Casa de la Ciudad (antiguo Ayuntamiento)
hoy desaparecida

La Casa de la Ciudad o Casas Capitulares o lo que hoy llamaríamos Ayuntamiento, se encontraba en el lugar donde hoy se sitúan los Jardines conocidos como de la Audiencia o más vulgarmente los jardines junto al Palacio de la Generalitat. Era por tanto la Casa de la Ciudad, la sede del Consejo Municipal.

El rey Jaime I el Conquistador concede casas y privilegio para construir la Casa de la Ciudad ya en el siglo XIII en un lugar cercano a la actual plaza de la Almoina y cerca del Palacio Arzobispal, pero ésta será en cualquier caso provisional.

La primera casa de la ciudad en su habitual ubicación se construye hacia 1302 pero será en 1311 cuando el rey Jaime II autorice se amplíen los locales que ya para entonces se habían quedado pequeños. Oficialmente la Casa de la Ciudad quedaría terminada en 1342 y albergaría salas para los jurados de la ciudad (Sala del Consejo), Sala de escribanía, tribunales de los justicias de lo criminal y lo civil, prisión de hombres y mujeres, oficinas de notarías, Sala del Racional, Sala de Archivos y salas para los administradores de impuestos. Sin olvidar una Sala dedicada exclusivamente a Capilla, realizada hacia 1454 y que como es de suponer era una de las más importantes de la Casa. En 1517 el maestro de obras Jaume Vicent realizaría una nueva Capilla con cubiertas abovedadas de crucería. En 1376 nuevamente se amplia el edificio para construir una Sala para el llamado Consejo Secreto o Consejo de los Jurados, y otra sala para los administradores de impuestos. En estas obras interviene el maestro mayor de los muros y fosos de la ciudad Bernat Boix.

Hacia 1392 el pintor Marçal de Sax decoraría con pinturas murales los muros de la Sala del Consejo Secreto, con escenas del Juicio final, el Paraíso, el Infierno y el Ángel Custodio de la ciudad.

Entre 1418 y 1426 se concluye la conocida como Sala Dorada o "Cambra Daurada" conocida así por el rico alfarje (techumbre) que la cerraba. La sala se dedicaba a funciones representativas y protocolarias. Entre 1421 y 1423 se construyen nuevas salas que van ampliando el perímetro y la altura del edificio. En 1458 todavía se trabajaba en detalles de menor importancia de las salas.

En 1423 la gran Sala del Consejo (Sala del Consell) sufrió un incendio consumiendo la techumbre de la misma. Entre 1425 y 1428 se realizan las obras de reparación que correrían bajo la dirección de Joan del Poyo y se construye una nueva techumbre de madera. Una vez reconstruida esta sala sería conocida como sala de los ángeles, debido al gran número de ángeles con escudos de la ciudad que decoraban la techumbre. El 15 de febrero de 1586 la casa de la ciudad sufre otro incendio esta vez pavoroso y tuvo que ser reconstruido en gran parte. Ese último incendio parece ser que fue provocado por los presos que cumplían pena en los calabozos que se encontraban en la planta baja del edificio.

Una de las consecuencias directas del incendio fue que algunos de los presos tuvieran que ser trasladados a la Casa de la Cofradía de San Narciso, (al inicio de la calle Salvador) y que a partir de ese momento dicha casa sería conocida como Prisión de San Narciso (Sant Narcís).

Entre 1854 y 1860 el edificio municipal que amenazaba ruina fue demolido y sus dependencias se trasladaron al actual edificio del Ayuntamiento, entonces Casa de Enseñanza de niñas creada por el arzobispo Mayoral en el siglo XVIII.

De la casa de la ciudad solo nos ha llegado algunos documentos gráficos de su fachada y poca documentación. Ha llegado sin embargo hasta nosotros el artesonado de la conocida como Sala Dorada que realizado entre 1418 y 1438 por Joan del Poyo se salvaría de la destrucción al ser demolido el edificio, al ser amontonado en el antiguo Palacio Arzobispal. Entre 1442 y 1445 la obra fue dorada y policromada dándose por terminada la obra. En la actualidad se encuentra restaurado y colocado desde 1920 en el piso principal del Pabellón del Consulado de la Lonja de los Mercaderes de Valencia. Los elementos que componían este artesonado o más propiamente el alfarje se componían de motivos heráldicos de la ciudad, bustos de profetas, máscaras grotescas, alusiones musicales, ángeles y animales quiméricos entre otros elementos. Era de madera policromada y dorada. Joan del Poyo dirigió los trabajos junto a un grupo de artífices entre los que destacan Bertomeu Santalinea, Juliá Sanxo, los hermanos Joan y Andreu Çanou, Domingo Minguez (tallistas y entalladores) y el pintor Jaume Mateu.

Joan del Poyo, "mestre de les obres de la ciutat", cuyo lugar de nacimiento se desconoce, falleció en Valencia en 1439. Es conocido por su actividad en nuestra ciudad entre 1403 y 1439 como encargado de las obras de la ciudad. En la casa de la ciudad son conocidas sus obras en la "Cambra del Racional" y en el "Arxiu", amén de las ya mencionadas techumbres. También fue muy reconocida su pericia como encargado del reloj alojado en la Torre del Miguelete.

También se dice que la Roca Valencia realizada en 1855 y que procesiona en el Corpus Christi está construida con madera procedente de la Sala del Consejo que como ya hemos comentado era denominada Sala de los ángeles. Está documentado que entre 1427 y 1428 los pintores Gonçal Peris Sarriá y Jaume Mateu realizaron una serie de pinturas sobre tablas de madera de pino con pinturas de reyes de la Corona de Aragón para esta Sala del Consejo, de las cuales solo se conservan cuatro en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Alfonso El Liberal
© Foto MNAC
Alfonso El Magnánimo
© Foto MNAC
Jaime el Conquistador
© Foto MNAC
Pedro el Ceremonioso
© Foto MNAC

Sala dorada Esta sala también llamada "Sala Nova" era donde se reunían los jurados de la ciudad en los actos más representativos, importantes y protocolarios. Destacaba como ya hemos dicho por su artesonado dorado con pan de oro de donde proviene su nombre. Esta sala sería la principal y más suntuosa del edificio y su destino eran las reuniones de los jurados. Situada en el piso principal sus ventanas asomaban a la actual plaza de la Virgen.

Sala del Consell La sala acogía las reuniones plenarias de todos los representantes de la ciudad. Para estas reuniones debían estar presentes el Justicia Criminal, el Justicia Civil, el Mustafaf, los seis jurados de la ciudad (dos por el sector nobiliario y cuatro por el ciudadano), escribanos de la ciudad, El Mestre Racional y los representantes de las parroquias y los gremios.

La sala se cubría por una techumbre de madera con tallas de profetas y escudos de la ciudad sustentados por ángeles dorados, por lo que en ocasiones fue conocida como Sala de los Ángeles.

Sala del Racional El Racional Municipal se encargaba de la fiscalización de las cuentas de los magistrados y del orden de las cuentas municipales. Junto a él, colaboraban los clavarios que eran los encargados de la tesoreria.

De la capilla de la Casa de la Ciudad se conserva en el Museo de la Ciudad (Palacio del Marqués de Campo), la tabla central del Tríptico del Juicio Final de Vrancke van der Stockt (ca 1420 - ca 1495). El tríptico estaba formado por una tabla central con una escena de Jesús en Majestad entre San Juan Bautista y la Virgen María (la Déesis), y en la parte inferior al Arcángel San Miguel pesando las almas de los condenados mientras el diablo intenta hacer trampa. Las tablas laterales se conservan en el Museo de Bellas Artes de Valencia y representan a los bienaventurados caminos del Paraíso (derecha [izquierda del espectador]) y a los condenados camino del infierno (a la izquierda [derecha del espectador]) en su cara interna, mientras que en la cara externa se representa a Adán y a Eva que son expulsados del del Paraíso. Este tríptico fue adquirido en 1494 por el Consejo de la Ciudad. Se da la circunstancia que aunque el tríptico completo se encuentra en la ciudad de Valencia, se encuentran sus partes divididas en dos museos diferentes sin que se haya podido llegar a un acuerdo para su reunificación.

También podemos recordar que en la Lonja, se encuentra la verja de hierro que cerraba una de las salas de la Casa de la Ciudad y que en la actualidad la podemos ver en la planta baja de la Torre de la Lonja (antigua capilla).

Entre los grabados o dibujos de la Casa de la Ciudad que han llegado hasta nosotros podemos observar que se trataba de un edificio de planta rectangular que se distribuía alrededor de uno o dos patios centrales, tres alturas y rematado en sus extremos por dos torres cuadrangulares con terrazas y adornos de bolas. En el primer piso de la fachada principal un gran balcón corrido realizado en forja al que se abrían cuatro puertas o ventanas. Por encima del cuerpo central y entre las dos torres una galería o logia sostenida por columnas. La fachada principal recaía a la actual calle de Caballeros, mientras que la fachada trasera lo hacía a la actual calle Baylia. Su fisonomía de aspecto renacentista obedece probablemente a la reconstrucción sufrida después del incendio de 1586. Sobre la puerta de entrada figuraba la inscripción: "S.P.Q.V" y la fecha "1635".