Personajes valencianos
Vicente López Portaña

Pintor adscrito a la corriente neoclásica o academicista. Nace en la calle del Mar de Valencia (frente a la Casa natalicia de San Vicente Ferrer) el 19 de septiembre de 1772 en una familia de linaje hidalgo. Sus padres son Cristóbal López Sanchordi (de oficio pintor) y Manuela Portaña Miró. Fue bautizado en la Iglesia de los Santos Juanes. Quedó huerfano muy pronto, primero su padre y más tarde su madre, por lo que quedó al cuidado de sus abuelos Cristóbal López Planells y Mariana Sanchordi Planells ambos relacionados también con el mundo de la pintura. En 21 de enero de 1795 contrae matrimonio en la Iglesia de los Santos Juanes con Vicenta María Piquer Grafión († 1814). Del matrimonio nacen dos hijos Bernardo y Luis, ambos dedicados a la pintura pero sin el prestigio y la calidad de su padre. El matrimonio reside en la calle del Mar hasta el fallecimiento de su esposa y su marcha a Madrid como pintor de la Corte.

Hacia 1785 comienza sus estudios de pintura en la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia con el franciscano Antonio de Villanueva. En 1789 con tan solo 13 años obtiene el primer premio de clase de pintura del Concurso General que convoca la Academia por su lienzo Ezequias haciendo ostentación de sus riquezas ante los legados del rey de Babilonia que se conserva en el Museo de Bellas Artes de Valencia. En este mismo año obtiene una beca de la Academia para viajar a Madrid y continuar estudios en la Corte y en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. La obra por la que es elegido lleva por título Tobías el joven restablece la vista de su padre que se guarda en el Museo de Bellas Artes de Valencia. En la Academia de San Fernando tiene por maestro al también valenciano Mariano Salvador Maella (1739-1819) y recibe influencias de Mengs y toma contacto con la pintura de Luca Giordano que puede ver en el Monasterio del Escorial. En 1790 es galardonado con el primer premio del concurso de la Academia de San Fernando por su obra Los Reyes Católicos recibiendo una embajada del rey de Fez que se conserva en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. En Madrid permanece desde 1789 a 1794 bajo la supervisión del académico de San Carlos Manuel Monfort Asensi (1736-1806).

En 1794 regresa a Valencia y comienza a ejercer la pintura con gran éxito, pinta óleos de personajes importantes de la nobleza, frescos en algunas iglesias de la ciudad y provincia y para la propia Catedral valenciana. Durante la Guerra de la Independencia también lo hará de personajes o militares franceses que ocupan la ciudad. En 1802 durante una visita del rey Carlos IV a Valencia este le nombra pintor de cámara honorario. A la muerte de su esposa en 1814, regresa a Madrid reclamado por el rey Fernando VII donde su arte es ya muy apreciado, continua retratando a importantes personajes de la corte española y a la familia real. Es nombrado en 1815 primer pintor de cámara del rey Fernando VII (* 1784 † 1833) en sustitución de Mariano Salvador Maella y Francisco de Goya a quienes Fernando VII no apreciaba por sus veleidades afrancesadas. Más tarde Vicente López continuaría como pintor de cámara de la reina Isabel II (* 1830 † 1904). En 1817 es elegido director de la Real Academia de San Fernando de Madrid y también Miembro de la Sociedad Económica Matritense de Amigos del País. En 1818 será nombrado Adadémico de Honor de la Real Academia de San Carlos de Valencia.

Uno de sus lienzos más conocido que no el más importante es el que realizó en 1826 pintando a Francisco de Goya y Lucientes en el Museo del Prado de Madrid, un clásico muy conocido en los anales de la pintura española. Este cuadro tenía como destino la Galería de Artistas del Real Museo de Pintura. En 1831 pinta el lienzo de Fernando VII con hábito de la Orden del Toisón de Oro con destino a la Embajada Española ante de la Santa Sede en Roma.

En 1823 es nombrado Director Artístico del Real Museo de Pinturas, antecedente del futuro Museo del Prado, institución con la que ya había colaborando con anterioridad en trabajos de catalogación, restauración y compra de lienzos.

En los últimos días de su vida termina el lienzo del General Narvaez en el Museo de Bellas Artes de Valencia y fallece en la capital española el 22 de julio de 1850 siendo pintor de cámara de la reina Isabel II.

Pinturas suyas, podemos encontrarlas además de en museos, en la Iglesia de Santa María de Jesús (Glorificación del Beato Nicolás Factor), en la Iglesia del Salvador, Iglesia parroquial de Silla-Valencia, Iglesia de Santa María del Grao, Iglesia de San Esteban y en la Casa Vestuario.

Galeria pictórica