Capilla del Capitulet - c/ del Hospital, 21

La actual capilla situada en los jardines del antiguo hospital general data del año 1730; fue construida por la "Cofradía de Nuestra Señora de los Inocentes Mártires y Desamparados" a expensas del cofrade Andrés Bosch. Se trata de un edificio de planta basilical, de una sola nave, testero recto, coronada por una espadaña de un solo vano construida en el siglo XIX y que aloja una campana que lleva por nombre María (fundida en 1853). El interior se cubre con cuatro tramos de bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones que descansan en semipilastras dóricas adosadas a los muros.

El primero de los tramos está ocupado por el presbiterio, mientras que los otros tres restantes se corresponden con la zona de culto. En los arcos ciegos que se abren en los muros laterales encontramos paneles cerámicos de diversos santos valencianos: a nuestra derecha: san Juan de Ribera, san Francisco de Borja y san Vicente Ferrer. A nuestra izquierda y en el mismo orden: santo Tomás de Villanueva, san Pedro Pascual y san Luis Beltrán. Los paneles cerámicos están firmados por: Cerámica valenciana. J. Gimeno Martínez. El retablo mayor, dorado y de inspiración renacentista, está presidida por una imagen de la Virgen de los Desamparados, la cual se encuentra en una hornacina central.

Junto con el edificio del antiguo hospital general y la ermita de santa Lucía, la capilla fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1963. La capilla normalmente permanece cerrada y no tiene culto.

La actual capilla se levanta probablemente sobre una ermita anterior, levantada en el siglo XV, de la que no quedan restos y en la cual se localizaba la leyenda de creación de la imagen de la Virgen de los Desamparados. Aquí se reunían en capitulo los miembros de la Real Cofradía de Nuestra Señora de los Inocentes, Mártires y Desamparados desde 1411 fecha de su fundación y de ahí proviene el nombre de Capitulet por el que es conocido el edificio. También servía de oratorio para la cofradía y para guardar la imagen de la Virgen de los Desamparados antes de un primer traslado a la catedral.


Según cuenta la tradición, los cofrades hacia 1416 solicitaron al padre Jofré les concediese una imagen representativa de la cofradía y su obra. En el momento de buscar la imagen, tres peregrinos se presentaron ante el padre Jofré y se ofrecieron a confeccionar la imagen, solo a cambio de la comida y los materiales necesarios. Se les instaló en la ermita del Capitulet, pasados unos días y ante la falta de noticias de los peregrinos, el padre Jofré se presentó en la ermita y estos habían desaparecido, pero en su interior quedaba una imagen de la Virgen. Con el tiempo esta imagen llegaría a ser conocida como Virgen de los Desamparados y de ella se dirá que "la hicieron los ángeles", por que como tales se consideraron los peregrinos. La leyenda con ser muy bonita no se sostiene con las pruebas documentales.

Hasta 1603 la imagen de la Virgen de los Desamparados estuvo en la ermita, pero en esta fecha fue trasladada a una capilla situada en el exterior del ábside de la catedral para más tarde pasar a la Basílica de la Virgen de los Desamparados.

En 1944 el escultor Carmelo Vicent realizó una copia de la imagen de la Virgen de los Desamparados, es la conocida como "Virgen Peregrina" y es la que habitualmente procesiona por las calles de Valencia, y hasta hace poco tenía su residencia habitual en esta capilla del Capitulet.

Sobre el dintel de la puerta de entrada situada a los pies de la capilla podemos leer CAPITULET y un poco más arriba una lápida inserta en la fachada dice: "Esta capilla de Nuestra Señora de los Desamparados, la costeó Andrés Posci (Andrés Bosch) en el año de 1730. Que es el lugar donde por los años de 1400 fue fabricada su santa imagen por manos de ángeles".

Otra lápida también inserta en el frontispicio de la fachada dice: † / Primitiva capilla / de la Real Cofradía de Nuestra Señora / de los Inocentes, mártires y Desamparados / donde / el pueblo valenciano / por primera vez admiró y veneró / la Santísima imagen original / y donde se instaló / la Real Cofradía / en 1411 / Renovada por la misma corporación en 1667 / restaurada / en 1867.

En uno de los muros exteriores de la capilla podemos leer una tercera lápida con una inscripción que dice: Al muy honorable J. Gilabert Jofré y a los honrados trece ciudadanos caritativos fundadores del hospital de locos en 1409. Para memoria perpetua. La Real Cofradía de Nuestra Señora de los Inocentes Mártires Desamparados. 1867.

La Capilla del Capitulet en el recuerdo