFAEL
San Jorge a caballo matando al dragón-diablo que se protege con un escudo. Texto: SANCTVS GEORGI
San Gil modelando una vasija de hierro. Ha desaparecido el cartel con su nombre.

La mano de Dios En la clave del arco se representa la mano de Dios en el interior de un doble circulo. En su interior el texto: DEXTERA DOMINI. Flanquean la mano de Dios Elías y Enoc de los que ya hemos hablado con anterioridad. Elías y Enoc son los dos únicos personajes que se cian en la Biblia que subieron a los Cielos sin pasar por la muerte.

Museo de la Basílica

• Arca de San Isidoro. Realizada en 1065, esta forrada en plata y se decora con relieves de Adán y Eva y su expulsión del Paraíso. Guardó los restos de San Isidoro hasta 1808.
• Arqueta de los marfiles. Realizada en 1059 en madera y forrada con 25 placas de marfil, se dice que guardó los restos de San Pelayo y San Juan Bautista. En los laterales aparecen los doce apóstoles en el interior de arcos de herradura, en la parte superior se representa el Agnus Dei, El Tetramorfos, San Miguel y San Rafael entre otros personajes celestiales.
• Cáliz de doña Urraca. Formado por dos piezas de onix que se unen con chapas de oro y filigrana. Engastadas diversas piedras como son esmeraldas, perlas, amatista y un camafeo con rostro humano. Tiene una inscripción que dice: IN NOMINE DOMINI URRACA FREDINANDI. Fechada en el año 1100.
• Pendón de Baeza 1147. Sobre fondo rojo carmesí, la figura de San Isidoro a caballo con espada y cruz en la batalla de Baeza. LLeva los escudos de Castilla y León añadidos más tarde. Ha participado en todas las batallas en las que intervino Castilla y León durante la Reconquista. Se dice que fue bordado sobre el mismo campo de batalla durante el cerco de la ciudad de Baeza.
• Portapaz de marfil siglo XII
• Arqueta de los esmaltes, obra de artesanos franceses de Limoges. Siglo XII.

Archivo Biblioteca

En un edificio de dos plantas construido a finales del siglo XVI por Juan de Badajoz el joven sobre el vestíbulo de entrada. La primera planta es rectangular, se cubre con bóvedas estrelladas y está formada por tres tramos. En el centro se levanta una cúpula ovalada que apoya sobre pechinas con tondos con las figuras de los evangelistas.

El Archivo Biblioteca contiene libros de valor incalculable:

• Biblia del presbítero Sancho (siglo X) escrito en letra mozárabe y con miniaturas de Florencio, escrito en el Monasterio de Valéranica (Brugos)
• Biblia románica del siglo XII en tres tomos
• Dos tomos de la obra de Santo Martino (siglo XII), canónigo de la Colegiata sobre la moralidad de los canónigos
• Códice conocido como "Morales de Job" Siglo X
• Códice conocido como "Codex Legionensis" Siglo X

Ficha técnica

Fecha de realización página: 15 de Noviembre de 2.010
Fecha última modificación:

Lugares de interés de León

Glosario o Vocabulario desde este enlace puedes acceder a un vocabulario general sobre términos de arte y en especial sobre aquellos términos que se citan en esta página.

Sobre los contenidos

Los textos aquí recogidos proceden de libros, folletos, periódicos, paginas webs y folletos turísticos en los cuales no se hace mención de titularidad alguna de derechos. Las fotos algunas están tomadas de Internet y otras son del propio autor de la página web.

En todo caso, si existe un titular de los derechos intelectuales sobre estos textos e ilustraciones, sobre cuya existencia no he sido informado, y desea que sean retiradas, basta con que me informen por medio del correo electrónico a mi dirección de e-mail.

Fuentes básicas consultadas:
Pintura románica. Panteón Real de San Isidoro de León (Antonio Viñayo González)
Wikipedia la enciclopedia libre
Fotos: Wikipedia y Banco de Imágenes del Ministerio de Educación y Ciencia