Calles y Plazas de Valencia
Plaza de la Reina - Plaça de la Reina

La plaza con más color de Valencia

Ubicada en el Barri de La Seu-Sant Francesc, la plaza de la Reina es una gran plaza que preside nuestra Catedral y su inseparable Miguelete y a la que acompaña la Torre de Santa Catalina aunque esta no pertenezca a la misma. De ella nacen dos calles principales e importantes, la calle de la Paz y la calle de San Vicente Mártir que para los amigos de las anécdotas diremos que es la calle más larga de toda la ciudad.

La plaza de la Reina nace hacia el año 1868 como consecuencia del derribo del Convento de Santa Tecla con el objeto de crear el espacio necesario para la construcción de la actual calle de la Paz. A consecuencia de este derribo se crea una pequeña plaza triangular que es llamada de "la Reina" en honor a María Mercedes de Orleans, esposa del rey Alfonso XII, que murió en 1878 con tan solo 18 años. Es el día de su boda, el 23 de enero de 1878 cuando toma oficialmente su nombre esta plaza. Con anterioridad a esta fecha la plaza no tenía nombre oficial, refiriéndose a ella como plaza de Santa Catalina.

Esta pequeña plaza de la que nacían las calles de la Paz y la de San Vicente Mártir, ocupaba un espacio bastante menor que en la actualidad. Solo abarcaba un pequeño espacio triangular que llegaba a la altura de la calle de Mar y poco más. Esta plaza continuó con tal aspecto hasta la "Segunda República" en que fue cambiada su denominación por el de plaza de la Región Valenciana. Al finalizar la guerra civil recuperó su antiguo nombre "de la Reina" y se comenzó a estudiar en serio la posibilidad de abrir una plaza de gran tamaño y demoler el dédalo de pequeñas construcciones y casas viejas que ocupaban el actual espacio que hoy ocupa la plaza.

En este momento la plaza de la Reina estaba formada por dos calles principales verticales y otras pequeñas calles horizontales que las comunicaban entre si. A la derecha si miramos de frente al Miguelete, nos encontrábamos con la calle de los Campaneros (fachada este) que recibía el nombre por ser lugar de asentamiento de los artesanos dedicados a la fabricación de campanas y artículos de bronce. A la izquierda (fachada oeste) se encontraba la calle de Zaragoza cuyo recorrido final la enfrentaba con la "Puerta de los Hierros" de la catedral. El nombre de calle Zaragoza es muy antiguo, desde prácticamente los primeros años de la conquista de la ciudad y es que en ella se asentaron los reconquistadores aragoneses procedentes de Zaragoza. Por su parte la calle Campaneros era conocida con ese nombre al menos desde 1644, sin embargo con anterioridad había tenido otros nombres dividida en dos mitades, la zona más cercana a santa Tecla era conocida como Draperia del li (paños de lino) y la más cercana a la catedral Corretgeria Vella, aunque el nombre que ha perdurado hasta su desaparición fue la de los Campaneros. Ambas calles, la de Campaneros y la de Zaragoza finalizaban en una pequeña plazoleta enfrente de la catedral que recibía el nombre de plaza del Micalet.

Otras dos calles comunicaban perpendicularmente a su vez estas dos calles, la más cercana a la catedral recibía el nombre de calle de la Puñalería y la más cercana a la calle San Vicente Mártir, recibía el nombre de calle de Borriol. En total tres manzanas de edificios que se hacía necesario derribar si se quería abrir la plaza deseada.

La calle de la Puñalería, también conocida como de la "Armería" recibía su nombre porque en ella se situaban los artesanos que fabricaban puñales, espadas, escudos, rodelas y materiales de forja para la nobleza valenciana. La calle Borriol era un homenaje a la familia Boil de Arenós que tenían una casa solariega en este lugar y que eran señores de la baronía de Borriol.

Plaza de la Reina
antes de la remodelación
Plaza de la Reina
proyecto de remodelación
Plaza de la Reina
después de la remodelación

Los derribos de las casas comenzaron en 1944 por la zona más cercana a la calle San Vicente Mártir y la antigua calle Zaragoza, continuando en dirección a la catedral y finalizando en 1963 con el derribo de la última manzana que se encontraba enfrente mismo de la catedral. Este fue un largo proceso ya que no había un diseño concreto de como debía ser la plaza, ya que a pesar de los proyectos firmados ninguno llegaba a cuajar por diversos motivos. Fue por tanto una apertura de la plaza un tanto anárquica que todavía se resiente de la falta de diseño. Con el derribo definitivo de estas tres manzanas quedó configurada la plaza de la Reina en su actual tamaño. A consecuencia de ello todas las calles antes citadas desaparecieron. Para conservar la memoria de la calle Zaragoza ya desaparecida, se rotulo hacia 1970 la plaza, con el nombre de plaza de Zaragoza, pero su nombre no llegó a cuajar en los valencianos y volvió a ser llamada a principios de los años 90 "de la Reina", con la circunstancia añadida que el paso del tiempo ha hecho que la gran mayoría de ciudadanos hayan olvidado el nombre de la reina a quien se homenajea en la plaza.


A la plaza de la Reina desembocan unas pocas calles de menor entidad y que reciben curiosos nombres. A esta afirmación hay que hacer la salvedad de la calle del Mar que de menor entidad nada de nada, pues bien se podría considerar una nueva calle Caballeros pero en pequeñito. Por el lateral derecho de la catedral surge la calle Barchilla, llamada así porque en uno de sus muros se puede encontrar una lápida romana que sería re-utilizada para ser usada como patrón por los carpinteros para la fabricación de barxellas o cajas de madera que se utilizaban como medidas de volumen para el pesaje del trigo o granos. La anterior a esta, es la calle Cabillers, famosa porque según se dice, en esta calle se encontraba la casa donde falleció el célebre poeta Ausias March. Su nombre parece ser una corrupción castellanizada de su nombre original ya que esta era cabelleres, castellanizada "cabilleros" y transformada en Cabillers. Parece ser que su nombre obedecería a la instalación en la misma de algún artesano dedicado al corte de pelo o más concretamente a la fabricación de pelucas o similares. Por este lado de la plaza nos queda la calle del Mar que recibe su nombre por ser en su momento la calle principal que llevaba a la "Puerta del Mar" (actual plaza de la Porta del Mar) y camino natural para los que a través del Camí Vell del Mar se dirigían al puerto en unos momentos en que la actual avenida del Puerto o Camí Nou no se había abierto todavía. La última calle en este recorrido lateral es la calle de la Paz que fue abierta a finales del siglo XIX y que por tanto no figura en la parte histórica de esta plaza.

A la izquierda de la plaza se encontraba la calle Zaragoza a la que desembocaban tres calles, la más cercana a la catedral, la calle Bordadores, llamada así por ser lugar donde se establecieron los artesanos de la pintura bordada, oficio que se encargaba de bordar y decorar las sillas de las caballerías, generalmente de la nobleza. No es casualidad que este gremio se situara en este lugar ya que el oficio era complementario al gremio de los armeros (el séptimo de los siete brazos en que se dividía este gremio) que como hemos visto tenían su calle gremial en esta plaza. Antes de esta calle se encuentra la calle Corretgería, que toma su nombre del gremio de los correjeros, encargados de la fabricación de correas. Junto a esta calle se encuentra la calle Banys dels pavesos, nombre muy curioso porque hace referencia a unos baños públicos hoy desaparecidos, mientras que pavesos hace referencia a pavés o escudo que como ya hemos visto guarda también relación con la calle Puñalería donde se fabricaban escudos (pavés o pavesos), por lo que de algún modo también guarda relación con esta plaza. Y por fin y en el punto más cercano a la calle San Vicente Mártir la plaza de Santa Catalina, por encontrarse en este lugar esta iglesia desde prácticamente los primeros años de la conquista.

Es sin embargo la calle Zaragoza, la que tenía más interés de todos los viales que hemos comentado. Era una calle muy transitada, tanto por personas como por caballerías y carros. Cuando se popularizó el tranvía tanto de tracción animal como eléctrico también fue calle de paso para los mismos. La calle de Zaragoza era una calle que discurría desde el nacimiento de la plaza de Santa Catalina hasta llegar a la "Puerta de los Hierros" de la catedral. La línea de edificios situados a la izquierda de la plaza todavía se conserva, mientras que la línea de edificios de la derecha se derribaron. Era esta calle unas de las más importantes de la ciudad, pues recogía un gran flujo de gente, ya que era paso obligado para el desplazamiento a los puntos más importantes de la ciudad: Santa Catalina, el Mercado, la calle San Vicente, la plaza de los Cajeros (hoy desaparecida), la "Bajada de San Francisco" (desaparecida) y la plaza de San Francisco o Emilio Castelar (hoy plaza del Ayuntamiento). Con tal motivo fue una calle muy comercial, la calle comercial por excelencia y hasta el día de hoy han llegado hasta nosotros el nombre de algunos establecimientos situados en la calle y numerosas fotografías que nos lo recuerdan.

Cuando aún faltaba por derribar el último bloque de viviendas enfrente de la catedral, se instaló en la confluencia de la calle San Vicente Mártir, calle de la Paz y plaza de Santa Catalina una fuente luminosa circular, inaugurada el 16 de marzo de 1959. En el año 1970 se inaugura un gran parking subterráneo que ocupará la totalidad de la plaza, para ello la fuente luminosa tuvo que ser desmontada y trasladada a los Jardines del Real (Los Viveros) donde aún permanece. Este parking obra del ingeniero Manuel Calduch Font y del arquitecto Mauro Lleó Serret fue iniciado a finales de abril de 1969 e inaugurado el 14 de marzo de 1970, es decir, en poco menos de un año. La inauguración corrió a cargo del entonces alcalde de Valencia Vicente López Rosat (entre 1669 y 1973).

Como hechos curiosos de esta nuestra plaza, conviene anotar que en el lugar donde nace la calle de la Paz, la calle San Vicente Mártir y la plaza de Santa Catalina, se instaló en 1930 el primer semáforo de la ciudad, que por cierto era controlado manualmente por un guardia urbano. Hay que decir también que desde esta plaza se comienzan a numerar todas las calles de Valencia, es por tanto la plaza el kilómetro "0" de la numeración urbana de la ciudad.

Otro hecho a destacar es que en la plaza y durante el pontificado del arzobispo Marcelino Olaechea Loizaga (* Baracaldo-Vizcaya 09-01-1889 † Valencia 21-10-1972 / arzobispo entre 1946 y 1966) fue lugar de emplazamiento de una famosa tómbola, la "tómbola valenciana de la caridad", cuya recaudación iba destinada a la construcción de un grupo de viviendas que pudiera dar cabida a las personas que vivían en chabolas en al antiguo cauce del río; el resultado fue y es, el actual barrio de San Marcelino, cuyo nombre nos lo recuerda. Con la apertura definitiva de la plaza, la tómbola pasaría a la cercana plaza de la Virgen. La tómbola ocuparía este lugar entre 1948 y 1956.

En la embocadura de la calle del Mar, primera calle a mano derecha se encuentra la cárcel de San Vicente Mártir, uno de los lugares donde según la tradición estuvo preso el santo, y lo sacamos a colación ya que en el lugar aproximado donde hoy se sitúa la plaza de la Reina con el inicio de la calle del Mar, se situaba el pretorio romano y una de las puertas de acceso a la ciudad romana, la puerta Sucronensis o "Puerta del Júcar", aunque de estos extremos solo se guarda el recuerdo histórico sin que se haya podido verificar arqueológicamente. Si que está atestiguado que este punto conocido como plaza de la Figuera, era lugar común de ejecución de delincuentes y además, desde este mismo lugar arrancaba el barrio judío de la ciudad, barrio judío desaparecido en 1391 en un lamentable asalto que debería avergonzar a los valencianos.

Desde tiempos medievales, junto a la catedral y a los pies del Miguelete se situaba y se sitúa el mercado de la escuraeta, actividad al aire libre que todavía se monta una vez al año y cuya principal venta son artículos de barro y cocina.

Edificios destacables es el edificio Belda cuyos números de policía son el 1, el 2 y el 3, en cuya esquina con la calle de la Paz se situaba el Café El Siglo, de gran fama en toda la ciudad. En uno de sus bajos comerciales, en la fachada recayente a nuestra plaza se situó hasta 1984, las oficinas de las máquinas de coser Singer y más antiguamente hacia 1880 la confitería-pastelería de Eugenio Burriel Gisbert (* Valencia 1850 † Valencia 13-12-1908) conocida como la "Vienesa" y que según la tradición fue el lugar donde empezó a comercializarse en Valencia, el roscón de Reyes.

Otro edificio famoso es el "Edificio de la Isla de Cuba", rotulado con el número de policía 5. Este edificio se puede considerar uno los antecedentes de lo que hoy llamamos "Grandes Almacenes" y su promotor fue la familia Campoy. Su nombre obedece como no, a la isla de Cuba que por aquel entonces todavía no se había independizado. El edificio fue construido para Josefa Sancho por el maestro de obras Lucas García Cardona. Se caracteriza por la decoración a base de motivos cerámicos con representaciones de bacantes (danzarinas) al estilo neogriego. Mucho más tarde el edificio sería un comercio de material eléctrico, electrodomésticos, discos y vinilos con el nombre de "Viuda de Miguel Roca".

El edificio rotulado con el número 9 y que corresponde al lateral izquierdo de la famosa y antigua calle Zaragoza, se caracteriza por que en su centro se encuentra el "Pasaje Giner" que comunica la plaza con la calle del Miracle del Mocadoret. El nombre del pasaje obedece a que en este lugar se encontraba hasta no hace tantos años, el "Bazar Giner" con una amplia representación de artículos, siendo los juguetes, de las ventas más populares de este establecimiento. Enfrente de este edificio pero en el lado contrario de la plaza, en el edificio rotulado con el número 19 encontramos otro pasaje, este de peor gusto que comunica la plaza con la calle conocida como Cárcel de San Vicente Mártir.

El edificio que hace esquina con la calle Bordadores, tuvo polémica en su día, porque en el momento de su rehabilitación o más propiamente reconstrucción, se levantaron sendas voces en si debía levantarse de nuevo ocultando parte de la fachada de la catedral y sobre todo del Miguelete, o se debía dejar el espacio libre para tener una amplia perspectiva de la catedral. Al final se optó por levantar el edificio con las mismas características ya que con ello se respetaba en alguna medida la visión de la puerta de la catedral. Aquí conviene recordar que el aspecto un tanto extraño y cóncavo de la portada de la seo obedece no a un capricho del constructor, sino que frente a ella se situaba la ya muy citada calle de Zaragoza y que su fachada se tenía que acomodar a la anchura de la calle ya que desde la misma se accedía a la catedral y era necesario una visual completa de la portada.

El último edificio que vamos a comentar, el rotulado con el número 18 no tiene una historia especial, salvo que su arquitecto, fue Francisco Javier Goerlich Lleó, autor de numerosos edificios en la ciudad de Valencia y muy recordado por su planteamiento de urbanización central de la plaza del Ayuntamiento, con su famoso mercado de flores, conocida como la "Tortada de Goerlich".

Solo nos resta hacer algunos apuntes de comercios que han quedado en la memoria histórica de muchos valencianos, muchos de ellos situados en la ya mencionada calle Zaragoza: "Ferretería la barcelonesa", "El precio único", "Todo a 0,95" (antecedente del todo a 100), "Abanicos Colomina", "Frutería la perla del Turia", "Bar Chicote", "Librería Chiriella", "Papelería Matías Real", "Almacenes las columnas", "Peluquería El Buen Tono 1880" , "L. Crumiere Optico", "El diluvio" (tienda de abanicos japoneses, carteras y paraguas), "Casa Nicolás" (artículos de bellas artes), "Casa del aluminio", "Muebles Casa Janini", "Gran bazar de calzado lo inconcebible" en el entonces nº 19, cuyo propietario fue Bernardo Vidal y otros muchos que no mencionamos por desaparecidos. Hoy todo son horchaterías, bares, heladerías, comidas rápidas etc. Ya hemos comentado que la calle Zaragoza era la calle comercial por excelencia, sin embargo en la calle Campaneros también hubo algún comercio digno de destacar como fue la tienda de bordados "Bruna".

Edificios plaza de la Reina
Nº policía Nombre del edificio
Año construcción
Arquitecto
Plaza de la
Reina nº 1

FOTOS

Edificio Belda
Edificio de viviendas estilo ecléctico con fachada a la plaza de la Reina y a la calle del Mar, por donde tienen entrada las viviendas por el nº 2. Consta de planta baja, piso entresuelo, tres pisos altos y buhardilla. Este inmueble forma unidad compositiva y constructiva junto con los inmuebles contiguos. El edificio se levanta sobre el antiguo convento de santa Tecla.
1877

según catastro 1890
Antonio Martorell Trilles
Plaza de la
Reina nº 2

FOTOS

Edificio Belda
Edificio de viviendas de estilo ecléctico con fachada única a la plaza de la Reina. Consta de planta baja comercial, piso entresuelo, tres pisos altos y buhardilla. Este inmueble forma unidad compositiva y constructiva con los edificios que lo flanquean. El edificio se levanta sobre el antiguo convento de santa Tecla.
1878

según catastro 1890
Joaquín María Belda Ibáñez y maestros obras: Pascual Herrero Ripoll y Peregrin Mustieles Cano
Plaza de la
Reina nº 3

FOTOS

Edificio Belda
Edificio de viviendas de estilo ecléctico con fachadas a la plaza de la Reina, calle de la Paz y fachada trasera a la calle Luis Vives por donde tiene su entrada las viviendas por el nº 6. Consta de planta baja comercial, piso entresuelo, tres pisos altos y buhardilla. Este inmueble forma unidad compositiva y constructiva junto con los inmuebles contiguos. El edificio se levanta sobre el antiguo convento de santa Tecla.
1878

según catastro 1890
Joaquín María Belda Ibáñez maestros obras: Pascual Herrero Ripoll y Peregrin Mustieles Cano
Plaza de la
Reina nº 4

FOTOS
Todo parece indicar que esta fachada un tanto extraña al resto de las edificaciones, es la fachada trasera de su principal recayente a la calle de san Martín. Obviamente de nueva construcción, por sus formas lineales y acristalamiento. Consta de planta baja de uso comercial, piso entresuelo, tres pisos altos y gran terraza con vista a la plaza y a la calle del Mar.
según catastro 2002
Plaza de la
Reina nº 5

FOTOS
Edificio de estilo ecléctico con disposición en chaflán, construido a instancias de Josefa Sancho. Consta de planta baja, dos plantas entresuelo y tres plantas altas. Dispone de fachadas a la calle de San Vicente Mártir y plaza de la Reina (por donde tienen su entrada las viviendas). Es uno de los edificios más bonitos y emblemáticos de la ciudad, su decoración se desarrolla con grandes columnas de hierro fundido con capiteles corintios y fustes estriados en la planta baja, miradores de madera en los dos pisos altos de las fachadas laterales y frisos cerámicos con motivos helenísticos de bailarinas danzando. Se complementa todo el conjunto decorativo con pequeñas columnillas parteluces estriadas separando el espacio de los vanos, frisos y paneles cerámicos que se distribuyen por la fachada y pequeñas figurillas de cerámica como son el caduceo (símbolo del comercio). En la parte superior un gran alero de madera sustentando el tejado con su parte inferior decorado con un azulejos cerámicos policromados. Destaca el primer piso entresuelo por los grandes miradores en arco de medio punto, acristalados y abiertos a la calle, que son un perfecto mirador sobre la plaza de la Reina y la Catedral. El inmueble está declarado "Bien de relevancia local".

Es popularmente conocido con el nombre de "Almacenes la Isla de Cuba" por un establecimiento comercial dedicado a la venta de tejidos importados que se situaba en la planta baja y que cerró sus puertas definitivamente en los años 60 del siglo XX. Los propietarios de los almacenes eran los hermanos Juan y Emilio Campoy, que ya regentaban un local en este mismo emplazamiento antes de la construcción del edificio. Mas modernamente el edificio era conocido por "Viuda de Miguel Roca" por un establecimiento de discos vinilos muy famosos en la ciudad. Sin embargo su nombre oficial es "Edificio Monforte".

Edificio Sánchez de León. Frente a nuestro edificio encontramos un inmueble de similares características conocido como "Edificio Sánchez de León", también del arquitecto Lucas García Cardona. Este edificio aunque tiene su fachada mirando a la plaza de la Reina, su zaguán de entrada lo tiene en la calle san Vicente Mártir nº 2, y en esa calle lo veremos.
1895
Lucas García Cardona
A partir del nº 6 de la plaza, este costado estaba ocupado por la antigua y ya desaparecida calle de Zaragoza, una de las calles más emblemáticas de la ciudad y una de las más comerciales de su época. Desembocaba en la puerta de los Apóstoles de la catedral cuya peculiar forma cóncava era consecuencia de la estrechez de esta calle. Al abrirse la plaza de la Reina, esta calle desapareció del callejero y sus añejos comercios empezaron a cambiar, perdiéndose una de las calles más simpáticas de la ciudad.
Plaza de la
Reina nº 6

FOTOS
Se correspondía con el número 1 de la calle Zaragoza. Edificio de corte clasicista, con fachada principal a la plaza de la Reina y estrecha fachada lateral a la plaza de santa Catalina. Alza el edificio en planta baja de uso comercial, tres pisos altos y ático o desván. La fachada articula tres vanos por planta, los dos intermedios con balcones de balaustrada de hierro, mientras que los vanos del piso bajo cubierta son simples ventanales. En la planta baja encontramos un local que rotula: "Helados artesanos. Desde 1930".
1850

según catastro 1920
Plaza de la
Reina nº 7

FOTOS
Se correspondía con el número 3 de la calle Zaragoza. Edificio de corte clasicista, con única fachada a la plaza de la Reina. Consta de planta baja de uso comercial, piso entresuelo y tres pisos altos. La fachada se divide en tres cuerpos verticales ocupados por vanos con balaustradas de hierro, en el eje central los balcones se refuerzan con miradores de madera.
1850

según catastro 1880
Plaza de la
Reina nº 8

FOTOS
Se correspondía con el número 5 de la calle Zaragoza. Edificio de corte clasicista, con fachada única a la plaza de la Reina. Se alza en planta baja comercial y tres pisos altos. La fachada se dispone en tres ejes verticales de balcones, transformándose en el eje central en balcones miradores de madera.

En su bajo comercial se ubicó un establecimiento conocido como "Almacenes las Columnas" de grato recuerdo, en el mismo se exponían un gran surtido de alfombras y además se podía aprender a tejer tapices o bordar.
1860

según catastro 1998
Plaza de la
Reina nº 9

FOTOS

Pasaje Giner
Se correspondía con el número 7 de la calle Zaragoza. Edificio de gran tamaño con una imponente pero clásica fachada a la plaza de la Reina. Tiene también fachada trasera a la plaza del Miracle del mocadoret. En su eje central hay un "pasaje" conocido como "Pasaje Giner" que une la plaza del Miracle del mocadoret con la plaza objeto de este estudio. La fachada recayente a nuestra plaza consta de planta baja para uso comercial, altillo sobreelevado y tres pisos altos. La entrada/salida del pasaje se encuentra abierto en arco de medio punto, flanqueado a su vez por otros dos más, idénticos. A ambos lados tres ejes de acceso a los locales comerciales. Esta misma estructura de vanos se distribuye en los niveles superiores a base de balcones con balaustradas de hierro. La entrada a las viviendas se realiza por el interior del pasaje.

El pasaje Giner toma su nombre de una antigua tienda (entonces se llamaba de quincallería) propiedad de Vicente Giner y que posteriormente al hacerse cargo del negocio su viuda pasaría a denominarse "Bazar Giner". En esta tienda se vendía un poco de todo, aunque era especialmente famosa por la venta de juguetería, especialmente durante las visitas de los Reyes Magos de Oriente. Se desconoce la fecha de apertura de este bazar pero las fechas rondan entre 1830 y 1850. Al cerrar este establecimiento los locales fueron ocupados por una empresa de telas y tejidos de fallera, conocida como "Almacenes España" que cerró sus puertas en este lugar en 2013. Destacar que estos almacenes sufrieron un grave incendio en marzo de 1980.
1830

según catastro 1987
Plaza de la
Reina nº 10

FOTOS
Se correspondía con el número 9 de la calle Zaragoza. Edificio de estilo ecléctico, con fachada posterior a la calle Verónica y a la plaza del Miracle del mocadoret. La fachada que recae a nuestra plaza, se levanta en planta baja y cuatro pisos altos. Destaca el balcón corrido del segundo piso y el artístico trabajo de fundición de las balaustradas de los balcones.
1900

según catastro rehabilitación integral 2003
Plaza de la
Reina nº 11

FOTOS
Se correspondía con el número 11 de la calle Zaragoza. Su fachada venía a coincidir con la ya desaparecida calle Borriol que cortaba perpendicularmente la plaza. Edificio levantado con formas clasicistas, con fachada a la plaza de la Reina y a la calle Verónica, por donde tienen entrada las viviendas por el zaguán nº 10. La fachada principal alza una planta baja comercial, un piso entresuelo y tres pisos altos.
1880

según catastro 1890
Plaza de la
Reina nº 12

FOTOS
Edificio con fachada principal a la plaza de la Reina, fachada lateral a la calle Correjería y trasera a la calle Verónica. La entrada a las viviendas se realiza por la propia plaza. Consta su alzado de planta baja comercial, garaje comunitario y cuatro pisos altos. Destaca por los dos ejes de balcones miradores (de color blanco) que se abren en los extremos de la fachada.
según catastro 2000
Plaza de la
Reina nº 13

NO EXISTE
Plaza de la
Reina nº 14

NO EXISTE
Plaza de la
Reina nº 15 y 16

FOTOS
Edificio cuya parcela ocupa la totalidad de la manzana por la unión de varios inmuebles. Es por ello que tiene el lujo de corresponderle dos números de policía. El inmueble recayente a la plaza tiene formas clasicistas con fachadas a la plaza de la Reina, calle Correjería y calle Bordadores, por donde tienen su entrada las viviendas por el nº 10. El edificio fue totalmente reconstruido en 2002 no sin cierta polémica, ya que visualmente tapa parte de la Catedral y del Miguelete. Finalmente se decidió su rehabilitación y no demolición, atendiendo a que el edificio dada su antigüedad era anterior a la apertura de la plaza.

El edificio se levanta en planta baja comercial y tres pisos altos. En total y mirando a la plaza dispone de cuatro locales comerciales. En dos de sus bajos comerciales se conserva la entrada con una decoración de madera de estilo romántico. Otro comercio también con fachada de madera se sitúa en la esquina con la calle de Bordadores donde tiene su fachada principal, aunque conserva como fachada lateral, la que mira a nuestra plaza. Los pisos altos se resuelven con cinco ejes de balcones de hierro, destacando el balcón corrido de su piso principal.
1850/ 1890

según catastro 2002
En este inmueble finalizaba la destacada y comercial calle Zaragoza, siendo como ya hemos comentado todos estos edificios, parte de la citada calle, hoy desaparecida por apertura de la nueva plaza. En este lugar finalizaba la calle y aparecía imponente la portada barroca de la Catedral, con su peculiar forma cóncava que de alguna manera jugaba con el ancho de la calle que la enfrentaba.
Plaza de la
Reina nº 17

Plaza de la
Reina nº 18
FOTOS

Edificio Hermanos Molina Casanova
Consta de planta baja comercial y seis pisos altos. Con fachada principal a la plaza de la Reina y lateral a la calle Cabillers. Destaca su fachada principal por el contraste entre el color rojizo del ladrillo cara vista y el color claro del resto de la fachada. Sobre la azotea de la fachada toda una serie de pináculos de carácter decorativo.

En uno de sus bajos encontramos un local comercial dedicado a la venta de guantes y abanicos, en el local un anuncio dice: "Piqueras guantes y abanicos. Desde 1886". Esta empresa nació en 1886 con el nombre comercial de "Guantes Camps". Su fundador había sido Francisco Camps, uno de sus descendientes abrió una tienda en la desaparecida calle Campaners nº 4 antes de la apertura de la plaza. Su actividad era la fabricación y venta de guantes. Al fallecer su propietario, en 1949 la tienda se traspasa a una de las empleadas: Antonia Mulas Diaz y de esta a dos de sus hijas, que son las que regentan el actual comercio. En 1967 la antigua tienda se traslada a este nuevo emplazamiento y pasa a denominarse: "Guantes Piqueras". En este local existía como reclamo publicitario una gran mano de madera enguantada conocida como "la manota", robada en un par de ocasiones, un día ya no se volvió a reponer.
1954
Javier Goerlich Lleó
Plaza de la
Reina nº 19

Edificio Reina
Edificio con fachada principal a la plaza de la Reina y fachada lateral a la calle Cabillers. Sobre un eje vertical central remarcado por un pequeño remate a la altura de la azotea, se sitúa en la planta baja la entrada al edificio. Flanqueando este cuerpo central otros cuatro cuerpos, los dos más cercanos al central resueltos con balcones, los dos de los extremos, con ventanas simples adinteladas. En la planta baja del cuerpo situado mas a la derecha y haciendo pared con el edificio contiguo, se abre a la plaza un pasaje (sin caracter comercial) que une la plaza de la Reina con la calle Avellanas. Es conocido como "Pasaje de San Vicente", pues en una pequeña calle conocida como "Cárcel de San Vicente Mártir" se halla según la tradición una de las cárceles del santo.

El inmueble en alzado tiene distintas características según los cuerpos que tratamos, así mientras en los tres cuerpos centrales, el edificio se alza en planta baja comercial, piso entresuelo y tres pisos altos, con balcones y los centrales con miradores; los cuerpos de los extremos sustituyen el piso entresuelo por una planta piso, lo que hace que estos tengan cuatro pisos altos y que la apertura de vanos sean con ventanales.
según catastro 1988
Plaza de la
Reina nº 20


Edificio Rius
FOTOS
Edificio de viviendas de estilo modernista encargo de Carolina Rius. Consta de planta baja comercial con piso entresuelo y tres pisos altos. Tiene fachadas a la plaza de la Reina y trasera a la calle Cárcel de San Vicente. La única decoración destacable en su fachada, es la que se sitúa en el piso entresuelo con tondos o medallones (vacíos) con adornos de guirnaldas. También las ménsulas de sujeción de los balcones. Destaca al balcón corrido del piso principal. El edificio fue rehabilitado hacia 1994 y su parcela quedó unida al edificio contiguo nº 21.
1914
Javier Goerlich Lleó
Plaza de la
Reina nº 21
Edificio que forma conjunto con su contiguo el nº 20. Este edificio tiene fachadas a la plaza de la Reina, la calle del Mar y la calle Cárcel de San Vicente. Consta de planta baja comercial con piso entresuelo y tres pisos altos. De estructura moderna (siglo XXI), queda sin embargo unido incomprensiblemente a su contigua edificación de principios del siglo XX.


La Plaza de la Reina en el recuerdo